domingo, marzo 24, 2013

Un día en la vida de un ser humano de este planeta



Día frío y gris, lluvioso por la tarde. Chipre, sin exagerar, se debate entre la supervivencia y el hundimiento. Dos Papas se reunen y se abrazan, protagonizando una bella foto. El magnate Berezovski es hallado muerto en su casa londinense. Miles de ojos, con razón, miran con desconfianza al Gran Mafioso, cuyo nombre no mencionaré.

Yo por la mañana he trabajado en mi tesis. Después he ido a almorzar con un amigo abogado que me ha venido a visitar de Madrid. El paseo ha sido bajo un agradable sol. Por la tarde, entre otras cosas, misa en la catedral. Mañana domingo ya comienzo en el pueblo que me ha sido encargado para esta semana santa. He tenido una conversación con el penitenciario. Al regresar a mi casa, he comprobado un versículo hebreo de un salmo.

Tras la cena, dos partidas de ajedrez. En la última, mi rey ha caído sobre el tablero. Una llamada de una amiga violinista de Costa Rica. Hemos hablado paseando con mi ipad en la mano. Ahora ya es tarde, sólo me resta leer y meditar un poco a Nehemías y abandonarme a la invasión del sueño y su dulce labor.

El mundo no es perfecto, pero podemos vivir como si lo fuera.

214 comentarios:

  1. La putada es que no nos dejan...

    ResponderEliminar
  2. Y que lo digas querido Kreisler, esa es exactamente la putada. Que no nos dejan o que no nos dejan a todos. Asi que pin para quien puede simular, sobre todo si la simulación le dura como al conejito de Duracell, y para los que no tenemos semejante poder, pues a recurrir a quien tiene todo el Poder y, afortunademente, también todo el Amor y la Misericordia.
    Que tengas muy buena noche!

    ResponderEliminar
  3. UN DÍA EN LA VIDA

    http://youtu.be/DAR9ZrrjNo8

    ResponderEliminar
  4. Lo mismo te deseo, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Y permíteme, querida Diana, que te dedique esta canción.
    Seguro que te suena:

    http://youtu.be/no2WmtMzUPk

    ResponderEliminar
  6. Monse. En el post anterior te he dejado un comentario. Viene con otro avatar porque ha habido un error, pero era mio.

    ResponderEliminar
  7. Hola Isabel, deberías dormir.
    No son horas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Morir, dormir, tal vez soñar...

    http://youtu.be/4uwLY4otLcY

    ResponderEliminar
  9. En el noticiario de Antena 3 he visto las imágenes de los dos Papas actuales. Me han parecido unas imágenes bonitas y al mismo tiempo extrañas. Nunca pensé que iba a ver a dos Papas juntos.
    Los gestos que ha tenido el Papa Francisco hacia Benedicto XVI, me han parecido preciosos.
    ¡Me encanta la actitud de éste Papa!
    Cada dia que pasa me gusta más
    Que Dios lo bendiga y sea el Papa que la Iglesia necesita en estos momentos tan complicados.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1:39 a. m.

    Padre:
    Ud. vive en Roma por eso sabrá lo que dice. Y no sea por Nostradamus ni otros pitonisos.

    ResponderEliminar
  11. DUÉRMETE MI NIÑO...

    Estamos en verano y la vida es fácil
    Los peces saltan y el algodón está crecido
    Oh, tu papá es rico y tu mamá es guapa
    Así que calla, pequeño, no llores...

    http://youtu.be/u2bigf337aU

    Summertime and the livin' is easy
    Fish are jumpin' and the cotton is high
    Oh, your daddy's rich and your ma is good-lookin'
    So hush, little baby; don't you cry

    One of these mornings you're gonna rise up singing
    And you'll spread your wings and you'll take to the sky
    But till that morning, there ain't nothin' can harm you
    With daddy and mammy standin' by

    One of these mornings you're gonna rise up singing
    And you'll spread your wings and you'll take to the sky
    But till that morning, there ain't nothin' can harm you
    With daddy and mammy standin' by

    ResponderEliminar
  12. La sabidurìa humana ,o la que se aprende a travès de los hombres, es necedad para DIOS.
    Por sus frutos puedo reconocer què tanto estudian o aprenden los hombres ...y de quièn...
    CUANDO alguien NO CONOCE VERDADERAMENTE A DIOS, se deja seducir o embelecar por cualquier canto de sirena...Y esto, puede ser pasado por alto si procede de de un profano; mas.........................................................................si lo experimenta un teòlogo y encima de renombre..............................................................me deprime el alma..............................

    ResponderEliminar
  13. Leo. Me parece muy bien el comentario que has puesto en el post anterior sobre la nueva evangelización. Creo que era de la Renovación Carismática. En Comunidades Neocatecumenales se nos dice lo mismo, que hay que salir a la calle a evangelizar, y hay una determinada época del año, al menos en el inicio del Camino, en donde se hace así, aunque de forma voluntaria.
    El primer año salí, (llevo cuatro). La experiencia fue totalmente negativa, en mi caso. Cuando tú te acercas a una persona y le dices: "Buenas tardes, ¿Sabe usted que Cristo ha resucitado y que lo ama?, las personas se te quedan mirando con expresión de estupor. Seguimos estando, a pesar de todo, en un país católico "de aquella manera", (bodas, bautizos, comuniones y funerales), y todo el mundo sabe quien es Jesús, de manera que después de la primera cara de estupor, si eran personas creyentes, hablabas un poquito, saludabas y te ibas; y si no eran creyentes, era peor el remedio que la enfermedad, porque "embestían como toros de mihúra"; tengo que decir que de estos solamente hubo una pareja, ya mayor y se veía que con muy poca cultura. La hermana que se dirigió a ellos, que lleva más de veinte años en comunidades, se llevó muy mal rato por la forma en que la trataron. Otros tenían mucha prisa y no querían o podían pararse. Y yo creo que la mayoría, nos tomarían por protestantes o testigos de Jehová, que son los que siempre se han dirigido a las personas que caminan por la calle, para predicar.
    El caso es que me pareció tan mala experiencia y tan poco útil, que no he vuelto a salir más.
    Cuando se lleva más recorrido en el Camino, me parece que es obligatorio. Pero sea opcional u obligatorio, de verdad que no lo veo útil en absoluto. Lo digo desde mi personal opinión.

    Seguramente no habrás visto mi comentario en donde te preguntaba, si era diferente la Teología que estudia un laico de la que estudia un eclesiástico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Kreisler. Que no eres mi padre.
    Estoy levantada viendo "La Copla", que acaba tarde. Y además mañana es domingo y no tengo que madrugar.

    Un abrazo también para ti.

    ResponderEliminar
  15. Buenas noches para todos.

    Podríamos decir que es un ser que tiene mucho, bastante que agradecer a Dios, verdad?

    Hay demasiada gente que quisiera tener un día así, al menos uno... y no lo encuentra, no puede acceder a él... o cuando cree empezar a vivirlo, viene alguien y se lo estropea...

    ResponderEliminar
  16. Acaba de terminar "La Copla", así que ya le hago caso a Kreisler y me voy a la cama.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  17. Sí, claro, Isabel, solo que aún no te había contestado. Ese estudio era bastante resumido y acotado a temas fundamentales, pero sí instructivo, por supuesto. También era otro momento de la Iglesia, que estoy hablando de hace unos cuantos años.

    Con respecto a esto, habría que ver cómo han sido las Misiones en el caso del Arzobispado de Buenos Aires. Porque la visita que tú me contás, es bastante similar, a la que se hacía en la época de mis padres ... (o cuando yo era niño jajaj) de la Legión de María, que se comprometían a ir de dos en dos a predicar por las casas el Evangelio. Algo bien similar.

    Ya veremos cómo el Papa expresa esa intención, ese pensamiento, más en concreto.

    A mí me pareció siempre muy bueno el sistema Salesiano, de cooperadores y oratorios. La gente se acercaba a la Iglesia, pero a un nivel más amplio, por el fútbol, o la quermesse, o los Colegios.

    O un estudio de oficios, en el caso de los jóvenes.

    ResponderEliminar
  18. Por cierto, en Antena 3, esta Semana Santa, van a poner "La Biblia" y estoy deseando verla.
    También "La Pasión", esta la veré, si Dios quiere , porque tiene unas escenas bellísimas. La del principio, en el Huerto de los Olivos es impresionante. Me da escalofríos nada más que pensar en ella. Ahora casi toda la película más bien la escucharé, porque no soporto la mayoría de las escenas.

    Y ahora si: Buenas noches.

    ResponderEliminar
  19. Leo. Gracias por tu respuesta.

    ResponderEliminar
  20. Bakhita2:25 a. m.

    Me encanta el post de hoy.

    Interesante vida la del P-Fortea, siempre rodeado de amigos.

    y polifacético:


    Hoy ha tocado el ajedrez.

    ResponderEliminar
  21. El mundo no es perfecto pero los dias en que transcurre la vida se van transformando en perfectos, si vivimos el hoy como si fuera el ùltimo dìa, cuando me despierto siempre temprano, lo primero que rezo es el rosario y pido a la Virgen que maneje mi casa, mis actividades, mis pensamientos y me consagro al servicio de ella y de su hijo, siempre pensando que todo debe de hacerse perfecto porque es para ellos.
    El te sin pastelitos perdio la gracia, aunque la vajilla tambien es hermosa.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo3:03 a. m.

    Que hago me asaltan las dudas .......Esta el Padre Fortea escribiendo su post a las 2 de la mañana ??????????
    Con todo respeto no sera que el encargado del Blog esta en otras latitudes???
    Quien me resuelve estos interrogantes?
    La verdad es que el Padre escribe diferente o al menos a mi me lo parece.
    Bueno este monologo seguira hasta que el padre aparezca , pero el verdadero Padrecito Forty.

    ResponderEliminar
  23. Anónimo3:47 a. m.

    Sabe Dios cuál es el verdadero Padrecito Forty.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo3:51 a. m.

    Donde estais todos y cual padrecito forty es que hay dos padrecitos fortys??

    ResponderEliminar
  25. Anónimo3:56 a. m.

    Sabes, María...? El lunes empezamos la Semana Santa, mañana es domingo de Ramos.. Por misericordia de Dios, este año he tomado mayor conciencia de del sentido de estos días en mi propia vida, por un exquisito detalle de amor de mi Señor he aprendido a ver, en mi propio dolor, no una ausencia de Dios, sino una presencia real de su amor, dándome, en cada momento difícil, la oportunidad de transitar con Él mi propio camino de Salvación….por eso quiero acercarme hoy a ti, maestra del alma, para que, como mi madre que eres, me tomes de la mano y me muestres el camino hacia tu Hijo.

    ResponderEliminar
  26. Hola hola!!!

    El P.Fortea siempre bien informado, escribiendo su tesis, hablando aquí, paseando allá... de un día gris y lluvioso se salta a un día soleado... mmmmm... aquí hay gato encerradoooo!!!! el P.Fortea agarró su libreta de anotaciones y juntó varias anotaciones en un solo post... puede ser... verdad???...

    Es que es tan bueno con todos nosotros que no nos quiere dejar sin el post del día!!! Gracias P.Fortea... Dios le recompense al ciento por uno su esfuerzo... porque reconozco que 'es' un esfuerzo escribir todos los días... cuando al principio también yo quise ponerme a escribir algo en algún blog personal me dije... nooooo... a ese juego no me llamaron... jajjaja

    Bueno... pero solo entré a leer el post y a dejar mi comentario... tengo que levantarme temprano... hoy desde después del almuerzo corriendo de un lado para el otro para juntar todo lo que necesitaba para adornar al Señor de las Palmas y su burrito... en realidad... aquí... el burrito es más famoso que el Señor de las Palmas... jajjajaja... todos lo conocemos por 'el burrito'... y como no a todo el mundo le apetece 'vestir santos'... pues la tarea me toca a mi... a una amiga muy querida y esta vez recluté en el primer grupo de oración (donde me tocó hacer el redondeo de las lecturas de mañana) a un hermano de comunidad que me fue de una invaluable ayuda!!! Mis nenas también corrieron a la tarde detrás de las cosas... en especial la menor que tuve que enviarle a una florería a traerme esas esponjas verdes que se ponen en los arreglos de flores... en fin... ya está... creo que quedó bien... no diré que está tan elegante el Señor de las Palmas... jajajaja... pero está muy bien!!!!

    Lo que más me emocionó hoy fue que el carpintero, que no es católico, me preguntó a qué hora era la bendición de las palmas y la procesión... y me dijo que irían... cuando fui a hablar con él para encargarle el trabajo me dijo que la primera vez que lo arregló le hizo muchos favores... y que ahora lo haría nuevamente con mucho gusto... y lo que noté es que trabajo en el Señor de las Palmas, su burrito y su anda con mucho... con muuuuchooo amor!!!

    Mañana temprano procesión desde la plaza... misa... y después almuerzo en lo de mi hermana mayor... el lunes 25 es su cumpleaños y mañana lo festeja con asado y todo lo que acompaña al asado... mandioca, chorizos, morcillas, sopa paraguaya, ensaladas, postres.... mmmmm... así que tengo festejo a full...

    Espero que mañana tengan un hermoso día de Ramos... y un lindo inicio de Semana Santa... ya estoy cansadita muuuuyyyy cansadita!!!!

    Besos y abrazos a todos!!!

    PAZ Y AMOR PARA SUS CORAZONES ES MI DESEO!!!

    ResponderEliminar
  27. Anónimo6:47 a. m.

    Hoy voy a recomendar por ser domingo un video titulado; Análisis y críticas al Papa Francisco y los jesuitas

    Se trata de la charla de un importante sociologo argentino del entorno de Kirchner que pone en evidencia que el gobierno peronista de ese país es muy crítico con el actual Papa Francesco y también con los jesuitas. Atención especial a partir del minuto 11. Un saludo y feliz dia.

    http://www.eltribuno.info/salta/262337-Analisis-y-criticas-al-Papa-Francisco-y-los-jesuitas.note.aspx

    ResponderEliminar
  28. Fata Morgana8:24 a. m.

    Aquí podemos ver al Príncipe Kreisler manejando sus videos de Youtube, y debajo, bailando, una cualquiera de vosotras.
    Estúpidas, que sois todas unas estúpidas.

    http://media.tumblr.com/tumblr_lizlepelnW1qb7evco1_r1_400.gif

    ResponderEliminar
  29. Anónimo9:17 a. m.

    No creo que Kreisler sea asi.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo9:18 a. m.

    estupida lo sera tu madre.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo9:18 a. m.

    Y CUALQUIERA ...ESA ERES TU.

    ResponderEliminar
  32. Anónimo9:19 a. m.

    que te den bonita, a lo mejor es lo que te gusta.

    ResponderEliminar
  33. Anónimo9:30 a. m.

    Solo te pido un dia,un dia solo.Pero tu no quieres.

    ResponderEliminar
  34. Anónimo10:34 a. m.

    El hombrecillo de Villacastín descorre las cortinas del salón. Acaba de encender la calefacción. Las cortinas minoran la circulación del calor. El día está lluvioso y gris. El hombrecillo de Villacastín piensa en el artículo que nos ha escrito el Padre Fortea. El Padre Fortea es de tierras altas de Aragón. Pero ayer, el Padre Fortea se ha dejado caer hasta el nivel del mar en Alicante. Su artículo está escrito al modo de Azorín. El hombrecillo de Villacastín amó mucho, durante su adultez, a don José Martínez Ruiz. Con Azorin se escribe mejor. Se marcan los periodos de la oración. se van ordenando los pensamientos, graduando. Es un remedo noble del Gregoriano.
    Ya no se aprende con Azorín. Por esa razón nos llenamos de barullo. El Hombrecillo de Villacastín debería cambiar su prosa para asemejarse al Maestro.
    Me he solazado con usted.
    Buenos días.
    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  35. Anónimo10:44 a. m.

    En Recuerdo de AZORIN. "Una Ciudad y un Balcón".
    "(No me podrán quitar el dolorido /
    sentir, si ya del todo /
    primero no me quitan el sentido". Garcilaso de la Vega, Égloga I).
    Azorín nos habla:
    Entremos en la catedral; flamante, blanca, acabada de hacer está. En un ángulo, junto a la capilla en que venera la Virgen de la Quinta Angustia, se halla la puertecilla del campanario. Subamos a la torre; desde lo alto se divisa la ciudad toda y la campiña. Tenemos un maravilloso, mágico catalejo: descubriremos con él hasta los detalles más
    diminutos. (...) Vienen todos a la ciudad; bajan
    ahora de las colinas y entran en la vega. Cruza la vega un río: sus aguas son rojizas y lentas; ya sesga en suaves meandros, ya se embarranca en hondas hoces. Crecen los árboles tupidos en el llano. La arboleda se ensancha y asciende porlas alturas
    inmediatas. (.....)
    En el primer balcón de la izquierda, allá en la casa de piedra que está en la plaza, hay un hombre sentado. Parece abstraído en una profunda meditación. Tiene un fino bigote de
    puntas levantadas. Está el caballero sentado, con el codo puesto en uno de los brazos del sillón y la cara apoyada en la mano. Una honda tristeza emparra sus ojos... ¡Eternidad, insondable eternidad del dolor! Progresará maravillosamente la especie humana; se realizarán las más fecundas transformaciones. Junto a un balcón, en una ciudad,
    en una casa, siempre habrá un hombre con la cabeza, meditadora y triste, reclinada en la mano. No le podrán quitar el dolorido sentir. FIN:
    Ptolomeo

    ResponderEliminar
  36. Anónimo dijo...
    Hoy voy a recomendar por ser domingo un video titulado; Análisis y críticas al Papa Francisco y los jesuitas

    Se trata de la charla de un importante sociologo argentino del entorno de Kirchner que pone en evidencia que el gobierno peronista de ese país es muy crítico con el actual Papa Francesco y también con los jesuitas. Atención especial a partir del minuto 11. Un saludo y feliz dia.


    http://www.eltribuno.info/salta/262337-Analisis-y-criticas-al-Papa-Francisco-y-los-jesuitas.note.aspx

    6:47 a.m.

    Horacio González es un estómago agradecido que paga la cómoda poltrona de la dirección de la Biblioteca Nacional lamiéndole el siliconado culito a la Kirchner.

    No hagan mucho caso a lo que dice este elemento, porque en realidad no hace otra cosa que escucharse a sí mismo. Como verán, al final tienen que arrancarle el micro de las manos. Es la Cuarta Ley de la Termodinámica:

    "Todo argentino con un micrófono en las manos adquirirá un incremento de energía que canalizará a través de un discurso, y que será directamente proporcional al número de oyentes, e inversamente proporcional al tiempo que falte para la hora del almuerzo. Una audiencia mayor de tres personas eleva el Rendimiento Térmico a un nivel cercano a infinito. Ese mismo nivel energético se transmite a las manos y le permite sujetar el micrófono con una fuerza sólo comparable a la explosión cuántica del Big Bang."

    Y probablemente sea cierto todo lo que cuenta de Bergoglio, y de su pertenencia a Guardia de Hierro, y del adoctrinamiento "fascista" de los jesuitas a su cargo, y qué sé yo. Pero no me interesa.
    Estoy hasta los cojones del eterno psicoanálisis social de este pueblo maldito que se cree tocado de la mano de Dios. Todas las naciones tienen sus problemas y sus grandezas y miserias, y un glorioso pasado y una siniestra historia que ocultar, pero no estamos todo el puto día dando la barrila al resto de la humanidad.
    Pero no nos desviemos del tema, porque lo que de verdad le jode a este señor Horacio, no es el turbio pasado de D. Jorge Mario, sino que se siga considerando PERONISTA (y seguidor del San Lorenzo).
    Y aquí ya me pierdo.
    Que en pleno siglo XXI en Argentina todo el dios sea peronista me supera.
    Desde la extrema derecha más radical hasta la extrema izquierda más ominosa, todo tiene cabida en el peronismo.
    Lo que el peronismo no admite es el liberalismo, la moderación y la democracia.
    Y ahí tenemos a Dª Cristina, llenándose la boca de peronismo de izquierdas, llenándose los labios de silicona y llenándose los bolsillos de dólares.
    Y toda la patulea izquierdosa aplaudiendo con las orejas, y reclamando su parte, claro.
    Ya sabía yo que con la llegada al trono vaticano de Bergoglio íbamos a tener un monumental empacho de argentinismo.

    Necesitamos un Papa ecuménico, pendiente de los problemas de la Iglesia y que se sepa intermediario político de Occidente FRENTE al Islam, Rusia y China; y no al arzobispo de Buenos Aires tomando mate en el solio de S. Pedro.
    Feliz Domingo de Ramos.

    ResponderEliminar
  37. Hola Ptolo, ¡Ay Azorín, el maestro Azorín!
    Probablemente el mejor narrador de la Literatura Hispana (que es tanto como decir de la literatura mundial).

    Leí "Una Ciudad y un Balcón" con diez años, en el libro de texto de lenguaje. Y quedé marcado. Y sobre todo esa frase garcilasiana que nos pertenece a todos los románticos y depresivos empedernidos, incluido Jesucristo, pues supe que era uno de los nuestros cuando dijo: "Mi reino no es de este mundo". Éluard decía "Hay otros mundos, pero están en éste". Lema de la colección "Otros Mundos", de Plaza & Janés, que todos los que tenemos cierta edad leímos casi completa. Hoy día recordamos con ternura tanta falsedad.

    A lo que iba, Gala se hartó de las románticas depresiones y las ridículas amistades (dizque geniales) de Paul Éluard y lo plantó para arrimarse a otro genio frágil y depresivo: Salvador Dalí.

    Como decía, Jesucristo es uno de los nuestros, un genio frágil, depresivo, romántico, perdido en un mundo que no era el suyo.
    Y lo mataron, pero nunca le pudieron quitar "el dolorido sentir"

    Eso nunca lo perderemos nosotros tampoco, querido Ptolo. Creo que es la primera ley de la Termodinámica, el principio de la conservación de la Energía, o sea el principio de la conservación de la información.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  38. Anónimo11:13 a. m.

    Kreisler te invito a paella.Me encantaria tenerte en la mesa de mis amigos.

    ResponderEliminar
  39. El Analista Blogero11:17 a. m.

    EL MUNDO DEL BLOG DE FORTEA:

    1 - Los que entran a opinar
    2 - Los que entran a debatir
    3 - Los que entran a opinar y debatir
    5 - Los que entran para leer
    4 - Los que entran para que les lean, porque en su vida nadie les escucha.
    5 - Los que entran para que les quieran, porque en su vida nadie les quiere.
    6 - Los que entran para que les lean y para que les quieran, construyendo un personaje, mintiendo sobre su vida, fabulando sobre su profesión, su vida familiar y su entorno más próximo, buscando constantemente interactuar con otros de parecido perfil en inacabables intercambios de saludos, alabanzas, agradecimientos y plácemes, lamentos sobre hechos luctuosos, desgracias, ánimos, copypastes de poesías, frases históricas y videos que subrayen cuanto dicho y explicado entre lágrimas y sobreentendidos.
    7 - Véase 6 + histeria.

    ResponderEliminar
  40. Anónimo11:24 a. m.

    Yyyyyyyyyyyyyyy?

    ResponderEliminar
  41. Anónimo11:25 a. m.

    La vida es asi.

    ResponderEliminar
  42. Anónimo11:26 a. m.

    INVITAME TU A PAELLA.

    ResponderEliminar
  43. Anónimo11:27 a. m.

    Pero no te enfades.

    ResponderEliminar
  44. Anónimo11:31 a. m.

    Solo tengo este blog parece ser,para comunicarme contigo.NO tengo otro medio no?

    ResponderEliminar
  45. Anónimo11:33 a. m.

    Esta claro que al que no le guste,que no entre,es facil.

    ResponderEliminar
  46. Anónimo11:39 a. m.

    11:07 a.m.
    JAJAJAJA!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  47. Anónimo11:40 a. m.

    Bueno si es por eso te invito yo.Cuando quedamos buen hombre.Mira que esto no se lo digo a nadie.jajaj

    ResponderEliminar
  48. Anónimo11:41 a. m.

    era 11:17 a.m.

    ResponderEliminar
  49. Anónimo11:45 a. m.

    Es que el chico es un poco timido ,hay que darle un toque.

    ResponderEliminar
  50. Anónimo11:47 a. m.

    Pero me han contado,que al final todo sale bien.Como en los cuentos.

    ResponderEliminar
  51. María del Carmen. Así somos las personas. Acudimos (vamos a meternos todos y que se salga el que pueda) a Santa Bárbara cuando truena, y luego si te he visto no me acuerdo.
    En Granada, como en casi todos los sitios, la mayoría de las iglesias, los domingos que es día de precepto, están a la cuarta parte de su capacidad. Sin embargo, por ponerte un ejemplo, ve el Viernes Santo al Campo del Príncipe en Granada; tienen que cortar los accesos desde el Paseo del Salón, porque desde las una de la tarde, suben auténticas riadas de personas hacia el Campo del Príncipe. En ese lugar hay una gran cruz de piedra con la imagen del Señor, rodeada por una valla. A las tres de la tarde no cabe un alfiler. Coincidiendo con la llegada de la Virgen en procesión cerca de la
    cruz, se oye un clarín, y se produce un inmenso silencio en una plaza grande y abarrotada de gente. La mayoría que puede, se arrodilla sobre el suelo de la plaza, y se piden tres deseos. Esta imagen del Señor tiene mucha fama de que los concede, yo antes creía que los tres, ahora he oído versiones de que solo es uno. El caso es que mueve multitudes. En el fondo del ser humano hay una sed de Dios, pero también un tremendo egoísmo. Estoy prácticamente segura, de que al menos una buena parte de los que van, pisan la iglesia en muy contadas ocasiones, pero ahí están el Viernes Santo a las tres de la
    tarde, dispuestos a pedir. No es una crítica sino un hecho . Cada cual sabe lo que hace y porque lo hace, no soy yo Dios para juzgar a nadie. Este acontecimiento del Viernes Santo, se retransmite por varias televisiones.
    Así somos cariño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. Anónimo 3.56. Has escrito un precioso comentario a la Virgen. Que ella sea tu intercesora ante El Señor y te conceda lo que pides.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Anónimo11:51 a. m.

    El NO ya le tengo,pero yo sigo y sigo sigo como las pilas de.....

    ResponderEliminar
  54. Anónimo11:59 a. m.

    Esto es lo que pasa cuando de la religión se hace espectáculo. Si hay espectáculo la gente va, si no hay espectáculo, no.
    Es un hecho. Duele, pero es así.

    ResponderEliminar
  55. Leo. La pregunta que te hacia si la Teología para seglares era distinta de la que estudian los eclesiásticos, era porque una amiga está estudiando Teología, en una de las mejores facultades españolas, me parece que me dijo la de Comillas, a distancia. Y yo tenía entendido y ahora veo que es así, que la Teología es la misma para todos.
    En cuanto a la evangelización, estoy de acuerdo en las fórmulas que tu dices. En mi país, al menos en Granada que es lo que yo conozco, antes de promulgarse la libertad de culto, no se veía a nadie predicando por las calles. Después ya si, principalmente a los testigos de Jehová y algunos mormones. Que yo sepa ninguna otra religión.

    Y ahora voy a arreglarme para ir a misa de una.

    Que paséis una feliz mañana de domingo.

    ResponderEliminar
  56. Kreisler: acabo de escuchar "Diana", me ha encantado volverla a oir, hace mucho, mucho tiempo que no la escuchaba y me encantaba. Además acabo de leer la historia de como fue escrita, que bonito! Ayer me fui a dormir inmediatamente y no lei más. Gracias y que tengas y tengan un excelente dia!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  57. Anónimo12:57 p. m.

    Además acabo de leer la historia de como fue escrita, que bonito!

    JAJAJAJAJA!!!!

    ResponderEliminar
  58. Anónimo1:27 p. m.

    Y los que entran para ..... te falta el mío, analistaaaaa
    Mónica

    ResponderEliminar
  59. Anónimo1:33 p. m.

    JAJAJAJAJAJAAJA!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  60. Anónimo1:34 p. m.

    Analistaaaaaaaaa....
    Y tú qué dices?

    ResponderEliminar
  61. Anónimo1:43 p. m.

    Cuando se acercaban a Jerusalén, por Betfagé y Betania, cerca del monte de los Olivos, envió a dos de sus discípulos, 2 y les dijo: Id a la aldea enfrente de vosotros, y tan pronto como entréis en ella, encontraréis un pollino atado en el cual nadie se ha montado todavía; desatadlo y traedlo. 3 Y si alguien os dice: ``¿Por qué hacéis eso? decid: ``El Señor lo necesita; y enseguida lo devolverá acá. 4 Ellos fueron y encontraron un pollino atado junto a la puerta, afuera en la calle, y lo desataron. 5 Y algunos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino? 6 Ellos les respondieron tal como Jesús les había dicho, y les dieron permiso. 7 Entonces trajeron el pollino a Jesús y echaron encima sus mantos, y Jesús se sentó sobre él. 8 Y muchos tendieron sus mantos en el camino, y otros tendieron ramas que habían cortado de los campos. 9 Los que iban delante y los que le seguían, gritaban:
    ¡Hosanna!
    BENDITO EL QUE VIENE EN EL NOMBRE DEL SEÑOR;

    10 Bendito el reino de nuestro padre David que viene;
    ¡Hosanna en las alturas!
    11 Y entró en Jerusalén, llegó al templo, y después de mirar todo a su alrededor, salió para Betania con los doce, siendo ya avanzada la hora.

    La higuera estéril

    12 Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús tuvo hambre. 13 Y viendo de lejos una higuera con hojas, fue a ver si quizá pudiera hallar algo en ella; cuando llegó a ella, no encontró más que hojas, porque no era tiempo de higos. 14 Y Jesús, hablando a la higuera, le dijo: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. Y sus discípulos le estaban escuchando.

    Jesús echa a los mercaderes del templo

    15 Llegaron a Jerusalén; y entrando Jesús en el templo comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo, volcó las mesas de los cambistas y los asientos de los que vendían las palomas; 16 y no permitía que nadie transportara objeto alguno a través del templo. 17 Y les enseñaba, diciendo: ¿No está escrito: ``MI CASA SERA LLAMADA CASA DE ORACION PARA TODAS LAS NACIONES? Pero vosotros la habéis hecho CUEVA DE LADRONES. 18 Los principales sacerdotes y los escribas oyeron esto y buscaban cómo destruirle, porque le tenían miedo, pues toda la multitud estaba admirada de su enseñanza.
    19 Y cuando atardecía, solían salir fuera de la ciudad.

    El poder de la fe

    20 Por la mañana, cuando pasaban, vieron la higuera seca desde las raíces. 21 Entonces Pedro, acordándose, le dijo: Rabí, mira, la higuera que maldijiste se ha secado. 22 Y Jesús respondió, diciéndoles: Tened fe en Dios. 23 En verdad os digo que cualquiera que diga a este monte: ``Quítate y arrójate al mar, y no dude en su corazón, sino crea que lo que dice va a suceder, le será concedido. 24 Por eso os digo que todas las cosas por las que oréis y pidáis, creed que ya las habéis recibido, y os serán concedidas . 25 Y cuando estéis orando, perdonad si tenéis algo contra alguien, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone vuestras transgresiones. 26 Pero si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos perdonará vuestras transgresiones.

    La autoridad de Jesús puesta en duda

    27 Llegaron de nuevo a Jerusalén; y cuando Jesús andaba por el templo, se le acercaron los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos, 28 y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, o quién te dio la autoridad para hacer esto? 29 Y Jesús les dijo: Yo también os haré una pregunta; respondédmela, y entonces os diré con qué autoridad hago estas cosas. 30 El bautismo de Juan, ¿era del cielo o de los hombres? Respondedme. 31 Y ellos discurrían entre sí, diciendo: Si decimos: ``Del cielo, El dirá: ``Entonces, ¿por qué no le creísteis? 32 ¿Mas si decimos: ``De los hombres? Pero temían a la multitud, porque todos consideraban que Juan verdaderamente había sido un profeta. 33 Y respondiendo a Jesús, dijeron: No sabemos. Y Jesús les dijo: Tampoco yo os diré con qué autoridad hago estas cosas.

    ResponderEliminar
  62. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  63. Anónimo1:48 p. m.

    Entonces comenzó a hablarles en parábolas: Un hombre PLANTO UNA VIÑA Y LA CERCO CON UN MURO, CAVO UN ESTANQUE DEBAJO DEL LAGAR Y EDIFICO UNA TORRE; la arrendó a labradores y se fue de viaje. 2 Al tiempo de la vendimia envió un siervo a los labradores para recibir de los labradores su parte de los frutos de la viña. 3 Pero ellos, echándole mano, lo golpearon y lo enviaron con las manos vacías. 4 De nuevo les mandó otro siervo, y a él lo hirieron en la cabeza y lo trataron vergonzosamente. 5 Y envió a otro y a éste lo mataron; y así con otros muchos, golpeando a unos y matando a otros. 6 Todavía le quedaba uno, un hijo amado; y les envió a este último, diciendo: ``Respetarán a mi hijo. 7 Pero aquellos labradores se dijeron entre sí: ``Este es el heredero; ¡venid, matémosle, y la heredad será nuestra! 8 Y echándole mano, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña. 9 ¿Qué hará, entonces, el dueño de la viña? Vendrá y destruirá a los labradores, y dará la viña a otros. 10 ¿Ni aun esta Escritura habéis leído:
    ``LA PIEDRA QUE DESECHARON LOS CONSTRUCTORES,
    ESA, EN PIEDRA ANGULAR SE HA CONVERTIDO;
    11 ESTO FUE HECHO DE PARTE DEL SEÑOR,
    Y ES MARAVILLOSO A NUESTROS OJOS?
    12 Y procuraban prenderle, pero temían a la multitud, porque comprendieron que contra ellos había dicho la parábola. Y dejándole, se fueron.
    13 Y le enviaron algunos de los fariseos y de los herodianos para sorprenderle en alguna palabra. 14 Y cuando ellos llegaron, le dijeron: Maestro, sabemos que eres veraz y que no buscas el favor de nadie, porque eres imparcial, y enseñas el camino de Dios con verdad. ¿Es lícito pagar impuesto al César, o no? 15 ¿Pagaremos o no pagaremos? Pero El, dándose cuenta de su hipocresía, les dijo: ¿Por qué me estáis poniendo a prueba? Traedme un denario para verlo. 16 Se lo trajeron, y El les dijo: ¿De quién es esta imagen y la inscripción? Y ellos le dijeron: Del César. 17 Entonces Jesús les dijo: Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. Y se maravillaban de El.
    18 Y algunos saduceos (los que dicen que no hay resurrección) se le acercaron, y le preguntaban, diciendo: 19 Maestro, Moisés nos dejó escrito: SI EL HERMANO DE ALGUNO MUERE y deja mujer Y NO DEJA HIJO, que SU HERMANO TOME LA MUJER Y LEVANTE DESCENDENCIA A SU HERMANO. 20 Hubo siete hermanos; y el primero tomó esposa, y murió sin dejar descendencia. 21 Y el segundo la tomó, y murió sin dejar descendencia; y asimismo el tercero; 22 y así los siete, sin dejar descendencia. Y por último murió también la mujer. 23 En la resurrección, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será mujer? Pues los siete la tuvieron por mujer. 24 Jesús les dijo: ¿No es ésta la razón por la que estáis equivocados: que no entendéis las Escrituras ni el poder de Dios? 25 Porque cuando resuciten de entre los muertos, ni se casarán ni serán dados en matrimonio, sino que serán como los ángeles en los cielos. 26 Y en cuanto a que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en el pasaje sobre la zarza ardiendo, cómo Dios le habló, diciendo: ``YO SOY EL DIOS DE ABRAHAM, Y EL DIOS DE ISAAC, Y EL DIOS DE JACOB? 27 El no es Dios de muertos, sino de vivos; vosotros estáis muy equivocados.

    ResponderEliminar
  64. Anónimo1:50 p. m.

    CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA
    DEI VERBUM
    SOBRE LA DIVINA REVELACIÓN



    PROEMIO


    1. El Santo Concilio, escuchando religiosamente la palabra de Dios y proclamándola confiadamente, hace cuya la frase de San Juan, cuando dice: "Os anunciamos la vida eterna, que estaba en el Padre y se nos manifestó: lo que hemos visto y oído os lo anunciamos a vosotros, a fin de que viváis también en comunión con nosotros, y esta comunión nuestra sea con el Padre y con su Hijo Jesucristo" (1 Jn., 1,2-3). Por tanto siguiendo las huellas de los Concilios Tridentino y Vaticano I, se propone exponer la doctrina genuina sobre la divina revelación y sobre su transmisión para que todo el mundo, oyendo, crea el anuncio de la salvación; creyendo, espere, y esperando, ame.


    CAPÍTULO I

    LA REVELACIÓN EN SÍ MISMA


    Naturaleza y objeto de la revelación

    2. Dispuso Dios en su sabiduría revelarse a Sí mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad, mediante el cual los hombres, por medio de Cristo, Verbo encarnado, tienen acceso al Padre en el Espíritu Santo y se hacen consortes de la naturaleza divina. En consecuencia, por esta revelación, Dios invisible habla a los hombres como amigos, movido por su gran amor y mora con ellos, para invitarlos a la comunicación consigo y recibirlos en su compañía. Este plan de la revelación se realiza con hechos y palabras intrínsecamente conexos entre sí, de forma que las obras realizadas por Dios en la historia de la salvación manifiestan y confirman la doctrina y los hechos significados por las palabras, y las palabras, por su parte, proclaman las obras y esclarecen el misterio contenido en ellas. Pero la verdad íntima acerca de Dios y acerca de la salvación humana se nos manifiesta por la revelación en Cristo, que es a un tiempo mediador y plenitud de toda la revelación

    Preparación de la revelación evangélica

    3. Dios, creándolo todo y conservándolo por su Verbo, da a los hombres testimonio perenne de sí en las cosas creadas, y, queriendo abrir el camino de la salvación sobrenatural, se manifestó, además, personalmente a nuestros primeros padres ya desde el principio. Después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación, con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras. En su tiempo llamó a Abraham para hacerlo padre de un gran pueblo, al que luego instruyó por los Patriarcas, por Moisés y por los Profetas para que lo reconocieran Dios único, vivo y verdadero, Padre providente y justo juez, y para que esperaran al Salvador prometido, y de esta forma, a través de los siglos, fue preparando el camino del Evangelio.

    En Cristo culmina la revelación

    ResponderEliminar
  65. Anónimo1:51 p. m.

    4. Después que Dios habló muchas veces y de muchas maneras por los Profetas, "últimamente, en estos días, nos habló por su Hijo". Pues envió a su Hijo, es decir, al Verbo eterno, que ilumina a todos los hombres, para que viviera entre ellos y les manifestara los secretos de Dios; Jesucristo, pues, el Verbo hecho carne, "hombre enviado, a los hombres", "habla palabras de Dios" y lleva a cabo la obra de la salvación que el Padre le confió. Por tanto, Jesucristo -ver al cual es ver al Padre-, con su total presencia y manifestación personal, con palabras y obras, señales y milagros, y, sobre todo, con su muerte y resurrección gloriosa de entre los muertos; finalmente, con el envío del Espíritu de verdad, completa la revelación y confirma con el testimonio divino que vive en Dios con nosotros para librarnos de las tinieblas del pecado y de la muerte y resucitarnos a la vida eterna.

    La economía cristiana, por tanto, como alianza nueva y definitiva, nunca cesará, y no hay que esperar ya ninguna revelación pública antes de la gloriosa manifestación de nuestro Señor Jesucristo (cf. 1 Tim., 6,14; Tit., 2,13).

    La revelación hay que recibirla con fe

    5. Cuando Dios revela hay que prestarle "la obediencia de la fe", por la que el hombre se confía libre y totalmente a Dios prestando "a Dios revelador el homenaje del entendimiento y de la voluntad", y asintiendo voluntariamente a la revelación hecha por El. Para profesar esta fe es necesaria la gracia de Dios, que proviene y ayuda, a los auxilios internos del Espíritu Santo, el cual mueve el corazón y lo convierte a Dios, abre los ojos de la mente y da "a todos la suavidad en el aceptar y creer la verdad". Y para que la inteligencia de la revelación sea más profunda, el mismo Espíritu Santo perfecciona constantemente la fe por medio de sus dones.

    Las verdades reveladas

    6. Mediante la revelación divina quiso Dios manifestarse a Sí mismo y los eternos decretos de su voluntad acerca de la salvación de los hombres, "para comunicarles los bienes divinos, que superan totalmente la comprensión de la inteligencia humana".

    Confiesa el Santo Concilio "que Dios, principio y fin de todas las cosas, puede ser conocido con seguridad por la luz natural de la razón humana, partiendo de las criaturas"; pero enseña que hay que atribuir a Su revelación "el que todo lo divino que por su naturaleza no sea inaccesible a la razón humana lo pueden conocer todos fácilmente, con certeza y sin error alguno, incluso en la condición presente del género humano.

    ResponderEliminar
  66. Un chiste con mucha enjundia teológica.

    Llama uno por teléfono:
    - Buenos días, por favor, ¿se podría poner la Santísima Trinidad?
    - Lo siento, pero no se puede poner porque está reunida.
    Amén.

    ResponderEliminar
  67. Anónimo1:52 p. m.

    CAPITULO II

    TRANSMISIÓN DE LA REVELACIÓN DIVINA

    Los Apóstoles y sus sucesores, heraldos del Evangelio

    7. Dispuso Dios benignamente que todo lo que había revelado para la salvación de los hombres permaneciera íntegro para siempre y se fuera transmitiendo a todas las generaciones. Por ello Cristo Señor, en quien se consuma la revelación total del Dios sumo, mandó a los Apóstoles que predicaran a todos los hombres el Evangelio, comunicándoles los dones divinos. Este Evangelio, prometido antes por los Profetas, lo completó El y lo promulgó con su propia boca, como fuente de toda la verdad salvadora y de la ordenación de las costumbres. Lo cual fue realizado fielmente, tanto por los Apóstoles, que en la predicación oral comunicaron con ejemplos e instituciones lo que habían recibido por la palabra, por la convivencia y por las obras de Cristo, o habían aprendido por la inspiración del Espíritu Santo, como por aquellos Apóstoles y varones apostólicos que, bajo la inspiración del mismo Espíritu, escribieron el mensaje de la salvación.

    Mas para que el Evangelio se conservara constantemente íntegro y vivo en la Iglesia, los Apóstoles dejaron como sucesores suyos a los Obispos, "entregándoles su propio cargo del magisterio". Por consiguiente, esta sagrada tradición y la Sagrada Escritura de ambos Testamentos son como un espejo en que la Iglesia peregrina en la tierra contempla a Dios, de quien todo lo recibe, hasta que le sea concedido el verbo cara a cara, tal como es (cf. 1 Jn., 3,2).

    La Sagrada Tradición

    8. Así, pues, la predicación apostólica, que está expuesta de un modo especial en los libros inspirados, debía conservarse hasta el fin de los tiempos por una sucesión continua. De ahí que los Apóstoles, comunicando lo que de ellos mismos han recibido, amonestan a los fieles que conserven las tradiciones que han aprendido o de palabra o por escrito, y que sigan combatiendo por la fe que se les ha dado una vez para siempre. Ahora bien, lo que enseñaron los Apóstoles encierra todo lo necesario para que el Pueblo de Dios viva santamente y aumente su fe, y de esta forma la Iglesia, en su doctrina, en su vida y en su culto perpetúa y transmite a todas las generaciones todo lo que ella es, todo lo que cree.

    Esta Tradición, que deriva de los Apóstoles, progresa en la Iglesia con la asistencia del Espíritu Santo: puesto que va creciendo en la comprensión de las cosas y de las palabras transmitidas, ya por la contemplación y el estudio de los creyentes, que las meditan en su corazón y, ya por la percepción íntima que experimentan de las cosas espirituales, ya por el anuncio de aquellos que con la sucesión del episcopado recibieron el carisma cierto de la verdad. Es decir, la Iglesia, en el decurso de los siglos, tiende constantemente a la plenitud de la verdad divina, hasta que en ella se cumplan las palabras de Dios.

    Las enseñanzas de los Santos Padres testifican la presencia viva de esta tradición, cuyos tesoros se comunican a la práctica y a la vida de la Iglesia creyente y orante. Por esta Tradición conoce la Iglesia el Canon íntegro de los libros sagrados, y la misma Sagrada Escritura se va conociendo en ella más a fondo y se hace incesantemente operativa, y de esta forma, Dios, que habló en otro tiempo, habla sin intermisión con la Esposa de su amado Hijo; y el Espíritu Santo, por quien la voz del Evangelio resuena viva en la Iglesia, y por ella en el mundo, va induciendo a los creyentes en la verdad entera, y hace que la palabra de Cristo habite en ellos abundantemente (cf. Col., 3,16).

    ResponderEliminar
  68. Anónimo1:52 p. m.

    Mutua relación entre la Sagrada Tradición y la Sagrada Escritura

    9. Así, pues, la Sagrada Tradición y la Sagrada Escritura están íntimamente unidas y compenetradas. Porque surgiendo ambas de la misma divina fuente, se funden en cierto modo y tienden a un mismo fin. Ya que la Sagrada Escritura es la palabra de Dios en cuanto se consigna por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo, y la Sagrada Tradición transmite íntegramente a los sucesores de los Apóstoles la palabra de Dios, a ellos confiada por Cristo Señor y por el Espíritu Santo para que, con la luz del Espíritu de la verdad la guarden fielmente, la expongan y la difundan con su predicación; de donde se sigue que la Iglesia no deriva solamente de la Sagrada Escritura su certeza acerca de todas las verdades reveladas. Por eso se han de recibir y venerar ambas con un mismo espíritu de piedad.

    Relación de una y otra con toda la Iglesia y con el Magisterio

    10. La Sagrada Tradición, pues, y la Sagrada Escritura constituyen un solo depósito sagrado de la palabra de Dios, confiado a la Iglesia; fiel a este depósito todo el pueblo santo, unido con sus pastores en la doctrina de los Apóstoles y en la comunión, persevera constantemente en la fracción del pan y en la oración (cf. Act., 8,42), de suerte que prelados y fieles colaboran estrechamente en la conservación, en el ejercicio y en la profesión de la fe recibida.

    Pero el oficio de interpretar auténticamente la palabra de Dios escrita o transmitida ha sido confiado únicamente al Magisterio vivo de la Iglesia, cuya autoridad se ejerce en el nombre de Jesucristo. Este Magisterio, evidentemente, no está sobre la palabra de Dios, sino que la sirve, enseñando solamente lo que le ha sido confiado, por mandato divino y con la asistencia del Espíritu Santo la oye con piedad, la guarda con exactitud y la expone con fidelidad, y de este único depósito de la fe saca todo lo que propone como verdad revelada por Dios que se ha de creer.

    Es evidente, por tanto, que la Sagrada Tradición, la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia, según el designio sapientísimo de Dios, están entrelazados y unidos de tal forma que no tiene consistencia el uno sin el otro, y que, juntos, cada uno a su modo, bajo la acción del Espíritu Santo, contribuyen eficazmente a la salvación de las almas.

    ResponderEliminar
  69. Anónimo1:53 p. m.

    CAPÍTULO III

    INSPIRACIÓN DIVINA DE LA SAGRADA ESCRITURA
    Y SU INTERPRETACIÓN

    Se establece el hecho de la inspiración
    y de la verdad de la Sagrada Escritura

    11. Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignaron por inspiración del Espíritu Santo. la santa Madre Iglesia, según la fe apostólica, tiene por santos y canónicos los libros enteros del Antiguo y Nuevo Testamento con todas sus partes, porque, escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor y como tales se le han entregado a la misma Iglesia. Pero en la redacción de los libros sagrados, Dios eligió a hombres, que utilizó usando de sus propias facultades y medios, de forma que obrando El en ellos y por ellos, escribieron, como verdaderos autores, todo y sólo lo que El quería.

    Pues, como todo lo que los autores inspirados o hagiógrafos afirman, debe tenerse como afirmado por el Espíritu Santo, hay que confesar que los libros de la Escritura enseñan firmemente, con fidelidad y sin error, la verdad que Dios quiso consignar en las sagradas letras para nuestra salvación. Así, pues, "toda la Escritura es divinamente inspirada y útil para enseñar, para argüir, para corregir, para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y equipado para toda obra buena" (2 Tim., 3,16-17).

    Cómo hay que interpretar la Sagrada Escritura

    12. Habiendo, pues, hablando dios en la Sagrada Escritura por hombres y a la manera humana, para que el intérprete de la Sagrada Escritura comprenda lo que El quiso comunicarnos, debe investigar con atención lo que pretendieron expresar realmente los hagiógrafos y plugo a Dios manifestar con las palabras de ellos.

    Para descubrir la intención de los hagiógrafos, entre otras cosas hay que atender a "los géneros literarios". Puesto que la verdad se propone y se expresa de maneras diversas en los textos de diverso género: histórico, profético, poético o en otros géneros literarios. Conviene, además, que el intérprete investigue el sentido que intentó expresar y expresó el hagiógrafo en cada circunstancia según la condición de su tiempo y de su cultura, según los géneros literarios usados en su época. Pues para entender rectamente lo que el autor sagrado quiso afirmar en sus escritos, hay que atender cuidadosamente tanto a las formas nativas usadas de pensar, de hablar o de narrar vigentes en los tiempos del hagiógrafo, como a las que en aquella época solían usarse en el trato mutuo de los hombres.

    Y como la Sagrada Escritura hay que leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que se escribió para sacar el sentido exacto de los textos sagrados, hay que atender no menos diligentemente al contenido y a la unidad de toda la Sagrada Escritura, teniendo en cuanta la Tradición viva de toda la Iglesia y la analogía de la fe. Es deber de los exegetas trabajar según estas reglas para entender y exponer totalmente el sentido de la Sagrada Escritura, para que, como en un estudio previo, vaya madurando el juicio de la Iglesia. Por que todo lo que se refiere a la interpretación de la Sagrada Escritura, está sometido en última instancia a la Iglesia, que tiene el mandato y el ministerio divino de conservar y de interpretar la palabra de Dios.

    Condescendencia de Dios

    13. En la Sagrada Escritura, pues, se manifiesta, salva siempre la verdad y la santidad de Dios, la admirable "condescendencia" de la sabiduría eterna, "para que conozcamos la inefable benignidad de Dios, y de cuánta adaptación de palabra ha uso teniendo providencia y cuidado de nuestra naturaleza". Porque las palabras de Dios expresadas con lenguas humanas se han hecho semejantes al habla humana, como en otro tiempo el Verbo del Padre Eterno, tomada la carne de la debilidad humana, se hizo semejante a los hombres.

    ResponderEliminar
  70. Anónimo1:53 p. m.

    CAPÍTULO IV

    EL ANTIGUO TESTAMENTO

    La historia de la salvación consignada
    en los libros del Antiguo Testamento

    14. Dios amantísimo, buscando y preparando solícitamente la salvación de todo el género humano, con singular favor se eligió un pueblo, a quien confió sus promesas. Hecho, pues, el pacto con Abraham y con el pueblo de Israel por medio de Moisés, de tal forma se reveló con palabras y con obras a su pueblo elegido como el único Dios verdadero y vivo, que Israel experimentó cuáles eran los caminos de Dios con los hombres, y, hablando el mismo Dios por los Profetas, los entendió más hondamente y con más claridad de día en día, y los difundió ampliamente entre las gentes.

    La economía, pues, de la salvación preanunciada, narrada y explicada por los autores sagrados, se conserva como verdadera palabra de Dios en los libros del Antiguo Testamento; por lo cual estos libros inspirados por Dios conservan un valor perenne: "Pues todo cuanto está escrito, para nuestra enseñanza, fue escrito, a fin de que por la paciencia y por la consolación de las Escrituras estemos firmes en la esperanza" (Rom. 15,4).

    Importancia del Antiguo Testamento para los cristianos

    15. La economía del Antiguo Testamento estaba ordenada, sobre todo, para preparar, anunciar proféticamente y significar con diversas figuras la venida de Cristo redentor universal y la del Reino Mesiánico. mas los libros del Antiguo Testamento manifiestan a todos el conocimiento de Dios y del hombre, y las formas de obrar de Dios justo y misericordioso con los hombres, según la condición del género humano en los tiempos que precedieron a la salvación establecida por Cristo. Estos libros, aunque contengan también algunas cosas imperfectas y adaptadas a sus tiempos, demuestran, sin embargo, la verdadera pedagogía divina. Por tanto, los cristianos han de recibir devotamente estos libros, que expresan el sentimiento vivo de Dios, y en los que se encierran sublimes doctrinas acerca de Dios y una sabiduría salvadora sobre la vida del hombre, y tesoros admirables de oración, y en los que, por fin, está latente el misterio de nuestra salvación.

    Unidad de ambos Testamentos

    16. Dios, pues, inspirador y autor de ambos Testamentos, dispuso las cosas tan sabiamente que el Nuevo Testamento está latente en el Antiguo y el Antiguo está patente en el Nuevo. Porque, aunque Cristo fundó el Nuevo Testamento en su sangre, no obstante los libros del Antiguo Testamento recibidos íntegramente en la proclamación evangélica, adquieren y manifiestan su plena significación en el Nuevo Testamento, ilustrándolo y explicándolo al mismo tiempo.

    ResponderEliminar
  71. Anónimo1:53 p. m.

    CAPÍTULO V

    EL NUEVO TESTAMENTO


    Excelencia del Nuevo Testamento

    17. La palabra divina que es poder de Dios para la salvación de todo el que cree, se presenta y manifiesta su vigor de manera especial en los escritos del Nuevo Testamento. Pues al llegar la plenitud de los tiempos el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad. Cristo instauró el Reino de Dios en la tierra, manifestó a su Padre y a Sí mismo con obras y palabras y completó su obra con la muerte, resurrección y gloriosa ascensión, y con la misión del Espíritu Santo. Levantado de la tierra, atrae a todos a Sí mismo, El, el único que tiene palabras de vida eterna. pero este misterio no fue descubierto a otras generaciones, como es revelado ahora a sus santos Apóstoles y Profetas en el Espíritu Santo, para que predicaran el Evangelio, suscitaran la fe en Jesús, Cristo y Señor, y congregaran la Iglesia. De todo lo cual los escritos del Nuevo Testamento son un testimonio perenne y divino.

    Origen apostólico de los Evangelios

    18. Nadie ignora que entre todas las Escrituras, incluso del Nuevo Testamento, los Evangelios ocupan, con razón, el lugar preeminente, puesto que son el testimonio principal de la vida y doctrina del Verbo Encarnado, nuestro Salvador.

    La Iglesia siempre ha defendido y defiende que los cuatro Evangelios tienen origen apostólico. Pues lo que los Apóstoles predicaron por mandato de Cristo, luego, bajo la inspiración del Espíritu Santo, ellos y los varones apostólicos nos lo transmitieron por escrito, fundamento de la fe, es decir, el Evangelio en cuatro redacciones, según Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

    Carácter histórico de los Evangelios

    19. La Santa Madre Iglesia firme y constantemente ha creído y cree que los cuatro referidos Evangelios, cuya historicidad afirma sin vacilar, comunican fielmente lo que Jesús Hijo de Dios, viviendo entre los hombres, hizo y enseñó realmente para la salvación de ellos, hasta el día que fue levantado al cielo. Los Apóstoles, ciertamente, después de la ascensión del Señor, predicaron a sus oyentes lo que El había dicho y obrado, con aquella crecida inteligencia de que ellos gozaban, amaestrados por los acontecimientos gloriosos de Cristo y por la luz del Espíritu de verdad. Los autores sagrados escribieron los cuatro Evangelios escogiendo algunas cosas de las muchas que ya se trasmitían de palabra o por escrito, sintetizando otras, o explicándolas atendiendo a la condición de las Iglesias, reteniendo por fin la forma de proclamación de manera que siempre nos comunicaban la verdad sincera acerca de Jesús. Escribieron, pues, sacándolo ya de su memoria o recuerdos, ya del testimonio de quienes "desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra" para que conozcamos "la verdad" de las palabras que nos enseñan (cf. Lc., 1,2-4).

    Los restantes escritos del Nuevo Testamento

    20. El Canon del Nuevo Testamento, además de los cuatro Evangelios, contiene también las cartas de San Pablo y otros libros apostólicos escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, con los cuales, según la sabia disposición de Dios, se confirma todo lo que se refiere a Cristo Señor, se declara más y más su genuina doctrina, se manifiesta el poder salvador de la obra divina de Cristo, y se cuentan los principios de la Iglesia y su admirable difusión, y se anuncia su gloriosa consumación.

    El Señor Jesús, pues, estuvo con los Apóstoles como había prometido y les envió el Espíritu Consolador, para que los introdujera en la verdad completa (cf. Jn., 16,13).

    ResponderEliminar
  72. Anónimo1:53 p. m.

    CAPÍTULO V

    EL NUEVO TESTAMENTO


    Excelencia del Nuevo Testamento

    17. La palabra divina que es poder de Dios para la salvación de todo el que cree, se presenta y manifiesta su vigor de manera especial en los escritos del Nuevo Testamento. Pues al llegar la plenitud de los tiempos el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad. Cristo instauró el Reino de Dios en la tierra, manifestó a su Padre y a Sí mismo con obras y palabras y completó su obra con la muerte, resurrección y gloriosa ascensión, y con la misión del Espíritu Santo. Levantado de la tierra, atrae a todos a Sí mismo, El, el único que tiene palabras de vida eterna. pero este misterio no fue descubierto a otras generaciones, como es revelado ahora a sus santos Apóstoles y Profetas en el Espíritu Santo, para que predicaran el Evangelio, suscitaran la fe en Jesús, Cristo y Señor, y congregaran la Iglesia. De todo lo cual los escritos del Nuevo Testamento son un testimonio perenne y divino.

    Origen apostólico de los Evangelios

    18. Nadie ignora que entre todas las Escrituras, incluso del Nuevo Testamento, los Evangelios ocupan, con razón, el lugar preeminente, puesto que son el testimonio principal de la vida y doctrina del Verbo Encarnado, nuestro Salvador.

    La Iglesia siempre ha defendido y defiende que los cuatro Evangelios tienen origen apostólico. Pues lo que los Apóstoles predicaron por mandato de Cristo, luego, bajo la inspiración del Espíritu Santo, ellos y los varones apostólicos nos lo transmitieron por escrito, fundamento de la fe, es decir, el Evangelio en cuatro redacciones, según Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

    Carácter histórico de los Evangelios

    19. La Santa Madre Iglesia firme y constantemente ha creído y cree que los cuatro referidos Evangelios, cuya historicidad afirma sin vacilar, comunican fielmente lo que Jesús Hijo de Dios, viviendo entre los hombres, hizo y enseñó realmente para la salvación de ellos, hasta el día que fue levantado al cielo. Los Apóstoles, ciertamente, después de la ascensión del Señor, predicaron a sus oyentes lo que El había dicho y obrado, con aquella crecida inteligencia de que ellos gozaban, amaestrados por los acontecimientos gloriosos de Cristo y por la luz del Espíritu de verdad. Los autores sagrados escribieron los cuatro Evangelios escogiendo algunas cosas de las muchas que ya se trasmitían de palabra o por escrito, sintetizando otras, o explicándolas atendiendo a la condición de las Iglesias, reteniendo por fin la forma de proclamación de manera que siempre nos comunicaban la verdad sincera acerca de Jesús. Escribieron, pues, sacándolo ya de su memoria o recuerdos, ya del testimonio de quienes "desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra" para que conozcamos "la verdad" de las palabras que nos enseñan (cf. Lc., 1,2-4).

    Los restantes escritos del Nuevo Testamento

    20. El Canon del Nuevo Testamento, además de los cuatro Evangelios, contiene también las cartas de San Pablo y otros libros apostólicos escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, con los cuales, según la sabia disposición de Dios, se confirma todo lo que se refiere a Cristo Señor, se declara más y más su genuina doctrina, se manifiesta el poder salvador de la obra divina de Cristo, y se cuentan los principios de la Iglesia y su admirable difusión, y se anuncia su gloriosa consumación.

    El Señor Jesús, pues, estuvo con los Apóstoles como había prometido y les envió el Espíritu Consolador, para que los introdujera en la verdad completa (cf. Jn., 16,13).

    ResponderEliminar
  73. Anónimo1:53 p. m.

    CAPÍTULO V

    EL NUEVO TESTAMENTO


    Excelencia del Nuevo Testamento

    17. La palabra divina que es poder de Dios para la salvación de todo el que cree, se presenta y manifiesta su vigor de manera especial en los escritos del Nuevo Testamento. Pues al llegar la plenitud de los tiempos el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad. Cristo instauró el Reino de Dios en la tierra, manifestó a su Padre y a Sí mismo con obras y palabras y completó su obra con la muerte, resurrección y gloriosa ascensión, y con la misión del Espíritu Santo. Levantado de la tierra, atrae a todos a Sí mismo, El, el único que tiene palabras de vida eterna. pero este misterio no fue descubierto a otras generaciones, como es revelado ahora a sus santos Apóstoles y Profetas en el Espíritu Santo, para que predicaran el Evangelio, suscitaran la fe en Jesús, Cristo y Señor, y congregaran la Iglesia. De todo lo cual los escritos del Nuevo Testamento son un testimonio perenne y divino.

    Origen apostólico de los Evangelios

    18. Nadie ignora que entre todas las Escrituras, incluso del Nuevo Testamento, los Evangelios ocupan, con razón, el lugar preeminente, puesto que son el testimonio principal de la vida y doctrina del Verbo Encarnado, nuestro Salvador.

    La Iglesia siempre ha defendido y defiende que los cuatro Evangelios tienen origen apostólico. Pues lo que los Apóstoles predicaron por mandato de Cristo, luego, bajo la inspiración del Espíritu Santo, ellos y los varones apostólicos nos lo transmitieron por escrito, fundamento de la fe, es decir, el Evangelio en cuatro redacciones, según Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

    Carácter histórico de los Evangelios

    19. La Santa Madre Iglesia firme y constantemente ha creído y cree que los cuatro referidos Evangelios, cuya historicidad afirma sin vacilar, comunican fielmente lo que Jesús Hijo de Dios, viviendo entre los hombres, hizo y enseñó realmente para la salvación de ellos, hasta el día que fue levantado al cielo. Los Apóstoles, ciertamente, después de la ascensión del Señor, predicaron a sus oyentes lo que El había dicho y obrado, con aquella crecida inteligencia de que ellos gozaban, amaestrados por los acontecimientos gloriosos de Cristo y por la luz del Espíritu de verdad. Los autores sagrados escribieron los cuatro Evangelios escogiendo algunas cosas de las muchas que ya se trasmitían de palabra o por escrito, sintetizando otras, o explicándolas atendiendo a la condición de las Iglesias, reteniendo por fin la forma de proclamación de manera que siempre nos comunicaban la verdad sincera acerca de Jesús. Escribieron, pues, sacándolo ya de su memoria o recuerdos, ya del testimonio de quienes "desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra" para que conozcamos "la verdad" de las palabras que nos enseñan (cf. Lc., 1,2-4).

    Los restantes escritos del Nuevo Testamento

    20. El Canon del Nuevo Testamento, además de los cuatro Evangelios, contiene también las cartas de San Pablo y otros libros apostólicos escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, con los cuales, según la sabia disposición de Dios, se confirma todo lo que se refiere a Cristo Señor, se declara más y más su genuina doctrina, se manifiesta el poder salvador de la obra divina de Cristo, y se cuentan los principios de la Iglesia y su admirable difusión, y se anuncia su gloriosa consumación.

    El Señor Jesús, pues, estuvo con los Apóstoles como había prometido y les envió el Espíritu Consolador, para que los introdujera en la verdad completa (cf. Jn., 16,13).

    ResponderEliminar
  74. Anónimo1:54 p. m.

    CAPÍTULO VI

    LA SAGRADA ESCRITURA EN LA VIDA DE LA IGLESIA


    La Iglesia venera las Sagradas Escrituras

    21. la Iglesia ha venerado siempre las Sagradas Escrituras al igual que el mismo Cuerpo del Señor, no dejando de tomar de la mesa y de distribuir a los fieles el pan de vida, tanto de la palabra de Dios como del Cuerpo de Cristo, sobre todo en la Sagrada Liturgia. Siempre las ha considerado y considera, juntamente con la Sagrada Tradición, como la regla suprema de su fe, puesto que, inspiradas por Dios y escritas de una vez para siempre, comunican inmutablemente la palabra del mismo Dios, y hacen resonar la voz del Espíritu Santo en las palabras de los Profetas y de los Apóstoles.

    Es necesario, por consiguiente, que toda la predicación eclesiástica, como la misma religión cristiana, se nutra de la Sagrada Escritura, y se rija por ella. Porque en los sagrados libros el Padre que está en los cielos se dirige con amor a sus hijos y habla con ellos; y es tanta la eficacia que radica en la palabra de Dios, que es, en verdad, apoyo y vigor de la Iglesia, y fortaleza de la fe para sus hijos, alimento del alma, fuente pura y perenne de la vida espiritual. Muy a propósito se aplican a la Sagrada Escritura estas palabras: "Pues la palabra de Dios es viva y eficaz", "que puede edificar y dar la herencia a todos los que han sido santificados".

    Se recomiendan las traducciones bien cuidadas

    22. Es conveniente que los cristianos tengan amplio acceso ala Sagrada Escritura. Por ello la Iglesia ya desde sus principios, tomó como suya la antiquísima versión griega del Antiguo Testamento, llamada de los Setenta, y conserva siempre con honor otras traducciones orientales y latinas, sobre todo la que llaman Vulgata. Pero como la palabra de Dios debe estar siempre disponible, la Iglesia procura, con solicitud materna, que se redacten traducciones aptas y fieles en varias lenguas, sobre todo de los textos primitivos de los sagrados libros. Y si estas traducciones, oportunamente y con el beneplácito de la Autoridad de la Iglesia, se llevan a cabo incluso con la colaboración de los hermanos separados, podrán usarse por todos los cristianos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3:51 p. m.

      DEJA YA DE COPIAR Y PEGAR, QUE ESO LO SABEMOS HACER TODOS.

      Eliminar
  75. Anónimo1:54 p. m.

    Deber de los católicos doctos

    23. La esposa del Verbo Encarnado, es decir, la Iglesia, enseñada por el Espíritu Santo, se esfuerza en acercarse, de día en día, a la más profunda inteligencia de las Sagradas Escrituras, para alimentar sin desfallecimiento a sus hijos con la divina enseñanzas; por lo cual fomenta también convenientemente el estudio de los Santos Padres, tanto del Oriente como del Occidente, y de las Sagradas Liturgias.

    Los exegetas católicos, y demás teólogos deben trabajar, aunando diligentemente sus fuerzas, para investigar y proponer las Letras divinas, bajo la vigilancia del Sagrado Magisterio, con los instrumentos oportunos, de forma que el mayor número posible de ministros de la palabra puedan repartir fructuosamente al Pueblo de Dios el alimento de las Escrituras, que ilumine la mente, robustezca las voluntades y encienda los corazones de los hombres en el amor de Dios.

    El Sagrado Concilio anima a los hijos de la Iglesia dedicados a los estudios bíblicos, para que la obra felizmente comenzada, renovando constantemente las fuerzas, la sigan realizando con todo celo, según el sentir de la Iglesia.

    Importancia de la Sagrada Escritura para la Teología

    24. La Sagrada Teología se apoya, como en cimientos perpetuos en la palabra escrita de Dios, al mismo tiempo que en la Sagrada Tradición, y con ella se robustece firmemente y se rejuvenece de continuo, investigando a la luz de la fe toda la verdad contenida en el misterio de Cristo. Las Sagradas Escrituras contienen la palabra de Dios y, por ser inspiradas, son en verdad la palabra de Dios; por consiguiente, el estudio de la Sagrada Escritura ha de ser como el alma de la Sagrada Teología. También el ministerio de la palabra, esto es, la predicación pastoral, la catequesis y toda instrucción cristiana, en que es preciso que ocupe un lugar importante la homilía litúrgica, se nutre saludablemente y se vigoriza santamente con la misma palabra de la Escritura.

    Se recomienda la lectura asidua de la Sagrada Escritura

    ResponderEliminar
  76. Anónimo1:55 p. m.

    Se recomienda la lectura asidua de la Sagrada Escritura

    25. Es necesario, pues, que todos los clérigos, sobre todo los sacerdotes de Cristo y los demás que como los diáconos y catequistas se dedican legítimamente al ministerio de la palabra, se sumerjan en las Escrituras con asidua lectura y con estudio diligente, para que ninguno de ellos resulte "predicador vacío y superfluo de la palabra de Dios que no la escucha en su interior", puesto que debe comunicar a los fieles que se le han confiado, sobre todo en la Sagrada Liturgia, las inmensas riquezas de la palabra divina.

    De igual forma el Santo Concilio exhorta con vehemencia a todos los cristianos en particular a los religiosos, a que aprendan "el sublime conocimiento de Jesucristo", con la lectura frecuente de las divinas Escrituras. "Porque el desconocimiento de las Escrituras es desconocimiento de Cristo". Lléguense, pues, gustosamente, al mismo sagrado texto, ya por la Sagrada Liturgia, llena del lenguaje de Dios, ya por la lectura espiritual, ya por instituciones aptas para ello, y por otros medios, que con la aprobación o el cuidado de los Pastores de la Iglesia se difunden ahora laudablemente por todas partes. Pero no olviden que debe acompañar la oración a la lectura de la Sagrada Escritura para que se entable diálogo entre Dios y el hombre; porque "a El hablamos cuando oramos, y a El oímos cuando leemos las palabras divinas.

    Incumbe a los prelados, "en quienes está la doctrina apostólica, instruir oportunamente a los fieles a ellos confiados, para que usen rectamente los libros sagrados, sobre todo el Nuevo Testamento, y especialmente los Evangelios por medio de traducciones de los sagrados textos, que estén provistas de las explicaciones necesarias y suficientes para que los hijos de la Iglesia se familiaricen sin peligro y provechosamente con las Sagradas Escrituras y se penetren de su espíritu.

    Háganse, además, ediciones de la Sagrada Escritura, provistas de notas convenientes, para uso también de los no cristianos, y acomodadas a sus condiciones, y procuren los pastores de las almas y los cristianos de cualquier estado divulgarlas como puedan con toda habilidad.

    Epílogo

    26. Así, pues, con la lectura y el estudio de los Libros Sagrados "la palabra de Dios se difunda y resplandezca" y el tesoro de la revelación, confiado a la Iglesia, llene más y más los corazones de los hombres. Como la vida de la Iglesia recibe su incremento de la renovación constante del misterio Eucarístico, así es de esperar un nuevo impulso de la vida espiritual de la acrecida veneración de la palabra de Dios que "permanece para siempre" (Is., 40,8; cf. 1 Pe., 1,23-25).

    Todas y cada una de las cosas contenidas en esta Constitución Dogmática han obtenido el beneplácito de los Padres del Sacrosanto Concilio. Y Nos, en virtud de la potestad apostólica recibida de Cristo, juntamente con los Venerables Padres, las aprobamos, decretamos y establecemos en el Espíritu Santo, y mandamos que lo así decidido conciliarmente sea promulgado para gloria de Dios.

    ResponderEliminar
  77. Anónimo1:57 p. m.

    PADRE, AYÚDANOS EN LA TRIBULACIÓN

    El momento se acerca. La confusión se va a apoderar de nuestra alma. Oremos con Jesús diciendo:

    R.- PADRE, AYÚDANOS EN LA TRIBULACIÓN.

    1. – Por el Papa, obispos, sacerdotes y la Iglesia en general, para que el Padre les inspire fuerza y coraje ante las adversidades de este mundo.

    OREMOS

    2. – Por los que dirigen las naciones para que encuentren caminos de paz y diálogo y rehuyan las indicaciones del Maligno.

    OREMOS

    3. – Por los que se encuentran ante situaciones de dolor y muerte, para que en la meditación de la Pasión del Señor encuentren sentido a su sufrimiento.

    OREMOS

    4. – Por las familias cristianas para que vean en la cruz del Señor el camino para una feliz convivencia.

    OREMOS

    5. – Por la tierra que acogió estos misterios y que hoy esta sometida al odio y la guerra, para que Dios les devuelva pronto la paz que vino a traernos.

    OREMOS

    6. – Por aquellos que vivieron con nosotros la Semana Santa otros años y han sido llamados por el Padre, para que disfruten de su eterna presencia.

    OREMOS

    7. – Por los que hemos seguido los pasos de Jesús en esta cuaresma, para que seamos capaces de morir con él para resucitar con él.

    OREMOS

    Señor, tu pueblo se dispone a celebrar los misterios de la Pasión y Resurrección de tu Hijo hazte presente en las debilidades y acompáñanos.

    Por Jesucristo Nuestro Señor

    Amen.

    ResponderEliminar
  78. Anónimo1:58 p. m.

    POR LA PASIÓN DE TU HIJO, ESCÚCHANOS

    Oramos al Padre, en este comienzo de la Semana más grande que el mundo ha podido vivir: La entrega de un hombre que dio su vida para salvar a toda la humanidad.

    R. - POR LA PASIÓN DE TU HIJO, ESCÚCHANOS.

    1.- Por el Papa, los obispos, los sacerdotes; para que iluminados por el Espíritu de Dios ayuden a todos sus fieles a vivir con profundidad esta semana de gracia.

    OREMOS.

    2.- Por todos los que sufren en su cuerpo o en su alma; para que acercándose a la luz de Cristo, encuentren alivio y salida a su dolor.

    OREMOS.

    3.- Por las naciones que viven en conflicto, en desacuerdos; para que al mirar a Cristo en su Cruz, descubran lo que significa el perdón que lleva a la paz.

    OREMOS

    4.- Por las familias que no encuentran la paz debido a situaciones de desamor; para que al ver el amor de Cristo entregado, descubran que el amor supone renuncia y entrega.

    OREMOS

    6.- Por los que estamos aquí reunidos; para que vivamos esta Semana Santa desde la profundidad y la admiración que nacen de contemplar a Cristo con los ojos del alma.

    OREMOS

    Padre, pon en nuestra alma sentimientos de misericordia para recorrer, cada uno, nuestro camino de salvación junto al Señor. Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

    Amén.

    ResponderEliminar
  79. Anónimo1:59 p. m.

    DOMINGO DE RAMOS
    ORACION PARA REZAR EN FAMILIA
    ORACION ANTES DE COLOCAR EL RAMO BENDITO
    EN EL CRUCIFIJO DE LA CASA (O EN OTRO LUGAR) .
    Señor Jesús, con este mismo ramo te acompañamos hoy
    a recordar tu entrada en Jerusalén, con nuestra presencia en el templo
    dijimos que somos tus seguidores y que tú eres el rey de los reyes.
    Ahora te pedimos que protejas a nuestra familia de todo mal
    y nos conviertas en testigos de tu amor y tu paz,
    para que un día podamos reinar contigo en la Jerusalén celestial,
    donde vives y reinas por los siglos de los siglos amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3:55 p. m.

      DEJAD YA DE COPIAR Y PEGAR.

      Eliminar
  80. Anónimo3:12 p. m.

    Ya quisieran todos los que murieron en una cruz, haber dado tanto que hablar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3:22 p. m.

      No tuvieron detrás una multinacional, la excelencia capitalista, regida por un Comité Central, la excelencia bolchevique, con una marca y un logo tan excepcionales.
      Una síntesis de éxito.

      Eliminar
  81. Anónimo3:21 p. m.

    Buenas tardes. Los que entramos para incordiar. (Eso de que no nos quieran, de que no nos sentiamos nadie, de que necesitemos amor, ... jajajaja. Váyase a la mierda, Idiota. ¿Y usted para que entra? ¿Para sentar Cátedra de persona sobre las pequeñeces humanas? Váyase a la mierda).
    Gracias por compartir mis gusto, amigo Kreisler. Tengo que darle un leve repaso sobre Jesucristo y su relación con su Madre. Siempre con la mejor intención, mejorar su debate. Es usted genial, amado Kreisler.)
    ¿Qué pasa con los ERES? La culpa de los Eres la debe tener Juan. ¿Qué Juan? Lancemos una provisión de fondos: Fomento de Construcciones y Contratas. ¡Anda, doña Alicia o doña Esther, chupando del bote? Fomento de Construcciones y Contratas:
    ¡No pueden Ser!
    Hoy estuve en Villacastín por culpa del Hombrecillo, el pigmeo de las narices. ¿Y qué me encontré? ¡Si fuese la única vez! No me encontré nada. A un tal Mangada, Militar. Y El Alto del León.
    Mangada, acción de mangar en plan muy vulgar.
    El Alto de León será Zapatero.
    ¡Ellos sabrán donde fue a parar tanto dinero!
    Pero la Prensa progresista y la gente progresista prefieren pensar que todo el que manga es Popular.
    Allá películas. Lo siento mucho por la Juez Alaya. Ella sola en ese ambiente de amiguetes.
    Una mujer ante la Eternidad.
    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  82. Anónimo3:23 p. m.

    Golfetes.
    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  83. Anónimo3:25 p. m.

    Touché, Ptolo?

    ResponderEliminar
  84. Anónimo3:28 p. m.

    Escuché en el tiempo de la Comunión esta canción: Comiendo del mismo pan,
    LA# LA Rem
    bebiendo del mismo vino,
    Solm LA Rem
    queriendo en el mismo amor,
    LA7 Rem
    sellamos tu Alianza, Cristo.
    Fin.
    Pues pese a comer del mismo pan y beber del mismo vino, no somos iguales, Jesucristo.
    Y eso está más claro que el agua.
    Da que pensar. Pero no hay por qué llorar. Yo no quiero ser de derechas por ser Católico ni Rojo por ser social. ¿Entendido, so mierdas?
    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  85. Anónimo3:36 p. m.

    Ptolo, el hombrecillo que no sabía lo que era y le daba miedo ser, siéndolo, lo que no quería ser.
    Um Miliki de las profundidades mesetarias.

    ResponderEliminar
  86. Anónimo4:04 p. m.

    Algunos domingos son un martirio para los charlatanes de feria, no?

    ResponderEliminar
  87. Anónimo4:12 p. m.

    no he entendido si era social o de la Social

    ResponderEliminar
  88. ¿No quieres te?
    Dos tazas.
    Jajajaja!
    Sigue gustándome más el café... pertenece a la dieta mediterránea, qué le voy a hacer.
    En cuanto al versículo hebreo de un salmo, me ha hecho pensar que cada vez sé menos de lo que en realidad se quiso decir en cada frase del Evangelio. Entiéndase: sería interesante, muy interesante conocer a fondo el idioma en que fueron escritos para poder comprehender, abarcar más al detalle la información exacta que cada evangelista quiso transmitir. Y no sólo ellos. Leyendo el Antiguo Testamento, te das cuenta que muchos giros, muchas expresiones a las que estamos muy acostumbrados, en realidad no sabemos al 100% su significado y su origen histórico o lingúistico, sus raices costumbristas de la época y su interpretación más exacta, por desconocer el idioma y las costumbres y también la historia y acontecimientos de aquella época que configuraron la mente y el lenguaje de aquellos hombres.
    Por eso me parece tan interesante la versión de hombres que como Alonso Schökel dedicaron toda su vida al conocimiento profundo de las Sagradas Escrituras.
    Uy, me he alargado.

    ResponderEliminar
  89. Anónimo4:28 p. m.

    TE LO DIJE LA OTRA VEZ Y TE LO REPITO ERES UN HIJO DE LA GRANDISIMA PUTA
    Y TU MADRE UNA MALA ZORRA HIJA DE LA GRAN CHINGADA
    Y TU UNA MIERDA PARIDA ENTRE MIL LECHES
    PERO ARRIEROS SOMOS

    ResponderEliminar
  90. Anónimo4:31 p. m.

    BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA

    ResponderEliminar
  91. Anónimo4:31 p. m.

    ERES UNA BASURA

    ResponderEliminar
  92. Anónimo4:46 p. m.

    Hola

    La biblia de Luis Alonso Schokel, me la entregaron en la catequesis. Y tengo en cuenta las lecturas que se citan aquí. Y las de summa demoniaca también

    Por otro parte, cuando se tiene una vida tan agradable, como la partida del ajedrez, el paseo por el ipad con la amiga, no veo el porque expresar tanta soberbia en el blog. Y me refiero a todo el mundo.

    Monse

    ResponderEliminar
  93. Anónimo4:47 p. m.

    Primer Misterio Gozoso. La Anunciación del Ángel a María.
    (A los seis meses envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una joven virgen, prometida de un hombre descendiente de David, llamado José. La virgen se llamaba María. Entró donde ella estaba, y le dijo: "Alégrate, llena de gracia; el Señor está contigo". Ante estas palabras, María se turbó y se preguntaba qué significaría tal saludo. El ángel le dijo: "No tengas miedo, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús. Será grande y se le llamará Hijo del altísimo; el Señor le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin". María dijo al ángel: "¿Cómo será esto, pues no tengo relaciones?" El ángel le contestó: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el niño que nazca será santo y se le llamará Hijo de Dios. Mira, tu parienta Isabel ha concebido también un hijo en su ancianidad, y la que se llamaba estéril está ya de seis meses, porque no hay nada imposible para Dios". María dijo: "Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra". Y el ángel la dejó.)
    (Lc 1,26-38)

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Segundo Misterio Gozoso. La Visitación de María a Santa Isabel.
    (Unos días después María se dirigió presurosa a la montaña, a una ciudad de Judá. Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Cuando Isabel oyó el saludo de María, el niño saltó en su seno e Isabel quedó llena del Espíritu Santo. Y dijo alzando la voz: "¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Y cómo es que la madre de mi Señor viene a mí? Tan pronto como tu saludo sonó en mis oídos, el niño saltó de alegría en mi seno. ¡Dichosa tú que has creído que se cumplirán las cosas que te ha dicho el Señor!")
    (Lc 1,39-45)

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Tercer Misterio Gozoso. El Nacimiento de Jesús.
    (Por aquellos días salió un decreto de César Augusto para que se empadronara todo el mundo. Éste es el primer censo que se hizo siendo Cirino gobernador de Siria. Todos iban a empadronarse, cada uno a su ciudad. También José, por ser descendiente de David, fue desde la ciudad de Nazaret de Galilea a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, para empadronarse con María, su mujer, que estaba encinta. Mientras estaban allí se cumplió el tiempo del parto, y dio a luz a su hijo primogénito; lo envolvió en pañales y lo reclinó en un pesebre, porque no encontraron sitio en la posada.)
    (Lc 2,1-7)

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Cuarto Misterio Gozoso. La Presentación en el Templo.

    (Lc 2,22-24)

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Quinto Misterio Gozoso. El Niño Jesús hallado en el Templo.
    (Sus padres iban todos los años a Jerusalén por la fiesta de la pascua. Cuando tuvo doce años, fueron a la fiesta, como era costumbre. Terminada la fiesta, emprendieron el regreso; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres se dieran cuenta. Creyendo que iba en la caravana, anduvieron una jornada, al cabo de la cual se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, volvieron a Jerusalén en busca suya. A los tres días lo encontraron en el templo sentado en medio de los doctores, oyéndolos y preguntándoles. Todos los que le oían estaban admirados de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, se quedaron maravillados; y su madre le dijo: "Hijo, ¿por qué has hecho esto? Tu padre y yo te hemos estado buscando muy angustiados". Les contestó: "¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme en los asuntos de mi Padre?" Ellos no comprendieron lo que les decía.)
    (Lc 2,41-50)

    Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria.

    ResponderEliminar
  94. Anónimo4:49 p. m.


    Primer Misterio Doloroso. La Agonía de Jesús en el Huerto.
    (Salió y fue, según su costumbre, al monte de los Olivos. Sus discípulos lo acompañaban. Cuando llegó al lugar, les dijo: "Orad para no caer en la tentación". Él se apartó de ellos como un tiro de piedra, se arrodilló y se puso a orar, diciendo: "Padre, si quieres, aleja de mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya". Y se le apareció un ángel del cielo reconfortándolo. Entró en agonía, y oraba más intensamente; sudaba como gotas de sangre, que corrían por el suelo.)
    (Lc 22,39-44)

    Breve pausa de reflexión.

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

    Segundo Misterio Doloroso. La Flagelación del Señor.
    (Entonces Pilato mandó azotar a Jesús.)
    (Jn 19,1)

    Breve pausa de reflexión.

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

    Tercer Misterio Doloroso. La Coronación de espinas.
    (Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza, le vistieron un manto de púrpura; se acercaban a él y le decían: "¡Viva el rey de los judíos!" Y le daban bofetadas.)
    (Jn 19,2-3)

    Breve pausa de reflexión.

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

    Cuarto Misterio Doloroso. Jesús con la Cruz a cuestas.
    (Jesús quedó en manos de los judíos y, cargado con la cruz, salió hacia el lugar llamado "la calavera", en hebreo "Gólgota", donde lo crucificaron.)
    (Jn 19,17-18)

    Breve pausa de reflexión.

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

    Quinto Misterio Doloroso. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.
    (Después de esto, Jesús, sabiendo que todo se había consumado, para que se cumpliera la Escritura, dijo: "Tengo sed". Había allí un vaso lleno de vinagre; empaparon una esponja en el vinagre, la pusieron en una caña y se la acercaron a la boca. Cuando Jesús lo probó, dijo: "Todo está cumplido". E, inclinando la cabeza, expiró.)
    (Jn 19,28-30)

    Breve pausa de reflexión.

    Padre Nuestro, 10 Ave María (meditando el misterio), Gloria.

    Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

    ResponderEliminar
  95. Anónimo4:52 p. m.

    VETE A LA MIERDA

    ResponderEliminar
  96. Anónimo4:53 p. m.

    JA JA JA JAJ AJAJAJAJAJAJAJAAAAJJJJJJJ!!!!

    ¡¡¡Como las kabras!!!

    ResponderEliminar
  97. Anónimo4:55 p. m.

    Porque me merezco que me mandes a la mierda??
    Si te viese, no me podría acercar a tí, simplemente porque estás rodeado de gente que me ponen un muro.

    ResponderEliminar
  98. Anónimo5:02 p. m.

    A TI NO TE HABLO
    ESTOY HABLANDO CON EL HIJOPUTA
    MECAGO EN TODOS SUS PUTOS MUERTOS
    KABRA SERA LA PUTA DE TU MADRE Y EL KABRONAZO DE TU PADRE SI ES QUE LO CONOCES

    ResponderEliminar
  99. Anónimo5:06 p. m.

    Esto va a peor.

    SEÑOR JESÚS, CÚBREME CON TU SANGRE BENDITA DERRAMADA EN LA CRUZ Y POR TUS MÉRITOS INFINITOS Y LA INTERCESIÓN DE MARÍA Y DE TODOS LOS SANTOS Y ÁNGELES, TE PIDO QUE ME PROTEJAS DE TODO MAL Y DE TODO PODER DEL MALIGNO, A MÍ Y A TODOS MIS AMIGOS Y FAMILIARES.

    JESÚS, YO RENUNCIO A SATANÁS Y A TODAS SUS OBRAS, A TODA SUPERSTICIÓN, ASTROLOGÍA, BRUJERÍA, MAGIA, ADIVINACIÓN, ESPIRITISMO U OCULTISMO. RENUNCIO AL USO DE AMULETOS, TALISMANES O FETICHES. RENUNCIO A TODA VINCULACIÓN CON EL MALIGNO EN QUE HAYA PODIDO ESTAR YO O MIS ANTEPASADOS. ROMPE, JESÚS, TODA VINCULACIÓN CON SATANÁS QUE PUEDA HABER EN MI VIDA O EN LA DE MI FAMILIA. ROMPE TODA INFLUENCIA MALÉFICA QUE HAYAN PODIDO HACERNOS A TRAVÉS DE MALDICIONES, MALEFICIOS O DE OTRAS COSAS CON LA INTERVENCIÓN DE SATANÁS. LIBÉRAME DE TODO MAL Y DAME TU PAZ Y TU AMOR EN MI CORAZÓN.

    JESÚS, PON SOBRE MÍ Y SOBRE MI FAMILIA Y SOBRE TODAS NUESTRAS PERTENENCIAS TU SELLO BENDITO PARA QUE TODO ESPIRITU MALIGNO RECONOZCA QUE SOMOS TUYOS Y QUEREMOS SERLO AHORA Y PARA SIEMPRE. JESÚS, MARCA MI VIDA Y TODAS MIS COSAS CON TU SANGRE BENDITA PARA QUE TODO LO QUE SOY Y TENGO SEA TUYO Y PARA TI, AHORA Y PARA SIEMPRE.

    JESÚS, YO TE PROCLAMO COMO MI SEÑOR Y EL DE MI FAMILIA. YO TE AMO Y YO CONFÍO EN TI. AMÉN. AMÉN.

    ¡ALÉJATE DE ESTE BLOG ESPÍRITU INMUNDO!

    ResponderEliminar
  100. Anónimo5:09 p. m.

    Las personas que tengan un espíritu inmundo en sus mentes, y gritan el nombre de DIOS, creo, que, son víctimas, y vencen la tentación

    ResponderEliminar
  101. Anónimo5:13 p. m.

    Mónica, tú entras en este blog para pedir un rabo...

    ResponderEliminar
  102. Anónimo5:33 p. m.

    No, no, el mundo no es perfecto, pero con la vida que llevas, no podría ser más perfecto para tí, con esa paz interior, no sé porque a veces te queja, de que te critiquen, con todo el apoyo de gente que tienes, deberías o tendría que importarte un bledo, P Fortea

    ResponderEliminar
  103. Anónimo6:10 p. m.

    BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA BASURA

    HIJO DE LA GRAN CHINGADA!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  104. Hola padre: acepteme en skype.

    Hoy estoy muy triste, no sé, es domingo de Ramos pero ver a tantos masones en la parroquia me ha entristecido mucho.

    ResponderEliminar
  105. Anónimo6:24 p. m.

    Vanesa, y como sabes que son masones?

    ResponderEliminar
  106. Anónimo6:39 p. m.

    Vanesa, y como sabes que son masones?

    ResponderEliminar
  107. Anónimo7:05 p. m.

    Incorrecto, incorrecto. "Ptolo, el hombrecillo que no sabía lo que era y le daba miedo ser, siéndolo, lo que no quería ser. Um Miliki de las profundidades mesetarias. Fin. Lo de mesetario, pudiera ser.
    Más que el insulto lo que me molesta es lo desacertado del juicio. No llevo bien. He decidido no hacer caso.
    Naturalmente que ha sido en este Blog donde he tenido más rechazo. El sistema inmunitario de esta gente es menos potente que en la Voz Libre. Habrá que vacunarles.
    Resulta que he sido un precursor de la conexión full time a Internet. Los dispositivos móviles actuales ya están preparados -preparándose- para interactuar en todo momento y lugar con el prójimo. Vean ustedes como funcionan los jóvenes.
    Es decir, que el nivel de carcamales, aquí, es muy alto.
    Esta noche, si Dios me lo permite, analizaré por encima el Salmo de hoy.
    Salmo 21. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? Fin.
    Cuantas especulaciones, ¿verdad?
    "Me rodea una jauría de perros, / me asalta una banda de malhechores; / taladran mis manos y mis pies. / Yo puedo contar todos mis huesos".
    Selecciono "Yo puedo contar mis huesos". http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Starved_girl.jpg
    Fin.
    Copiar y pegar con mucha inteligencia, bobos.
    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  108. Anónimo7:16 p. m.

    No se lo tome usted tan a pecho, Ptolomeo. Quizá a alguno no les guste tanto protagonismo, pero los que le leemos le leemos y ya está. Ni caso.

    ResponderEliminar
  109. Fortea, esto no puede seguir así.
    Tú verás qué haces.
    En última instancia, como dueño del blog, toda la responsabilidad es tuya.
    De verdad, es imposible escribir en estas condiciones.

    ResponderEliminar
  110. Anónimo8:02 p. m.

    LUMEN GENTIUM

    CAPÍTULO I

    EL MISTERIO DE LA IGLESIA

    1. Cristo es la luz de los pueblos. Por ello este sacrosanto Sínodo, reunido en el Espíritu Santo, desea ardientemente iluminar a todos los hombres, anunciando el Evangelio a toda criatura (cf. Mc 16,15) con la claridad de Cristo, que resplandece sobre la faz de la Iglesia. Y porque la Iglesia es en Cristo como un sacramento, o sea signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano, ella se propone presentar a sus fieles y a todo el mundo con mayor precisión su naturaleza y su misión universal, abundando en la doctrina de los concilios precedentes. Las condiciones de nuestra época hacen más urgente este deber de la Iglesia, a saber, el que todos los hombres, que hoy están más íntimamente unidos por múltiples vínculos sociales técnicos y culturales, consigan también la plena unidad en Cristo.

    2. El Padre Eterno, por una disposición libérrima y arcana de su sabiduría y bondad, creó todo el universo, decretó elevar a los hombres a participar de la vida divina, y como ellos hubieran pecado en Adán, no los abandonó, antes bien les dispensó siempre los auxilios para la salvación, en atención a Cristo Redentor, «que es la imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura» (Col 1,15). A todos los elegidos, el Padre, antes de todos los siglos, «los conoció de antemano y los predestinó a ser conformes con la imagen de su Hijo, para que éste sea el primogénito entre muchos hermanos» (Rm 8,29). Y estableció convocar a quienes creen en Cristo en la santa Iglesia, que ya fue prefigurada desde el origen del mundo, preparada admirablemente en la historia del pueblo de Israel y en la Antigua Alianza [1], constituida en los tiempos definitivos, manifestada por la efusión del Espíritu y que se consumará gloriosamente al final de los tiempos. Entonces, como se lee en los Santos Padres, todos los justos desde Adán, «desde el justo Abel hasta el último elegido» [2], serán congregados en una Iglesia universal en la casa del Padre.

    3. Vino, por tanto, el Hijo, enviado por el Padre, quien nos eligió en El antes de la creación del mundo y nos predestinó a ser hijos adoptivos, porque se complació en restaurar en El todas las cosas (cf. Ef 1,4-5 y 10). Así, pues, Cristo, en cumplimiento de la voluntad del Padre, inauguró en la tierra el reino de los cielos, nos reveló su misterio y con su obediencia realizó la redención. La Iglesia o reino de Cristo, presente actualmente en misterio, por el poder de Dios crece visiblemente en el mundo. Este comienzo y crecimiento están simbolizados en la sangre y en el agua que manaron del costado abierto de Cristo crucificado (cf. Jn 19,34) y están profetizados en las palabras de Cristo acerca de su muerte en la cruz: «Y yo, si fuere levantado de la tierra, atraeré a todos a mí» (Jn 12,32 gr.). La obra de nuestra redención se efectúa cuantas veces se celebra en el altar el sacrificio de la cruz, por medio del cual «Cristo, que es nuestra Pascua, ha sido inmolado» (1 Co 5,7). Y, al mismo tiempo, la unidad de los fieles, que constituyen un solo cuerpo en Cristo, está representada y se realiza por el sacramento del pan eucarístico (cf. 1 Co 10,17). Todos los hombres están llamados a esta unión con Cristo, luz del mundo, de quien procedemos, por quien vivimos y hacia quien caminamos.

    ResponderEliminar
  111. Anónimo8:03 p. m.

    4. Consumada la obra que el Padre encomendó realizar al Hijo sobre la tierra (cf. Jn 17,4), fue enviado el Espíritu Santo el día de Pentecostés a fin de santificar indefinidamente la Iglesia y para que de este modo los fieles tengan acceso al Padre por medio de Cristo en un mismo Espíritu (cf. Ef 2,18). El es el Espíritu de vida o la fuente de agua que salta hasta la vida eterna (cf. Jn 4,14; 7,38-39), por quien el Padre vivifica a los hombres, muertos por el pecado, hasta que resucite sus cuerpos mortales en Cristo (cf. Rm 8,10-11). El Espíritu habita en la Iglesia y en el corazón de los fieles como en un templo (cf. 1 Co 3,16; 6,19), y en ellos ora y da testimonio de su adopción como hijos (cf. Ga 4,6; Rm 8,15-16 y 26). Guía la Iglesia a toda la verdad (cf. Jn 16, 13), la unifica en comunión y ministerio, la provee y gobierna con diversos dones jerárquicos y carismáticos y la embellece con sus frutos (cf. Ef 4,11-12; 1 Co 12,4; Ga 5,22). Con la fuerza del Evangelio rejuvenece la Iglesia, la renueva incesantemente y la conduce a la unión consumada con su Esposo [3]. En efecto, el Espíritu y la Esposa dicen al Señor Jesús: ¡Ven! (cf. Ap 22,17).

    Y así toda la Iglesia aparece como «un pueblo reunido en virtud de la unidad del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» [4].

    5. El misterio de la santa Iglesia se manifiesta en su fundación. Pues nuestro Señor Jesús dio comienzo a la Iglesia predicando la buena nueva, es decir, la llegada del reino de Dios prometido desde siglos en la Escritura: «Porque el tiempo está cumplido, y se acercó el reino de Dios» (Mc 1,15; cf. Mt 4,17). Ahora bien, este reino brilla ante los hombres en la palabra, en las obras y en la presencia de Cristo. La palabra de Dios se compara a una semilla sembrada en el campo (cf. Mc 4,14): quienes la oyen con fidelidad y se agregan a la pequeña grey de Cristo (cf. Lc 12,32), ésos recibieron el reino; la semilla va después germinando poco a poco y crece hasta el tiempo de la siega (cf. Mc 4,26-29). Los milagros de Jesús, a su vez, confirman que el reino ya llegó a la tierra: «Si expulso los demonios por el dedo de Dios, sin duda que el reino de Dios ha llegado a vosotros» (Lc 11,20; cf. Mt 12,28). Pero, sobre todo, el reino se manifiesta en la persona misma de Cristo, Hijo de Dios e Hijo del hombre, quien vino «a servir y a dar su vida para la redención de muchos» (Mc 10,45).

    Mas como Jesús, después de haber padecido muerte de cruz por los hombres, resucitó, se presentó por ello constituido en Señor, Cristo y Sacerdote para siempre (cf. Hch 2,36; Hb 5,6; 7,17-21) y derramó sobre sus discípulos el Espíritu prometido por el Padre (cf. Hch 2,33). Por esto la Iglesia, enriquecida con los dones de su Fundador y observando fielmente sus preceptos de caridad, humildad y abnegación, recibe la misión de anunciar el reino de Cristo y de Dios e instaurarlo en todos los pueblos, y constituye en la tierra el germen y el principio de ese reino. Y, mientras ella paulatinamente va creciendo, anhela simultáneamente el reino consumado y con todas sus fuerzas espera y ansia unirse con su Rey en la gloria.

    ResponderEliminar
  112. Anónimo8:04 p. m.

    6. Del mismo modo que en el Antiguo Testamento la revelación del reino se propone frecuentemente en figuras, así ahora la naturaleza íntima de la Iglesia se nos manifiesta también mediante diversas imágenes tomadas de la vida pastoril, de la agricultura, de la edificación, como también de la familia y de los esponsales, las cuales están ya insinuadas en los libros de los profetas.

    Así la Iglesia es un redil, cuya única y obligada puerta es Cristo (cf. Jn 10,1-10). Es también una grey, de la que el mismo Dios se profetizó Pastor (cf. Is 40,11; Ez 34,11 ss), y cuyas ovejas, aunque conducidas ciertamente por pastores humanos, son, no obstante, guiadas y alimentadas continuamente por el mismo Cristo, buen Pastor y Príncipe de los pastores (cf. Jn 10,11; 1 P 5,4), que dio su vida por las ovejas (cf. Jn 10,11-15).

    La Iglesia es labranza, o arada de Dios (cf. 1 Co 3,9). En ese campo crece el vetusto olivo, cuya raíz santa fueron los patriarcas, y en el cual se realizó y concluirá la reconciliación de los judíos y gentiles (cf. Rm 11,13- 26). El celestial Agricultor la plantó como viña escogida (cf. Mt 21,33-34 par.; cf. Is 5,1 ss). La verdadera vid es Cristo, que comunica vida y fecundidad a los sarmientos, que somos nosotros, que permanecemos en El por medio de la Iglesia, y sin El nada podemos hacer (cf. Jn 15,1-5).

    A veces también la Iglesia es designada como edificación de Dios (cf. 1 Co 3,9). El mismo Señor se comparó a la piedra que rechazaron los constructores, pero que fue puesta como piedra angular (cf. Mt 21,42 par.; Hch 4,11; 1 P 2,7; Sal 117,22). Sobre este fundamento los Apóstoles levantan la Iglesia (cf. 1 Co 3,11) y de él recibe esta firmeza y cohesión. Esta edificación recibe diversos nombres: casa de Dios (cf. 1 Tm 3,15), en que habita su familia; habitación de Dios en el Espíritu (cf. Ef 2,19-22), tienda de Dios entre los hombres (Ap 21,3) y sobre todo templo santo, que los Santos Padres celebran como representado en los templos de piedra, y la liturgia, no sin razón, la compara a la ciudad santa, la nueva Jerusalén [5]. Efectivamente, en este mundo servimos, cual piedras vivas, para edificarla (cf. 1 P 2,5). San Juan contempla esta ciudad santa y bajando, en la renovación del mundo, de junto a Dios, ataviada como esposa engalanada para su esposo (Ap 21,1 s).

    La Iglesia, llamada «Jerusalén de arriba» y «madre nuestra» (Ga 4,26; cf. Ap 12,17), es también descrita como esposa inmaculada del Cordero inmaculado (cf. Ap 19,7; 21,2 y 9; 22,17), a la que Cristo «amó y se entregó por ella para santificarla» (Ef 5,25-26), la unió consigo en pacto indisoluble e incesantemente la «alimenta y cuida» (Ef 5,29); a ella, libre de toda mancha, la quiso unida a sí y sumisa por el amor y la fidelidad (cf. Ef 5,24), y, en fin, la enriqueció perpetuamente con bienes celestiales, para que comprendiéramos la caridad de Dios y de Cristo hacia nosotros, que supera toda ciencia (cf. Ef 3,19). Sin embargo, mientras la Iglesia camina en esta tierra lejos del Señor (cf. 2 Co 5,6), se considera como en destierro, buscando y saboreando las cosas de arriba, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios, donde la vida de la Iglesia está escondida con Cristo en Dios hasta que aparezca con su Esposo en la gloria (cf. Col 3,1-4).

    ResponderEliminar
  113. Anónimo8:05 p. m.

    7. El Hijo de Dios, en la naturaleza humana unida a sí, redimió al hombre, venciendo la muerte con su muerte y resurrección, y lo transformó en una nueva criatura (cf. Ga 6,15; 2 Co 5,17). Y a sus hermanos, congregados de entre todos los pueblos, los constituyó místicamente su cuerpo, comunicándoles su espíritu.

    En ese cuerpo, la vida de Cristo se comunica a los creyentes, quienes están unidos a Cristo paciente y glorioso por los sacramentos, de un modo arcano, pero real [6]. Por el bautismo, en efecto, nos configuramos en Cristo: «porque también todos nosotros hemos sido bautizados en un solo Espíritu» (1 Co 12,13), ya que en este sagrado rito se representa y realiza el consorcio con la muerte y resurrección de Cristo: «Con El fuimos sepultados por el bautismo para participar de su muerte; mas, si hemos sido injertados en El por la semejanza de su muerte, también lo seremos por la de su resurrección» (Rm 6,4-5). Participando realmente del Cuerpo del Señor en la fracción del pan eucarístico, somos elevados a una comunión con El y entre nosotros. «Porque el pan es uno, somos muchos un solo cuerpo, pues todos participamos de ese único pan» (1 Co 10,17). Así todos nosotros nos convertimos en miembros de ese Cuerpo (cf. 1 Co 12,27) «y cada uno es miembro del otro» (Rm 12,5).

    Y del mismo modo que todos los miembros del cuerpo humano, aun siendo muchos, forman, no obstante, un solo cuerpo, así también los fieles en Cristo (cf. 1 Co 12, 12). También en la constitución del cuerpo de Cristo está vigente la diversidad de miembros y oficios. Uno solo es el Espíritu, que distribuye sus variados dones para el bien de la Iglesia según su riqueza y la diversidad de ministerios (1 Co 12,1-11). Entre estos dones resalta la gracia de los Apóstoles, a cuya autoridad el mismo Espíritu subordina incluso los carismáticos (cf. 1 Co 14). El mismo produce y urge la caridad entre los fieles, unificando el cuerpo por sí y con su virtud y con la conexión interna de los miembros. Por consiguiente, si un miembro sufre en algo, con él sufren todos los demás; o si un miembro es honrado, gozan conjuntamente los demás miembros (cf.1 Co 12,26).

    La Cabeza de este cuerpo es Cristo. El es la imagen de Dios invisible, y en El fueron creadas todas las cosas. El es antes que todos, y todo subsiste en El. El es la cabeza del cuerpo, que es la Iglesia. El es el principio, el primogénito de los muertos, de modo que tiene la primacía en todas las cosas (cf. Col 1,15-18). Con la grandeza de su poder domina los cielos y la tierra y con su eminente perfección y acción llena con las riquezas de su gloria todo el cuerpo (cf. Ef 1,18-23) [7].

    Es necesario que todos los miembros se hagan conformes a El hasta el extremo de que Cristo quede formado en ellos (cf. Ga 4,19). Por eso somos incorporados a los misterios de su vida, configurados con El, muertos y resucitados con El, hasta que con El reinemos (cf. Flp 3,21; 2 Tm 2,11; Ef 2,6; Col 2,12, etc.). Peregrinando todavía sobre la tierra, siguiendo de cerca sus pasos en la tribulación y en la persecución, nos asociamos a sus dolores como el cuerpo a la cabeza, padeciendo con El a fin de ser glorificados con El (cf. Rm 8,17).

    Por El «todo el cuerpo, alimentado y trabado por las coyunturas: y ligamentos, crece en aumento divino» (Col 2, 19). El mismo conforta constantemente su cuerpo, que es la Iglesia, con los dones de los ministerios, por los cuales, con la virtud derivada de El, nos prestamos mutuamente los servicios para la salvación, de modo que, viviendo la verdad en caridad, crezcamos por todos los medios en El, que es nuestra Cabeza (cf. Ef 4,11-16 gr.).

    Y para que nos renováramos incesantemente en El (cf. Ef 4,23), nos concedió participar de su Espíritu, quien, siendo uno solo en la Cabeza y en los miembros, de tal modo vivifica todo el cuerpo, lo une y lo mueve, que su oficio pudo ser comparado por los Santos Padres con la función que ejerce el principio de vida o el alma en el cuerpo humano [8].

    ResponderEliminar
  114. Anónimo8:06 p. m.

    Cristo, en verdad, ama a la Iglesia como a su esposa, convirtiéndose en ejemplo del marido, que ama a su esposa como a su propio cuerpo (cf. Ef 5,25-28). A su vez, la Iglesia le está sometida como a su Cabeza (ib. 23-24). «Porque en El habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad» (Col 2,9), colma de bienes divinos a la Iglesia, que es su cuerpo y su plenitud (cf. Ef 1, 22-23), para que tienda y consiga toda la plenitud de Dios (cf. Ef 3,19).

    8. Cristo, el único Mediador, instituyó y mantiene continuamente en la tierra a su Iglesia santa, comunidad de fe, esperanza y caridad, como un todo visible [9], comunicando mediante ella la verdad y la gracia a todos. Mas la sociedad provista de sus órganos jerárquicos y el Cuerpo místico de Cristo, la asamblea visible y la comunidad espiritual, la Iglesia terrestre y la Iglesia enriquecida con los bienes celestiales, no deben ser consideradas como dos cosas distintas, sino que más bien forman una realidad compleja que está integrada de un elemento humano y otro divino [10]. Por eso se la compara, por una notable analogía, al misterio del Verbo encarnado, pues así como la naturaleza asumida sirve al Verbo divino como de instrumento vivo de salvación unido indisolublemente a El, de modo semejante la articulación social de la Iglesia sirve al Espíritu Santo, que la vivifica, para el acrecentamiento de su cuerpo (cf. Ef 4,16) [11].

    Esta es la única Iglesia de Cristo, que en el Símbolo confesamos como una, santa, católica y apostólica [12], y que nuestro Salvador, después de su resurrección, encomendó a Pedro para que la apacentara (cf. Jn 21,17), confiándole a él y a los demás Apóstoles su difusión y gobierno (cf. Mt 28,18 ss), y la erigió perpetuamente como columna y fundamento de la verdad (cf.1 Tm 3,15). Esta Iglesia, establecida y organizada en este mundo como una sociedad, subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él [13] si bien fuera de su estructura se encuentren muchos elementos de santidad y verdad que, como bienes propios de la Iglesia de Cristo, impelen hacia la unidad católica.

    Pero como Cristo realizó la obra de la redención en pobreza y persecución, de igual modo la Iglesia está destinada a recorrer el mismo camino a fin de comunicar los frutos de la salvación a los hombres. Cristo Jesús, «existiendo en la forma de Dios..., se anonadó a sí mismo, tomando la forma de siervo» (Flp 2,6-7), y por nosotros «se hizo pobre, siendo rico» (2 Co 8,9); así también la Iglesia, aunque necesite de medios humanos para cumplir su misión, no fue instituida para buscar la gloria terrena, sino para proclamar la humildad y la abnegación, también con su propio ejemplo. Cristo fue enviado por el Padre a «evangelizar a los pobres y levantar a los oprimidos» (Lc 4,18), «para buscar y salvar lo que estaba perdido» (Lc 19,10); así también la Iglesia abraza con su amor a todos los afligidos por la debilidad humana; más aún, reconoce en los pobres y en los que sufren la imagen de su Fundador pobre y paciente, se esfuerza en remediar sus necesidades y procura servir en ellos a Cristo. Pues mientras Cristo, «santo, inocente, inmaculado» (Hb 7,26), no conoció el pecado (cf. 2 Co 5,21), sino que vino únicamente a expiar los pecados del pueblo (cf. Hb 2,17), la Iglesia encierra en su propio seno a pecadores, y siendo al mismo tiempo santa y necesitada de purificación, avanza continuamente por la senda de la penitencia y de la renovación.

    La Iglesia «va peregrinando entre las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios» [14] anunciando la cruz del Señor hasta que venga (cf. 1 Co 11,26). Está fortalecida, con la virtud del Señor resucitado, para triunfar con paciencia y caridad de sus aflicciones y dificultades, tanto internas como externas, y revelar al mundo fielmente su misterio, aunque sea entre penumbras, hasta que se manifieste en todo el esplendor al final de los tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:19 p. m.

      VAYA DIA DE COPIAR Y PEGAR, SI CREES QIE VAMOS A LEER TODO ESO, VAS DE CULOY CONTRA ELL VIENTO.

      Eliminar
  115. Anónimo9:03 p. m.

    Quienes seguimos este blog sabemos que al padre Fortea la gustan las fotos de niños. Pues en este link tiene dos, curiosas, antiguas. Una es de Jorge Bergoglio y otra de Nestor Kirchner.

    http://www.perfil.com/contenidos/2013/03/24/noticia_0021.html

    ResponderEliminar
  116. Anónimo9:08 p. m.

    Ni lo controlas ni lo vigilas.Es él quien te tiene a tí controlado. Y encadenado.

    ResponderEliminar
  117. Anónimo9:14 p. m.

    LA PALABRA DE DIOS NO ESTA ENCADENADA:

    ANONIMO que estas publicando todos estos documentos de la Iglesia, por favor, detente ya!!

    Quien crees tu que va a leer todo esto? Por que no lo publicas en PDF? Es mas practico, es mas facil de leer y mas economico de reproducir.

    En fin... y ya que nos habiamos olvidado del yoyo-tutu. Paso.

    ResponderEliminar
  118. Anónimo9:28 p. m.

    Los locos del corta y pega no se han enterado todavia de que esto es un club al que se viene a charlar y pasar las horas muertas. Aqui solo se corta y pega letras de coplas, tangos y cancioncillas, poesias y cositas asi. A ver si os enterais.

    ResponderEliminar
  119. Anónimo9:36 p. m.

    Libro de Isaías 50,4-7.
    El mismo Señor me ha dado una lengua de discípulo, para que yo sepa reconfortar al fatigado con una palabra de aliento. Cada mañana, él despierta mi oído para que yo escuche como un discípulo.
    El Señor abrió mi oído y yo no me resistí ni me volví atrás.
    Ofrecí mi espalda a los que me golpeaban y mis mejillas, a los que me arrancaban la barba; no retiré mi rostro cuando me ultrajaban y escupían.
    Pero el Señor viene en mi ayuda: por eso, no quedé confundido; por eso, endurecí mi rostro como el pedernal, y sé muy bien que no seré defraudado.

    ResponderEliminar
  120. Anónimo9:36 p. m.

    Salmo 22(21),8-9.17-18a.19-20.23-24.
    los que me ven, se burlan de mí,
    hacen una mueca y mueven la cabeza, diciendo:
    "Confió en el Señor, que él lo libre;
    que lo salve, si lo quiere tanto".


    Me rodea una jauría de perros,
    me asalta una banda de malhechores;
    taladran mis manos y mis pies
    y me hunden en el polvo de la muerte.

    Yo puedo contar todos mis huesos;
    ellos me miran con aire de triunfo,
    se reparten entre sí mi ropa
    y sortean mi túnica.


    Pero tú, Señor, no te quedes lejos;
    tú que eres mi fuerza, ven pronto a socorrerme.

    Yo anunciaré tu Nombre a mis hermanos,
    te alabaré en medio de la asamblea:

    "Alábenlo, los que temen al Señor;
    glorifíquenlo, descendientes de Jacob;
    témanlo, descendientes de Israel.

    ResponderEliminar
  121. Anónimo9:37 p. m.

    Carta de San Pablo a los Filipenses 2,6-11.
    El, que era de condición divina, no consideró esta igualdad con Dios como algo que debía guardar celosamente:
    al contrario, se anonadó a sí mismo, tomando la condición de servidor y haciéndose semejante a los hombres. Y presentándose con aspecto humano,
    se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte y muerte de cruz.
    Por eso, Dios lo exaltó y le dio el Nombre que está sobre todo nombre,
    para que al nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos,
    y toda lengua proclame para gloria de Dios Padre: "Jesucristo es el Señor".

    ResponderEliminar
  122. Anónimo9:38 p. m.

    Llegada la hora, Jesús se sentó a la mesa con los Apóstoles y les dijo:
    "He deseado ardientemente comer esta Pascua con ustedes antes de mi Pasión,
    porque les aseguro que ya no la comeré más hasta que llegue a su pleno cumplimiento en el Reino de Dios".
    Y tomando una copa, dio gracias y dijo: "Tomen y compártanla entre ustedes.
    Porque les aseguro que desde ahora no beberé más del fruto de la vid hasta que llegue el Reino de Dios".
    Luego tomó el pan, dio gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: "Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía".
    Después de la cena hizo lo mismo con la copa, diciendo: "Esta copa es la Nueva Alianza sellada con mi Sangre, que se derrama por ustedes.
    La mano del traidor está sobre la mesa, junto a mí.
    Porque el Hijo del hombre va por el camino que le ha sido señalado, pero ¡ay de aquel que lo va a entregar!".
    Entonces comenzaron a preguntarse unos a otros quién de ellos sería el que iba a hacer eso.
    Y surgió una discusión sobre quién debía ser considerado como el más grande.
    Jesús les dijo: "Los reyes de las naciones dominan sobre ellas, y los que ejercen el poder sobre el pueblo se hacen llamar bienhechores.
    Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que es más grande, que se comporte como el menor, y el que gobierna, como un servidor.
    Porque, ¿quién es más grande, el que está a la mesa o el que sirve? ¿No es acaso el que está a la mesa? Y sin embargo, yo estoy entre ustedes como el que sirve.
    Ustedes son los que han permanecido siempre conmigo en medio de mis pruebas.
    Por eso yo les confiero la realeza, como mi Padre me la confirió a mí.
    Y en mi Reino, ustedes comerán y beberán en mi mesa, y se sentarán sobre tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.
    Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido poder para zarandearlos como el trigo,
    pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe. Y tú, después que hayas vuelto, confirma a tus hermanos".
    "Señor, le dijo Pedro, estoy dispuesto a ir contigo a la cárcel y a la muerte".
    Pero Jesús replicó: "Yo te aseguro, Pedro, que hoy, antes que cante el gallo, habrás negado tres veces que me conoces".
    Después les dijo: "Cuando los envié sin bolsa, ni alforja, ni sandalia, ¿les faltó alguna cosa?".
    "Nada", respondieron. El agregó: "Pero ahora el que tenga una bolsa, que la lleve; el que tenga una alforja, que la lleve también; y el que no tenga espada, que venda su manto para comprar una.
    Porque les aseguro que debe cumplirse en mí esta palabra de la Escritura: Fue contado entre los malhechores. Ya llega a su fin todo lo que se refiere a mí".
    "Señor, le dijeron, aquí hay dos espadas". El les respondió: "Basta".
    En seguida Jesús salió y fue como de costumbre al monte de los Olivos, seguido de sus discípulos.
    Cuando llegaron, les dijo: "Oren, para no caer en la tentación".
    Después se alejó de ellos, más o menos a la distancia de un tiro de piedra, y puesto de rodillas, oraba:
    "Padre, si quieres, aleja de mí este cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya".
    Entonces se le apareció un ángel del cielo que lo reconfortaba.
    En medio de la angustia, él oraba más intensamente, y su sudor era como gotas de sangre que corrían hasta el suelo.
    Después de orar se levantó, fue hacia donde estaban sus discípulos y los encontró adormecidos por la tristeza.
    Jesús les dijo: "¿Por qué están durmiendo? Levántense y oren para no caer en la tentación".

    ResponderEliminar
  123. Anónimo9:39 p. m.

    LA PALABRA DE DIOS NO ESTA ENCADENADA:

    Kreisler 11:42pm. (blog anterior):

    1. "... la Magna Obra: Dios hecho hombre debe morir para salvarnos. Sin su sacrificio pereceriamos en el terror eterno.
    Para mi eso es una monumental gansada. Una estupidez sin pie ni cabeza. Un desproposito sin la menor logica."

    2. "A dia de hoy solo veo un hombre con una idea fija, una idea obsesiva, y un guion autodestructivo.
    Ya os dije que siento a Cristo hombre muy cercano, lo entiendo como si fuera mi otro yo, Y se lo que queria y lo que buscaba, y por que se embarco en esa locura."

    3. "Cristo promovio su propia ruina, su monodica hecatombe."

    DONDE ESTAN los teologos y los "teologos" del blog, las ilustres y piadosas damas, los seglares, catequistas, presbiteros y Obispos que leen a Fortea y defienden a capa y espada a los Jefes de la Iglesia y la doctrina oficial???

    Por complacencia u omision seran todos condenados en el Dia del Juicio del Señor. Y entonces sera el llorar y el rechinar de dientes.

    ResponderEliminar
  124. Anónimo9:39 p. m.

    Hermanos, celebramos hoy la entrada de nuestro Rey, vayamos delante de él, porque él es también nuestro Dios... Elevemos hacia Dios nuestro corazón, no apaguemos el espíritu, encendamos jovialmente nuestras lámparas, cambiemos el vestido de nuestra alma. Así, como vencedores, con palmas en las manos, y como gente sencilla, aclamémosle con el pueblo. Con los niños, y como los niños cantemos: " ¡Hosana! ¡Bendito sea el que viene en nombre del Señor! "... Hoy mismo entra en Jerusalén, de nuevo se prepara para la cruz, se rompe la acusación de Adán; de nuevo el paraíso se abre, y el ladrón es introducido allí; de nuevo la Iglesia está en fiesta...

    No viene acompañado por poderes invisibles del cielo ni legiones de ángeles; no se sienta en un trono sublime y elevado, no está protegido por las alas de los serafines, ni carros de fuego ni seres con los ojos múltiples, asustando con prodigios y sonido de trompetas. Viene escondido en la naturaleza humana. Es un advenimiento de bondad, no de justicia; de perdón, no de venganza.

    Él no aparece en la gloria de su Padre, sino en la humildad de su madre. El profeta Zacarías nos había anunciado este advenimiento en otro tiempo; llamaba a toda la creación a la alegría...: "¡Regocíjate con todas tus fuerzas, hija de Sión!" Es la misma palabra que el ángel Gabriel le había anunciado a la Virgen: " Regocíjate...", el mismo mensaje también que el Salvador les anunció a las mujeres santas después de su resurrección: " ¡Alegraos!"... "¡Salta de júbilo, hija de Jerusalén! He aquí a tu rey quien viene, sentado sobre un asno, un pollino de borrica "... ¿Qué esto? No viene con esplendor como todos los demás reyes. Viene en condición de servidor, el esposo lleno de ternura, el cordero, tierno, manso sobre el vellón, la oveja conducida al matadero, el cordero inocente entregado al sacrificio...

    Hoy, los niños de los hebreos corren delante de Él, ofreciendo sus ramas de olivo al que es misericordioso y, con inmensa alegría, reciben con palmas al vencedor de la muerte. "¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!"

    ResponderEliminar
  125. Anónimo9:42 p. m.

    Meditación del Papa

    Con la solemnidad del domingo de Ramos, hemos iniciado la Semana Santa, en la que seguimos los pasos de Cristo hasta la celebración de su misterio pascual. Lo aclamamos como Mesías e Hijo de David, agitando, como los niños y jóvenes de Jerusalén, las palmas de la salvación y del júbilo. Al mismo tiempo, contemplamos su dolorosa pasión y su humillación hasta la muerte. Os invito, durante estos días santos, a uniros plenamente a nuestro Redentor, recordando aquel solemne Vía Crucis de la Jornada Mundial de la Juventud. En él oramos conmovidos ante la belleza de aquellas imágenes sagradas, que expresaban con hondura los misterios de nuestra fe. Os animo a cargar también vosotros con vuestra cruz, y la cruz del dolor y de los pecados del mundo, para que entendáis mejor el amor de Cristo por la humanidad. Así os sentiréis llamados a proclamar que Dios ama al hombre y le envió a su Hijo, no para condenarlo, sino para que alcance una vida plena y con sentido. (Benedicto XVI, 2 de abril de 2012).

    ResponderEliminar
  126. Anónimo9:43 p. m.

    PRIMERA LECTURA
    No me tapé el rostro ante los ultrajes, sabiendo que no quedaría defraudado
    Lectura del libro de Isaías 50, 4-7

    Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento.

    Cada mañana me espabila el oído, para que escuche como los iniciados.

    El Señor me abrió el oído. Y yo no resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no me tapé el rostro ante ultrajes ni salivazos.

    El Señor me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado.
    Palabra de Dios.

    Sal 21, 8-9. 17-18a. 19-20. 23-24
    R. Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

    Al verme, se burlan de mí, hacen visajes,
    menean la cabeza: «Acudió al Señor, que lo ponga a salvo;
    que lo libre, si tanto lo quiere.» R.

    Me acorrala una jauría de mastines,
    me cerca una banda de malhechores;
    me taladran las manos y los pies,
    puedo contar mis huesos. R.

    Se reparten mi ropa, echan a suertes mi túnica.
    Pero tú, Señor, no te quedes lejos;
    fuerza mía, ven corriendo a ayudarme. R.

    Contaré tu fama a mis hermanos,
    en medio de la asamblea te alabaré.
    Fieles del Señor, alabadlo; linaje de Jacob,
    glorificadlo; temedlo, linaje de Israel. R.

    SEGUNDA LECTURA
    Se rebajó, por eso Dios lo levantó sobre todo
    Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses 2, 6-11

    Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos.

    Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz.

    Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el «Nombre-sobre-todo-nombre»; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

    Palabra de Dios.

    ResponderEliminar
  127. Palabra, te gusta provocar. Yo estoy impedido de pronunciarme porque Mirada me ha exhortado al silencio, así que pregúntale a Mirada.

    ResponderEliminar
  128. Anónimo9:47 p. m.

    TEXTO COMPLETO: Discurso del Papa Francisco al Cuerpo Diplomático

    Excelencias,

    Señoras y señores:

    Agradezco sinceramente a vuestro decano, el Embajador Jean-Claude Michel, las amables palabras que me ha dirigido en nombre de todos, y os acojo con gozo en este intercambio de saludos, simple pero intenso al mismo tiempo, que quiere ser idealmente el abrazo del Papa al mundo. En efecto, por vuestro medio encuentro a vuestros pueblos, y así puedo en cierto modo llegar a cada uno de vuestros conciudadanos, con todas sus alegrías, sus dramas, sus esperanzas, sus deseos.

    Vuestra numerosa presencia es también un signo de que las relaciones que vuestros países mantienen con la Santa Sede son beneficiosas, son verdaderamente una ocasión de bien para la humanidad. Efectivamente, esto es precisamente lo que preocupa a la Santa Sede: el bien de todo hombre en esta tierra.

    Y precisamente con esta idea comienza el Obispo de Roma su ministerio, sabiendo que puede contar con la amistad y el afecto de los Países que representáis, y con la certeza de que compartís este propósito. Al mismo tiempo, espero que sea también la ocasión para emprender un camino con los pocos Países que todavía no tienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede, algunos de los cuales –se lo agradezco de corazón– han querido estar presentes en la Misa por el inicio de mi ministerio, o enviado mensajes como gesto de cercanía.

    Como sabéis, son varios los motivos por los que elegí mi nombre pensando en Francisco de Asís, una personalidad que es bien conocida más allá de los confines de Italia y de Europa, y también entre quienes no profesan la fe católica. Uno de los primeros es el amor que Francisco tenía por los pobres.

    ¡Cuántos pobres hay todavía en el mundo! Y ¡cuánto sufrimiento afrontan estas personas! Según el ejemplo de Francisco de Asís, la Iglesia ha tratado siempre de cuidar, proteger en todos los rincones de la Tierra a los que sufren por la indigencia, y creo que en muchos de vuestros Países podéis constatar la generosa obra de aquellos cristianos que se esfuerzan por ayudar a los enfermos, a los huérfanos, a quienes no tienen hogar y a todos los marginados, y que, de este modo, trabajan para construir una sociedad más humana y más justa.

    Pero hay otra pobreza. Es la pobreza espiritual de nuestros días, que afecta gravemente también a los Países considerados más ricos. Es lo que mi Predecesor, el querido y venerado Papa Benedicto XVI, llama la «dictadura del relativismo», que deja a cada uno como medida de sí mismo y pone en peligro la convivencia entre los hombres.

    ResponderEliminar
  129. Anónimo9:48 p. m.

    Llego así a una segunda razón de mi nombre. Francisco de Asís nos dice: Esforzaos en construir la paz. Pero no hay verdadera paz sin verdad. No puede haber verdadera paz si cada uno es la medida de sí mismo, si cada uno puede reclamar siempre y sólo su propio derecho, sin preocuparse al mismo tiempo del bien de los demás, de todos, a partir ya de la naturaleza, que acomuna a todo ser humano en esta tierra.

    Uno de los títulos del Obispo de Roma es «Pontífice», es decir, el que construye puentes, con Dios y entre los hombres. Quisiera precisamente que el diálogo entre nosotros ayude a construir puentes entre todos los hombres, de modo que cada uno pueda encontrar en el otro no un enemigo, no un contendiente, sino un hermano para acogerlo y abrazarlo.

    Además, mis propios orígenes me impulsan a trabajar para construir puentes. En efecto, como sabéis, mi familia es de origen italiano; y por eso está siempre vivo en mí este diálogo entre lugares y culturas distantes entre sí, entre un extremo del mundo y el otro, hoy cada vez más cercanos, interdependientes, necesitados de encontrarse y de crear ámbitos reales de auténtica fraternidad.

    En esta tarea es fundamental también el papel de la religión. En efecto, no se pueden construir puentes entre los hombres olvidándose de Dios. Pero también es cierto lo contrario: no se pueden vivir auténticas relaciones con Dios ignorando a los demás.

    Por eso, es importante intensificar el diálogo entre las distintas religiones, creo que en primer lugar con el Islam, y he apreciado mucho la presencia, durante la Misa de inicio de mi ministerio, de tantas autoridades civiles y religiosas del mundo islámico. Y también es importante intensificar la relación con los no creyentes, para que nunca prevalezcan las diferencias que separan y laceran, sino que, no obstante la diversidad, predomine el deseo de construir lazos verdaderos de amistad entre todos los pueblos.

    La lucha contra la pobreza, tanto material como espiritual; edificar la paz y construir puentes. Son como los puntos de referencia de un camino al cual quisiera invitar a participar a cada uno de los Países que representáis. Pero, si no aprendemos a amar cada vez más a nuestra Tierra, es un camino difícil.

    También en este punto me ayuda pensar en el nombre de Francisco, que enseña un profundo respeto por toda la creación, la salvaguardia de nuestro medio ambiente, que demasiadas veces no lo usamos para el bien, sino que lo explotamos ávidamente, perjudicándonos unos a otros.

    Queridos Embajadores,

    Señoras y Señores,

    Gracias de nuevo por todo el trabajo que desarrolláis, junto con la Secretaría de Estado, para edificar la paz y construir puentes de amistad y hermandad.

    Por vuestro medio, quisiera reiterar mi agradecimiento a vuestros Gobiernos por su participación en las celebraciones con motivo de mi elección, con la esperanza de un trabajo común fructífero. Que el Señor Todopoderoso colme de sus dones a cada uno vosotros, a vuestras familias y a los Pueblos que representáis. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  130. Anónimo9:50 p. m.

    LA PALABRA DE DIOS NO ESTA ENCADENADA:

    A ver Kreislecillo:

    Ya que sientes a Cristo "tan cercano" y lo entiendes "como si fuera tu otro yo" y sabes "lo que queria y lo que buscaba" cuando "se embarco en esa locura", puedes, por favor, decirnoslo a nosotros, a los ignorantes, a los que creemos en la Verdad de su Doctrina?

    ResponderEliminar
  131. Anónimo9:51 p. m.

    Cerca de millón y medio de franceses participan hoy en La Manif pour Tous (La Marcha para Todos) por las principales calles de París, exigiendo al gobierno socialista de François Hollande que retire el nocivo proyecto de ley que promueve el mal llamado “matrimonio” homosexual y la adopción de parejas gay.

    Los portavoces de las organizaciones participantes denunciaron que el proyecto de ley del régimen socialista llamado “matrimonio para todos” atenta contra la realidad histórica de la humanidad, y niega el fundamento antropológico de las relaciones humanas.

    “Crear una filiación ficticia es hacer del niño un objeto”, denunciaron, citados por la plataforma española HazteOír, que se sumó a la marcha con una delegación en París.

    La Marcha para Todos denuncia toda forma de discriminación hacia las personas homosexuales, pero recuerda con similar firmeza que la relación padre-madre es una ley universal.

    “El matrimonio civil, como institución, existe precisamente para garantizar esta realidad. El Derecho no puede reinventar los lazos de filiación, que fundamentan nuestra sociedad y protegen al niño”, aseguraron.

    Para los participantes, “el derecho del niño (y no ‘el derecho al niño’) es una puesta superior que sobrepasa los apuntes ideológicos a los que nos quieren acostumbrar”.

    “¡Todos nacimos de un hombre y de una mujer!", exclamaron desde la tribuna principal de la manifestación.

    La Marcha Para Todos busca defender el matrimonio civil entre un hombre y una mujer, amenazado por la ley “Taubira”, que incluye la “procreación médicamente asistida” (PMA) y la “gestación para otro” (GPA).

    Los manifestantes, muchos de ellos jóvenes, lucieron bufandas con los colores de la bandera francesa, así como pancartas y globos que reivindicaban la defensa de la infancia, la familia y del matrimonio entre un hombre y una mujer.

    El 13 de enero de este año, en una edición previa de La Manif pour Tous, más de un millón de personas marcharon en París con carteles en los que se leía "Los papás y las mamás a las calles descendemos y el matrimonio defendemos", "Papá mas Mamá: No hay nada mejor para un niño", "Todos nacemos de un hombre y de una mujer", "Ni progenitor A, ni progenitor B: ¡Papá y Mamá!".

    En esa marcha participó Nathalie de Williencourt, fundadora de la organización gay Homovox, una de las más grandes de Francia, quien aseguró que "soy francesa, soy homosexual, la mayoría de los homosexuales no queremos ni el matrimonio, ni la adopción de los niños, sobre todo no queremos ser tratados del mismo modo que los heterosexuales porque somos diferentes, no queremos igualdad, pero si justicia".

    ResponderEliminar
  132. Anónimo9:51 p. m.

    Las asociaciones pro-vida señalan que el Día Internacional de la Vida -que se celebra este lunes 25 de marzo- “se va consolidando tanto en España como fuera como una referencia anual para todas las personas que creen en que hay una falta de respeto hacia la vida humana” y han anunciado movilizaciones para el día 6 de abril en todo el país.

    En declaraciones a Europa Press, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, ha señalado que “en Europa toca dar la vuelta al inmenso error que fue la normalización del aborto a partir de los años 70 del siglo pasado" y ha insistido en que "éste día es un recordatorio colectivo de un tema que hay que reabrir con mayor profundidad".

    "Es una apelación a la conciencia colectiva", ha apostillado Blanco, quien añade que "la sociedad no puede mostrarse indiferente ante el inmenso drama de tantos no nacidos o de tantas mujeres que pasan por una situación tan terrible como el aborto".

    Por su parte, la portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, ha instado a "pedir a los gobernantes que se den cuenta de que no pueden seguir rigiendo leyes como la actual". Así, ha señalado que "a pesar de las promesas del Partido Popular la situación no ha cambiado respecto al gobierno socialista, con una ley que no protege al ser humano".

    En este sentido, Joya ha recordado que van a convocar en todas las provincias españoles actos y movilizaciones el próximo 6 de abril. "Las principales asociaciones 'Provida' de España nos reuniremos con el fin de que España siga uniéndose un día al año para defender el derecho a la vida y, al la vez, que reclame a los gobernantes que no miren hacia otro lado", ha sentenciado.

    En concreto, la portavoz de Derecho a Vivir ha explicado que uno de los ejes fundamentales sobre los que va a girar este día es la iniciativa 'One of us' que pretende "presentar en el parlamento europeo un millón de firmas para pedir que no financie con fondos públicos proyectos que destruyen embriones".

    Así, ha añadido que "España debería recoger un mínimo de 40.000 firmas" para llevar adelante esta Iniciativa Legislativa Popular. "En cualquier caso, esperamos que se pueda superar esta cifra y que nuestro país se convierta en un ejemplo en esta lucha", ha concluido.

    ResponderEliminar
  133. Anónimo9:53 p. m.

    Buenas noches. El hombrecillo de Valladolid desea contarles cosas. La alfarería hunde sus raices en ... La mermelada casera hunde sus raices en ... las ricas tradiciones de la abuela. Kosovo hunde sus raices en ...la gerra. Sigan ustedes con esa amplia gama de aplicaciones de "hunde sus raices en". Es Academico. Es profesoral. Se debería usar mucho en reflexiones históricas. Pero no hundan sus raices en boñigas.
    Domingo de Ramos. Nicosia no se atreve. Y todos están asustados. Y mi mujer, también. Yo escribo este comentario para el que lo quiera leer. El hombrecillo de aquí se sorprende ante un interesante hallazgo.
    El otro dia tuve un puequeño encontronazo con San Lucas. Y hoy, el día menos indicado, también. San Lucas 22: «Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos, porque mirad que llegará el día en que dirán: "Dichosas las estériles y los vientres que no han dado a luz y los pechos que no han criado." Este desaire de Jesús no es infrecuente en El. Las oraciones negativas se procesan mal: Dichosas las estériles y los vientres que no han dado a luz y los pechos que no han criado. Es que "Lo seguía un gran gentío del pueblo, y de mujeres que se daban golpes y lanzaban lamentos por él". ¡Pobrecitas, qué desatento! Y aquí, mi amigo Kreisler, diría: querido Ptolo, estamos de acuerdo. ¡Qué dureza con las mujeres! Es que, querido amigo, estos prontos de San Lucas no los entiendo. ¡Si tuviésemos un sinóptico de acuerdo con el podriamos compararlo! Tenemos a San Lucas 11 que nos recuerda una ocasión muy distinta que deberiamos ahora recuperar: "Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud alzó la voz y le dijo: -¡Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron! Pero él repuso: -Mejor: ¡dichosos los que escuchan el mensaje de Dios y lo cumplen!". Fin.
    "Dichoso el vientre que te llevó". Una sentencia afirmativa que no excluye esa honra a tan afortunada maternidad. Jesucristo lo ve de otra forma. Y no vamos a dudar de su Caridad para con todos ni por un instante. Para El, lo primero es la dura Misión que se le ha encomendado. Primer, Dios. Incluso vendría muy bien recordar a esas mujeres que le seguian esos tiempos recientes en que le aplaudian. ¡Curioso San Lucas! Sin su ayuda no hubiésemos conocido el Magnificat. Søren Kierkegaard: «la tarea debe hacerse difícil, pues sólo la dificultad inspira a los nobles de corazón». Vale la pena esmerarse por conocer mejor a Jesucristo y fiarse de sus Evangelios Canónicos aceptados por las Iglesias Cristianas. (Mientras escribo esto desde mi Ipad, atiendo el Telediario de Telecino. Hola AMIGOS. Hola Intereconomia: otro día. Os amo.El Telediario de los findes no lo sigo. YO sigo a Eduardo. Con su equipo. )
    Ptolomeo.
    Como ser Cristiano y no morir en el intento.

    ResponderEliminar
  134. Anónimo9:54 p. m.

    TEXTO COMPLETO: Homilía del Papa Francisco en Misa por Domingo de Ramos 2013

    Jesús entra en Jerusalén. La muchedumbre de los discípulos lo acompañan festivamente, se extienden los mantos ante él, se habla de los prodigios que ha hecho, se eleva un grito de alabanza: «¡Bendito el que viene como rey, en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en lo alto» (Lc 19,38).

    Gentío, fiesta, alabanza, bendición, paz. Se respira un clima de alegría. Jesús ha despertado en el corazón tantas esperanzas, sobre todo entre la gente humilde, simple, pobre, olvidada, esa que no cuenta a los ojos del mundo.

    Él ha sabido comprender las miserias humanas, ha mostrado el rostro de misericordia de Dios y se ha inclinado para curar el cuerpo y el alma.

    Este es Jesús. Este es su corazón atento a todos nosotros, que ve nuestras debilidades, nuestros pecados. El amor de Jesús es grande. Y, así, entra en Jerusalén con este amor, y nos mira a todos nosotros.

    Es una bella escena, llena de luz – la luz del amor de Jesús, de su corazón –, de alegría, de fiesta.

    Al comienzo de la Misa, también nosotros la hemos repetido. Hemos agitado nuestras palmas.

    También nosotros hemos acogido al Señor; también nosotros hemos expresado la alegría de acompañarlo, de saber que nos es cercano, presente en nosotros y en medio de nosotros como un amigo, como un hermano, también como rey, es decir, como faro luminoso de nuestra vida.

    Jesús es Dios, pero se ha abajado a caminar con nosotros. Es nuestro amigo, nuestro hermano. El que nos ilumina en nuestro camino. Y así lo hemos acogido hoy. Y esta es la primera palabra que quisiera deciros: alegría. No seáis nunca hombres y mujeres tristes: un cristiano jamás puede serlo.

    Nunca os dejéis vencer por el desánimo. Nuestra alegría no es algo que nace de tener tantas cosas, sino de haber encontrado a una persona, Jesús; que está entre nosotros; nace del saber que, con él, nunca estamos solos, incluso en los momentos difíciles, aun cuando el camino de la vida tropieza con problemas y obstáculos que parecen insuperables, y ¡hay tantos!

    ResponderEliminar
  135. Anónimo9:55 p. m.

    Y en este momento viene el enemigo, viene el diablo, tantas veces disfrazado de ángel, e insidiosamente nos dice su palabra. No le escuchéis. Sigamos a Jesús. Nosotros acompañamos, seguimos a Jesús, pero sobre todo sabemos que él nos acompaña y nos carga sobre sus hombros: en esto reside nuestra alegría, la esperanza que hemos de llevar en este mundo nuestro.

    Y, por favor, no os dejéis robar la esperanza, no dejéis robar la esperanza. Esa que nos da Jesús.

    2. Segunda palabra: ¿Por qué Jesús entra en Jerusalén? O, tal vez mejor, ¿cómo entra Jesús en Jerusalén? La multitud lo aclama como rey. Y él no se opone, no la hace callar (cf. Lc 19,39-40). Pero, ¿qué tipo de rey es Jesús?

    Mirémoslo: montado en un pollino, no tiene una corte que lo sigue, no está rodeado por un ejército, símbolo de fuerza. Quien lo acoge es gente humilde, sencilla, que tiene el sentido de ver en Jesús algo más; tiene ese sentido de la fe, que dice: Éste es el Salvador.

    Jesús no entra en la Ciudad Santa para recibir los honores reservados a los reyes de la tierra, a quien tiene poder, a quien domina; entra para ser azotado, insultado y ultrajado, como anuncia Isaías en la Primera Lectura (cf. Is 50,6); entra para recibir una corona de espinas, una caña, un manto de púrpura: su realeza será objeto de burla; entra para subir al Calvario cargando un madero.

    ResponderEliminar
  136. Anónimo9:55 p. m.

    Y, entonces, he aquí la segunda palabra: cruz. Jesús entra en Jerusalén para morir en la cruz. Y es precisamente aquí donde resplandece su ser rey según Dios: su trono regio es el madero de la cruz. Pienso en lo que decía Benedicto XVI a los Cardenales: Vosotros sois príncipes, pero de un rey crucificado.

    Ese es trono de Jesús. Jesús toma sobre sí... ¿Por qué la cruz? Porque Jesús toma sobre sí el mal, la suciedad, el pecado del mundo, también el nuestro, el de todos nosotros, y lo lava, lo lava con su sangre, con la misericordia, con el amor de Dios.

    Miremos a nuestro alrededor: ¡cuántas heridas inflige el mal a la humanidad! Guerras, violencias, conflictos económicos que se abaten sobre los más débiles, la sed de dinero, que nadie puede llevárselo consigo, lo debe dejar.

    Mi abuela nos decía a los niños: El sudario no tiene bolsillos. Amor al dinero, al poder, la corrupción, las divisiones, los crímenes contra la vida humana y contra la creación. Y también –cada uno lo sabe y lo conoce– nuestros pecados personales: las faltas de amor y de respeto a Dios, al prójimo y a toda la creación.

    Y Jesús en la cruz siente todo el peso del mal, y con la fuerza del amor de Dios lo vence, lo derrota en su resurrección. Este es el bien que Jesús nos hace a todos en el trono de la cruz. La cruz de Cristo, abrazada con amor, nunca conduce a la tristeza, sino a la alegría, a la alegría de ser salvados y de hacer un poquito eso que ha hecho él aquel día de su muerte.

    3. Hoy están en esta plaza tantos jóvenes: desde hace 28 años, el Domingo de Ramos es la Jornada de la Juventud. Y esta es la tercera palabra: jóvenes.

    Queridos jóvenes, os he visto en la procesión cuando entrabais; os imagino haciendo fiesta en torno a Jesús, agitando ramos de olivo; os imagino mientras aclamáis su nombre y expresáis la alegría de estar con él.

    Vosotros tenéis una parte importante en la celebración de la fe. Nos traéis la alegría de la fe y nos decís que tenemos que vivir la fe con un corazón joven, siempre: un corazón joven incluso a los setenta, ochenta años. Corazón joven. Con Cristo el corazón nunca envejece. Pero todos sabemos, y vosotros lo sabéis bien, que el Rey a quien seguimos y nos acompaña es un Rey muy especial: es un Rey que ama hasta la cruz y que nos enseña a servir, a amar.

    Y vosotros no os avergonzáis de su cruz. Más aún, la abrazáis porque habéis comprendido que la verdadera alegría está en el don de sí mismo, en el don de sí, en salir de uno mismo, y en que él ha triunfado sobre el mal con el amor de Dios.

    ResponderEliminar
  137. Anónimo9:55 p. m.

    LA PALABRA DE DIOS NO ESTA ENCADENADA:

    Leo:

    Al fin te muestras en todo tu cinismo. Para ti, yo soy el provocador y no Kreisler. Gracias!

    ResponderEliminar
  138. Anónimo9:55 p. m.

    Lleváis la cruz peregrina a través de todos los continentes, por las vías del mundo. La lleváis respondiendo a la invitación de Jesús: «Id y haced discípulos de todos los pueblos» (Mt 28,19), que es el tema de la Jornada Mundial de la Juventud de este año. La lleváis para decir a todos que, en la cruz, Jesús ha derribado el muro de la enemistad, que separa a los hombres y a los pueblos, y ha traído la reconciliación y la paz.

    Queridos amigos, también yo me pongo en camino con vosotros, desde hoy, sobre las huellas del beato Juan Pablo II y Benedicto XVI. Ahora estamos ya cerca de la próxima etapa de esta gran peregrinación de la cruz de Cristo. Aguardo con alegría el próximo mes de julio, en Río de Janeiro.

    Os doy cita en aquella gran ciudad de Brasil. Preparaos bien, sobre todo espiritualmente en vuestras comunidades, para que este encuentro sea un signo de fe para el mundo entero.

    Los jóvenes deben decir al mundo: Es bueno seguir a Jesús; es bueno ir con Jesús; es bueno el mensaje de Jesús; es bueno salir de uno mismo, a las periferias del mundo y de la existencia, para llevar a Jesús. Tres palabras: alegría, cruz, jóvenes.

    Pidamos la intercesión de la Virgen María. Ella nos enseña el gozo del encuentro con Cristo, el amor con el que debemos mirarlo al pie de la cruz, el entusiasmo del corazón joven con el que hemos de seguirlo en esta Semana Santa y durante toda nuestra vida. Que así sea.

    ResponderEliminar
  139. Anónimo9:56 p. m.

    Al culminar la Misa por Domingo de Ramos y tras el rezo del Ángelus desde el atrio de la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco aseguró su presencia en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Río 2013, exclamando “¡En julio, a Río!”.

    El Santo Padre también pidió a los jóvenes que preparen “espiritualmente el corazón”.

    “Os encomiendo a María, ante todo a vosotros, queridos jóvenes, y vuestro itinerario hacia Río de Janeiro”.

    Francisco pidió invocar “la intercesión de la Virgen María para que nos acompañe durante la Semana Santa. Que ella, que siguió con fe a su Hijo hasta el Calvario, nos ayude a caminar tras él, llevando con serenidad y amor su cruz, para llegar a la alegría de la Pascua”.

    El Papa también encomendó a “que la Virgen Dolorosa ampare especialmente a quien está viviendo situaciones particularmente difíciles, recordando en especial a los afectados por la tuberculosis, pues hoy se celebra el Día mundial contra esta enfermedad”.

    “¡Buen camino para todos!”, concluyó.

    ResponderEliminar
  140. Anónimo9:57 p. m.

    En su homilía al celebrar su primera Misa de Domingo de Ramos como Obispo de Roma, ante la multitud reunida en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco pidió a los fieles a mantener siempre la alegría, y los exhortó a no dejarse robar la esperanza “que nos da Jesús”.

    El Santo Padre recordó que al ingresar a Jerusalén, Jesús fue recibido por la muchedumbre de discípulos que “lo acompañan festivamente, se extienden los mantos ante él, se habla de los prodigios que ha hecho, se eleva un grito de alabanza: ‘¡Bendito el que viene como rey, en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en lo alto’”.

    “Se respira un clima de alegría. Jesús ha despertado en el corazón tantas esperanzas, sobre todo entre la gente humilde, simple, pobre, olvidada, esa que no cuenta a los ojos del mundo”.

    Jesús, indicó el Santo Padre, “ha sabido comprender las miserias humanas, ha mostrado el rostro de misericordia de Dios y se ha inclinado para curar el cuerpo y el alma”.

    La escena del ingreso a Jerusalén, dijo el Papa, es una bella escena, llena de luz –la luz del amor de Jesús, de su corazón–, de alegría, de fiesta”.

    Señalando la participación con alegría de los fieles esta mañana, en la que acogieron al Señor como “faro luminoso de nuestra vida”, así como “nuestro amigo, nuestro hermano”, el Papa exhortó a que no seáis nunca hombres y mujeres tristes: un cristiano jamás puede serlo”.

    “Nunca os dejéis vencer por el desánimo. Nuestra alegría no es algo que nace de tener tantas cosas, sino de haber encontrado a una persona, Jesús; que está entre nosotros”.

    ResponderEliminar
  141. Anónimo9:58 p. m.

    Al dirigirse a los más de 100 mil participantes de la Gran Marcha por la Vida 2013, el Arzobispo de Lima (Perú), Cardenal Juan Luis Cipriani, aseguró que “estamos aquí unidos a Dios para decirle ¡no! a ese asesinato, a esa acción demoniaca del aborto, ¡no al aborto!”.

    El Cardenal Cipriani aseguró que quienes marcharon esta mañana, durante tres horas, colmando 10 cuadras de la avenida Salaverry, una de las más importantes de la capital peruana, “estamos todos aquí para decirle sí a la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural”.

    “El Estado debe defender la vida, protegerla y de dejar de lado un lenguaje falso en el que ‘diciendo que protegen la salud’, buscan la manera de eliminar las vidas”, demandó.

    El Arzobispo peruano pidió a los asistentes decir “¡no! a ese lenguaje que tantas veces tiene trampa, protejamos la familia y la vida con claridad”.

    El Cardenal Cipriani también expresó su crítica al Tribunal Constitucional peruano, pues este “de una manera lamentable ha querido dejar desprotegidos a la juventud, al despenalizar esas relaciones de los mayores con los jóvenes, una aberración muy profunda que no debemos permitir ni debemos dejar así”.

    “Hay que modificar esa decisión”, exigió.

    El Arzobispo de Lima también agradeció a los miles de participantes en las marchas que pertenecen a otros credos y que se sumaron a la Gran Marcha por la Vida.

    “Hoy en el mundo entero se da una batalla para defender la vida, para defender el matrimonio cristiano, para defender la familia, ¡son valores no negociables!”, remarcó.

    El Cardenal manifestó el agradecimiento de los manifestantes “a nuestros padres y abuelos, que tuvieron la generosidad de colaborar con Dios en la procreación de cada uno de nosotros”.

    “Desde aquí decimos con toda humildad que en Latinoamérica se defiende la vida”, afirmó.

    El Prelado aseguró además que los católicos “tenemos en el Papa Francisco a un defensor de la vida”.

    “Es una alegría y gran responsabilidad el que la Iglesia hoy tenga a un Santo Padre de este continente, eso significa que debemos vivir una vida coherente con nuestros principios”, subrayó.

    La Marcha por la Vida es un evento que se realiza cada año, y que en esta ocasión fue organizada por el Arzobispado de Lima, con el apoyo de empresas y de diversas organizaciones católicas.

    La fecha guarda relación con el Día del Niño por Nacer, que se celebra en Perú el 25 de marzo, fecha instituida en 2002, tras la aprobación de la ley 27654, y sustentada en el derecho constitucional a la vida desde la concepción.

    ResponderEliminar
  142. Anónimo9:59 p. m.

    En una carta dirigida al P. Adolfo Nicolás, Superior General de la Compañía de Jesús (jesuitas), el Papa Francisco le agradeció el saludo que este le dirigió por su elección a la Sede de San Pedro y pidió que esta orden de testimonio de una vida entregada al servicio de la Iglesia.

    El Santo Padre agradeció al P. Nicolás, el ofrecimiento de la Compañía de Jesús de “su oración por mi Persona y ministerio apostólico, así como su plena disposición para seguir sirviendo incondicionalmente a la Iglesia y al Vicario de Cristo, según el precepto de San Ignacio de Loyola”.

    El Papa expresó su pedido a Dios de que “ilumine y acompañe a todos los Jesuitas”, para que “fieles al carisma recibido y tras las huellas de los santos de nuestra amada Orden, puedan ser con la acción pastoral, pero sobre todo, con el testimonio de una vida enteramente entregada al servicio de la Iglesia, Esposa de Cristo, fermento evangélico en el mundo, buscando infatigablemente la gloria de Dios y el bien de las almas”.

    “Con estos sentimientos, ruego a todos los Jesuitas que recen por mí y me encomienden a la amorosa protección de la Virgen María, nuestra Madre del cielo, a la vez que, como prenda de abundantes favores divinos, les imparto con particular afecto la Bendición Apostólica, que hago extensiva a todas aquellas personas que cooperan con la Compañía de Jesús en sus actividades, se benefician de sus obras de bien y participan de su espiritualidad”, concluyó.

    ResponderEliminar
  143. Anónimo10:01 p. m.

    ORACIONES DE LA NOCHE

    Así como nuestro primer pensamiento del día debe ser para Dios, también debe serlo el último. No se te pase nunca por alto la oración de la noche, antes de acostarte.

    Dios mío, Jesucristo: Te doy gracias por todos los beneficios que has dispensado en este día. Te ofrezco mi sueño y todos los momentos de esta noche y te pido me conserves en ella sin pecado. Por esto me pongo dentro de tu santísimo Costado y bajo el manto de mi Madre, la Virgen María. Asístanme y guárdenme en paz los santos Ángeles y venga sobre mí tu Bendición.

    Examina ahora brevemente tu conciencia, meditando sobre los puntos siguientes:

    Pensamientos:
    ¿Consentí voluntariamente en algún mal pensamiento…., en el deseo o complacencia de alguna cosa impura?

    Palabras:
    ¿Pronuncié malas palabras…, juramentos…, murmuraciones…, mentoras…,?
    ¿Tuve conversaciones deshonestas?

    Obras:
    ¿Omisión de la Misa en días de precepto? ¿Desobediencias…, impaciencias…,m hurtos…,? ¿Malas miradas o acciones impuras…? ¿Excesos en comidas o bebidas…, juegos y diversiones…? ¿Cómo he cumplido mis deberes?

    Pide perdón a Dios de todo corazón y di con dolor:

    Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Tú quien eres, Bondad infinita, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de heberte ofendido; también me pesa porque puedes castigarme con las penas del infierno.

    Ayudado de tu Divina Gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.

    Padre Nuestro, Ave María, Credo.

    Angel de Dios, ángel de Dios: ya que la soberana Piedad a Ti me encomendó, ilumíname, rígeme, guardame y gobiérname en esta noche. Amén.

    Visita, Señor, esta habitación y ahuyenta de ella todas las asechanzas del enemigo. Estén aquí tus santos Ángeles, que nos guarden en paz, y Tú danos tu Santa Bendición, por los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

    ResponderEliminar
  144. Anónimo10:02 p. m.

    Cuando vence la luna al sol
    y, la noche invita a la calma
    nuestro cansancio se pone en manos de MARIA
    Cuando el descanso nos urge a la reflexión
    y la oscuridad a la quietud de la noche
    todo ello, lo dejamos bajo un rostro: MARIA
    Cuando cerramos las puertas
    y atrás quedan luchas y fatigas
    decepciones y sufrimientos
    buscamos en el silencio a una figura: MARIA
    Cuando hemos caminado sin obtener demasiado fruto
    y las luchas nos han dejado extenuados
    buscamos la fuerza de Dios, con alguien que vive a su lado: MARIA
    Cuando pensamos que todo ha acabado
    que todos los días son iguales
    y que no merecen la pena ser vividos
    buscamos un reconstituyente de esperanza: MARIA
    Déjanos, Madre y Virgen,
    antes de caer en el dulce sueño
    poner en tus manos lo que, en esta mañana,
    quisimos fuera sincera realidad:
    Si no estuvimos a la altura….perdón, Señor
    Si olvidamos tu presencia….perdón, Señor
    Si no crecimos en honestidad….perdón, Señor
    Si, la fe y la esperanza, no las cuidamos….perdón, Señor.
    María, mientras dormimos
    te pedimos que veles nuestro sueño
    que inclines tu rostro de Madre sobre nosotros tus hijos
    y que, mañana cuando despertemos,
    Dios nos dé otra oportunidad para seguir siendo los amigos de Jesús.

    ResponderEliminar
  145. Para petardos incorregibles10:02 p. m.

    Por favor;

    las homilias, los discursos del Papa Francisco los podemos encontrar en Vatican.va y en tropecientasmil webs.


    ¡¡¡ no seas pesado tío¡¡ esto es un blog personal.

    ResponderEliminar
  146. Anónimo10:03 p. m.

    YA ESTÁ BIEN SUBNORMAL, VETE A CAGAR!

    ResponderEliminar
  147. Anónimo10:05 p. m.

    Para ya hijoputa!

    ResponderEliminar
  148. ¡qué bonita oración! 10.02 p.m.
    Con tu permiso me la copio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  149. No se trata de cinismo, Palabra. No voy a expresar ahora, en este momento, lo que iba a expresar al respecto.

    ResponderEliminar
  150. Anónimo10:11 p. m.

    1 Cuando Jesús salía del Templo, uno de sus discípulos le dijo: «¡Maestro, mira qué piedras enormes y qué construcción!».

    2 Jesús le respondió: «¿Ves esa gran construcción? De todo esto no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido».

    3 Y después, estando sentado en el monto de los Olivos, frente al Templo, Pedro, Santiago, Juan y Andrés le preguntaron en privado:

    4 «Dinos cuándo sucederá esto y cuál será la señal de que ya están por cumplirse todas estas cosas».

    5 Entonces Jesús comenzó a decirles: «Tengan cuidado de que no los engañen,

    6 porque muchos se presentarán en mi Nombre, diciendo: "Soy yo", y engañarán a mucha gente.

    7 No se alarmen cuando oigan hablar de guerras y de rumores de guerras: es necesario que esto ocurra, pero todavía no será el fin.

    8 Se levantará nación contra nación y reino contra reino. En muchas partes, habrá terremotos y hambre. Este será el comienzo de los dolores del parto.

    9 Estén atentos: los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas, y por mi causa serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos.

    10 Pero antes, la Buena Noticia será proclamada a todas las naciones.

    11 Cuando los entreguen, no se preocupen pro lo que van a decir: digan lo que se les enseñe en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino el Espíritu Santo.

    12 El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los matarán.

    13 Serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero el que persevere hasta el fin, se salvará.

    14 Cuando vean la Abominación de la desolación usurpando el lugar que no le corresponde –el que lea esto, entiéndalo bien– los que estén en Judea, que se refugien en las montañas;

    15 el que esté en la azotea de su casa, no baje a buscar sus cosas;

    16 y el que esté en el campo, que no vuelva atrás a buscar su manto.

    17 ¡Ay de las mujeres que estén embarazadas o tengan niños de pecho en aquellos días!

    18 Rueguen para que no suceda en invierno.

    19 Porque habrá entonces una gran tribulación, como no la hubo desde el comienzo del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás.

    20 Y si el Señor no abreviara ese tiempo, nadie se salvaría; pero lo abreviará a causa de los elegidos.

    21 Si alguien les dice entonces: "El Mesías está aquí o está allí", no lo crean.

    22 Porque aparecerán falsos mesías y falsos profetas que harán milagros y prodigios capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos.

    23 Pero ustedes tengan cuidado: yo los he prevenido de todo.

    24 En ese tiempo, después de esta tribulación, el sol se oscurecerá, la luna dejará de brillar,

    25 las estrellas caerán del cielo y los astros se conmoverán.

    26 Y se verá al Hijo del hombre venir sobre las nubes, lleno de poder y de gloria.

    27 Y él enviará a los ángeles para que congreguen a sus elegidos desde los cuatro puntos cardinales, de un extremo al otro del horizonte.

    28 Aprendan esta comparación, tomada de la higuera: cuando sus ramas se hacen flexibles y brotan las hojas, ustedes se dan cuenta de que se acerca el verano.

    29 Así también, cuando vean que suceden todas estas cosas, sepan que el fin está cerca, a la puerta.

    30 Les aseguro que no pasará esta generación, sin que suceda todo esto.

    31 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

    32 En cuanto a ese día y a la hora, nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, nadie sino el Padre.»

    33 «Tengan cuidado y estén prevenidos porque no saben cuándo llegará el momento.

    34 Será como un hombre que se va de viaje, deja su casa al cuidado de sus servidores, asigna a cada uno su tarea, y recomienda al portero que permanezca en vela.

    35 Estén prevenidos, entonces, porque no saben cuándo llegará el dueño de casa, si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o por la mañana.

    36 No sea que llegue de improviso y los encuentre dormidos.

    37 Y esto que les digo a ustedes, lo digo a todos: "¡Estén prevenidos!"».

    ResponderEliminar
  151. Anónimo10:11 p. m.

    Lo que me interesa comentar del Salmo 21 que se reza hoy ya lo tengo dispuesto como abordarlo. Luego, más tarde, os lo cuento. Ahora me tomo un agradable recreo.
    Archidiócesis de Madrid >> inicio >> lecturas de Misa >> seleccionar fecha en calendario >> 24 >> Salmo 21 (22 H, 21 V):"Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado" - Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34). Las Siete Palabras. Wikipedia. ¡Haced un donativo a Wikipedia por el bien de la Cultura Popular seria!)
    22:9 "Confió en el Señor, que él lo libre; que lo salve, si lo quiere tanto".
    Fin.
    ¿No confió en el Señor? ¡Pues que lo salve si tanto lo quiere! ¿No dice que es su hijo? ¡Pues que baje su Padre y lo rescate!.
    http://www.youtube.com/watch?v=GwUeXLyO2pU

    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  152. Anónimo10:14 p. m.

    En realidad, amigos, yo no escribo nada. Hoy están ustedes como algo destemplados. Se ve que el Domingo de Ramos les ha obsesionado.
    Modérense con sus comentarios. Salvo que quieran taparme.
    Ptolomeo.
    Hagamos un trato: yo hoy no hablo de Nicosia y ustedes se dejan de enviar comentarios. ¿Vale?

    ResponderEliminar
  153. Vivir en este mundo como si fuera perfecto, es una actitud que no acabo de comprender. Los que se echan en brazos de su sensualidad, así lo hacen. Los que se conforman con lo poco que tienen, también lo hacen. Hasta los santos viven como si estuvieran ya en el Cielo....
    ¿cómo debemos interpretarle?

    ResponderEliminar
  154. Anónimo10:22 p. m.

    tú eres tonta de remate

    ResponderEliminar
  155. Anónimo10:24 p. m.

    Salmo 21:al verme, se burlan de mí,
    hacen visajes, menean la cabeza".
    Fingen no enterarse.
    Sigo de recreo, ¿eh?
    Luego nos vemos.
    Lo que tengo que decir sobre esas Palabras con que Jesús se despide de la Vida se resuelve en pocas líneas.
    Les gustará porque es algo novedoso, para lo que nos tienen acostumbrados.
    No es por meterme con nadie.
    Un cambio de aires puede sentar hasta bien. Y sobre todo cuando aún nos pueden quedar siglos de "singladura" por estas tierras. NO a mí: a ustedes. Yo tengo soberanamente claro que voy a morir. Palabra de humano. En esto me distancio mucho de ustedes. Pero no estoy agobiado.
    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  156. ¿Por qué crees que los demás no tenemos asumida nuestra muerte, como tú?

    ResponderEliminar
  157. Anónimo10:29 p. m.

    Yo también voy a morir, lo sé, y no me doy tanta importancia.
    Eres un memo, tio.

    ResponderEliminar
  158. La muerte no es tal muerte para nosotros, los cristianos. En realidad es un traspaso a una mejor vida. Y así deberíamos nombrarlo en nuestra vida cotidiana. Fenece este cuerpo de muerte, más la persona pervive, más allá del palpitar de su corazón o el respirar de su pulmones. No morimos, pasamos a mejor vida, al menos eso esperamos nosotros, cuando confiamos en el perdón del Señor y en su amor misericordioso. La perspectiva de una vida plena, después de esta tan limitada y llena de miserias, es lo mejor que le hombre puede tener, para no caer en desesperación

    ResponderEliminar
  159. Para mister Palabra:
    "No juzguéis y no seréis juzgados. Porque con la medida que juzgarais, seréis juzgados..." ¿Te suena?
    ¿Quién eres tú para mandar a nadie al infierno? O sea que si no reaccionamos con las vísceras a lo que alguien dice y no estamos de acuerdo, entonces será el rechinar de dientes ¿no es así? ¿No se te ha ocurrido pensar que si muchos de nosotros evitamos contestar es porque no encontramos una manera serena y meditada para hacerlo? ¿Qué vamos a hacer? ¿Contestar con las vísceras? ¿ponernos a soltar descalificaciones e insultos a troche y moche?

    ¿No se te ha ocurrido pensar que muchos de nosotros quizá prefiera orar por esas personas en lugar de enfrentarse a ellas directamente?

    Insisto: ¿quién eres tú para mandar a nadie al infierno? ¿Ves tú el interior de los demás? ¿Sus intenciones?
    ¿Por qué no dejas de hacerte el profeta? ¿Por qué no dejas de juzgar a los demás?

    ResponderEliminar
  160. Anónimo10:43 p. m.

    A Vicente tanto le da veintisiete como ciento veintisiete.
    jajajajajajaja!!!!

    ResponderEliminar
  161. Anónimo10:59 p. m.

    LA PALABRA DE DIOS NO ESTA ENCADENADA:

    JESUCRISTO: "Quien niega a mi Padre me niega a mi, y quien me niega a mi niega a mi Padre."

    Es una constante historica del pueblo judio, a partir del Profeta Moises y de su salida de Egipto, el ser rebelde y desobediente a Dios. Ellos ciertamente esperaban al Mesias prometido; pero un Mesias a su medida, un Mesias terrenal que estableciera un Reino Mundial que sometiera a todas las naciones y a todos los pueblos de la tierra.

    Los judios creian tener la "exclusividad" del Dios de las alturas; la exclusividad del Pacto Eterno, de la Alianza indestructible. Pero cuando llega Jesucristo la clase dominante judia (compuesta por los terratenientes, los comerciantes y el Clero) le rechaza e impulsa al pueblo pobre a hacer lo mismo.

    Saduceos, fariseos y maestros de la Ley, recopilaron suficiente evidencia que les confirmaban todo lo que habian predicado y escrito los Profetas sobre el Mesias, y, ademas, comprobaron que se habian cumplido estas profecias en la persona de Jesus.

    Los milagros, señales y prodigios que hacia Jesus demostraban su Divinidad. Pero ellos no estaban dispuestos a entregarle el poder que ellos detentaban a alguien que tan pronto entro en escena cuestionaba la falsedad de su doctrina y de sus tradiciones, y todas sus injusticias.

    Por eso le perseguian y le espiaban. Le provocaban y le tendian trampas. Le menospreciaban y le calumniaban. Y decidieron comprar a uno del Grupo de los Doce, a Judas Iscariote, el hombre que estaba a cargo de los dineros de la incipiente Iglesia.

    Por medio de Judas se enteraron de que Jesus decia que seria entregado a las autoridades romanas y de que seria condenado a muerte. Entonces se dijeron: Pues bien, si lo dice la Escritura, que asi sea. Si el se sacrifica por el pueblo, todo seguira igual y el poder no nos sera quitado. Y la muchedumbre ciega que fue a arrestarlo decia: que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos.

    Desde la Crucificion de Jesucristo hasta el dia de hoy, la clase sacerdotal judia (que hoy controla el Vaticano) ha seguido una linea recta con un objetivo unico: someter, dominar y esclavizar al mundo, apropiandose para si de la "Viña de Nabot".

    ResponderEliminar
  162. Anónimo11:01 p. m.

    !Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

    ResponderEliminar
  163. Anónimo11:03 p. m.

    ¡Corazones adúlteros! ¿No saben acaso que haciéndose amigos del mundo se hacen enemigos de Dios? Porque el que quiere ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios.

    ResponderEliminar
  164. Anónimo11:04 p. m.

    Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
    Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

    ResponderEliminar
  165. Anónimo11:07 p. m.

    Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego.

    ResponderEliminar
  166. Anónimo11:08 p. m.

    El hacha ya está puesta a la raíz de los árboles: el árbol que no produce buen fruto será cortado y arrojado al fuego.

    ResponderEliminar
  167. Anónimo11:09 p. m.

    No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo a la Gehena

    ResponderEliminar
  168. Dijo Mr. Palabra:
    Desde la Crucificion de Jesucristo hasta el dia de hoy, la clase sacerdotal judia (que hoy controla el Vaticano) ha seguido una linea recta con un objetivo unico: someter, dominar y esclavizar al mundo, apropiandose para si de la "Viña de Nabot".
    -----------------------------------
    ¿De dónde te sacas que la clase sacerdotal judía tiene algo que ver con el Vaticano? ¡Qué fácil es hacer afirmaciones gratuitas!

    ResponderEliminar
  169. Anónimo11:21 p. m.

    Ay, de verdad, qué pesados con tanto versículo apocalíptico....

    ResponderEliminar
  170. Anónimo11:22 p. m.

    Eres un pesado, Palabra, un pesado y no te leemos. Yo, al menos, a la que veo un rollo de los tuyos, paso de largo.....Joé, macho....

    ResponderEliminar
  171. Anónimo11:31 p. m.

    En realidad no solo es Palabra el pesado. Es el conjunto de este blog que se ha convertido en algo insoportable, lleno de egos sin ninguna mesura.
    Elenita, tienes toda la razón.

    ResponderEliminar
  172. Leo. Si tienes oportunidad, te recomiendo que enlaces con el programa que se acaba de emitir en Intereconomía, dirigido por Eduardo García Serrano y llamado "Sin tapujos". Un científico ha tratado sobre la Sábana Santa, con todo lujo de detalles. Te recomiendo que la veas. Las explicaciones científicas que se dan ¡son alucinantes!

    ResponderEliminar
  173. Anónimo11:41 p. m.

    Querido Padrecito: se me ha complicado. Es bueno que podamos llamar a los Sacerdotes "Padres" por contra de lo que aconsejara Jesús. Nos dejó con ustedes, y es como si a Dios mismo nos dirigiéramos. ¡Que le vamos a hacer! Sean ustedes, por favor, a modo de Padres.
    Nos vamos a San Mateo. Tuve que recurrir a el porque una cosa es que ya existiera el Salmo ante situaciones semejantes y Jesús lo recordase y otra cosa es que tuviésemos a un hombre que se estaba muriendo en una Cruz. De estas cosas relativas al morir saben mucho en los Hospitales. No es muy corriente, por lo que yo he visto, que la gente se muera como nos relata San Mateo. La gente no se muere gritando. En general, luchan por vivir. Puede ser que digan, "No me quiero morir", y lloren. Puede que en estado febril se muevan mucho, retiren la ropa de la cama, llamen a sus padres... yo qué sé.
    Esta mañana cantaron el Salmo en mi Parroquia. ¡Qué distinto es escucharlo así! Y edificante.
    San Mateo 27: 46 Y alrededor de la hora nona clamó Jesús con fuerte voz: «¡Elí, Elí! ¿lemá sabactaní?», esto es: «¡Dios mío, Dios mío! ¿por qué me has abandonado?»Pero los otros dijeron: «Deja, vamos a ver si viene Elías a salvarle.» 50. Pero Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, exhaló el espíritu. Fin.
    Selecciono: "DANDO DE NUEVO UN FUERTE GRITO SE DESPIDIÓ DEL MUNDO O DICHO SEA CON RIGOR, ENTREGÓ A DIOS SU ESPÍRITU".
    Admito la posibilidad de que esa gente que hacia viajes (gestos, muecas), estuviesen esperando el milagro. Ya le habían visto hacer algunos. Tal vez hasta admito que le estuviesen poniendo a prueba: a ver si sale de este apuro, entonces creeremos en El y le nombraremos Rey. No descarten ustedes esta posibilidad. ¡Menudos eran los Judíos! Muy rigoristas. ¡Aquí, el que quiera ser el Mesías que lo demuestre! Qué decepción. Se entregó a la Muerte. Y entonces, entramos de lleno en la unión hipostática.

    Ptolomeo

    ResponderEliminar
  174. Anónimo11:43 p. m.

    Jesús les respondió: «La luz está todavía entre ustedes, pero por poco tiempo. Caminen mientras tengan la luz, no sea que las tinieblas los sorprendan: porque el que camina en tinieblas no sabe a dónde va.

    ResponderEliminar
  175. Gracias Isabel! voy a fijarme porque después dejan los programas para bajar en Internet.

    ResponderEliminar
  176. Anónimo11:48 p. m.

    La Unión Hipóstatica.
    Y ahora el hombrecillo de Valladolid consulta en Google y Google le propone Wikipedia. ¿Y qué consulta este pigmeo de Valladolid? Consulta "hipóstasis". Wikipedia: La unión hipostática es un término técnico que designa la unión de las dos naturalezas, divina y humana, que en la teología cristiana se atribuye a la persona de Jesús. De esta manera, Cristo es Dios en la carne y es plenamente Dios y plenamente hombre. Gracias Wikipedia. Nicea. El Filioque o así. Dios y Hombre verdaderos.
    Jesucristo tiene un problema más serio que nosotros. Su Naturaleza Divina no le acompaña en este viaje al Sepulcro. Jesucristo se está muriendo. Y eso lo pueden explicar fabulosamente bien los Médicos. Se está muriendo la naturaleza humana que hay en El. Y no hay nada que hacer salvo darle un fuerte tranquilizante. En fin, cuando muramos lo iremos describiendo para dejar conocimientos. Jesucristo se fue gritando. Tal vez no quisiese morir. Su naturaleza Divina se estaba separando. Su naturaleza humana se iba soltando, derrumbando. San Mateo 27, dígame, usted que fue gran Creyente, y Anunció el Evangelio o lo Escribió o se lo escribieron, ¿Vio usted esto que nos ha dejado en su Evangelio? ¿Y si lo vio, cómo lo vivió? "José (de Arimatea) tomó el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia y lo puso en su sepulcro nuevo que había hecho excavar en la roca; luego, hizo rodar una gran piedra hasta la entrada del sepulcro y se fue". Se fueron.
    Solamente San Juan deja reflexiones personales en su Evangelio. San Mateo narra los hechos.
    Así se suele uno morir en tales circunstancias. Es un tema de lo más natural. Muy cruento, porque cruel fue esa muerte. Padeció grandes tormentos. Y a grandes tormentos, grandes dolores musculares.
    Yo me di un golpecito en el costado hace tiempo y estuve 4 días en una situación muy difícil. Muy difícil. No encontraba la posición adecuada para estar echado o sentado.
    Fin.
    La novedad que les aporto consiste en considerar que la muerte de Jesucristo no es una obra de Teatro. Y que la unión Hipostática fue entonces una realidad. Y que no sé cuanto encarece eso el acto de separarse para morir una muerte natural. Pues no parece que Jesucristo tuviese una muerte diferente.
    Ah, me olvidaba. Dada esa Unión Hipostática (No hipotética, sino real) entre las tres divinas personas,
    Padre y Espíritu Santo debieron sufrir hasta el crítico momento de morir Jesús. E incluso después pudieron sentirse ya huérfanos del hijo humano.
    No puedo decir con San Juan, "el que lo ha visto da testimonio". Y lo siento. Aquellos Discípulos adquirieron grandes conocimientos.
    San Pablo, Colosenses: "En Jesucristo reside toda la Plenitud de la Divinidad corporalmente" (Col 2,9-10).
    Ptolomeo.

    ResponderEliminar
  177. Anónimo11:49 p. m.

    Fin, Reverendo.
    Tolomeo.

    ResponderEliminar
  178. Anónimo11:52 p. m.

    1 Ustedes estaban muertos a causa de las faltas y pecados

    2 que cometían, cuando vivían conforme al criterio de este mundo, según el Príncipe que domina en el espacio, el mismo Espíritu que sigue actuando en aquellos que se rebelan.

    3 Todos nosotros también nos comportábamos así en otro tiempo, viviendo conforme a nuestros deseos carnales y satisfaciendo nuestra concupiscencia y nuestras malas inclinaciones, de manera que por nuestra condición estábamos condenados a la ira, igual que los demás.

    4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó,

    5 precisamente cuando estábamos muertos a causa de nuestros pecados, nos hizo revivir con Cristo –¡ustedes han sido salvados gratuitamente!–

    6 y con Cristo Jesús nos resucitó y nos hizo reinar con él en el cielo.

    7 Así, Dios ha querido demostrar a los tiempos futuros la inmensa riqueza de su gracia por el amor que nos tiene en Cristo Jesús.

    8 Porque ustedes han sido salvados por su gracia, mediante la fe. Esto no proviene de ustedes, sino que es un don de Dios;

    9 y no es el resultado de las obras, para que nadie se gloríe.

    ResponderEliminar
  179. Anónimo12:03 a. m.

    Todo este discurso sé, me consta, lo quiero, es provisional para siempre.
    Ptolomeo.
    Así como Berceo se conformaba con un vaso de buen vino por algo parecido, yo me conformaría ahora con esa taza de té, un gajo de limón, y un cigarrillo rubio Gauloise O Chester. ¿No sería usted tan amable de invitarme? Yo le habría invitado de mil amores.
    ¡Ande, hombre, tenga usted un detalle!

    ResponderEliminar
  180. Anónimo12:12 a. m.

    1 Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar ya no existe más.

    2 Vi la Ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios, embellecida como una novia preparada para recibir a su esposo.

    3 Y oí una voz potente que decía desde el trono: «Esta es la morada de Dios entre los hombres: él habitará con ellos, ellos serán su pueblo, y el mismo Dios estará con ellos.

    4 El secará todas sus lágrimas, y no habrá más muerte, ni pena, ni queja, ni dolor, porque todo lo de antes pasó».

    5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: «Yo hago nuevas todas las cosas». Y agregó: «Escribe que estas palabras son verdaderas y dignas de crédito.

    6 ¡Ya está! Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. Al que tiene sed, yo le daré de beber gratuitamente de la fuente del agua de la vida.

    7 El vencedor heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo.

    8 Pero los cobardes, los incrédulos, los depravados, los asesinos, los lujuriosos, los hechiceros, los idólatras y todos los falsos, tendrán su herencia en el estanque de azufre ardiente, que es la segunda muerte».

    9 Luego se acercó uno de los siete Angeles que tenían las siete copas llenas de las siete últimas plagas, y me dijo: «Ven que te mostraré a la novia, a la esposa del Cordero».

    10 Me llevó en espíritu a una montaña de enorme altura, y me mostró la Ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios.

    11 La gloria de Dios estaba en ella y resplandecía como la más preciosa de las perlas, como una piedra de jaspe cristalino.

    12 Estaba rodeada por una muralla de gran altura que tenía doce puertas: sobre ellas había doce ángeles y estaban escritos los nombres de las doce tribus de Israel.

    13 Tres puertas miraban al este, otras tres al norte, tres al sur, y tres al oeste.

    14 La muralla de la Ciudad se asentaba sobre doce cimientos, y cada uno de ellos tenía el nombre de uno de los doce Apóstoles del Cordero.

    15 El que me estaba hablando tenía una vara de oro para medir la Ciudad, sus puertos y su muralla.

    16 La Ciudad era cuadrangular: tenía la misma medida de largo que de ancho. Con la vara midió la Ciudad: tenía dos mil doscientos kilómetros de largo, de ancho y de alto.

    17 Luego midió la muralla: tenía setenta y dos metros, según la medida humana que utilizaba el Angel.

    18 La muralla había sido construida con jaspe, y la Ciudad con oro puro, semejante al cristal purificado.

    19 Los cimientos de la muralla estaban adornados con toda clase de piedras preciosas: el primer cimiento era de jaspe, el segundo de zafiro, el tercero de ágata, el cuarto de esmeralda,

    20 el quinto de ónix, el sexto de cornalina, el séptimo de crisólito, el octavo de berilo, el noveno de topacio, el décimo de crisoprasa, el undécimo de jacinto y el duodécimo de amatista.

    21 Las doce puertas eran doce perlas y cada puerta estaba hecha con una perla enteriza. La plaza de la Ciudad era de oro puro, transparente como el cristal.

    22 No vi ningún templo en la Ciudad, porque su Templo es el Señor Dios todopoderoso y el Cordero.

    23 Y la Ciudad no necesita la luz del sol ni de la luna, ya que la gloria de Dios la ilumina, y su lámpara es el Cordero.

    24 Las naciones caminarán a su luz y los reyes de la tierra le ofrecerán sus tesoros.

    25 Sus puertas no se cerrarán durante el día y no existirá la noche en ella.

    26 Se le entregará la riqueza y el esplendor de las naciones.

    27 Nada impuro podrá entrar en ella, ni tampoco entrarán los que haya practicado la abominación y el engaño. Unicamente podrán entrar los que estén inscritos en el Libro de la Vida del Cordero.

    ResponderEliminar
  181. Anónimo12:13 a. m.

    cómo te echo de menos.....

    ResponderEliminar
  182. HA MUERTO EL MAESTRO BEBO VALDÉS

    Descanse en paz.

    http://youtu.be/l1KHymN5wc4

    Y aunque tú, me has echado en el abandono
    y aunque tú has matado mis ilusiones,
    en vez de maldecirte con justo encono
    en mis sueños te colmo
    y en mis sueños te colmo de bendiciones.

    Sufro la inmensa pena de tu abandono
    sufro el dolor profundo de tu partida
    y lloro sin que tu sepas que el llanto mío
    tiene lágrimas negras, tiene lágrimas negras como mi vida.

    ResponderEliminar
  183. la rosa de los vientos12:28 a. m.

    Al señor de Valladolid. ¿que le parece a usted, lloverá o no el viernes santo?lo digo por la magnífica procesión, seria una gran pena que no saliera. las previsiones dicen que si.

    ResponderEliminar
  184. Anónimo12:32 a. m.

    Vicente. Estoy totalmente de acuerdo contigo en los comentarios que has hecho a Palabra. Quien es este señor para mandar a nadie al infierno. ¡Vivir para ver! No se puede ser mas soberbio. Va de enviado del Señor y profetiza el fin del mundo. Después que es un profeta elegido por el Señor. Y después se dedica a mandarnos al infierno, a los que no juzgamos a los demás porque no somos nadie para juzgar a nadie. Para eso está Dios. Cristo con sus mismas palabras, dijo que no venía a llamar a los sanos, sino a los enfermos.
    Y por si todo lo anterior fuera poco, este blog tiene dueño, que además es un sacerdote. En caso de impedir la entrada a cualquiera, sería él el que tendría que tomar esa decisión, y no lo hace.
    ¿Quién es el autodenominado Palabra, para juzgar y condenar a nadie? ¿Pero quien se cree que es ese señor?

    Así que Vicente, magníficos tus comentarios.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  185. EL SOL NO BRILLARÁ NUNCA MÁS

    http://youtu.be/-NQQkfsieWc

    Loneliness is a cloak you wear
    A deep shade of blue is always there
    The sun ain't gonna shine anymore
    the moon ain't gonna rise in the sky
    the tears are always clouding your eyes
    when you're without love, baby
    Emptiness is a place you're in
    With nothing to lose but no more to win
    The sun ain't gonna shine anymore
    the moon ain't gonna rise in the sky
    the tears are always clouding your eyes
    when you're without love, baby
    Lonely without you baby,
    girl, I need you
    I can't go on

    ****

    La soledad es el manto que te viste
    Una profunda sombra de tristeza siempre está ahí
    El sol no brillará nunca más
    La luna no saldrá en el cielo
    Las lágrimas están siempre nublando tus ojos
    Cuando estás sin amor
    Baby

    El vacío es el lugar donde estás,
    nada que perder pero nada más que ganar
    El sol no brillará nunca más
    La luna no saldrá en el cielo
    Las lágrimas están siempre nublando tus ojos
    Cuando estás sin amor

    Solo, sin ti, cariño
    Oh, te necesito
    No puedo continuar…

    ResponderEliminar
  186. TU ERES MI TALISMÁN

    http://youtu.be/26lm8waMdhA

    ResponderEliminar
  187. LA VIDA SIGUE IGUAL

    http://youtu.be/H2dQCGw6f7Q

    ResponderEliminar
  188. NADA VA A CAMBIAR EL MUNDO

    http://youtu.be/S_wQXYfmCro

    ResponderEliminar
  189. Y SI TÚ NO HAS DE VOLVER
    DIME POR QUÉ YO VIVIRÉ

    http://youtu.be/JX2zG7P_4G0

    ResponderEliminar
  190. A TI

    http://youtu.be/3lE0Y1xz9C0

    ResponderEliminar
  191. PROCURO OLVIDARTE

    http://youtu.be/6G3IHKfoALM

    ResponderEliminar
  192. HASTA MAÑANA (Si Dios quiere)

    http://youtu.be/V9EVLZ3cN0M

    Buenas noches

    ResponderEliminar