sábado, septiembre 28, 2013

Cosas que fácilmente te puedes encontrar en el campo si no llevas insecticida




















Hoy al regresar a Alcalá de celebrar misa en Cobeña, me he equivocado de carretera, yéndome hacia Ajalvir. Al percatarme, como no había cuneta en esa carretera tan estrecha, me he metido en un camino marcha atrás con la intencíon de cambiar de sentido.

Pero he calculado mal y una rueda se ha salido de la entrada del camino. He descendido del coche y he visto, con preocupación, que una rueda había quedado al aire en un socavón muy grande del que no me había dado cuenta que estaba allí. Di gracias a Dios, porque si al principio llego a ir hacia atrás diez centímetros más, mi coche hubiera volcado. Así de grande era aquel agujero, que no sé qué hacía allí en el campo. Aquello se suponía que era un trigal segado o algo así. Pero no, allí había un agujero. Y bien grande.
El asunto era peligroso. Si quitaba el freno de mano y una de las ruedas delanteras no pisaba bien el firme, corría riesgo de irme hacia atrás del todo.

Estaba en mitad del campo. Pero andando me he dirigido hacia un coche de la Guardia Civil que estaba a cinco minutos, que había visto al pasar antes. Les he pedido que si se podían poner detrás con su coche, tocando mi parachoques con el suyo. Así no tendría peligro ninguno. Pero me han dicho que no podían abandonar el lugar que iban a hacer tests de alcoholemia y que no podían correr el peligro de que su vehículo sufriera ningún daño.

Amablemente le he insistido en que ningún daño podía venir de que su parachoques se limitara a tocar el mío. No tenía ni que empujar. Pero el joven agente se ha mostrado pétreo en su voluntad de no ayudar a un coche en apuros en mitad del campo.

Menos mal que un buen hombre que pasaba por allí, sin ni siquiera pedírselo, ha hecho lo que el agente no ha querido. Y lo he sacado sin ningún peligro.


Quiero dejar constancia de que ese agente no me ha ayudado no porque no pudiera, sino porque tenía la cantinela en su mente de que ellos no están para hacer de grua, ni de mecánicos. Pero allí simplemente se trataba de ayudar a alguien. Daba lo mismo si él era bombero o panadero. Era alguien que en mitad del campo le ha pedido una ayuda mínima. Algo que cualquier ser humano hubiera hecho por simple sentido común, diga lo que diga un reglamento que de ningún modo le impedía ayudar a alguien que se lo pedía.

53 comentarios:

  1. Anónimo2:01 a. m.

    Bueno, hay de todo. Agentes que prestan ayuda y otros que se ciñen directamente a su trabajo.
    Yo siempre he encontrado ayuda en otros conductores y no con los agentes.
    Osea, no se extrañe.

    ResponderEliminar
  2. Eduardo2:03 a. m.

    He encontrado agentes que ayudan en momentos dificiles otros que no, no he tenido la experiencia del p. Fortea.

    ResponderEliminar
  3. La Guardia Civil tiene que atenerse a una disciplina muy rígida.
    Probablemente no podían moverse del lugar al que habían sido enviados por sus superiores. Lo qué si podían haber hecho es haber mandado aviso para que alguno de sus compañeros, hubiera ido a prestarle auxilio, precisamente porque estaba usted en medio de una carretera.

    Vemos continuamente como la sociedad cada día se vuelve más insolidaria con los problemas de los demás. Afortunadamente, siempre hay una buena persona, dispuesta a ayudar.

    Acabo de leer una reflexión que me parece muy acertada y que comparto:

    "Cada dolor te hace más fuerte.
    Cada traición más inteligente.
    Cada desilusión, más hábil, y
    cada experiencia más sabio.

    Un saludo afectuoso y Buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. Estimado José Antonio: ¡recapacite y no aflija ud. a la benemérita pues le tendrían que haber multado por peligro vial!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:24 a. m.

    Jajaja, desde luego

    ResponderEliminar
  6. Padre, que Aventura la suya, no se preocupe por el agente probable lo hubiesen multado a el si dejaba su puesto de trabajo.

    SALUDOS !!!

    ResponderEliminar
  7. Buen ejercicio de paciencia, padre,¿habrá sido un ángel el que lo ayudó?
    De todas maneras se salvo por un pelo y de eso estará muy agradecido.
    La guardia civil no hizo honor a su nombre, no ayudó a un civil en desgracia, una pena, son gajes del oficio, además usted no es un civil, es un soldado de Dios con el grado de exorcista y debe tener doble protección.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5:01 a. m.

    Padre, esta situación que le ha pasado, me ha hecho recordar el buen samaritano, no necesariamente nos encontramos en el camino con uno que esté herido, puede ser cualquier situación en la que alguien necesite ayuda... Para mi, usted recibió ayuda de un buen samaritano.

    ResponderEliminar
  9. Hola hola...

    Es muy linda la imagen... me gusta... la pequeñita hablando con el lagartijón mutante con ojitos de perla... quien sabe de qué están hablando!!! me gusta el bosque y los rayos del sol penetrando por entre el follaje... muy linda ilustración

    Ay P.Fortea!!! menos mal que no le pasó nada!! y gracias a Dios que su Ángel de la Guarda le ayudó a resolver el problema... hay veces se cruzan en el camino personas que uno no sabe de donde salieron... yo estoy segura que son Ángeles... yo siempre me encuentro la ayuda de Ángeles en el camino... sean visibles o invisibles.

    Y estamos cerca del día de los Santos Arcángeles... me gustan los tres... pero de entre los tres tengo preferencia por San Rafael... por razones muy particulares... él es mi guardián... San Gabriel también me trajo noticias en muchas oportunidades... San Miguel me ayudó en muchas batallas... bastantes diría yo...
    y mi Ángel de la Guarda no sé de qué Coro será... ahhh los ángeles de la guarda no son de ningún coro... jajjaa... qué boba!!!! tanto rezar la coronilla de San Miguel... fue un océano mental... jajajaja... ¿o el ángel de la guarda puede pertenecer a alguno de los coros???

    ¿¿Será que el P.Fortea nos puede aclarar ese tema??? Eso no figura en su Historia del Mundo Angélico... si tuviera tiempo me la leería de vuelta... pero... es que quiero evitar la fatiga... jajajaj

    Bueno lo importante es que está bien y que no le pasó nada y eso me alegra.

    Que tengan todos un lindo sábado!!

    Paz y Amor para sus corazones es mi deseo!!!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5:37 a. m.

    Ay Padre, que líos. La gente cada vez esta decidida en no salirse de la su burbuja y no involucrarse en nada, incluso en algo mínimo. Experiencias de esas si que hay muchas, me ha tocado con más frecuencia en Francia, sobretodo en los aeropuertos, que al pedir ayuda de alguna indicación de lugar se me dice, yo no puedo contestar eso, pregunte en información. Cuando se trata de un agente que sólo esta parado ahí, y cuya función es cierto no es dar informes, pero en nada le quitará estirar la mano y decirme esta por ahí, en vez de darme la instrucción de donde se encuentra el área de información.

    Así y otras situaciones han sucedido. Qué pena que suceda, la educación cada vez se vuelve involución. Aunque y por eso amo a México, aquí hay más personas prestas a ayudar aunque sea en esos detallitos (y que conste que también hay casos así de no involucrarse).
    Le mando saludos y que bueno que ya se ha restablecido su usual escritura en el blog,

    AN

    ResponderEliminar
  11. Está claro que todos los días no son buenos. Pero eso no quita de ser más caritativo, no cuesta nada hacer una "gauchada" (como decimos por aquí) a alguien. No nos olvidemos, hoy por ti, mañana por mi. No creo que el insecticida sea el remedio: la oración, remedio infalible.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5:59 a. m.

    Padre Fortea:

    la guardia civil 'GC', está desde hace algún tiempo ocupada en cuestiones importantes, como formar a la policía afghana, cosa que es prioritaria para cualquier español de bien.
    claro, una de los aspectos donde su formación es llamativa realmente es en los controles de alcoholemia como vd. bien cita, si bien saltó la sorpresa en afghanistan cuando comprobaron que allí no tienen mucho trabajo con dichos controles al tratarse de cultura islámica, donde el alcohol está prohibido.

    les paso un entretenido y corto video donde se comprueba que allí lo que hay que hacer -entre otras cosas- es despertar de las siestas a los propios policías afghanos.
    más llamativo es observar la escasa -nula, para ser más precisos- formación militar que demuestran al pedir el arma a un compañero, que *cosa increible* se la cede diligentemente, en zona de guerra!. encima lo graban en video!!!
    quizás para las nuevas generaciones de españoles que no han recibido formación militar no llame la atención pero para los que hemos estado en el ejército resulta simplemente burlesco que se produzca tal situación, y más viniendo de un cuerpo que se le supone un entrenamiento militar elemental al menos.

    http://www.bing.com/videos/search?q=guardia+civil+en+afganistan&docid=4924709420992895&mid=14FA9DDF82B8734B431014FA9DDF82B8734B4310&view=detail&FORM=VIRE1#view=detail&mid=14FA9DDF82B8734B431014FA9DDF82B8734B4310

    resumiendo: no se preocupe Padre, y simplemente piense que por ayudarle en su incidente no van a recaudar nada, y -por tanto- no procede.

    agradecido
    Roger P. Benzarana

    ResponderEliminar
  13. Anónimo6:48 a. m.

    La solidaridad es un impulso del corazón que hace que algunas personas consideren indispensable para vivir y comunicarse con los demas, hay otras personas que no conocen la fraternidad y pasan de largo restando importancia al valor que tiene el dar la mano a quien necesita una ayuda, no saben que estan perdiendo un regalo grande, el llegar a la presencia de Dios con obras en sus mano, no piensan que podrian ser ellos los que estarian en ese mismo escollo, la ausencia de sensibilidad es un factor comun en este tiempo.
    Los insectos son amenazas en ciertos sitios, hay que tener cuidado de ellos.

    ResponderEliminar
  14. El Guardia civil hizo lo correcto. Primero porque no pueden abandonar su puesto bajo pena de sanción, segundo porque en el caso de que su vehículo sufra algún daño (y eso usted no lo puede asegurar), aunque solo fuese una pequeña abolladura en el parachoques, también sería sancionado. Lo más normal es llamar a asistencia en carretera, o esperar que alguien que no tenga esa responsabilidad en su trabajo le ayude.

    La próxima vez use la cabeza. Busque unas piedras o algo igual de contundente y apuntale las ruedas (sólo con la de atrás bastaría), de esta forma evita que el coche retroceda aunque no agarren a la primera las ruedas delanteras. Es lo que yo hubiera hecho; y es más, es lo que hice en una circunstancia parecida.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo7:25 a. m.

    La verdad, Padre Fortea, ese Guardia Civil tiene un jefe que le dice haz esto, y lo tiene que hacer, ve alli, y alli tiene que ir, y desgraciadamente para usted, pues no puede desobedecer a su jefe, por ayudar a alguien en apuros (que no emergencia).
    Usted tambien sabe lo importante que es la obediencia de los sacerdotes hacia sus obispos, ¿verdad, Padre? Pues, la Benemerita, igual hacia sus mandos. Pero mire como Dios no le abandono, sino que movio el corazon de ese hombre, para que le echase una mano y saliese del agujero.
    Nuestro Dios nunca nos abandona.

    ResponderEliminar
  16. Mira Fortea, pienso que el Guardia Civil que se negó a prestarte auxilio, hizo lo correcto. El régimen disciplinario prohíbe abandonar el puesto de trabajo sin una orden superior. Los trabajadores de la Administración Pública del Estado conocen bien el Convenio, y saben que desobedecerlo es sinónimo de sanción administrativa. El Guardia Civil tampoco puede pedir a otro compañero que acuda en tu auxilio, pero si podía haber pedido una grúa, claro que eso también lo puedes hacer tú. Pienso que se resolvió de la manera más adecuada. Si no hubiera estado en el momento adecuado el civil que te ayudó, tendrías que haber pedido una grúa a la compañía de seguro del vehículo o a otra compañía pagándola tú.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo9:59 a. m.

    Para eso está la grua, Fortea.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo10:03 a. m.

    Del libro Padrenuestro, fe, oración y vida,

    http://mercaba.org/FICHAS/ORACION/PATER/681-B7.htm

    Aquí se explican las palabras: deuda, deudor y ofensas y ofenden. Todo en relación con la oración y las distintas versiones del Padrenuestro.

    ResponderEliminar
  19. Mañana coinciden dos acontecimientos importantes para mi.

    Sale la procesión de la Virgen de las Angustias, nuestra patrona, por las calles de Granada y es el día de San Miguel Arcángel, el santo de mi hijo Miguel Ángel, que como todos los fines de semana, (que no trabaja), está disfrutando de su casa en el campo, en el Temple.

    Ya tengo comprada la torta típica "de la Virgen", rellena de cabello de ángel. Mañana estarán todos los puestos en la plaza del Campillo, vendiendo frutas de la estación y frutas silvestres granadinas, y como no, las famosas tortas de la Virgen. Yo no visitaré esos puestos, pues me traen demasiados recuerdos pasados, que fueron tan bonitos para mi, y quedaron atrás.

    Mi suegra que en paz descanse, recibía muchas visitas en ese día, porque además de que ella era muy sociable, pasaba la procesión por debajo de su balcón. Y como a su familia no les gustaba la torta típica con cabello de ángel, tenía además la misma torta sin cabello, y como no, la de cabello de ángel, para que las visitas escogieran. Adornaba la mesa con un bonito mantel y bandejas con las diferente tortas, ya preparadas para comer, de la Virgen y un vino dulce para acompañarlas.
    Mi suegra era un encanto. Me quería y la quería.
    Y muchos recuerdos de mis padres, que también eran tan devotos de la Virgen de las Angustias. Mi padre dejó dicho que en su lápida pusieran la imagen de nuestra Patrona, y así se hizo. Ahora descansan juntos, con la imagen querida de la Señora, en su lápida.

    Descansen todos en la Paz del Señor.

    Buenos días.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo10:33 a. m.

    Puede haber excepciones pero en general la idea de una policia amiga del ciudadano no está muy de moda.

    Por eso no me extraña que no le ayudaran pues ellos se ven a si mismos mas como servidores de un estado-empresa que como servidores públicos.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo11:01 a. m.

    Cualquier ciudadano 'normal', como el que le prestó ayuda, para, intenta echar una mano, le das las gracias y se va.
    No le pida eso a cabezas cuadradas sin sentido común, vagos y gentes que van por la vida de reinonas. Siempre encontrarán una razón para no 'perder' diez minutos en ayudar a alguien que se lo pida.
    Asi son las cosas en España.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo11:19 a. m.

    Si hubiera sido una rubia de 20 años con minifalda seguro que le habrian ayudado. Fijo.
    Machotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:54 a. m.

      O no!
      Son muy serios.

      Eliminar
  23. Anónimo11:57 a. m.

    Para eso dentro del seguro hay un complemento y no es caro, que es la asistencia en carretera, su nombre mismo lo indica. Usted llama y le vienen enseguida con la grua a ayudarle.

    ResponderEliminar
  24. Fortea, ¿se lo ofreciste al Señor?, yo le hubiera dicho, "si se cae el coche en el agujero conmigo fuera del coche, claro; te lo ofreceré por duplicado. ¿Qué me vas a dar a cambio?" Tenemos que aprovechar que tenemos un Padre Dios rico; luego llamas a la grúa y listo, a cobrar la recompensa. Bendito agujero, ¿quién lo habrá puesto ahí? Yo como soy tan mal pensado ya tengo un culpable, pero le ha salido mal el negocio, porque tú ángel custodio te ha buscado un cireneo que ese día todavía no había hecho ninguna obra buena, y que también tiene parte en la recompensa. La verdad es que eres un chollo Fortea, da gusto encontrarse contigo.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo1:02 p. m.

    Ni el pobre Pajares, Mirada.
    Cada día estás más pallá.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo1:06 p. m.

    Me parece que Mirada está sobremedicado.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo1:20 p. m.

    Mirada lo de la pederastia, se te ha tenido que subir a la cabeza.

    ResponderEliminar
  28. Con respecto al tema de los curas pederastas, puede haber varias opciones. Pero, antes, me gustaría señalar algunos principios:
    1º que Dios perdona a quien se arrepiente de todo corazón de su pecado, por horrible que sea éste.
    2º que ese arrepentimiento no excluye la penitencia y ésta puede ser muy muy muy dura. Y más dura cuanto más horrible es el pecado.
    3º que en la mayoría de los países de tradición católica, hay separación de Iglesia y Estado.
    4º que el código penal debe castigar muy severamente estos crímenes.
    5º que a la legislación civil, a diferencia de la Iglesia, ni le va ni le viene el arrepentimiento y la salvación eterna del pecador-delincuente.

    Aquí van algunas propuestas:
    Cadena perpetua
    Pena de cárcel y después, reclusión en un monasterio.
    Pena de cárcel y después, trabajo en un geriátrico alejado de todo contacto con niños. Por supuesto, tendrían que hacerse cargo del cuidado de los ancianos y de su aseo.
    Pena de azotes (eso ya no se lleva).
    Pena de cárcel de por vida, pero en un ambiente de oración, austeridad y penitencia. O sea, lo mismo que la cárcel, pero incluyendo las prácticas de oración y de penitencia. Amén de tener que trabajar físicamente mientras tengan edad suficiente.
    Estos centros estarían regentados por sacerdotes de comportamiento intachable y vida recta y sólo irían allí los sacerdotes pederastas (por supuesto, que ya no se les permitirá ejercer como tales). Podría haber un acuerdo entre Estado e Iglesia para crear y gestar estos centros.

    ResponderEliminar
  29. Anónimo2:34 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  30. Aprovechando la polémica del claustro que nos gusta más que la del agujero en el campo, la pena penitenciaria tiene como fin no resarcir a la sociedad del delito cometido aunque esto es lo que nos cuentan siempre, sino que tiene un carácter disuasorio, es decir, es una forma de impedir que el delito se repita. Desde este punto de vista es interesante y necesario la prisión, pero sólo desde este punto de vista. Porque la cárcel es el peor lugar de rehabilitación que ha podido inventar el ser humano.
    Seguiré más tarde

    ResponderEliminar
  31. sí quiero2:46 p. m.

    joerrrr,lo siento mucho.algo parecido me pasó hace años,aunq gracias a Dios ,sí pude sacarlo.Entré en carretera de un sólo sentido y venían los otros hacia mí,minutos antes extrayeron sangre de mi vena para analitica más sin desayunar ,hecho q me llevó a aquel tremendo error;dí marcha atrás a toda velocidad,es decir ,conducía hacia atrás sin medida,hasta que sa´li pero quedándome dentro d una especie de fuente.lo siento.

    ResponderEliminar
  32. sí quiero2:57 p. m.

    los guardias civiles van a por dinero,jamás te ayudarán si no reciben recompensa pero aaaay!,si tienes valentía de quejarte a los superiores!:entonces ,meditarán hasta que se duerman en los laureles.

    ResponderEliminar
  33. sí quiero3:35 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=ZpA0l2WB86E

    Ingredientes celestiales.

    are you? para q puedas gozarla en su máximo esplendor como son tus ojos en mi corazón.

    ResponderEliminar
  34. Sí QuIERo3:49 p. m.

    te ha gustado,mónica.zuvert es esplendoroso como tus ojos,henbrota de mi corazón!!!

    ResponderEliminar
  35. sí quiero4:01 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=rrVDATvUitA

    mientras se oye de fondo a uno de los "B" más grandes,ne despido pidiendo a todos q os cuideis de los agujeros

    ResponderEliminar
  36. Anónimo4:05 p. m.

    Mirada está como una puta cabra.

    ResponderEliminar
  37. Anónimo4:07 p. m.

    Anda mirada vete a pegar la coña a tu propio blog vacio, allí te puedes desahogar y pegarte con las paredes.

    ResponderEliminar
  38. Anónimo4:08 p. m.

    JAJAJAJAJA!!!!

    ResponderEliminar
  39. A la propuesta del comentario de Vicente, unas puntualizaciones con los pies pisando en el suelo, y la cabeza quizá un poco más alta:

    Vicente: Pena de cárcel y después, reclusión en un monasterio.
    Yo: nadie que pase por la cárcel estará bien dispuesto para entrar después en un monasterio. Además, esto si sería injusto e inviable. Injusto porque muchos no son aceptados en monasterios. El ingreso en la casa de penitencia, por razones obvias, tiene que ser voluntario, y excepto que Dios obre un milagro sobre el sacerdote encarcelado, parece poco probable que los afectos, quieran entrar a vivir vida monacal después de haber penado en la cárcel.

    Vicente: “pena de azotes” pero esto ya no se lleva.
    Yo: Si se lleva, Vicente, pero esto es una disciplina, no un proyecto como el que propone Fortea.

    Vicente: Pena de cárcel y después, trabajo en un geriátrico alejado de todo contacto con niños.
    Yo: Vamos a ver, pena civil o pena de la Iglesia. Si es pena civil, después de la cárcel ha saldado la deuda pendiente con la sociedad, no así con Dios. Si es pena en la Iglesia, trabajar en un geriátrico no es ninguna penitencia; luego seguiría pendiente la deuda contraída con Dios.

    Vicente: Pena de cárcel de por vida, pero en un ambiente de oración, austeridad y penitencia
    Yo: esto si que es ridículo, ¿en qué penal hay ambiente de oración, austeridad y penitencia? Además, cuando sepan que es sacerdote y delito, los presos lo liquidan en 48hs; le tendrían que aislar del resto de los presos o ponerle protección.
    Pero vamos a ver criatura, ¿tú que has pensado que es la cárcel? Pienso que tienes bastantes años para que te pongas a estudiar de nuevo, pero si tuvieras menos te recomendaría que prepararas oposiciones de oficial de prisiones y si sacas plaza, entonces y sólo entonces, ibas a saber qué es la cárcel.

    ResponderEliminar
  40. Anónimo5:24 p. m.

    Y sí, Fortea, te estás desbarrancando. Eso es todo lo que hay que decir del suceso...

    ResponderEliminar
  41. Anónimo5:25 p. m.

    Lo que tú crees ser un campo de trigo, en realidad es un lugar lleno de peligros ocultos. Clarísimo. Vaya metáfora...

    ResponderEliminar
  42. Anónimo5:29 p. m.

    Con lios a las personas no se pueden ayudar,

    Con esos sueños de voces diabólicas,

    Busca urgentemente a un exorcista,

    después, esos son preocupaciones innecesarias, un psiquiatra

    Al final ni uno ni otro



    ResponderEliminar
  43. Anónimo5:29 p. m.

    Con lios a las personas no se pueden ayudar,

    Con esos sueños de voces diabólicas,

    Busca urgentemente a un exorcista,

    después, esos son preocupaciones innecesarias, un psiquiatra

    Al final ni uno ni otro





    ResponderEliminar
  44. Mirada contemplativa,
    Haz el favor de seguir mirando contemplativamente mi última propuesta. O sease, vuelve a leerla.
    En primer lugar, no se trataría de cárceles comunes, para todos los delincuentes sino de centros creados ex profeso para sacerdotes que hayan cometido estos crímenes.
    En segundo lugar, no habría lugar a que los otros presos, al saber que se trata de un sacerdote y pederasta, lo liquiden porque los demás presos serían también sacerdotes que hayan cometido ese crimen.
    En tercer lugar, tengo una idea de lo que es la cárcel. Por supuesto, no por experiencia propia. No soy tan ingenuo. Pero es que no estoy hablando de las cárceles de uso común.
    En cuarto, lugar, haz el favor de leer enteros los comentarios que criticas porque, según he podido comprobar, te quedas por la mitad.

    ResponderEliminar
  45. Esté siempre con Dios e con Maria, estimado Padre Fortea. Sus posts son muy edificantes. Muchas grácias. Desde Brasil...

    ResponderEliminar
  46. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  47. Anónimo8:26 p. m.

    Entienda que él también estaba ayudando a otros a que la carretera estuviera limpia de borrachos, y podían sancionarle por hacerlo. Tenía que haberse dirigido a sus superiores. Un guardia civil sigue una disciplina tan militar como la del sacerdocio.

    ResponderEliminar
  48. Anónimo7:01 p. m.

    Tudo na vida tem uma razão para acontecer.

    João Ramos (Lisboa)

    ResponderEliminar
  49. debilitada8:38 p. m.

    Debilitada asi me siento

    ResponderEliminar