lunes, noviembre 21, 2011

Historia del Mundo Angélico. 1ª Parte

Dirigirse a
http://blogdelpadrefortea.blogspot.com/2011/11/historia-del-mundo-angelico-2-parte.html

155 comentarios:

  1. Los Ángeles, Arcángeles, etc, son pensamientos y sentimientos de Dios, así los creó.

    Ahora bien, cada pensamiento y sentimiento siguió con el proceso de pensamiento y así tomaron

    vida propia por así decirlo, no olvidemos que son creaciones de Dios.


    Creó 9 jerarquías, según la complejidad de cada pensamiento y sentimiento.

    ¿Por qué nueve?

    Porque es el único número que se da vuelta y forma otro. De allí nacieron los "malignos".

    Es decir la dualidad, Dios, el bien y el mal, porque Dios es todo, la totalidad, sólo que formó criaturas
    personales a través de sus pensamientos y sentimientos.

    La diferencia entre el nueve y el seis es tres. La Santísima Trinidad, ¿se entiende?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:06 p. m.

    Discrepo totalmente de ti, Tomasín.
    Reconozco que ha despertado mi interés, Don Forty.
    Seguiremos leyendo.
    Un buen aperitivo.
    Salve.

    ResponderEliminar
  3. ¡Uh! que historia tan bonita y tan bien contada. Me lo he pasado en grande leyéndola.
    ¿Habrá muchas más de este estilo? Lo espero.

    Feliz tarde para todos.

    ResponderEliminar
  4. Ah otra cosa, ya existía la noción del tiempo pues lo infinito supone una noción de tiempo...

    ...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:25 p. m.

    Me lo imagino todo como en una pelicula en el que se anuncia en el principio cuando la creacion, esta es la historia del cielo y la tierra cuando fueron creados, la pena es que hay gente que dice, si pero nadie estuvo allí, no sabemos lo que pasó,

    MONSE

    ResponderEliminar
  6. mmmm... ya me gusta... jajaja.. bonito... tengo una mente tan gráfica o no sé cómo se llama a eso... pero es como que lo que estoy leyendo lo 'vivo'... pero vivir en el amplio sentido... sentir, ver, gustar, experimentar...

    Pero creo que esta serie me generará algún tipo de ansiedad... mientras no me de por comer chocolates... todo bien.. todo bien!!!... chocolates... PASO!!!

    Gracias Tannhäuser por el consejo del libro... voy a ver cuándo puedo leer... tanto me gusta leer pero no me queda tiempo para eso... :( me la paso entre el trabajo, mi casa y el servicio en la iglesia... pero algún día podré leerlo... (eso espero) si es Voluntad de Dios, claro!!!... creo que por el momento no es que lea demasiado, sino que trabaje más por su Reino!! es que tengo que aprovechar la fortaleza que todavía le quedan a los años... jajajaj...

    Besos y abrazos a todos... Dios los bendiga abundantemente con PAZ Y AMOR!!!

    ResponderEliminar
  7. Por una vez, estoy de acuerdo con Infinito de Palabra, aunque no sólo los ángeles, sino cada criatura creada, es un pensamiento de Dios, fruto de su amor.

    Las criaturas somos, como decía Santa Teresa, besos que Dios da a la nada, pensamientos de Dios a los que éste confiere y conserva, por simple amor, la existencia.

    En lo que ya discrepo de Mr. Infinito es en la referencia maniquea sobre la pretendida dualidad de Dios. Santo Tomás ya dió solución hace 900 años al problema de la existencia del mal que no es otra cosa que la ausencia de bien; el mal carece de entidad.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:06 p. m.

    Dios se lo tuvo que contar al ángel que narra la crónica, puesto que no había quien contemplara a Dios y el instante de la creación. El ángel es Gabriel, o quien se dice fue el ángel más bello y ahora enemigo?

    ResponderEliminar
  9. Tampoco se olvide que Dios Padre nos creó a su imagen y semejanza, por lo tanto su imagen de Dios está distorsionada a mi entender.


    Relea el Apocalipsis de San Juan... ahí nos da una imagen de Dios Padre...

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6:25 p. m.

    En cuanto a lo de la dualidad, "Bien" y "Mal" son atributos no entidades. "Dios es Dios" y por lo tanto plenísima bondad. El ángel del cuento no vió la creación de los ángeles no solamente porque no existía sinó porque no tienen ojos. Aún así la inteligencia del angel más tonto de todos es mayor que todas las ciencias humanas y en su entendimiento puede saber como Dios creó a los ángeles. Por último Dios también se los pudo revelar. En estos momentos estoy leyendo el libro "Noveno" de la Decalogía que escribió el Padre Fortea. Les recomiendo que lean todas las novelas de esa obra, están muy buenas!! Saludos
    JOSÉ DE PEDRO desde Santa Fe - Argentina

    ResponderEliminar
  11. Pe Jota, intrépido reportero6:49 p. m.

    LUNES:

    Lo cojo.
    LUZ.
    En un instante del no-tiempo surge una VOZ desde el interior de la ESFERA, la voz dice HAGASE y se produce un estallido de LUZ desde el interior de la esfera hacia afuera.

    ResponderEliminar
  12. Eso de que toda criatura es un pensamiento de Dios... bueno, sí, pero es que no es lo mismo un pensamiento divino que uno humano, quiero decir, no simplemente que el pensamiento divino sea más amplio o más clarividente o de otra calidad. No. Es que es, sustancialmente, otra cosa. Y eso es hasta tal punto así, que en Dios coincide voluntad y entendimiento. Y, de todas maneras, lo de la creación sigue siendo un misterio. No podemos saber qué son esos pensamientos ni cómo son ni qué proceso hay para que tomen "vida propia".

    En cuanto a lo del único número que se da la vuelta y que se convierte de ángel bueno en malo, no sé qué decir. La numeración arábiga no es la única que existe y los hebreos, egipicios, griegos, romanos y otros pueblos utilizaban otras numeraciones. Con lo que eso del seis que se convierte en nueve, sólo vale para la arábiga, que proviene, en realidad de la India. Y, que yo sepa, no hubo ningún contacto entre el pueblo hebreo y la India.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo6:51 p. m.

    cómo estás?

    ResponderEliminar
  14. A pesar de que Dios sí que tiene derechos de autor, pues es Señor de Cielos y Tierra, no necesita recurrir a la SGAE.

    ResponderEliminar
  15. Que dificil es explicar "el tiempo" de Dios.
    El nada antes que Él.
    Buen approach.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo6:56 p. m.

    estas ahi?

    ResponderEliminar
  17. Anónimo7:04 p. m.

    q te he hecho?

    ResponderEliminar
  18. Anónimo7:05 p. m.

    no te das cuenta q pretende ,nuevamente,jugar contigo?

    ResponderEliminar
  19. Anónimo7:11 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=FCH5Rfnpg4w&feature=related

    ResponderEliminar
  20. Anónimo7:18 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=7EreNb319-Y&feature=related

    ResponderEliminar
  21. Anónimo7:20 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=AtKwv0S_pik

    ResponderEliminar
  22. Anónimo7:24 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=zapm-ZpwhTM

    ResponderEliminar
  23. Anónimo7:26 p. m.

    cuando se mueva lo q supuestamente se tiene q mover,transmítelo si así son tus deseos.feliz año 2o12.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo7:26 p. m.

    ah se me olvidaba!!!!

    ResponderEliminar
  25. Anónimo7:28 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=VCGJc9zGPVo

    ResponderEliminar
  26. Anónimo7:29 p. m.

    Adios,Amor

    ResponderEliminar
  27. Anónimo7:33 p. m.

    te conozco + q tú!!!,disfruta de tu sacerdocio si es q puedes,claro!!

    ResponderEliminar
  28. Anónimo7:37 p. m.

    Me doy cuenta de lo desocupada y vacía que está la gente cuando tienen que recurrír a meterse en un blog católico nada mas que para decír tonterías. Hacen falta muchos voluntarios en diferentes instituciones que hacen el bién a muchas personas. Animaros

    ResponderEliminar
  29. Muy bien narrado. Se me ha hecho muy corto. ¿Hágase? ¿No empezaremos con la luz o el universo? Me parece que Dios creó a los ángeles antes que al mundo pero no estoy seguro; repasaré el Génesis.
    Muy acertado en lo de que no había tiempo porque el tiempo en nuestro universo existe debido a que se expande pero es relativo y para un fotón no existe. Esta partícula no tiene masa ni tiempo. Antes de la existencia del universo y allí a donde vamos a ir cuando palmemos no existía ni existirá el tiempo ya que el tiempo precisa de masa para existir y es por esto que Dios está en todo tiempo tanto futuro como pasado y presente al mismo tiempo valgan tantas redundancias temporales. La Eternidad no puede resultar agobiante porque el concepto de tiempo no existirá en el más allá, no habrá un antes y un después. Esto esta demostrado en Física pero nos es de muy difícil comprensión porque vivimos el tiempo de continuo. Se me hace tarde.
    Felicidad y salud para todos.

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. el conmovido9:13 p. m.

    José Luis, santo y católico, estás pidiendo a gritos hacer llegar tu mensaje una y otra vez a las almas de este blog. Grita al cielo como una obra de misericordia.

    Todo lo que dices me inspira y me conmueve enormemente. Yo no soy como esos “ viciosos hijos de perdición” ociosos ellos ay¡ e irrespetuosos “de los derechos de Cristo”, sí, es que hay que ver el peligro que corren de perder sus almas. No, yo sólo vengo aquí con el deseo irrefrenable de que tu mensaje se fije indeleblemente en las neuronas de los que no han conocido y vivido el Evangelio como tú lo has hecho. Te leo y te leo y no me canso de la sabiduría que derraman tus palabras. Por eso, sintiéndome un instrumento de esa sabiduría y haciendo eco de tu celo apostólico y de tu bondadosa, misericordiosa y purísima voluntad predicadora, te copio una y mil veces. Y aunque ya sé que tu humildad sin límites reprobará tal acción, en el fondo sabes que esto es por el bien de las muchísimas almas irredentas que se pasean por este blog.

    Entonces prosigo....

    ResponderEliminar
  32. Anónimo9:14 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  33. Anónimo9:14 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  34. Anónimo9:14 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  35. Anónimo9:14 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  36. Anónimo9:14 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  37. Anónimo9:15 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  38. Anónimo9:15 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  39. Anónimo9:15 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  40. Anónimo9:15 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  41. Anónimo9:15 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  42. Anónimo9:16 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  43. Anónimo9:16 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  44. Anónimo9:16 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  45. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  46. Anónimo9:16 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  47. Anónimo9:16 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  48. Anónimo9:17 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  49. Anónimo9:17 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  50. Anónimo9:17 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  51. Anónimo9:17 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  52. Anónimo9:17 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  53. Anónimo9:17 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  54. Anónimo9:17 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  55. Anónimo9:18 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  56. Anónimo9:18 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  57. Anónimo9:18 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  58. Anónimo9:18 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  59. Anónimo9:18 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  60. Anónimo9:18 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  61. Anónimo9:18 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  62. Anónimo9:19 p. m.

    5 más y ya

    ResponderEliminar
  63. Anónimo9:19 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  64. Anónimo9:19 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  65. Anónimo9:19 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  66. Anónimo9:19 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  67. Anónimo9:19 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  68. Anónimo9:20 p. m.

    Bueno hasta los 80

    ResponderEliminar
  69. Ma.Holanda9:20 p. m.

    HERMOSO COMENTARIO PADRE.

    SEGUN EL EVANGELIO DE JUAN 1.18
    DICE QUE A DIOS NADIE LO HA VISTO
    SOLO SU HIJO JESUCRISTO QUE ESTA EN EL SENO DEL PADRE .Y EL LO HA CONTADO.
    DIOS SE HA EXPRESADO EL MISMO DE LA MANERA MAS CLARA EN JESUCRISTO QUE ES LA
    INTELIGENCIA SUPREMA.O SEA.N.S.JESUCRISTO HA CONTADO LAS MARAVILLAS DE LA CREACION.

    ResponderEliminar
  70. Anónimo9:20 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  71. Anónimo9:20 p. m.

    ¿5 más?
    Bueno

    ResponderEliminar
  72. Anónimo9:20 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  73. Anónimo9:21 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  74. Anónimo9:21 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  75. Anónimo9:21 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  76. Anónimo9:21 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  77. Anónimo9:25 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  78. Anónimo9:25 p. m.

    José Luis, el santo católico y muy apostólico dijo:
    Vayamos por parte:

    1. Estamos en un tiempo en que se ha perdido el sentido del pecado, hay personas que no reconocen hasta que punto ofende al Señor, llegan a comulgar en pecado mortal, y se siente tranquilo.

    2. Este blog pertenece a un sacerdote, que es fiel a la Iglesia Católica, y por eso, no debemos arrojar suciedades como comentarios, la soberbia, la hipocresía, los desvaríos de algunos comentarios, no, no soy el guardian, pero entro aquí y no me dedico a expresiones que tanto ofende al Señor.

    3. Lo del nick, en principio no sabía que título quería poner en mi blog, pero lo único que se me ocurrió es decir la verdad, que la Iglesia es Santa y Católica. Me dice usted que estoy chiflado, sobresaliente. Estoy chiflado por la Iglesia, por el Evangelio, por nuestro Señor Jesucristo, a pesar de mis debilidades, ya que soy uno más entre los pecadores.

    ¿Qué soy como los demás hombres? Exactamente, soy como los demás hombres que se dedican a defender los derechos de Cristo, eso sí, con misericordia y respeto, pues se me ha acusado de que he faltado a la Misericordia. Nuestros pecados siempre atenta contra la Misericordia de Dios, también contra nuestros hermanos y hermana.

    Una cosa es cierta, que yo no sería más que un vicioso y abominable hijo de perdición, si entro en un blog de algún sacerdote, que lo único que le interesa es anunciar a Cristo con los sentimientos de la Iglesia Católica, y me dedico una y cientos de veces y para ocultar también comentarios de personas que aman a Cristo y a la Iglesia, con mis interminables mensajes repetidos, lo que es claro que estaría causando que no estoy bien de la cabeza, que necesito que me ingrese en el psiquiatrico, pero ni aún allí puedo curarme. Por eso, debo respetar los comentarios de esos cristianos, que necesitamos aprender de ello, cuando acompaña al post del padre Fortea, por sus testimonios y reflexiones muy interesante. Si hacemos cientos de veces las mismas tonterías, pues es que cansa, y se ofende al Señor. Y no debemos pecar en ningún sentido.

    Es el problema de personas que están vacías de Dios, y necesitan que otros le hagan caso, pero no soportan ni la corrección fraterna, sino que en su confusión, ya lo toma como si se le está juzgando, no quieren abrir su corazón a Dios como bien se nota en la mayoría de los comentarios tan repetidos, esas cosas no la escriben nadie que tenga buen uso de razón.

    Por muchos que aprendan, son incapaces de aprender. Y todo esto guiándome con las Sagradas Escrituras, dice que los ociosos son charlatanes, dice también San Pablo, que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad. (Medítese la Epístola de San Pablo a Timoteo).

    Si tan listos algunos comentarios que pretenden ser ¿cómo es posible que no se hayan dado cuenta de lo que Cristo nos pide, por medio de la Iglesia Santa, por medio de tantas personas sacerdotes religiosos, y no sacerdotes, lo que menos le interesan son las reflexiones que han leído, pero que no maduran en la fe, ni en el amor de Cristo, su ociosidad se lo impide, arriésgándose a perder su alma para siempre.

    Hay personas que comprenden estas cosas, pero hay otras, que por su ociosidad son incapaces, en vez de buscar a Cristo, se buscan así mismo.

    Bernabé Philstrup yo no vengo a apropiarme de este blog, pues los cientos de comentarios anónimos, tan repetitivos y enfermizos no son mío. Por Cristo doy mi nombre y no me escondo tras el anónimato. Usted al menos se supone que ha dicho la verdad al escribir un nombre. Un anónimo también puede falsear un nombre.

    ResponderEliminar
  79. Anónimo9:27 p. m.

    oojalá yo soñara con una cosa tan bonita como estas, y no tener sueños desagradable que me habla una voz oscura a veces, pero no veo imagen ninguna, me despierto sobresaltá

    tambien he tenido sueños bonitos en que me veia dibujos animados

    ResponderEliminar
  80. Flip petit9:32 p. m.

    A mi me han contado que los angelitos ayudan a los niños pequeñitos, a los grandes, y si les rezan mucho mucho incluso hay gente que tiene el don de ángeles.

    ¡Qué bonito!


    Flip, flip

    ResponderEliminar
  81. Anónimo9:34 p. m.

    REZO CASI TODAS LAS NOCHES,

    ResponderEliminar
  82. ¡¡¡¡Ay Padre que bonito, me ha dejado con los dientes largos!!!! n__n Quiero masssssssss.
    Ya estoy deseando que publique el siguiente post.
    Mis mas sinceras felicitaciones, porque es asi como pasó, si señor que lindoooooooo.n____n

    ResponderEliminar
  83. José Luis, opino que esta siendo muy intransigente.
    La sabiduría y la providencia de Dios son insondables.

    ResponderEliminar
  84. Anónimo9:51 p. m.

    Que poca vergueza y mucho tiempo libre y ganas de tocarse los hue_¨^^* tiene el que el otro dia le hizo burla a c de catolica copiando su texto y pegandolo 68 veces y ahora este mismo sujeto/a creo que es tio hace lo mismo con La Iglesia es Santa y Catolica ya lo pagaraa¿sabes? Y mira que te diga nene¡ Si estas loco vete a un psiquiatra!Y si lo que tienes es que estás endemoniado pide cita en tu diocesis con el exorcista de tu ciudad.Que poquísima humanida,verguemza,educación,y de todo tienes.En vez de gastar el tiempo faltanoel respeto a lagente vete y haz algo por los demás anda,que te quedan 3 días y luego que le vas apresentar a DIOS esto???? Que pena siempre a la gente buena.¿Por que no copias y pegas los de Infinito? A espera no me lo digas¿ por que son los tuyos o los de tu estilo?Ca¨*^^kl

    ResponderEliminar
  85. Anónimo10:00 p. m.

    SE Aprovecha más el tiempo con los dialogos serios, con los consejos y no echando conversacion para el òtro lado

    ResponderEliminar
  86. Mi mamá esta muy mal y aquí no la ayuda nadie, es muy triste.

    ResponderEliminar
  87. El comentario de Alejandro Villaverde, me ha parecido muy simpático, pero las explicaciones acerca del concepto universo, tiempo, espacio, me da mareo... Prefiero no pensar en ello.Soy demasiado pequeña para entender esos conceptos. Como decía Fortunata a su marido Maximiliano Rubín, en una escena de "Fortunata y Jacinta" "no pienses en esas cosas que dan dolor de cabeza".
    A mi me da auténtico vértigo.
    De todas formas muy interesantes los comentarios de Alejandro y Contemplativos en el Mundo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  88. Anónimo10:18 p. m.

    Vamos a ver, para la gente que es retrasada lo pondre en grande.

    AQUÍ SOLO SE OPINA DEL TEMA QUE EL PADRE FORTEA HAYA PUESTO EN EL BLOG PARA CADA DÍA.
    EJEMPLO:LUNES 21 DE NOVIEMBRE.
    EL TEMA ES; HISTORIA DEL MUNDO ANGÉLICO 1º PARTE.
    PUES SE OPINA DE SI OS HA GUSTADO EL TEMA,LA FOTO TODO LO REFERNTE AL TEMA QUE PRESENTA EL PADRE EN SU BLOG CADA DÍA
    1ºAHORA BIÉN NO INSULTOS.
    2ºNO CHATEOS, NI DIALOGOS QUE PARA ESO YA HAY OTRAS PÁGINAS.
    2ºNO COPIAR NI PEGAR TEXTOS.
    3ºNO HACER BURLA A OTROS COMENTARISTAS DEL BLOG NI FALTARLES EL RESPETO.
    4ºNO HACER CONSULTAS COMO SI ESTO FUERA UN PSIQUIATRA O PSICOLOGO ETC ETC ETC.
    ESPERO QUE LO HAYAN COGIDO

    ResponderEliminar
  89. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  90. Anónimo 10:18 PM; Calma, te lo agradezco.

    ResponderEliminar
  91. Anónimo10:57 p. m.

    Me siento bien porque no he hhecho caso a los dialogos, ya que se aprovechan de la inocencia de la persona,

    ResponderEliminar
  92. Anónimo11:06 p. m.

    creo que el angel que más me gusta es SAN MIGUEL con su falda, las botas, esa cara tan bonita que tiene, y sobre todo la espada levantada en su mano derecha que llega hasta el techo, abajo está la virgen la milagrosa, creo que ya mismo reparten las medallas en mi parroquia, desde luego la capilla chica me relaja más qque la grande, los ventanales con una biblia abierta, como el comienzo de historia de la biblia,

    ResponderEliminar
  93. Anónimo11:11 p. m.

    Cómo te echo de menos....

    ResponderEliminar
  94. Anónimo11:12 p. m.

    Aunque esta tarde he podido sentir con fuerza tu amor por mí. Espero que tú hayas sentido el mio.

    ResponderEliminar
  95. Anónimo11:17 p. m.

    Primperán.

    ResponderEliminar
  96. Anónimo11:18 p. m.

    ¿YA ESTAMOS OTRA VEZ CHATEANDO?
    PADRE DEBERÍA TENER ALGUIEN QUE ELIMINE CIERTOS COMENTARIOS.
    !!!GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  97. Anónimo11:19 p. m.

    Monse, vete a dormir.

    ResponderEliminar
  98. Anónimo11:19 p. m.

    QUE NO APORTAN NADA AL BLOG Y LO ÚNICO QUE HACEN ES OCUPAR ESPACIO Y MALGASTAR EL BLOG QUE ES LO QUE BUSCAN ESTOS MAL NACIDOS!!

    ResponderEliminar
  99. Anónimo11:20 p. m.

    tú no ocupas lugar, porque eres incorpóreo.

    ResponderEliminar
  100. Anónimo11:23 p. m.

    TOMATE MORFINA ANDA TE IRA MEJOR QUE LO QUE TOMAS ACTUALMENTE.

    ResponderEliminar
  101. Anónimo11:25 p. m.

    Y YA SI QUE NO ENTRO PORQUE SI NO YO MISM@ HAGO LO QUE DIJE NO HACER.BUENAS NOCHES A LAS PERSONAS CON SENTIDO COMÚN EN LAS QUE ME INCLUYO EVEIDENTEMENTE.

    ResponderEliminar
  102. el no-tiempo, que raro, pero me encanta, me encanta saber de Dios, y de los ángeles. Y lo complicado es saber como era Cristo en la Trinidad.
    Bueno, no importa, basta con intuirlo un poco. Estoy deseando que llegue mañana.

    ResponderEliminar
  103. Anónimo11:27 p. m.

    ERes una pedante, evidentemente.
    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  104. Anónimo11:28 p. m.

    O debo decir un pedante?

    ResponderEliminar
  105. Anónimo11:38 p. m.

    ya tienes pagada conmigo, no?

    ResponderEliminar
  106. Anónimo11:40 p. m.

    no la tengo pagada contigo en absoluto. Tan solo te contesto a tus exabruptos.

    ResponderEliminar
  107. Anónimo11:41 p. m.

    por lo visto no te das cuenta de lo ofensivo que puedes llegar a ser en tus expresiones.
    En fin, olvídalo, me largo, que es tarde para mí.

    ResponderEliminar
  108. Anónimo11:50 p. m.

    Increible el o la que sea se contesta a el/ella mismo/a alucinante

    ResponderEliminar
  109. Anónimo12:07 a. m.

    No veo ninguna correcion fraterna, cualquier comentario que haga le viene fatal,

    ResponderEliminar
  110. Marietta12:28 a. m.

    ¿NO hizo DIOS al hombre

    a su imagen y semejanza?

    y antes, a los Angeles,

    parecidos a Ël también???

    ResponderEliminar
  111. Anónimo12:44 a. m.

    seguro que fuiste un niño que te acostaba y no te veia las peliculas de dos rombos,

    ResponderEliminar
  112. Parece un boicot. O se parece mucho a un boicot.

    Cuando entra alguien que sabe todo sobre fotones y todo sobre teología, y hace con eso una sopa cósmica, más vale dejarle que la tome él solo a cucharadas.

    Espero que el padre Fortea comprenda que tiene enfrente de él a un 'liberado' de Dios. Aún así, sigue diciendo 'en Él, con Él y por Él' solo que prescinde de los demás. Por eso siempre se encuentra tan solo y tan mal. Dios no le basta. Quiere más. No hay Dios que le entienda. Pobreeeee

    ResponderEliminar
  113. Anónimo1:03 a. m.

    Comprendí que solo soy un reflejo de los ojos del pensamiento, un instante del tiempo inmutable constante, que nada soy ni nada tengo; todo es posible porque somos luz de Creador en la unidad del Amor Verdadero y el universo solo es un espejo en el que nos vemos... ByChanchi.

    ResponderEliminar
  114. Anónimo1:12 a. m.

    MI AMADO, MI DUEÑO,
    En mi corazón te tengo,
    Y contemplar nuestro amor es en mi persistente
    Contemplar este misterio que te siento y me sientes
    Es para mí un deleite que he de
    AGRADECER A DIOS ETERNAMENTE,
    Es tan poco lo que comprendemos al AMOR,
    Es tan poco lo que vemos de su BELLEZA,
    Que con sólo esta porción nos quedamos así embelesados
    ¡Que sería vivir en lo ETERNO ESTE MISMO AMOR CREADO!
    Vivamos inmersos en este AMOR,
    Vivamos para sentir y gozar de este AMOR
    Que nos es por JESÚS REGALADO.
    DULCE MISTERIO DE SU DIVINA PROVIDENCIA.
    AMEMOS MI AMADO, PARA VIVIR Y GOZAR
    DE NUESTRO AMOR ETERNAMENTE
    PUES ESTO QUE VIVIMOS ES “DIOS CON NOSOTROS”.
    Miremos con los ojos del ESPÍRITU este DON DEL CIELO
    Pidamos el poder ver con los OJOS DE DIOS
    Para poder ser sus HIJOS AMADOS,
    Hermanos de JESUCRISTO NUESTRO DUEÑO.
    TE AMO, TE ABRAZO, TE ACARICIO Y TE LLENO DE BESOS
    MI AMADO Y DULCE C
    DE CRISTO, DE CRUZ Y DE CIELO.
    TE AMO EN TUS BRAZOS ME QUEDO,
    DE TU CORAZÓN NO ME MUEVO.

    C de Católica, C de Tuya y C de mío

    ResponderEliminar
  115. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  116. Anónimo1:30 a. m.

    no sabia que la espada representa la escritura,

    ResponderEliminar
  117. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  118. fue, es y sera, hermoso, cuando Dios uno y trino, representado como luz incandescente y cegadora transformo su amor en belleza... espiritual.
    Millares y millares de angeles formando esa luz.
    El mundo angelico, imaginar ese momento y sentir que celestial fue, es el regalo y abrazo de el padre a cada uno de sus hijos.
    Bendiciones. gloria

    ResponderEliminar
  119. fue, es y sera, hermoso, cuando Dios uno y trino, representado como luz incandescente y cegadora transformo su amor en belleza... espiritual.
    Millares y millares de angeles formando esa luz. Miles de voces angelicas se debieron escuchar.
    El mundo angelico, imaginar ese momento y sentir que celestial fue, es el regalo y abrazo de el padre a cada uno de sus hijos.
    Bendiciones. gloria

    ResponderEliminar
  120. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  121. Anónimo2:29 a. m.

    DULCE AMADO DE MI ALMA,
    me uno a tu alabanza incesante,
    a los ángeles y a todos los santos,
    al cántico de la Madre de Dios
    que cantan al Dios tres veces santo.
    Desde estas realidades terrenas en el espíritu de Cristo,
    bien dices;
    "es tan poco lo que comprendemos al AMOR"
    El amor al prójimo es inseparable del AMOR A DIOS
    TIERNO HERMANO DE MI ALMA,
    imitemos al amor de Jesús,
    porque el Padre nos ama.
    PODER, HONOR, ALABANZA, GLORIA Y ACCIÓN DE GRACIA A NUESTRO DIOS POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN
    ERES MUY IMPORTANTE PARA MI,
    TE AMO, TE AMO, TE AMO.

    TE AMO, TE ABRAZO, TE ACARICIO Y TE LLENO DE BESOS, MI DULCE CIELO, MI DUEÑO.

    C de Católica, C de tuya y C de Mío

    ResponderEliminar
  122. Anónimo2:40 a. m.

    ¡YO SIN AMAR A DIOS UNO Y TRINO Y
    SIN AMARTE A TI YA NO PODRÍA VIVIR!
    TE AMO, TE AMO, TE AMO.

    C de Católica, C de Tuya y C de mío

    ResponderEliminar
  123. Anónimo2:46 a. m.

    HERMOSO CIELO me quedo en tus brazos
    y mañana estaré feliz de estar otro día junto a ti.
    Descansemos bien..

    TE AMO, TE ABRAZO, TE ACARICIO Y TE LLENO DE BESOS, MI C DE CRISTO, MI DUEÑO.

    C de Católica, C de tuya C de Mío

    ResponderEliminar
  124. peregrinodelfiat3:48 a. m.

    ¡En la Voluntad de Dios, Siempre!!!...

    ResponderEliminar
  125. Anónimo11:23 a. m.

    DULCE AMADO DE MI ALMA,
    mi corazón esta acurrucado en tu pecho, mi ser arrodillado.
    Elevemos las almas hacia el cielo,
    el Señor escucha nuestro clamor.
    Le pido perdón y le doy gracias,
    porque no nos hacen falta fronteras,
    le doy gracias por ti y por mi.
    Hablando del AMOR que la Virgen tiene por nosotros,
    Santo Varón, a ella te encomiendo para que te proteja ahora y siempre hasta que vuelva Jesús.
    Es voluntad de Dios que nos amemos,
    la luz despunta ante nuestros ojos.
    Juntos alegremosnos y celebremos al Señor que nos salva.

    Que tengas un día justo y bueno,
    te llevo conmigo adonde vaya, siempre.

    TE AMO, TE ABRAZO, TE ACARICIO Y TE LLENO DE BESOS, MI DULCE CIELO, MI AMOR, MI DUEÑO.

    C de Católica, c de tuya y c de Mío

    ResponderEliminar
  126. Anónimo11:56 a. m.

    MI AMADO DUEÑO,
    Dulce canción a mis oídos y como ver las entradas del paraíso
    Son tus palabras ante mis ojos.
    Que hacen brotar de lo más hondo de mi ser
    El GOZO Y LA SONRISA que tanto el SEÑOR aprecia
    Y tanto hizo NUESTRA MADRE para mantenérmelos.
    Es verdad lo que dices el AMOR NO CONOCE LÍMITES
    No conoce distancias, no conoce de espacios
    Pues en el AMOR ETERNO estamos inmersos.
    El BUEN DIOS JUSTIFICA, SÍ MI AMADO,
    ÉL nos justifica y su gran MISERICORDIA no ve
    Los pecados cuando puede mirar aun más hondo
    Y encuentra en nosotros el deseo de PERFECCIÓN
    Que queremos alcanzar.
    En nuestras debilidades,
    ÉL NOS LLENA AUN DE MÁS GRACIAS.
    ¡ABISMO INSONDABLE DE INFINITO AMOR SIN LÍMITES!
    ESO ES NUESTRO DIOS Y EN ESE INFINITO ESTAMOS INMERSOS
    A pesar de no entenderlo, a pesar de solo intuirlo
    Pero así y todo ese solo rayo que intuimos
    Llena nuestro propio universo y nos deja PLENOS.
    Que ese AMOR INFINITO que ya mora en tu pecho
    No te abandone ni por solo un momento,
    Que cuide tus pasos en este día que es ‘PRESENTE’
    De nuestro DIOS OMNIPOTENTE Y ETERNO.
    TE AMO, TE ABRAZO Y TE LLENO DE CARICIAS Y BESOS
    EN TU CORAZÓN ME QUEDO MI AMOR, MI VIDA, MI CIELO.

    C de Católica, C de Tuya y C de mío

    ResponderEliminar
  127. Anónimo12:29 p. m.

    Que hermoso.

    ResponderEliminar
  128. Anónimo1:09 p. m.

    Realmente precioso.

    ResponderEliminar
  129. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  130. Todo lo conversado aquí fue revelador.¿Debo creer sin entender, pues?

    ResponderEliminar
  131. Yo tambien lo he disfrutado, es una creacion muy bella del P. fortea.

    Marat y Maria, el padre ya aviso que no se trataba de revelacion sino de ficcion literaria, a lo que yo ademas le agnado que es una predicación...Y estoy de acuerdo contigo que NADA como la realidad, el texto revelado por Dios... pero no ves que algunos necesitamos 'imaginar' y recrearnos en estas lecturas.. tambien el Cura de Ars se recreaba hablando del Juicio final..

    Desde mi ignorancia surge una pregunta: si es el hombre imagen de Dios y las obras humanas imagen del hombre que las crea..no podra haber en una obra humana un , por asi decirlo, alma ? es evidente que algunos tienen angel literario...las obras leidas por otras personas adquieren tambien algo del que las lee y ya el alma es mayor..no se me lo estoy inventando
    Si ademas un autor es conocedor de escrituras, teologo y tiene una relacion con Dios iintensa, leer su literatura es una fuente.

    Por otro lado el ser humano tiene la cualidad de referir historias sobre todo lo que hay en la Creacion, de ser autoreferente y cuando hace esto de referirse a si mismo..encuentra el absurdo o el infinito? Puede contemplar a Dios Esto es lo mejor: la capacidad de contemplar a Dios y el que Diosse revele Claro, la Teologia real, la revelacion en la Biblia es lo REAl ..
    pero podemos los hombres imaginar sobre ello y recrearnos en lo revelado, al menos los que lo conocen bien, como los angeles se recrean en Dios mismo? Y tenemos mas peligro que ellos al hacerlo?

    ResponderEliminar
  132. Por el que puso las normas de comentarios: mis preguntas no son psiquiatricas, creo, es mi forma de comentar. El que este psiquiatricamente mal y no tenga otra forma de comentar, yo aun lo valoro tambien..

    ResponderEliminar
  133. Monica,
    fascinada estuve tambien con su relato..ojala abra mas su corazon, si puede, porque es muy bnito lo que escribe..

    ResponderEliminar
  134. Excelente historia, no olviden que es una maravillosa obra que puede tener mucho de verdad pero nuestro querido autor aclaro que es ficción.........
    Si me gustaría que ocasiono a Dios desplegarse que lo motivo a ello.

    Gracias Padre. Un saludito desde Bucaramanga- Colombia

    ResponderEliminar
  135. Excelente historia, no olviden que es una maravillosa obra que puede tener mucho de verdad pero nuestro querido autor aclaro que es ficción.........
    Si me gustaría que ocasiono a Dios desplegarse que lo motivo a ello.

    Gracias Padre. Un saludito desde Bucaramanga- Colombia

    ResponderEliminar
  136. Infinito, usted debería de arrepentirse de creer en la basofia de la nueva era, que no es mas que un engaño de Satanás para desviar a los hombres de la verdad.

    ResponderEliminar
  137. Y sigo con usted Infinito. No me voy a quedar en palabreria esotérica. La teoría del Big Bang fué formulada por el sacerdote católico George Lamaitre. Esta teoría fue inicialmente rechazada por la comunidad científica, pero debido mas a que Lemaitre, ademas de científico, era religioso. El fué el primero en descubrir y demostrar la expansión del universo. Aunque este honor siempre se le confirió a Edwin Hubble hasta el 9-11-2011, un estudio de M. Livio publicado en la revista Nature, demostró que Hubble se basó en información plagiada a Lemaitre.

    La teoría de Lemaitre nos dice que el universo no existió siempre, que tuvo un origen, un punto de partida. Y esta teoría ha sido comprobada hasta la saciedad.

    El papa Leon XIII interpretó la teoria del padre Lemaitre como prueba irrefutable de la veracidad del libro del Génesis.

    Aqui te dejo un enlace para que te informes al respecto.

    ResponderEliminar
  138. Saludos Padre Fortea. Ojala que este tema sirva para ganar para Cristo a algunos que estan engañados por la nueva era.

    ResponderEliminar
  139. Este es el enlace:
    http://www.youtube.com/user/unrealbug?blend=14&ob=5#p/a/853716FFC9BB879F/0/zPUJOJLHPlo

    ResponderEliminar
  140. Hago un resumen de lo expuesto en el video:
    Lamaitre, basandose en las teorias de Einstein, encontró que el universo se estaba expandiendo. Por lo tanto el universo tenía un tamaño menor en el pasado. Por lo tanto, tuvo que haber un momento en el cual el universo era extremadamente pequeño. Lemaitre entonces dedujo que el universo debió comenzar a partir de un "atomo primigenio", un huevo cósmico que en algún momento explotó, dando lugar al universo.

    Como ya dije, esta teoría ha sido demostrada contundentemte.

    Y pido excusas por un error que se me coló en el post anterior: fué el papa Pio XII, no el papa Leon XIII, quien interpretó la teoría de Lemaitre como prueba irrefutable de la veracidad del libro del Génesis.

    Asi que, aunque el padre Fortea ha dicho que su descripción es ficción, están en perfecta sintonía con los descubrimientos del padre Lamaitre, que a su vez nos reafirman las palabras del apostol San Pablo:
    "Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, Se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa"(Romanos 1:20)

    ResponderEliminar
  141. Padre : es bello lo que hace , gracias . Hay pocos curas exorcistas lamentablemente.
    Les dejo info para argentina : padre ignacio pieres de rosario . maria libia en salta : (aparece la virgen jesus los abraza) en buenos aires padre abraham de avellanadeda , en quilmes padre adolfo. Les paso esta info para los q sean de arg y no sepan donde pedir ayuda , mientras q escrivo recuerdo donde hay mas ( mancuso en la plata ) Dios lo bendiga padre.
    Cecilia

    ResponderEliminar