martes, mayo 17, 2011

El anarquismo según Fortea



Lo de las manifestaciones contra el actual sistema de cosas no estarían mal, si no fuera porque esas manifestaciones se las apoderan los anarquistas. Que hay que reformar el sistema político, estamos de acuerdo. Que hay que reformar la economía, estamos de acuerdo. Que esas manifestaciones son para mayor gloria y loor del anarquismo, también estamos de acuerdo. Y claro, en eso, no estamos de acuerdo.

Si algo nos enseña la Historia, es que las únicas revoluciones que tienen éxito, son aquellas promovidas por una élite pensante que, en el momento justo, se hace (como quien no quiere la cosa) con las riendas del Poder. Eso es así.

Y es así, porque la revolución completamente antisistema al final haría que todo acabara no como el Pueblo Pitufo,sino como Mad Max I, II y III. Después de hojear un poco los libros de historia, se llega a la conclusión de que es mejor un gobernante ineficaz y corrupto, que una revolución (la que sea) en estado puro. Por eso los políticos lo harán mejor o peor, pero son necesarios. No hay ningún regimen que haya funcionado sin política, es decir, administración y sólo administración. La política es como la mermelada. La rebanada sola de pan tostado no funciona. La gente necesita política. Es como el futbol los domingos. Por eso es ingenuo que los anarquistas quieran acabar con los políticos, cuado ellos mismos no hacen otra cosa que hacer política.

La otra cosa con la que quieren acabar es con los banqueros. Si lo otro era bendita ingenuidad, esto ya es santa ingenuidad. Se deben pensar que los fajos de billetes están aprisionados en cámaras acorazadas esperando a que los liberen. Claro, sólo hay que liberarlos y ya todos seremos ricos. Pobres fajos, están allí, tristes, solos. Cuando esos fajos de billetes lo que quieren es ser gastados. Pero no, el banquero sólo quiere amontonar más y más de esos fajos en sus cámaras subterráneas que se abren con unas ruedas giratorias como los timones de los barcos.

Bueno, no pasa nada. esos antisistema a las diez de la noche están en casa para no perderse la serie de television, su madre les hace cena (viven en casa de sus padres) y tras zamparse una hamburguesa juegan a la Play Station un rato antes de acostarse a las tantas después de perder el rato con el dichoso Facebook. Sí, revolucionarios-revolucionarios como los de Dr. Zivago ya no quedan. Pero no nos engañemos, estos nos pueden dar un susto cualquier día. Porque a cien de estos los hacen corren los antidisturbios, pero a mil no es tan fácil. Y a diez mil no se les puede hacer correr.


Diez mil de estos comedores de yogurt y croisanes nos pueden dar un disgusto gordo. Es más, antes o después nos lo darán. Estoy seguro. Lo malo es que les dará por quemar alguna que otra iglesia en medio de todo el asunto. Las masas no aprenden. Nunca aprenden. Siempre viven en ese estado de eterna ignorancia. Los mismos errores cada siglo.

1 comentario:

  1. Si Acaban con los Liderazgos, siempre Habrá alguien que tome ese Hueco, por eso el anarquismo no tiene futuro, es mas un asunto poético que funcional.

    es Urgente una Organización de Masas encabezada por Un Pensamiento Ideológico y Un Programa de Cambios y Esquemas Fríamente Definido... de otro modo, estas protestas que han habido, no tienen razón de ser... este siglo está gestando una oposición carente de poderío Ideológico que unifique y encause las diversas causas y denuncias en el Mundo...

    ResponderEliminar