viernes, junio 14, 2013

Dios es Dios



Pensamientos míos de después de la cena.

Todos hemos comprobado la diferencia de inteligencia entre seres humanos. No estoy hablando de memoria o rapidez de pensamiento, sino de inteligencia propiamente dicha. Imaginemos al hombre más inteligente del mundo, y llamemos a su inteligencia: X. Imaginemos que en una escala podemos cuantificar su inteligencia. Pongamos que la inteligencia de X (el hombre más inteligente del mundo) la podemos cuantificar en 10.000.

Otros hombres se quedarían en 345, en 483, algunos en 4.341, otros inteligentísimos en 6000,15. Imaginemos un ser espiritual no humano cuya inteligencia es 50.000. Ahora elevemos al cuadrado esa inteligencia. Y después volvamos a elevar al cubo esa inteligencia. Después, elevemos a la millonésima potencia ese resultado.

Imaginemos un ser cuya inteligencia fuera 50.000 elevado a la trillonésima potencia. El pensamiento de ese ser, ser al que llamaremos S, ¿sería comprensible por X? Es decir, ¿un ser humano inteligentísimo podría comprender los procesos intelectuales, los razonamientos, de un ser finito cuya inteligencia fuera 50.000 elevado a la trillonésima potencia?

En principio, aunque después hay que añadir ciertos matices, la respuesta es no. El pensamiento de S sería incomprensible para X. Y eso que S no es Dios, su inteligencia sigue siendo finita.

La incapacidad de X no se debe a que requiera tiempo para comprender, no se debe a que requiera de explicaciones. El problema es que el pensamiento de S resultaría radicalmente incomprensible por sí mismo. Su complejidad sería inextricable con independencia de las explicaciones o del tiempo concedido. Y eso que, insisto, S no sería Dios. Pues la diferencia entre el pensamiento de S y el de Dios, seguiría siendo infinita.

¿Significa esto que el pensamiento de Dios es incomprensible? En cierto modo sí, aunque ahora vienen los matices. En sí mismo considerado, incluso el proceso intelectual de S hemos visto que sería incomprensible para X. Pero hablamos del proceso intelectual, no de un razonamiento concreto.

En nuestra ayuda viene el hecho de que algunos razonamientos son de por sí simples o, al menos, de una simplicidad suficiente para resultar comprensibles para nosotros.

Esto significa que aunque un Ser tuviera una inteligencia infinita, a veces, el hilo lógico es extremadamente simple. Nuestra invidencia se manifiesta sólo en aquellos casos en los que las combinaciones de razonamientos o el carácter cualitativo de un solo razonamiento, se nos escapa completamente. Pero en el resto de los casos, nosotros podemos comprender.

¿Son muchos o pocos estos casos de razonamientos incomprensibles? Es imposible saberlo, porque nosotros no podemos verlos, no podemos entenderlos. Somos como el ciego que no ve. Como el simple que no entiende que algo es más complejo de lo que pensaba. Se nos escapa completamente la cartografía de lo incomprensible. Para nosotros es terra incognita.

Hechos estos razonamientos (que he sacado de mi mente, no de un libro, sea dicho de paso, menciono esto como quien no quiere la cosa) comenzamos a entender la medida e intensidad de por qué el pensamiento de Dios en sí mismo considerado es incomprensible para nosotros. Lo que es comprensible son los razonamientos lógicos divinos que sí que podemos comprender. Es decir, entendemos sólo la fracción de la lógica divina que podemos seguir con nuestra inteligencia.

La conclusión de todo esto es que nosotros entendemos el pensamiento de Dios (la Biblia es expresión de ese pensamiento divino) en el sentido de que comprendemos sus razonamientos que nos son inteligibles. Pero siempre tenemos que recordar que frente a él, nosotros no somos como niños frente a un padre, o como un discípulo frente a alguien mucho más inteligente. Sino que Él es algo absolutamente trascendente frente a nosotros.


Cualquier parábola, cualquier comparación con cualquier elemento de la naturaleza, siempre va a ser un pálido reflejo del comienzo de la comprensión de la infinita distancia cualitativa que nos separa de la trascendencia divina.

Tras el post que he escrito, la mejor imagen me ha parecido la del Sumo Pontífice postrado ante el Misterio de Dios.

53 comentarios:

  1. Pues eso.
    Ale, a ser buenos.

    ResponderEliminar
  2. Pues tras esa reflexión tan completa, decirle que me alegro mucho que, así las cosas, Dios encuentre agrado en manifestarse a los pequeños y sencillos. Sabemos el camino para que Él se nos manifieste. Adelante.

    ResponderEliminar
  3. Lo que dice usted en éste post, lo he dicho yo en comentarios anteriores.

    Dios es demasiado grande para nuestra pobre inteligencia.

    Y esa frase la he leído también en "Yerma" de Federico García Lorca.

    Si Padre, DIOS ES DIOS.

    ResponderEliminar
  4. Rafael Peña12:23 a. m.

    Magnífica disertación sobre el tema de si podemos siquiera intentar comprender un atisbo de la inteligencia divina. Pero a pesar de esta inmensa diferencia entre la creatura y su creador,este abismo inconmensurable entre nosotros y Dios,podemos imaginarnos un ser tan perfecto que es capaz de descender hasta nuestra minúscula inteligencia, y transmitirle algo. Se necesita una grandeza infinita para que algo tan grande se rebaje a nosotros, que establezca comunicación, y encima que nos ame lo suficiente para aguantar tamaña desproporción, tremendo misterio.
    Sólo puedo intentar comprenderlo desde la perspectiva de la inmensidad del amor, un ser tan grande y perfecto es capaz de una inmensa compasión y conmiseración.
    En mi niñez siempre me fascino el mundo del microcosmos, recuerdo la primera vez que vi la diminuta vida que encerraba una gota de lluvia, observé a través de los ojos de una libélula, que aunque secos, sus facetas múltiples creaban imágenes prismáticas. el microscopio era mi juguete favorito.Me hizo comprender una vida alternativa insospechada, no era simple curiosidad.Creo que esta gran inteligencia disfruta acercándose a nosotros a pesar de esta inmensa distancia que nos separa, no como bichos en el microscopio sino como padre que observa a veces complacido , a veces triste pero siempre fascinado con su creación.

    ResponderEliminar
  5. Padre, sí. ¿Quiénes somos nosotros, ínfimos, para querer conocer todos los misterios de Dios?
    Nosotros no podemos ascender a las cumbres de su sabiduría e inteligencias infinitas. Pero El, Padre amoroso, desciende hasta nuestra pequeñez sin nombre. Y cuántas veces, nunca se cansa¡¡


    Bueno, el domingo, en Perú, como en otros países de Latinoamerica, es día del Padre (de los papás. Entonces les mando un abrazo grandote a todos los papás en su día. En especial a Leo, que siempre nos cuenta de su familia. Seguro hará sus asados en la parrilla. Disfrútalo, Leo, todo en conjunto: la familia, los hijos, los nietos, el asado...;)
    No sé si en EEUU también es día de los papás el domingo, pero si lo es, un abrazo a Big Eyes, al esposo de Rocío, y a todos los papis en general.
    En el Perú, a Rafael, que me parece haberle leído que es papi. Y si no lo es aún, mis excusas. Pero también va por aquellos que tienen a sus padres consigo, y otros a sus abuelos, que son tan bellos.

    ResponderEliminar
  6. Rafael, sin haber leído tu comentario, hemos coincidido. ;)

    Siempre me he imaginado que soy un puntito apenas perceptible en el Universo, y que sin embargo Dios, Aquél que es todo Amor, se fija en mí, en mis pequeñeces, en mi día, en que no me falte alimento, se ocupa de que muchas cosas se encaminen debidamente en mi vida. Y en verdad, cuando todo eso me pasa, que es cada día, digo: en verdad que ha contado todos mis cabellos. El, que es Infinito en inteligencia, omnisciente, que nada está oculto a sus ojos, El se ocupa de mi ser insignificante.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:58 a. m.

    Padre Fortea

    ¿ Exactamente qué ha cenado ?
    Mónica

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1:15 a. m.

    Ah, ya me parecía.
    Buenas noches.,
    Mónica.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:18 a. m.

    Padre, el tocino de cielo lo habrá comido de postre y de cena?

    ResponderEliminar
  10. Padre¡¡

    Qué alegría que últimamente Ud. nos lee y además nos deja algo. ¿Para comer? Tocino del Cielo, que nos comparte.

    Bendiciones para Ud.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo1:23 a. m.

    Tocino de Cielo,qué rico, me estoy imaginando en mi paladar la yema de huevo que tiene el tocino de cielo, después esa parte marron, que fuerte y dulce con azuquita y limon.

    ResponderEliminar
  12. la rosa de los vientos1:26 a. m.

    Padre, no entiendo nada de nada. A lo mejor lo podría expresar de manera más fácil. A mi, me bastan las parábolas, el nuevo testamento, es más que suficiente para mi pobre calabacita. No vamos nunca a entender a Dios, al menos mientras peregrinemos por la tierra. es lo que hay.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo1:31 a. m.

    Dios, esta semana ha querido que me quede haciendo sus cosas. Estoy por ello muy feliz. Lo había sentido ya antes, el día que miré el Sagrario, en la Iglesia de Santa María de Gracia.
    ¿Por qué me haces tan feliz, mi Dios. ? ¿Qué soy yo para Ti, Infinito Amor.?
    Mírame, apenas un poco de barro, y me amas tanto. Quiero ser digna de tu Amor. Sólo eso. Ampárame, protégeme en mi debilidad. Oh, Dios querido.¡

    ResponderEliminar
  14. Anónimo1:31 a. m.

    Al entrar aquí muchas veces las malas pulgas se noos van y expresamos, más positivo que negativo. Pero por eso, el tener influencia demoniaca no significa que aquí expresemos más positivo que negativo. Una cosa no quita la otra, por eso, no se va privar el Padre,a explicar aquí las distintas influencia negativas

    ResponderEliminar
  15. Anónimo1:56 a. m.

    Me gustaria saber porque el Papa Francisco reza boca abajo pues nunca lo habia visto y me llama un poco la atencion.

    ResponderEliminar
  16. Querido Padre Fortea:

    Me alegro de que te hagas presente en el blog. Qué bueno.

    Si uno imagina que por un instante el Señor le mostrase, abriese su alma y le mostrase un ápice de la Inteligencia con que está construido el Universo, la Vida, esta persona no sería capaz de manifestarle a los demás de qué se trata. Debería recurrir a débiles analogías, que nunca le serían satisfactorias...

    ResponderEliminar
  17. Leo, como el "Tocino del Cielo", quieres decir ? ;))

    ResponderEliminar
  18. Leo, como el "Tocino del Cielo", quieres decir ? ;))

    ResponderEliminar
  19. Estimado Fortea, ojalá estemos cerca del fin de la era de la arrogancia.

    De la era de la ceguera.

    ResponderEliminar
  20. Creo que sí.

    Como el Tocino del Cielo.

    ;-))

    ResponderEliminar
  21. Dice Jesus:¨ Quien me ve a mi, ve al padre¨.
    Aunque Dios sea un misterio, aunque nuestra capacidad para entender como es, sea limitada, tenemos que analizar que:.. Èl se hace Hombre como nosotros y su mensaje fue muy claro nos estaba revelando una gran noticia: Desde su llegada se podia ver a Dios a traves de Èl.
    Los hechos y acontecimientos de nuestras vidas como creyentes, se rigen por el amor de Dios, si el mismo Padre de Jesús hubiera aparecido en esta Tierra con figura humana: no hubiese dicho o hecho nada diferente a Jesús ni alejado del amor que como Padre debe a sus hijos, ya que somos su creaciòn.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  22. A Rocio un saludo especial. Bendiciones.
    Gloria

    ResponderEliminar
  23. Anónimo4:25 a. m.

    Hola Padre Forty,

    Qué bueno que se haga presente en los comentarios.

    Siente uno su cercanía.

    Ojalá lo siga haciendo con más frecuencia.

    Sabe, Padre Forty, casi no entendí su texto. Lo que entendí es que Dios es Grande, Grandísimo, Inmenso, y así es su amor hacia nosotros, grande, grandísimo, inmenso. Que Bonito que Dios sea muchas veces, inconmensurable, es grandioso saber que Dios es nuestro Padre y que calidad de Padre. Oh Dios. Mi Dios, Nuestro Dios. Me siento orgullosa, aunque sea pequeñita ante su grandeza. Ya lo decía San Francis, Oh Dios grande y Glorioso.

    Ana

    ResponderEliminar
  24. Anónimo4:38 a. m.

    Y dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza...

    http://bibliaparalela.com/genesis/1-26.htm

    ResponderEliminar
  25. Hay padre se gasto las neuronas pensando. Lo felicito es excelente su refleccion.

    ResponderEliminar
  26. Jessi, el dia del padre aqui es en julio, igual muchas gracias. El 19 de junio se festeja el dia de los abuelos, por ser el Natalicio de Artigas, seguro nuestra nietita trae algun obsequio preparado en su clase

    ResponderEliminar
  27. Anónimo5:42 a. m.

    Estimado P. Fortea:

    sugerente artículo, y -con su permiso- déjeme añadirle un breve comentario.
    como creyente que me considero, Dios es no solo inteligencia infinita, sino infinito en todo lo imaginable incluso en lo inimaginable.
    en efecto, su razonamiento es similar al que emplean los estudiosos de las inteligencias extraterrestres, incluso de sus visitantes (sea cierto o no), cuando se les formula la pregunta básica de: "si nos visitan, ¿por qué no se ponen en contacto con nosotros?", a lo que responden invariablemente algo como "no, no lo hacen ni lo pueden hacer, porque sería similar a encontrar un hormiguero, y tratar de entablar una relación o intercambio cultural, o enseñar a las hormigas"

    sin embargo la percepción de Dios, no necesita de que tengamos más o menos inteligencia (si bien ayuda, en general) porque Su Obra no sólo está en nosotros mismos, sino en los animales y cuanto nos rodea.

    a riesgo de caer en el tópico, una 'simple' abeja es impresionante, por no decir un 'ajo'. de hecho el ajo es imposible sintetizarlo (hacerlo químicamente) en laboratorio, ni de lejos, en el mejor laboratorio del mundo.

    del sorprendente repertorio de variedades de azufre que el ajo tiene, sólo unas pocas se pueden sintetizar.

    resumiendo, si con el conocimiento tecnológico del s.XXI no podemos ni hacer un diente de 'ajo' en laboratorio, no lo quiero ni contar cómo hacer el 'sol', o la constelación de 'andrómeda',... pues cuando hagamos galaxias, estaremos algo más cercanos quizás a 'comprender' a Dios, y apostaría que nos quedaría otro 'infinito', como poco.

    agradecido
    Roger P. Benzarana

    ResponderEliminar
  28. Anónimo6:09 a. m.

    Piden la pena de muerte para la rana Rene.

    http://america.infobae.com/notas/55519-Piden-pena-de-muerte-para-la-Rana-Rene

    ResponderEliminar
  29. Eduardo7:24 a. m.

    Dios es grande hermanos.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo9:34 a. m.

    Me encana este blog y aunque no suelo hacer comentarios, haré una excepción por lo que me es de cercano el tema . Piense Padre Fortea que un ser infinitamente inteligente goza de la capacidad de hacerse entender, de expresar de manera sencilla lo difícil, de hacerse pequeño, incluso hombre. Dios se empequeñece por amor para poder compartir la mesa con nosotros... y sublimarla, y sublimarlos hasta hacernos copartícipes de su propia infinitud, de hacernos otros dioses, el mismo Dios. Los que nos dedicamos a la enseñanza hemos experimentado alguna vez esta verdad catártica, como pobres imágenes de ella. Saludos a todos y buen fin de semana.
    Luis

    ResponderEliminar
  31. Anónimo9:41 a. m.

    Dios Santo que me hagan fijo en Iberia. Amén.
    Son ocho años y medio de eventual.
    Pd.- Padre Fortea vd que viaja mucho si conoce a alguien de dicha compañía comentéselo. O rece algo.
    Muchas gracias por anticipado.

    ResponderEliminar
  32. Anónimo11:24 a. m.

    Hay dos que son manipuladoras

    ResponderEliminar
  33. Anónimo12:35 p. m.

    ¿Bendición?

    Y todo eso es igual a..... Dios es simplísimo a la infinita potencia.... un sólo acto...su Verbo...

    ResponderEliminar
  34. Anónimo12:42 p. m.

    Me he ido a comentarios anterios de hace dos años y he visto mis comentarios, la verdad que he visto que no me gusta mirar hacía atrás, ni recordar malos momentos.

    Creo que el Padre debe dirigirse a comentarios anteriores de hace dos años y borrarlo todo completamente-

    ResponderEliminar
  35. Anónimo1:54 p. m.

    Depende del estado de animo que tenga la persona, así ve su propio físico, . Alegre o decaida, fea o guapa, si está alegre se ve bonita, si está decaida se ve horrible.

    ResponderEliminar
  36. Yo pensaba que cualquier persona puede comprender cualquier cosa, la diferencia es que unos tardan más que otros.

    Es decir; a dos personas les explicas un problema matemático, y uno lo entiende a la primera y el otro a la cuarta.

    Pero no sabía que hay personas que nunca podrán entender ese problema matemático, por ejemplo.

    (y todo hablando de personas de la misma edad y en las mismas condiones)

    Por eso se suele decir que la inteligencia es un concepto relativo.

    ResponderEliminar
  37. Bakhita2:05 p. m.

    Somos poco inteligentes porque Dios lo ha querido así.


    Luego Dios decide hacerse pequeño, como nosotros.

    Podía habernos hecho como a S.

    O como a S elevado 10000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000,

    aún así seríamos mucho menos inteligentes que El.

    El no tiene una inteligencia tope, creo que no se puede hablar de la inteligencia de Dios, porque Dios es la misma inteligencia.

    Da igual que seamos más o menos inteligentes, siempre seríamos infinitamente menos inteligentes que Dios.


    NO se, verdaderamente en todo esto de multiplicar la inteligencia hay algo absurdo.

    Quizás por eso que he dicho, porque Dios no es mesurable.

    Cuanto más ames a Dios, más inteligente te haces.

    ResponderEliminar
  38. Anónimo2:07 p. m.

    Si, pero las personas que tardan en aprender, no significan que sean un poquito retrasada con las personas que aprenden al momento. Porque cuando lo aprenden se ponen a la altura.


    Que siempre nos fijamos en aquel más listos, y al que tarda en aprender le damos de lado.

    POrque todos tiene que ser a base de bollitos de la ele,

    Por eso me gustaria mandar todo a la mierda y refugiarme en LO Espiritual

    El que desvia las cosas, es por temor a algo y oculta cosas

    Pero mas tarde o mas temprano la voy a averiguar.a

    No me voy a quedar inmune ante nada

    ResponderEliminar
  39. Anónimo2:16 p. m.

    Dios es Dios y no quiere ninguna barrera ante nada y ante nadie, es el ser humano la que la forma

    ResponderEliminar
  40. Padreeeeeeeeeeeeeeeeeee


    Por que utilizó la 'parábola' de la inteligencia humana, hombre???


    Le gustarán a Dios los Tocinos de Cielo???

    ResponderEliminar
  41. Con todas las metáforas que poda haber escogido tuvo que ir a por esa, hombre, ay que ver! que poco corazón !

    ResponderEliminar
  42. Lo digo por la primera frase:'Todos hemos comprobado la diferencia de inteligencia entre seres humanos'

    Bueno, pues según su propio razonamiento, y sólo hablando entre los humanos entre los que X era el mas inteligente de todos. Precisamente ese X quiza no cumplira la primera premisa de la que parte, ..

    La metafora del dinero es mas segura, levanta menos mecanismos de defensa. El hombre mas rico del mundo...
    Bueno. quien sabe

    Pero he de decir que mi critica vino tras leer los ultimos comentarios, por lo demas había seguido su razonamiento hasta S sin problemas.

    ResponderEliminar
  43. Para 2:07
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=3vB3amRapu0

    ResponderEliminar
  44. Padre....usted me parece un epicùreo.

    ResponderEliminar
  45. Anónimo3:11 p. m.

    ¿qué pensáis de la frase "cristo vive en tí"?¿teológicamente es así, no va contra el libre aldedrío?.

    ResponderEliminar
  46. Padre....usted me parece un epicùreo.

    ResponderEliminar
  47. Cristina3:24 p. m.

    Que bonita imagen, Padre Fortea, Nuestro Papa enseñandonos a ser humildes y a adorar solo a Dios, misterioso e incomprensible pero Nuestro Padre. No necesitamos entenderlo, solo confiar en El.

    ResponderEliminar
  48. Anónimo3:26 p. m.

    Debido al poco corazon de las cosas, las personas se encierran en si misma.

    Y tocino de cielo es una parabola, pues, no entiendo nada

    ResponderEliminar
  49. Anónimo3:32 p. m.

    Mrs well, lo que me tenga que decir, Antonia, no será, Antoñita la fantastica

    ResponderEliminar
  50. Anónimo5:53 p. m.

    LA PALABRA DE DIOS NO ESTA ENCADENADA:

    Ah! Fallido intento de comprender lo incomprensible mediante el razonamiento.
    Sinceramente, yo creo que solamente el hombre de fe, que teme al Señor, le adora y le glorifica, se complace y acepta La Palabra de Dios y su Sana Doctrina contenida en La Escritura.
    Amemos a Dios sobre todas las cosas, aceptemos a Jesus como nuestro Salvador y Redentor, para que el Señor nos acoja en su Reino y se nos revele en toda su plenitud. Amen.

    ResponderEliminar
  51. Dios es simple. Y busque Usted la imagen que quiera del Santo Padre, a cuál más simple para representarlo.

    ResponderEliminar
  52. Rodolfo5:18 p. m.

    No intentemos comprender a Dios. Sólo debemos acatar sus instrucciones, que hemos recibido a través de la doctrina que nos explicó con claridad meridiana N. S. Jesús- Para mí, mi religión católica radica en la Santísima Trinidad, y nada más.
    Rodolfo

    ResponderEliminar