lunes, enero 28, 2013

La Puerta del Filarete de la Basílica de San Pedro del Vaticano


Cuando entro en la Basílica de San Pedro, me gusta fijarme en todos los detalles. Durante tres años y medio de visitas, he acumulado un buen número de esos detalles. Ahora bien, había una cosa que se me escapaba. Había un elemento de la basílica que era como un ciervo que se escapase a mi caza. Miraba esa parte del templo, y nada. Trataba de encontrar libros que me hablaran del tema, pero todo infructuoso. ¿De qué estoy hablando? De la Puerta del Filarete, la puerta que hay en el centro del atrio para entrar a la basílica. No estoy hablando de un rincón perdido, no: la puerta central, la única que sobrevive de la basílica constantiniana.

Cada vez que me plantaba ante ella, sus motivos centrales estaban claros. Pero alrededor de esos seis cuadros centrales, había todo un mundo iconográfico que me desconcertaba. Estamos hablando de ochenta episodios, ni más ni menos. No son imágenes estáticas, salvo los bustos de romanos que hay en las puertas, sino que son episodios congelados de una historia: marineros transformados en delfines, Hércules furioso, la cabra Amalthea, un caballero (que no se sabe quién es) que lleva a un rey, un hombre con un caracol, Hercules niño, faunos que se persiguen (uno con una tórtola y otro con un pez), dos mujeres desnudas escoltadas por un romano armado, fauno que lucha con una mujer, adolescentes luchando con satiros, un hombre que se transforma en un árbol, la diosa Cibeles, la muerte de Hércules, Narciso, etc.

Se trataba de historias mitológicas que, más o menos, conozco. Pero varias de ellas, precisamente las que mejor se veían, por estar más bajas, eran no sólo de contenido sexual, sino que además eran de lo más escabroso que se podía encontrar en la mitología griega. ¿Por qué colocar eso justo en la puerta de entrada?

Después, otra cosa que me sorprendía era que yo, que conozco más o menos bien toda la mitología griega, desconocía la mayor parte de esos episodios. Si la mayor parte de la gente, incluso en esa época, desconocía las grandes profundidades de la iconografía cristiana medieval, ¿por qué colocar encima unos episodios que escapaban al conocimiento incluso de los eruditos? Ni siquiera en el Renacimiento, el hombre común culto conocía la historia de Cadmo, la historia del rapto de Proserpina, o quién era Sileno, Coridón, Piramo, Tisbe o Dafne. Todos estos y muchos más aparecen desde hace siglos cuando uno va a entrar en el Vaticano.

2ª Parte

¿Por qué hay en esa puerta tanta insistencia en lo mitológico? ¿Y por qué tanta presencia de mitos sexuales? ¿Por qué no hay orden en los episodios? Tanto la antigua basílica constantiniana, como la nueva renacentista, eran espacios ordenados. ¿Por qué justamente la puerta de entrada era como un códice medieval en cuyos márgenes crecía una selva mitológica?

Bien, planteado el problema, tratemos de hacer teología de esa puerta. en ese aparente desorden, hay un orden subyacente. Los márgenes y los encuadramentos de los motivos centrales pueden ser una selva. Reforzada esta idea, precisamente, por las hojas exhuberantes que hay en ellos. Pero la selva no penetra en los cuadros del centro. Los motivos centrales sí que están claros. La puerta es toda una manifestación de que una cosa es el centro, que ocupa la mayor parte de la puerta, y otra los márgenes. Y no sólo eso, hay una jerarquía. En lo más alto Jesucristo y la Virgen María. Después los Apóstoles, después los martirios de los dos santos. Martirios que son historias, tal como están plasmados en las planchas de bronce. Y encima de estas dos historias, los dos apóstoles (como hemos dicho) pero en gloria. Es decir, de abajo hacia arriba, o de arriba abajo, la puerta tiene un recorrido, ella misma es una historia, una jerarquía de verdades e historia. Entre medio de estos paneles, en los estrechos paneles paralelos, episodios de la historia de la Iglesia. Las verdades centrales se tornan historia.


Y en los márgenes, fuera de este orden, como si de una selva se tratara, el paganismo previo al cristianismo. Por eso hay tantas referencias a mitos sexuales. Como para mostrar lo que era el mundo antes de la Iglesia.


Vista así, la puerta resulta un orden mucho más inteligente que si nos hubieran puesto ante los ojos un orden mucho más simplón, un orden para gente que no sabe mucho. No, la puerta es una hoja escrita, y una hoja con márgenes como los códices medievales.


Pero el autor contó con la inteligencia del lector. Eso es lo más atractivo de los programas iconográficos medievales y renacentistas. Eran un reto. Se hablaba para el hombre sencillo, pero también para el inteligente. Se daba por descontada la capacidad del espectador para aceptar el enigma y tratar de desentrañarlo.



3ª Parte

Por eso en esos márgenes hay tantos episodios de las fábulas de Esopo. No todo en la Antiguedad era pecado, también hubo una sabiduría humana.

Por eso en la puerta hay escenas sexuales, pero ninguna explícita. Para entender su carácter sexual, hay que conocer los mitos griegos. Por eso en los encuadres paralelos de las escenas centrales, las escenas son unas cuantas que parecen escogidas al azar de los años anteriores. Cuando hay inteligencia en el espectador, no hay necesidad de contarlo todo, no hay necesidad de ser exhaustivo. Por eso también las escenas centrales de los martirios, son verdaderos Guernicas. Obras renacentistas, pero dotadas de una envidiable abstracción.

Sí, esa puerta en el mismo centro del atrio, la puerta central de entrada al Vaticano, es una joya. Una joya en la que yo mismo, que he dedicado tiempo e interés, sigo sin haber encontrado el significado de las inscripciones árabes que aparecen rodeando a los Apóstoles. Sí, ¡inscripciones árabes en la puerta central al Vaticano!

4ª Parte

Indudablemente, tal cúmulo de genialidades, tal libertad creadora, sólo podía darse en esa época feliz para los artistas. Una libertad tal, que hasta el jefe de los artesanos colocó su autorretrato, y también se representó con sus colaboradores danzando y bebiendo para festejar que habían finalizado la puerta. Encargo que les llevó varios años llevar a cabo. El autor incluso puso una inscripción quejándose: la ricompensa agli altri per il lavoro e la fama e il denaro, a me piuttosto la denigrazione.

Genial. ¿En qué obra actual un artista podría trabajar con esa espontaneidad, con esa, insisto, libertad? La obra respira tanta frescura, que el autor no sólo coloca su autorretrato, sino que puso hasta a su perro.

Unos últimos apuntes, quizá un apunte para tiempos lejanos por venir. Puede que las inscripciones en árabe de la puerta quizá sean un signo profético, para cuando en el futuro los pueblos musulmanes entren por esas puertas como católicos, como fieles hijos del Papa. Y no sólo eso, hay una insistencia grandísima en colocar escenas, entre los grandes motivos centrales, que muestran la unión de los ortodoxos con la Iglesia Católica: el emperador Juan VIII el Paleólogo de Constantinopla visitando al Papa, y su asistencia al Concilio de Florencia, donde ser firmó la unión. 

Sí, la puerta central del Vaticano, quizá sea una algo más que una puerta. Quizá sea una profecía en bronce que nos habla de la unión con los ortodoxos y de la conversión de los pueblos árabes.

43 comentarios:

  1. Carlanga1:10 a. m.

    Dudo que le den tiempo, padre. Prepárese a una buena dosis de Wikipedia. En vena.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:25 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:39 a. m.

    El hombre común culto, puede que no, pero sí los eruditos, como Marsilio Ficino, que era sacerdote además. Neoplatónico, abominaba de los siglos oscuros del Medievo, donde el latín se vulgarizó ( presumían de hablar un latín perfeccionado ) y seguro que habrá ido alguna vez a Roma y habrá visto los grabados de la Puerta del Filarete. Lo que no sé es muy bien qué hacía un sacerdote católico siendo neoplátonico. Tampoco se nada de esos grabados, sí de los de las puertas del Baptisterio en Florencia, sobre todo la que grabó Ghiberti, la Puerta del Paraiso, en bronce dorado, con escenas del A.Testamento. Pero Ghiberti era anterior a Ficino, no creo que formara parte de la Academia Neoplátonica de este.

    Boticelli sí pertenecía a esa Academia Neoplatónica ( creo que no era sacerdote ) y aún hoy no se ponen los críticos de acuerdo en interpretar las alegorías y sus significado en el cuadro de La Primavera, pero cada postura, cada detalle de los vestidos, el color, lo que portan ( Mercurio con un caduceo marca su dominio del viento empujando la nubecilla entre los árboles ) tiene un significado oculto, relacionado con los mitos griegos. Y ellos, estos eruditos sí que los conocían. Otra cosa es por qué y quién pintó la Puerta del Filarete, y a ver si mañana nos cuenta algo.
    Mónica

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:43 a. m.

    'del'?
    Filarete era un señor.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:14 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2:16 a. m.

    Pues sí, era un señor, y además era discípulo de Ghiberti y florentino( esto de Filarete lo he visto en Wikipedia ahora ) por la fecha que pone en que se hizo la puerta del Vaticano, coincide con los años en que se hizo la Puerta del Paraiso que mencioné antes ( 1425-1452 ) pero lo que le llama la atención a Padre Fortea es el motivo de tanta iconografía griega erótica.

    Y me parece que entonces es donde hay que acudir a lo que creo lo puede explicar; Ficino nació en 1433, y es posterior, pero lo que marca el fin de la etapa gótica es el llamado gótico tardío, y ahí ya existe la llama primera del Renacimiento, que es basícamente filológica, porque empezaron a mirar hacia atrás, hacia el periodo grecorromano, a traducir el griego y el latín, y a recuperar el clasicismo. Sus mitos, sus héroes, su filosofía. No veo bien las escenas, pero hay una crucifixión según me parece observar.

    Los renacentistas querían integrar el cristinianismo dentro de la cultura clásica. Asimilarlas. Quizá vaya por ahí el secreto de la puerta del señor Filarete, pero ignoro si detrás de Filarete ( al que acabo de conocer hoy gracias a Padre Fortea ) ( aún no he tenido el placer de estudiar iconografía, que he dejado para el primer trimestre del curso 2013-14 ) hay algún grupo neoplátonico como el que formó Ficino en la Corte de Lorenzo de Médicis ) 'me lo dicís', por favor si vus enterais.
    Mónica

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:21 a. m.

    ¿ Buenas no qué ? si es tardísimo.

    Mañana es el santo 'del' Aquinate. ¿ no ?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:34 a. m.

    Padre Fortea

    El otro día quise preguntarle algo acerca de Serapión de Thumis. Mañana diré algo de esto, de Apis. Y a ver cuando hablamos del complejo mundo de la religiosidad altomedieval, que esa también se las trae. Las ventanitas geminadas de las basílicas prerrománicas solo tenían salida al exterior por ese vano, no había acceso desde dentro. Eran la morada de Dios. Eso recuerda mucho a la estancia del Ka egipcio, situada en un sitio independiente en las mastabas egipcias. Y por no hablar de las maldiciones que hay escritas en otros monumentos prerrománicos para el que ose entrar sin permiso. Todo muy egipcio. Y muy cristiano.
    Mónica

    ResponderEliminar
  9. Hola holaaa!!

    Supongo que el motivo por el que existen esos grabados mitológicos ha de ser porque antes no había control de calidad??? jjajajajaja

    Y si... por eso ya ponían las puertas y demás cosas y punto... nadie podía decir nada...

    No había un proyecto presentado, un boceto, un modelo, maquetas en etapa 1, 2 y 3... reuniones de 'tormenta de ideas', hitos de revisión de proyectos, reuniones de seguimiento... fechas de entrega.... etc etc etc.... jajajja... puede ser... o no???? no me van a decir que ahora hemos avanzado y se revisa hasta la 'a' que se va a publicar en cualquiera de los medios de comunicación masiva...

    Aparte de eso... antes no había tantos críticos como los hay ahora... ahora todo el mundo critica... porque todo el mundo 'sabe' mucho... es verdad... existe wikipedia, existe google y un montón de sitios con información que la mente humana puede absorver...

    No digo que el mucho saber está mal... para nada... lo único que digo que si el saber no conduce a las fuentes primeras de ese saber... puede ser muy perjudicial... especialmente en conciencias que no están despiertas.

    P.Fortea... se siente mal??? todavía está mal después del golpe de días pasados??? se hizo ver el golpe que no le haya afectado nada???? por qué dijo que si Dios le da salud???? no nos de ningún susto... díganos que está bien.... porfis.. siiiiiiii?????????!!!!!

    Bueno... esperaremos a mañana para ver qué explicación tiene la bendita Puerta del Filarete de la Basílica Vaticana... yo ahora tengo que ir a regar mis plantas arriba... seguro Percy y Pelusa me acompañarán... hace una hermosa noche... así que será agradable estar arriba.

    Besos y abrazos a todos!!! espero que estén descansando ya... soñando con los angelitos... y que se levanten llenos de energía mañana.

    FELIZ INICIO DE SEMANA!!!!

    ResponderEliminar
  10. Espero la explicación sobre la puerta.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Santo Tomás de Aquino OP no vería esta puerta para poder ayudar al Páter.

    Un buen día para alcanzar la cota de un millón de visitantes del blog.

    Si el Aquinate hubiera conocido internet no sé de qué no hubiera escrito. Pero su tiempo fue otro y fue fiel al mismo. Nuestro mundo no sería el mismo si él no lo hubiera sido.

    A por el millón. Ya solo quedan 52, esto está hecho.

    Enhorabuena anticipada padresito.


    3:54 a.m.

    ResponderEliminar
  13. No me lo puedo creer. Ya hemos sobrepasado el millón y nadie deja un comentario digno de tal evento.


    ENHORABUENA de nuevo

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo9:45 a. m.

    Luis Angel,
    Ya llevas una hora y media sin dar la enhorabuena por 'el millón'!
    Estás perdiendo el ritmo.

    ResponderEliminar
  16. 'Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros'
    Y tira p'alante!

    ResponderEliminar
  17. Forty ya sólo te faltan 11 columnas al estilo Amy Martin para que empiece a comentar algo sensato.
    Estoy totalmente de acuerdo con Kreisler, te estás cargando el blog amigo.

    _________________________

    Mónica, muy emotivo tu comentario de ayer haciendo las paces con Kreisler. Un saludo amiga.

    ResponderEliminar
  18. Espero expectante esa explicación, nunca la he encontrado. Muchas veces contemplando arte religioso en claustros, catedrales, algunos grabados de libros...., he encontrado escenas cuyo sentido en esos sitios no entendía por su contenido, a mi parecer, poco apropiado. En el Renacimiento se vuelve a los clásicos, se los revaloriza, se mima su memoria... Pero que sentido pueda tener reproducir escenas de la mitología griega o romana en la puerta de entrada al templo más importante de la cristiandad me resulta una incognita. Y me gustaría saber el por qué.
    Saludos P. Fortea y a los demas blogueros!

    ResponderEliminar
  19. Bueno Forty, teniendo en cuenta que quizás puedas estar malito después del susto que te dieron con el retrovisor en Roma. (¡Pobre!). Te perdono sólo por esta vez, las 11 columnas al estilo Amy Martin. Eso si, ni una foto más, porque la próxima vez no serán 11 columnas las que tengas que escribir, sino 111.
    Buen post Forty, te has portado como un campeón.

    ResponderEliminar
  20. Estoy esperando la respuesta del padre Fortea porque no tengo ni idea.

    ResponderEliminar
  21. LA QUIMETA12:31 p. m.

    AQUI NO SE VIENE A LEER NI A ESCUCHAR NI A HABLAR!
    AQUI SE VIENE A DISCURSEAR Y A DEMOSTRAR QUE UNA ES LA MAS GUAPA, LA MAS SANTA Y LA MAS DE TODO!

    ResponderEliminar
  22. LA QUIMETA12:33 p. m.

    BESOS Y ABRAZOS A TODAS Y A TODOS, QUERIDAS Y QUERIDOS!

    ResponderEliminar
  23. berengario12:59 p. m.

    unas y unos más que otros, quimeta, unas y unos más que otros...

    ResponderEliminar
  24. Anónimo1:08 p. m.

    Hay algo que ceo que es fundamental para entender el significado de la presencia de esas figuras eróticas en los grabados de la puertas del Filarete: Las ideas de los humanistas se oponían a la enseñanzas tradicionales del crsitianismo y alentaban a los artistas a imprimir un nuevo enfásis a las nociones terrenales. Indudablemente algo tuvo que convencer al Papa, mecenas de esas puertas, para que permitiera la presencia de esos grabados. El interés por la Antigüedad no justifica tanta manga ancha. O sí, vaya Vd. a saber.


    'Saber ver la Arquitectura'
    de Bruno Zevi (creo que le gustará leerlo )

    'La Historia del Arte'
    de E. H. Grombich

    Filarete afirmó que el gótico ( el estilo gótico ) era un arte no clásico, bárbaro y trasmontano ( s ) procedente de Francia y Alemania, causante de la corrupción y ruina que sufrió el arte y la cultura clásica tras las invasiones ( de tribus germánicas durante la etapa del Imperio Romano, siglo III. ) ( leido no en wwikipedia, sino en un libro que yo tengo ) ( Creatividad y Estilo de Carlos Montes )

    ResponderEliminar
  25. Anónimo1:23 p. m.

    Esperaremos la segunda parte.

    Tambien esperamos que la reflexión sea algo mas profunda que los ultimos post, aunque ya veo que la reflexión la tiene que hacer uno mismo al final (a la vista de sus ultimos post).

    Tienes un arma poderosa con este Blog para evangelizar y creo que su ipad podria dar algo mas de si en este sentido. Es una simple apreciación, pero a este ritmo se va a cargar el blog, y lamento decir esto, ya que le tengo que dar la razon a otros lectores que ya han dicho algo al respecto.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo1:47 p. m.

    `*❀* ⊱¤❀¤⊰*-.,,.-*⊱¤❀¤⊰ *❀* `*❀* ⊱¤❀¤⊰*-.,,.-*⊱¤❀¤⊰ *❀*

    http://www.youtube.com/watch?v=fcWsSj-xJJU

    `*❀* ⊱¤❀¤⊰*-.,,.-*⊱¤❀¤⊰ *❀*`*❀* ⊱¤❀¤⊰*-.,,.-*⊱¤❀¤⊰ *❀*

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo2:09 p. m.

    Kreisler, y te gusta el agapimu amor mio, es una bella cancion

    ResponderEliminar
  31. Espero tu sabia aunque sometida a crítica construcción de los hechos sobre la puerta de Filareti, Forty. Es cierto, cuesta entender como un lugar como la Basílica de San Pedro puede tener grandes puertas de bronce con grabados de la mitología griega que incluye además algunos desnudos, pero en el Vaticano los desnudos por ejemplo, no son noticia, ya que nuestro amigo el gran Miguel Ángel pintó y esculpió unos cuantos, como la Creación en pintura o el David en escultura. Y como cuando se piensa, en algún momento del día o de la noche se enciende la bombilla; pues digo que pensando en el motivo por el cual el Papa admitió los desnudos al gran pintor y escultor florentino; un buen día se encendió en mi mente un pequeñisiiiímo halógeno de bajo consumo, y pensé ¿por qué no? Dios no rechaza nada de lo que ha creado, sólo el pecado. Aunque no creo que esto sea de aplicación general, por ejemplo en el caso de la mitología griega.
    Así, pues, esperamos impacientes tu respuesta Forty. Ni que decir tiene que desde este momento tienes prohibidiiiísimo intercalar una, dos, tres o cuatro fotos entre ambos post. ¡Ni se te ocurra!

    ResponderEliminar
  32. Pues se le ha ocurrido.
    M y M comenta a las 2:53 p.m. y el nuevo post-foto es de 3:16 p.m.
    Mensaje: el blog es mio, y si quereis utilizarlo como punto de encuentro para vuestros desahogos, os montáis otro :)



    ResponderEliminar
  33. Me deja en ascuass!!.
    Me lo copiaré. Seguro que la respuesta a la incógnita es larga, cargada de datos y hay una motivación para cada escena. Así que toca copiar y releer. Lo merece.

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Alejandro6:28 p. m.

    ¿Figuritas pornograficas en una puerta de la Basílica? ¡Qué cosas más raras! Tengo ganas de conocer el por qué.
    Tendré que esperar a mañana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Alejandro6:30 p. m.

    ¿Figuritas pornográficas en una puerta de la Basílica? ¡Qué cosas más raras! Tengo ganas de conocer el por qué.
    Tendré que esperar a mañana.
    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Bakhita9:50 p. m.

    Tengo ganas de saber la respuesta. Intuyo algo, espero acertar, pero el post de hoy ha despertado mi curiosidad.
    ¡¡genial¡¡

    ResponderEliminar
  38. Anónimo7:32 p. m.

    Creo que ha hecho un master para explicar al blog el simbolismo de las puertas. Y, a diferencia de un profesor de Arte, le ha dado el sesgo que hace valioso para un católico el significado de las imágenes. De todas. Yo, si fuera Wincklemann, le ponía una matrícula de honor.
    Mónica isabel

    Winck murió mal. Muy mal. El Arte atrae a los espíritus sensibles, pero los espíritus sensibles también tienen pasiones. Hay que acudir a la Mater et Magistra siempre.

    ResponderEliminar
  39. Anónimo7:40 p. m.

    ¿ Habrá que acudir a la primera época ? cuando los seguidores de Mahoma, que no hacían proselitismo, se consideraban pares de los cristianos ( como religiones del Libro: la judáica, la cristiana y ellos, las tres monoteistas, no paganas, no politeistas ) Eran respetados por los musulmanes, que consideraban a Jesús un profeta.
    Mónica isabel

    ResponderEliminar
  40. ¡P.Fortea;ríase de los egipcios,usted sabe interpretar más jerglíficos que ellos!.
    Al menos,imaginación no le falta,evidentemente.

    ResponderEliminar
  41. Anónimo1:58 a. m.

    Era costumbre ya aceptada por los mecenas ( los artistas ya tenían su 'categoría' lograda ) que los artistas pudieran dejar su firma o constancia de su trabajo en las obras, mientras que, en el Medievo cualquier artesano, de la categoría de un maestro ( había tres categorías: aprendiz=siervo casi, oficial y maestro ) podía ser denunciado por el gremio si se atrevía a dejar su impronta en cualquier trabajo. Lo tenían prohibidísimo, además se les regulaba la vida espiritual sobre todo, tenían que ser buenos cristianos y rigurosos participantes de las actividades religiosas, sino, se les castigaba. Pero en el Renacimiento no, aquí ya imponían ellos sus gustos. En la Capilla Sixtina, Miguel Angel es el 'desollado' que cuelga, vacio, como una si fuera un pellejo con cara. Eligió esa representación para sí mismo.

    No coincido con Vd. en esa interpretación de los signos cúficos. Aluden a la existencia de los musulmanes, pero eran artistas, no teólogos. Y no admitían injerencias de ningún mecenas, fuera quien fuera, en su trabajo. Miguel Angel, por eje. se enfadó por la mala calidad del mármol y se fue a Florencia, el Papa tuvo que hacer filigranas diplomáticas para que accediera a regresar a Roma. Los Papas querían dejar constancia de su importante labor al frente de la Iglesia, y, al igual que otros mecenas, perseguían cierta gloria personal. Es lo que había.

    ResponderEliminar
  42. Chechy Rivera6:36 p. m.

    Gracias por su explicación, ojala Dios me permita regresar al Vaticano y apreciar la puerta.

    ResponderEliminar