martes, mayo 24, 2011

Adios, fotos.



Ya tengo que ir pensando en el día en que meteré todos mis enseres en cajas, para dejar libre mi habitación durante el verano, en que estaré en mi diócesis.

Meter en cajas todo, es como meter tu vida entera. ¿Qué necesita un ser humano durante un año entero? Pues la verdad es que muchos pequeños objetos, muchos. Cosas diminutas, pero necesarias. Desde una goma de borrar, pasando por el cargador de la máquina de afeitar, calcetines de invierno, una báscula, un largo etcétera.

Eso sí, hago propósito de desechar para siempre todo aquello que no haya usado durante un año. Hay que aligerar el peso de las cosas con las que nos movemos en la vida. Ya veresmo en qué queda este sano propósito tantas veces formulado.

Reconozco que en el collegio hay un residente al que le tengo una envidia increíble. Entras en su habitación y el orden que reina en ella es admirable. Todo plegado, todo en cajas, todo en su sitio. No sé cómo se las arregla para que siempre no haya nada fuera de su sitio. No es broma que voy a llamar a su puerta para pedirle consejo: Enséñame, por favor. He creído que yo mismo me las podía arreglar, pero necesito que me enseñes, ¿Cómo logras esto? ¿Hay alguna técnica? ¿Hay algo que yo no sepa?

Eso sí, al lado de las habitaciones de ciertos solterones laicos, mi habitación es un remanso de orden. Hay casas en las que para poner orden lo primero que habría que hacer es prender una hoguera en el jardín.

14 comentarios:

  1. Padre: ya paso otro año? No lo puedo creer? Si, si, ya se acerca el verano... Aqui hay tornados por doquier. Que el Señor nos mire con misericordia... Que nos impida quejarnos de nada, porque todo lo tenemos. Pobre gente en Missouri, en Colombia, en Mississippi, en Japon... Todavia y a los de Haiti no hay quien les solucione nada.

    Amiguitos del blog: oremos siempre, los unos por los otros. Ustedes por mi y yo por ustedes. Amen.

    Rocio

    ResponderEliminar
  2. Hola Rocío!!!... yo estoy orando todos los días por todos los que escriben aquí... y los recuerdo especialmente durante la misa.

    Encomendémonos a la protección de María que es el Auxilio de los Cristianos para que en todo obremos, pensemos y sintamos sólo lo que Dios disponga en su perfecta Voluntad!!!...

    Padre... yo paso lo de la mudanza... ya no recuerdo la cantidad de veces que he puesto en cajas y bolsas las cosas!!!!... y peor... las he tenido que sacar!!!!... ÉXITOS EN ESA TAREA!!!

    Ya le diré yo lo que es prender fuego para poner en orden la casa... jajajaja...

    Besos y abrazos a todos!!!!...

    ResponderEliminar
  3. Ya que la cosa va de orden y limpieza, y como en cierto modo la condición de sacerdote es asimilable a la de soltero, recomiendo Cómo tener la casa como un cerdo (Guía doméstica del perfecto soltero) de J. P. O'Rourke.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:07 a. m.

    Las maa , el latin, ... son lenguajes logicos estructurados. Una mente ordenada usa esos lenguajes. No se. Semiotica ... no se ya no me acuerdo que ciencia era.

    Buenas noches

    Angel

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:08 a. m.

    donde pone maa son matematicas

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:24 a. m.

    Los ritmos biologicos, la costumbre, .... tb tenemos un relog biologico en el cuerpo y cuando se cambia el ritmo , por ejemplo yo que me acabo de desvelar. Lo bueno es acostarse pronto, sobre las 11. Si se retrasa esa hora uno se desvela. Se rompe el orden biologico del cuerpo. Algo parecido pasa con mente y alma.

    La ciencia a la que me referia antes no me acuerdo, tendria que hablarlo con mi madre que es de Filologia Hispanica

    Angel

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1:25 a. m.

    Para volver a restaurar el orden una vez alterado hay que currarselo un poco :)

    ResponderEliminar
  8. El orden tiene una función, que es sacar el máximo rendimiento posible al esfuerzo; si no fuera por eso, no sería tan necesario. Un ordenado puede sacar los mismos resultados que un desordenado sin esforzarse tanto como él. Pero hay un inconveniente: el desorden es creativo, y el orden es más bien estéril. Quien quiera investigar, tiene que saber sumergirse en las aguas del desorden para poder pescar alguna pieza asombrosa o descubrir algo. Los que hemos investigado lo sabemos; sin embargo el precio a pagar no es poco: esforzarse demasiado, poner cara avinagrada y perder mucho tiempo en vano.

    ResponderEliminar
  9. Por demás, la batalla del orden contra el desorden parece la de Alonso Quijano contra el mundo. Siempre termina rodando por los suelos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8:34 a. m.

    El orden viene del Creador

    Angel

    ResponderEliminar
  11. Javier Saumell9:34 a. m.

    Más que orden yo le llamaría rutina. Como con los niños, y como saben bien los educadores infantiles, generar rutinas positivas es algo básico y que forma parte de la educación. Y esto deben traerlo "de casa", a base de constancia, paciencia y repetición.
    El que/como/cuando: saludar, dar las gracias, lavarse, vestirse, ordenar sus cosas, comer, acostarse, levantarse....
    Y eso con MODELO, el de los padres. Si no hay modelo, malo. Y muchas veces no hay modelo.
    En realidad estas cosas tienen que ver con la civilización, y la primera regla es aprender que no todo el monte es orégano y que somos animales sociales que no podemos ir por el mundo haciendo lo que nos da la gana.

    Si a los cuatro/cinco años no lo has interiorizado tendrás un problema, y los demás todavía más.

    Internet -por ejemplo- está plagado de tipos y tipas que se creen los reyes del mambo, insultando al primero que le discuta algo y menospreciando al distinto, y todo porque no hubo alguien que le enseñase en su dia que había también que limpiarse los dientes al levantarse.

    Saludos,
    Javier

    ResponderEliminar
  12. De manera nuy simplista, las personas ordenadas son de ciencias y las personas desordenadas son de letras.

    De manera muy generalista, intuyo que la juventud de hoy es desordenada ya sea de ciencias o de letras.

    O son desordenados porque no son de ciencias ni de letras.

    ja,ja,ja me estoy haciendo mayor.

    ResponderEliminar
  13. Sí, ROCÍO, se acerca el verano, el tiempo de los cortes de digestión, de las insolaciones, quemaduras solares, robo de carteras mientras uno se está bañando, calor insoportable, atascos, intoxicaciones, etc, etc.

    Para que veas lo que nos puede aportar la vida, vista con mal rollo.

    Nada, nada, a ser optimistas. Pensemos que si el mundo ha de explotar, que al menos no le salpique a uno. Hemos de tener un optimismo perpetuo, y ya veréis que felices seremos.

    ResponderEliminar
  14. jajajja... me encantó tu frase optimista PACO!!!...

    Espero que hayas teniendo un FELIZ DÍA!!!...

    En el tema del orden... estuve pensando... si en todo hay que ser equilibrados... cómo deberíamos ser para ser equilibrados entre el orden y el desorden???... jajajjaja.. buena pregunta... seguiré meditando... creo que ser medio ordenada y medio desordenada es el equilibrio perfecto... jajjaja... o hay que ser taaannnn meticulosos con el orden para ser equilibrados???... mmmmm... recuerden que soy una mujer pensando... jajajaja... aunque también pienso que el desorden del interior se refleja en el entorno... bueno... puedo sacar infinidad de conclusiones, así que no continúo.

    FELIZ NOCHE PARA LOS QUE ESTÁN DEL OTRO LADO DEL OCÉANO!!!...

    ResponderEliminar