martes, enero 29, 2013

El blog es ese lugar del mundo donde arrojo mi mundo interior. Así que ya me perdonaréis que me alargue un poco más en describir algo que me ha tenido ocupado en bastantes de mis ratos libres. Me ha tenido ocupado y deleitado. Ha sido como leer una novela. Aunque en este caso, toda la novela era una puerta.

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:41 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:45 p. m.

    a nadie le diré que entre aquí, porque como te leas las tentaciones tan fuertes, pensarás que ni en broma eres lo que eres,

    ResponderEliminar
  5. Lo que son las cosas... y resulta que aquellos 'textos muy escondidos... aquellos que hasta inclusive muy pero muy pocos han tenido oportunidad de escudriñar... pero que son los que lo harán elaborar una tesis certera, profunda e irrefutable... que hasta a usted mismo lo sorprende y/o lo sorprenderá' al que le guiaron sus ángeles era nada más y nada menos que una Puerta!!!

    Qué maravilla!!

    FELIZ FINAL DE MARTES!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:58 p. m.

    Que pesado con la dichosa puerta.

    ResponderEliminar
  7. LO de la puerta es interesante.
    Era de imaginar que los motivos que rodean la puerta signifiquen lo que era antes el mundo y en lo que se ha convertido y lo que es en realdidad gracias a la presencia de Cristo.

    Era de imaginar porque los cristianos estamos acostumbrados a este tipo de pensamiento, de discurso, o de ensenñanzas.

    Es bonito verlo en una puerta, pero es la historia del mundo como siempre la vemos los cristianos.

    Es bonito ver como le entusiasma, con que gusto nos lo explica, hata el punto de que lo hace sumamente atractivo y especial.

    Es también interesante la sutileza de presentar las escenas promiscuas, tan veladas que si no se tiene una cierta cultura no se comprenderían.

    También las fábulas de Esopo aparecen en la puerta, no todo era sensualidad en la edad antigua, en los tiempos precristianos, también había sabiduría, quizás práctica.

    Es una suerte que pueda dedicar su tiempo a lo que le interesa, dedicarle horas, con tranquilidad, sin estrés.

    Nunca te acostarás sin saber algo más.

    ResponderEliminar
  8. Hola Bakhita,

    Muy bonito tu comentario. Qué delicadeza y elegancia.

    Ana

    ResponderEliminar
  9. Estimado P. Fortea.
    Gracias por compartir con nosotros su mundo interior que es lo más valioso en un ser humano. Ese mundo suyo se comunica con el nuestro y siempre nos conmueve haciendo brotar a veces una sonrisa, muchas carcajadas, serias reflexiones, visiones de futuro y otras tantas. Quienes le seguimos a diario llenamos nuestro espíritu y también hacemos eco compartiendo con los que amamos. Asimismo muchos lectores expresan también la riqueza de su vida interior a través de sus comentarios generando así una corriente de sentimientos y pensamientos altamente positivos.
    Le deseo muchos días mas de blog con la seguridad que tendrá siempre quien escuche y entienda sus palabras y deseos.
    Con "cierto" aprecio desde Trujillo, Perú.

    ResponderEliminar
  10. En la misma línea de Académico XXI, le agradezco también ese compartir su mundo que, efectivamente tantas sonrisas nos arranca y pensamientos y conocimientos de cosas....
    Espero que ya esté totalmente recuperado, le mando saludos y le pido para todos sus bendiciones.

    ResponderEliminar
  11. Bakhita8:02 p. m.

    Gracias Ana.
    Un beso y espero que sigas por aquí mucho tiempo.

    ResponderEliminar