domingo, febrero 10, 2013


12 comentarios:

  1. María Luisa3:28 p. m.

    Las consecuencias de las promesas incumplidas!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Jajajajaja! A este Papa Noël lo han sacado de la trena, después de una pelea! Jajajajaja! Y los niños, sin darse cuenta...

    ResponderEliminar
  3. Ermengardo Luisin Cose4:02 p. m.

    Gran post, Fortea.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola holaaa!!!

    FELIZ DOMINGO PARA TODOS!!!

    Pobrecito... con la edad seguro se cayó y se golpeó...

    Pero la navidad ya pasó para poner imágenes de Papá Noel... verdad???? bueno... como no tiene ni título ni descripción en una de esas el P.Fortea se equivocó de imagen...

    Espero estén teniendo un maravilloso día!!!

    PAZ Y AMOR PARA SUS CORAZONES ES MI DESEO!!!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:45 p. m.

    Como siempre, Fortea tomando el pelo a todo el mundo.

    ResponderEliminar
  6. ISABEL:

    Cuando yo era niño íbamos a una playa que está en la zona suburbana de Montevideo. En aquella época era una gloria, ya que el viaje no llevaba más que treinta minutos desde casa. Allí había una importante forestación y un arroyito, mucha gente tenía su casa de veraneo por ahí cerca.

    Había en la entrada de la playa un surtidor de agua con bomba manual, en el cual salía en todo momento un agua muy fría y pura, que se podía beber, por supuesto. Formaba parte de un sistema acuífero que también es explotado comercialmente por una marca de aguas minerales hasta el día de hoy instalada ahí cerca.


    El estuario platense es un sistema muy particular, en el cual confluyen las aguas de los ríos Paraná y Uruguay junto a las corrientes oceánicas. Esto da un movimiento menos acentuado del mar en las playas, creando remansos magníficos, y quienes procuran una playa oceánica deben concurrir a las que están desde Punta del Este hacia el Este, que son puramente oceánicas, con un descenso brusco del nivel del suelo, oleaje importante y salinidad muy acentuada.


    A mí en particular me gusta más una playa como las de la "Costa de Oro", más hacia el oeste, sobre todo para las familias. En general, los muchachos prefieren la playa oceánica.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5:17 p. m.

    Hola a todos

    Cuando entro en este blog es como entrar en una catequesis virtual, por las lecturas que se comentan, es como estar en una catequesis donde se habla un poco de todo, de cosas que nos pasan, de lecturas, cine, de todo, así que este blog ha traido cosas buenas, he conocido a otras personas que se mueven en el mundo de lo espiritual, ya que estamos acostumbrados a encontrarnos a personas que le molestan la espiritualidad, muchas veces, no siempre

    Monse

    ResponderEliminar
  8. Hoy, por primera vez soñé que era joven. Nunca había tenido un sueño en que me viera joven, eso es porque yo me sentía joven o me creía joven y era inesperado que me identificara en un sueño con lo que yo era, es decir, yo era joven y soñaba. Pero ahora ha aparecido algo nuevo: yo y mi pasado conmigo, es decir, que ya tengo otro yo. Ahora soy vieja y joven a la vez. Qué curioso. No sé qué hago con mi faceta actual de vieja, creo que es difícil domeñarla; las viejas se resisten a serlo, se revuelven mucho. Es lógico y normal. Se reduce bastante el ámbito de actuación, pero se reduce porque es natural que lo haga, pero las viejas se enfrentan a eso; atacan de frente. Y no quieren salir de la trinchera donde viven. Y es totalmente imposible mantenerse en el bastión, y hasta necesario que dejen el sitio libre, porque sino, las van a echar a empujones ( burlas justificadas )

    Es patético ver a unas viejas modernas; las viejas tienen que vestirse como si fueran a emprender un viaje a pie hasta Santiago, o sea; como de sport ( jjej ) pero sin pasarse. Vestirse para que nadie te vea. Como hace Presencia, que en eso ( vaya, al menos hay algo en lo que acierta ) es ejemplar la criatura.

    No hay nada que me guste más que una vieja presumida, pero pagaría por no ser yo una de ellas.

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué le has hecho en el ojo a Papá Noel, Forty?

    Si alguna vez os sucede lo que al Papá Noel de la foto, es decir, si alguna vez tenéis una extravasación en un ojo, lo primero si no habéis perdido visión, es no asustaros, el rostro está muy vascularizado, y cualquier pequeño golpe produce hematoma e inflamación. Muy aparatoso pero generalmente no hay consecuencias graves.
    Si tenéis que salir fuera de casa lo mejor es que os pongáis gafas oscuras, la gente siempre mira y pregunta cuando te ven con algo atípico en la cara. Para casa conviene que os compréis unas gafas de gel que se meten en el congelador hasta que el gel está congelado, y se ponen en los ojos para quitar la inflamación y el hematoma. Se venden en farmacias.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5:54 p. m.

    San Benito el patron de los exorcista
    Me alegro del testigo de una posesa

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar