jueves, marzo 15, 2012

El arte de dar una conferencia (III)



No se me escapa, que cuando en los días pasados os hablaba de las conferencias, pensaríais que me estaba refiriendo a charlas de tipo religioso. Pues no.

Ciertamente que resulta mucho más fácil entusiasmar a un auditorio hablando del Mal, del mundo angélico, de las cruzadas, del III Reich o del Apocalipsis, que si tienes que hablar hora y media de la literatura parnasiana francesa del siglo XIX. Un artista también necesita materiales. Recuerdo una vez que tuve que dar una conferencia sobre dos versículos de la Biblia. Los dos versículos más imposibles que jamás me haya echado a la cara.

Pero no, no me refería a las charlas religiosas en mis anteriores post, o por lo menos no sólo a ellos. He conocido (a través de un documental) la emoción que trasmitían las palabras de un guardia de las SS que hablaba de un campo de concentración donde él estuvo. Recuerdo el impacto que produjo su conclusión: Me he decidido a hablar en mi vejez, porque hay ahora algunos jóvenes que niegan que existieron. Y eso no es verdad. Yo estuve allí.


Os aseguro que ese yo estuve allí, acompañado de su mirada, de su gesto al acabar la última palabra, era impresionante, una de las cosas más impresionantes que he escuchado nunca. Leerlo no hubiera sido ni una sombra de la palabra hablada.

(Seguiré mañana)

36 comentarios:

  1. Anónimo8:37 p. m.

    ¿Conferenciantes o charlatanes?

    Hay que reconocer que el arte de la declamación es un don de Dios, como otros muchos dones que Dios reparte a los humanos, como puede ser un magnífico pintor, un famoso cocinero o un extraordinario músico, o un gran médico o sacerdote.

    Pero el don del conferenciante, para captar la atención sobre un determinado tema, no depende de su elocuencia, depende de la transcendencia del tema a tratar.

    Y aquí Ud. hace referencia a la mirada y al gesto del conferenciante, pero yo creo que las imágenes fotográficas de los campos de concentración de Auscwich, o de Treblinka, la visión de los prisioneros esqueléticos, las miradas de los niños inocentes, vestidos con trajes de rayas con la estrella de David, los cadáveres arrastrados por los bulldozers hacia las fosas comunes, son muchísimo más elocuentes e impresionantes.

    ¡Una imágen vale más que mil palabras!

    Naturalmente en los temas religiosos, que son los más importantes, no se pueden aportar imágenes, entonces la elocuencia aquí es importante, pero además, para que la gente quede impresionada, se requiere algo más que la elocuencia, se requiere una vivencia de la fe, que el buen predicador no puede disimular, porqué la palabra de Dios, no se puede transmitir ni asimilar con palabras, porque es un don de Dios.

    ¿Como puede un sacerdote "cebado" predicar la penitencia, o uno cuya vida de relajación, conocida por sus feligreses, predicar la virtud?

    Efectivamente aquí si que la acción del Espíritu Santo, con un predicador santo, es la que transmite a los fieles la enseñanza espiritual.

    Y así, en la vida del Santo cura de Ars, leemos que un ateo convencido se convirtió solo viendo al Santo oficiar la misa.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes a los de por aquí!!! y buenas noches a los de por allá!!!

    Es más que evidente que la manera en que se expresa la palabra hablada es otro de los puntos neurálgicos de las conferencias...

    El tono de voz, la postura, el ritmo al hablar, la entonación, la expresión del conferenciante son importantes...

    Yo no soy muy asidua a conferencias... a menos que sea un tema de mi interés... (léase temas de crecimiento espiritual ;) no soy fanática tampoco... todo depende... todo depende... jajaja)

    Hay gente que se especializa en 'asechar' cuanta conferencia hay intentando capturar cuanta información pueda para después tener un lío en la cabeza... casi siempre de las conferencias se sale con más preguntas que respuestas... jjajaja...

    Para mí solo hay '3 personas' en las que centro mi atención ahora... y en ellas, por ellas y para ellas... oro siempre... sé que esas personas me aman y están siempre pendientes de mi y del amor que puedo llegar a tener por ellos o por los demás... espero no defraudarlos...

    Que maravillosa para mí resulta la instrucción que se puede tener en el silencio de la oración, en la intimidad con el Espíritu Santo. Dejarse guiar por ÉL es en verdad una experiencia única... es alcanzar el conocimiento de una manera sublime... es alcanzar esa información que ningún conferenciante del mundo puede aportar...

    Besos y abrazos a todos!!! Dios los bendiga con abundante... muy abundante PAZ Y AMOR!!!

    Espero que descansen bien... y que el sueño sea reparador para todos.

    ResponderEliminar
  3. p.d.

    Cuando dije... 'casi siempre de las conferencias se sale con más preguntas que respuestas...'

    quise significar que mirando desde lejos y escuchando una voz que de repente escucho y de repente se apaga (porque casi nunca se logra una atención del 100%) no se logra evaluar muchas veces al conferenciante... siempre es necesario más...

    Y cuando dije... 'que el sueño sea reparador para todos'... me he incluido... sí que necesito esa 'reparación'... que el Señor obre milagros en todos!!! jajajaj ;)

    PAZ Y AMOR!!

    ResponderEliminar
  4. Alejandro10:59 p. m.

    El tema a tratar en una conferencia ha de ser de interés general para gustar a todos a no ser que sea una conferencia para especialistas ya que hablar sobre la reprodución del cangrejo amarillo del Misissippi no creo que le interese a mucha gente.
    Saludos a todos y descanso reparador para María del Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Ardaván11:48 p. m.

    Supongo que es un arte que, en gran parte, se puede aprender, lo de dar conferencias, pero las dotes naturales de comunicación y transmisión de pensamientos y contenidos ayudan a convertir a alguien en un extraordinario conferenciante.
    Es como todo, e imagino que requiere trabajo y constancia, preparación y, como dice Ud., nada de improvisación.
    En la antiguedad se valoraba mucho el arte de la retórica. Sería bueno que se impartiera, de forma inicial, en los colegios, para estimular en los chicos que tengan aptitudes, el cultivo de estas disciplinas, bastante olvidadas, en general.

    ResponderEliminar
  6. Tu amor es un sueño darling!

    http://www.youtube.com/watch?v=JfvdShh-HVQ&feature=related

    Que descanses amor! kisses sabrosos pa ti!

    ¸.•♥•.¸¸.•♥•LOVIU•♥•.¸¸.•♥•.¸

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:17 a. m.

    mmm... no conocemos la historia. Solamente conocemos versiones interesadas, manipulaciones. Los promotores de la guerra mienten como perros, todos ellos. Todos. Y el que cae en desgracia y pierde la guerra... será para siempre el demonio en la tierra, un monstruo, un criminal. Pero resulta que monstruos, son todos los que matan a otros por interés. Todos. Todos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo12:22 a. m.

    cuéntenos la verdad 12:17 AM, cuéntenos

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:22 a. m.

    Me ha gustado mucho el video, gracias por compartir

    ResponderEliminar
  10. Gracias, cariño. Eres mi delicia.
    Que descanses tú también.

    http://www.youtube.com/watch?v=8Yzn7IrNGBo&feature=related

    ۞✿◕ ‿ ◕✿ ♥ LOVIU! ♥ ❀◕ ‿ ◕❀۞

    Besitos sabrosos pa ti, también.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo12:56 a. m.

    Sufrimos demasiadas cosas en silencio, bien por vergüenza de contar las cosas, bien por no cometer un numerito y cometer soberbia, no sé hasta que punto es bueno o malo.

    y sobre el demonio en la tierra que es un monstruo, hay personas que como nos tienen prejuicio hace que un tercero también los tengan por comecoco del principal,

    de ahí muchas amistades se convierten en enemistades. y esto se sufre mucho y además en silencio. y no sabemos quien es la persona adecuada para contarle la situación. Tiene que ser de mucha confianza porque por la espalda puede estar a favor del monstruo

    Monse

    ResponderEliminar
  12. Leer lo que tan lucidamente y apasionadamente escribe acerca de las conferencias no hace más que avivar mi deseo de escucharlo en su próxima conferencia en lima-Perú. Debo admitir que no soy muy asiduo a las conferencias dado mi carácter un poco ermitaño, pero cuando se trata de un tema realmente de mi interés entonces sí que adquiere un valor descollante. Por lo que cuenta acerca de ese guardia de las SS puedo intuir todo lo que de verdad sintió usted al ser testigo privilegiado y directo de aquel enorme testimonio, pues puedo deducir que aquel hombre vivió un verdadero infierno, se alejo de Dios y de su propia humanidad, es esto lo que él quiere evitar que se olvide y en consecuencia que se vuelva a repetir, por lo tanto ese “yo estuve ahí” adquiere ahora un matiz lleno de gracia en “ahora estoy con Dios”. Saludos Padre y espero escucharlo en su conferencia en lima.

    ResponderEliminar
  13. Se refiere Usted, a lo que transmite una palabra o una frase, con cierta entonaciòn de la voz, con el gesto, con la mirada, el contenido del argumento expresado con la emociòn, del momento vivido que se narra y se transmite, a un auditorio, esto puede hacer sentir en los oyentes, la vivencia de el hecho, el dolor,la alegria, la tristeza, se pueden percibir muchas emociones, y sensaciones hasta el frio o el calor, el hambre la sed solo con palabras dichas con toda la capacidad mental y emocional.
    Bendiciones.gloria

    ResponderEliminar
  14. Se refiere Usted, a lo que transmite una palabra o una frase, con cierta entonaciòn de la voz, con el gesto, con la mirada, el contenido del argumento expresado con la emociòn, del momento vivido que se narra y se transmite, a un auditorio, esto puede hacer sentir en los oyentes, la vivencia de el hecho, el dolor,la alegria, la tristeza, se pueden percibir muchas emociones, y sensaciones hasta el frio o el calor, el hambre la sed solo con palabras dichas con toda la capacidad mental y emocional.
    Bendiciones.gloria

    ResponderEliminar
  15. Olvide decir que he leido conferencias, y que en las lecturas tambien podemos encontrar muchas emociones, sin necesidad de ver al autor, hay libros que nos pueden hacer tan felices como si estuviesemos en el cielo o tan tristes como si lo hubieramos perdido.
    Bendiciones.gloria

    ResponderEliminar
  16. Anónimo2:29 a. m.

    Una imagen vale más que mil palabras. Lamentablemente, en esta era de la imagen, ya nunca podremos estar seguros acerca de la veracidad de una imagen. "y se le concedió dar vida a la imagen de la Bestia..."

    ResponderEliminar
  17. Las últimas imágenes servidas por el satélite "Uncle Harry", de la NASA, demuestran fehacientemente que los Cerros de Ubeda van ganando terreno a una velocidad cada vez mayor.
    A este paso no sé adonde iremos a parar.

    ResponderEliminar
  18. Pues no entiendo vuestros comentarios! Hablais del arte de la retórica pero yo creo que lo que dice el Pater es que la fuerza la da el TESTIMONIO . Ya podía ser un nigno balbuceante contando su testimonio, incluso si no supiera de lo que esta hablando ni como lo esta hablando, que otros entiendan lo que esta contando.
    No es palabrería, no es retórica de lo que habla el post al final.
    Por ejemplo, San Pablo habría aprendido mucha retórica, pero cuando escribe sus encíclicas es basado en algo QUE LE PASO.

    No sé si cualquier tema nos puede interesar, si logramos meternos en él, dese luego los que les interesa mucho un tema, muy lejano para los demás, es porque son testigos de algo con ello, ya sea la fusión del átomo o lo que sea.

    Pero estoy de acuerdo en que se necesitan las herramientas del lenguaje, para poder contarlo. Como en todo arte, llegar a expresarlo de forma sencilla es lo más difícil.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Ahora he leido otra veosts y comentarios y los entiendo mejor

    La importancia del face to face

    ResponderEliminar
  21. Quiero decir..nunca os ha llegado una carta o comunicacion escrita , que habeis pensado..:
    'Eso no es capaz de decirmelo a la cara mirandome a los ojos, manteniendo la mirada'

    Sin estar en desacuerdo con lo que dices HC, sobre escritos de los profetas...
    Jesus habló a todos a la cara, los Evangelios son Testimonios de l que vieron y lo que pasó

    Bueno, me meto ya en un terreno en el que soy ignorante...quiza podeis ayudarme

    ResponderEliminar
  22. Anónimo11:59 a. m.

    EL ÁNGELUS

    El Ángel del Señor anunció a María
    Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.


    Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
    Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pobres pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

    "He aquí la Esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra"

    Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
    Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pobres pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén

    Y el Verbo de Dios se hizo hombre, y habitó entre nosotros.

    Dios te salve María, llena eres de Gracia, el Señor está contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
    Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pobres pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

    Infunde, Señor Tu Gracia sobre nuestras almas, para los que por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación del Hijo de Dios, por su Pasión y Muerte y por la intercesión de la Virgen María, seamos llevados a la Gloria de la Resurrección, por Cristo Nuestro Señor, Amen

    ¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!

    Como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amen.

    ¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!

    Como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amen.

    ¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!

    Como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amen.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo12:18 p. m.

    Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea,
    pues todo un Dios se recrea,
    en tan graciosa belleza.
    A Ti celestial princesa,
    Virgen Sagrada María,
    te ofrezco en este día,
    alma vida y corazón.
    Mírame con compasión,
    no me dejes, Madre mía
    morir sin tu santa bendición.
    Amén.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo12:20 p. m.

    Oh, clementísimo Jesús, Amador de las almas,te suplico por la agonía de tu Corazón Sagrado y por los dolores de tu Madre Inmaculada, que laves en tu Sangre preciosa a todos los pecadores que estén agonizantes y hayan de morir en el dia de hoy.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de todos ellos.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de todos ellos.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de todos ellos.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo12:21 p. m.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

    ResponderEliminar
  26. Un besito pequeñito, hoy, para mi Tutu.

    ResponderEliminar
  27. Otro little kiss pa ti mi Yoyo ♥

    ;)

    ResponderEliminar
  28. Bakhita1:07 p. m.

    Si, claro, cuando son conferencias poco teóricas, en las que se cuentan esperiencias personales, (si son dramáticas emjor), desde luego es mejor ver al conferenciante en directo.

    He intentado buscar el documental del que habla el padre Fortea, pero no lo he encontrado, ¿ lo habeis pillado alguno?

    ResponderEliminar
  29. Anónimo1:10 p. m.

    Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida; dulzura y esperanza nuestra.
    Dios te salve, a Tí llamamos los desterrados hijos de Eva, a Tí suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

    ¡Ea, pues Señora y Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos Tus ojos misericordiosos!, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, ¿Oh clementísima, Oh piadosa, Oh dulce siempre Virgen María.

    Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

    Gloria al Padre; al Hijo y al Espíritu Santo.

    Como era en un principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.
    AMEN

    ResponderEliminar
  30. Anónimo1:43 p. m.

    Bajo tu amparo
    nos acogemos,
    Santa Madre de Dios,
    no desprecies las oraciones
    que te dirigimos en nuestras necesidades
    antes bien
    líbranos de todo peligro
    ¡oh Virgen gloriosa y bendita!

    ResponderEliminar
  31. EL ULTRACONSERVADOR2:16 p. m.

    SOLO DIOS SABE LAS GRACIAS Y LAS INDULGENCIAS QUE HAN ALCANZADO HOY ESTAS ORACIONES

    De los Cuadernos de Mª Valtorta Dictado del 4-8-1.945

    De las Indulgencias

    Dice Jesús:-

    (...) Alguien te preguntó como se conceden esas indulgencias que no están convalidadas por un notorio milagro y qué luz las ilumina. Esto es uno de los escollos contra los cuales se estrellan o en que quedan atascados los ánimos ignorantes en cuanto a la Fe. Por eso, Yo os instruyo en esa verdad; Yo que soy el buen Maestro que quiere vuestra cognición y no vuestra ignorancia porque conocer es amar, conocer es salvarse y Yo que soy Rey además de Maestro, como soy el Rey bueno, quiero que os salvéis porqué un Rey bueno ama a sus súbditos y, por lo tanto, no quiere verlos en poder del dolor, de la indigencia, de la muerte; un rey bueno quiere verlos salvos en los confines de su reino.

    Las indulgencias se conceden por los medios extraídos de los tesoros de la Comunión de los Santos, a partir del tesoro del Santo entre los santos – es decir, Yo Jesús – hasta el de los justos. Así como los prados en primavera, después de un tibio chubasco nocturno, se muestran constelados de flores al beso del sol, así, bajo el rocío de la gracia, Yo veo florecer en los áridos campos de la Tierra las almas justas y vivir, perfumar y morir con la corola tendida al Cielo, en el que vuelcan su vida y sus fragancias que luego, fundidas con las luminosas de los Bienaventurados, vuelven a la Tierra para santificarla. Felices de esos terrones que las acogen y saben hacer florecer sobre la árida piedra un nuevo espíritu, hijo de Dios.

    ¿Teméis acaso que los infinitos millones de días de indulgencia no correspondan a la suma de los méritos? ¡Oh, no temáis! Yo multiplico por un nombre infinito de veces los méritos de los santos porque los fundo con los míos, que son infinitos. Son tan grandes que, aún que cada hombre gozase de ellos todos los días por la suma total de todos los días de indulgencia obtenidos por todas las plegarias de la Tierra, los tesoros de los méritos no disminuirían.

    ¿Teméis en cambio, que quien debe aplicarlos los aplique erróneamente? Yo le dije a Pedro: “Lo que desates en la Tierra será desatado en el Cielo”. En consecuencia si le he dado facultad a mi Pedro, y a los que de él descienden, para absolver de las culpas – y por lo tanto, para soltarles del nudo del Maligno -, es lógico que le haya dado también la facultad de tomar entre los tesoros del Cielo las riquezas que os perdonan también las deudas, o parte de la misma, que queda tras de la absolución de la condena. Si al que está investido de mi Espíritu le es posible juzgar y absolver, ¿Cómo puede no serle posible aplicar riquezas ciertas?.

    Puede juzgarse una culpa personalmente. Esto sucede raramente en mi Tribunal, porque Yo remedio los olvidos de mis jueces y les ilumino cuando examinan. Solo a los que no son dignos de ser tales, les privo de la luz. Más para las almas, esto no es un peligro porqué Yo suplo con mi Misericordia hacia ellas y las encamino hacia otros sacerdotes dignos de guiarlas. Yo velo siempre. Puede juzgarse una culpa personalmente.

    Continúa....

    ResponderEliminar
  32. EL ULTRACONSERVADOR2:18 p. m.

    SOBRE LAS INDULGENCIAS

    continuación...

    Por eso, hay tantas diferencias, mayor o menor severidad entre los jueces. Más los méritos de los santos son ciertos, son seguros aún en su vastedad. Por consiguiente, no hay que temer que, cociéndolos a manos llenas, el Jefe de la Iglesia y los Jefes de las diócesis se encuentren algún día con que deben aplicar lo que ya no existe. Y por lo tanto, quedaos tranquilos.
    Me critican diciendo: “Mas ¿es justo disponer esta indulgencia aquélla para ésta o aquella plegaria, o práctica o festividad?”.

    No os preocupéis. Os hago notar que, en lo que atañe al culto, mis Pastores están guiados divinamente; más aunque no fuera justo, Yo no permitiría que se burlara la confianza de las almas. Y por eso, esta o aquella plegaria, o práctica o festividad, darán a las almas la indulgencia correspondiente a las mismas por el mérito de la fe de las almas. Y Yo no descuido nunca dicho mérito y dicha fe; por el contrario, los premio seguramente.

    Tomemos en consideración también el caso de un Pastor que concede indulgencia a algo que no la merece, o peor a algo que es erróneo.

    O peor aún: consideremos que el Pastor está privado de la Luz porque la culpa mortal ha matado su espíritu. ¿Acaso por ello las almas serán defraudadas del tiempo de indulgencia concedido a ese hecho? No, no sucederá jamás. Las almas buenas cumplen ese acto con un fin santo y recto. O sea, que su obra parte de un punto santo para llegar a uno aún más santo: la Comunión de los Santos. Si a mitad de camino se levanta el pilar de un error, no crea obstáculos a su marcha, porque su obra vuela, no se arrastra se remonta sobre el escollo, lo sobrepasa muy por encima y va a sumergirse directamente en los tesoros celestes, sin menoscabo alguno.

    Yo premio la verdadera fe Acordaos de una gran verdad: todo acto de fe es un fruto del amor. El amor es por si mismo la indulgencia total que anula la multitud de los pecados (1, Pedro 4,8.). Aunque una indulgencia hubiera sido aplicada sin ninguna autoridad, para el alma que, por amor mío, intenta obtenerla, está reservado y aplicado el indulto de mi amor infinito, que la librará de toda sombra de muerte espiritual, para vivir y ver la Luz.

    VE EN PAZ, ESTOY CONTIGO”

    ResponderEliminar
  33. Anónimo3:36 p. m.

    PUES SI ES POR LA VOZ MEJOR LEERLE JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  34. Anónimo3:56 p. m.

    Bajo tu manto nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desatiendas nuestras súplicas, antes bien, libramos de todo peligro, Oh, Virgen Gloriosa y Bendita.
    AMEN

    ResponderEliminar
  35. Anónimo5:00 p. m.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

    Corazón agonizante de Jesús, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

    ResponderEliminar
  36. Anónimo6:12 p. m.

    que blog más raro

    ResponderEliminar