jueves, septiembre 26, 2013

La pena de reclusión eclesiástica (I)

El sacerdocio es una cosa tan sagrada que pienso que aquellos presbíteros que hayan cometido graves delitos que les impidan la labor pastoral, deberían ser recluidos (con su consentimiento) en una casa especial, en mitad del campo, lejos de cualquier población. Una casa que fuese dependiente de la Conferencia Episcopal de cada país y donde pudieran vivir bajo la dirección de sacerdotes santos.

Por supuesto, que la reclusión durante años en esa casa debería hacerse con el consentimiento de los interesados. Por ejemplo, en el caso de la pederastia, estadísticamente hablando, sin duda habría familias que querrían ahorrarse la verguenza de un proceso penal a condición de una pena eclesiástica de este tipo. Si el culpable aceptase renunciar a un proceso civil y la familia estuviese de acuerdo, ésta podría ser una solución buena para ambas partes.

El sacerdote no tendría que abandonar el sacerdocio. Podría vivir el número de años que se determinase por la autoridad eclesiástica, en un entorno de oración y trabajo manual. Por supuesto, muchos culpables no aceptarían algo así. Pero un cierto número, sin duda, conscientes de su segura condena, sí que aceptarían.

Vivir en ese ambiente de oración, penitencia, trabajo manual y acompañados de santos sacerdotes, sería algo muy preferible para ellos que la cárcel y la expulsión. En algunos casos, las faltas podrían ser de tal cariz, que la reclusión tuviera que ser perpetua.

En un país tan grande como Estados Unidos, podría haber una casa así con treinta o cuarenta sacerdotes. Los que rigieran la casa deberían pertenecer a alguna congregación religiosa que quisieran ofrecer el vivir en un lugar así, para salvar no a las ovejas perdidas, sino a los pastores perdidos.
Los sacerdotes podrían cultivar huertos, trabajar en talleres religiosos, dedicar algo de tiempo al estudio. Los tiempos de oración estarían marcados y serían comunitarios, como en un seminario.

Tantos sacerdotes podrían permitir cuidadas liturgias en las horas canónicas, como algo cotidiano. La liturgia sería una de las ocupaciones de esta comunidad tan especial.

Los sacerdotes deberían vestir clergyman en todo momento. Y revestirse con sotana para cada hora canónica.

Si las cosas se hacen bien, incluso sacerdotes enfermos jubilados podrían desear vivir allí. Igualmente si un sacerdote cayera, por ejemplo, en el alcohol podría pasar allí una temporada hasta superar tal cosa.


La casa amplia, con jardines y claustros, podría convertirse en un bonito lugar para retiros de sacerdotes, así como para celebrar reuniones y congresos diocesanos. 

53 comentarios:

  1. Estimado Padre Fortea, ¿este post es por el Obispo de Perú? El acusado de pedofilia. Eso me ha llenado de tristeza. Los Pastores perdidos, algo que no está nada mal planteado, pues también los hay. Y cuando son expulsados nunca más se sabe de ellos, a menos que sean procesados por la justicia penal. Creo que que si la falta es de tal naturaleza que amerita la cárcel, tendrán que ir allí. Por más que digan que quieren ir a la oración, en esa "Casa Especial". No sé, pero alguien que cometió una violación o un acto similar, que pague en la justicia humana, y luego, si quiere, ( siempre que quiera y su alma en algo haya enmendado, y no se haya vuelto más del mundo que otra cosa) puede pasar el resto de su vida en oración, junto a aquellos pastores perdidos y menos perdidos que él.
    Además en una cárcel, si tiene el espíritu de reinvindicarse y arrepentirse sinceramente, qué mejor lugar para evangelizar a otros hermanos caidos como él.
    Y pienso que la Casa Especial, yo la pondría en lo alto de una montaña, pero de los Andes, donde los monjes lleven una vida austera y de verdadera entrega a la oración.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:19 a. m.

    En está ocasión puedo solo permitirme decir que las ideas en inicio suenan "locas" en la práctica tal vez son las más razonables y coherentes. Sin embargo este mundo es demasiado reacio a aceptar ya algo que venga por parte de la iglesia católica en esos asuntos tan escabrosos como la pedofilia.
    En cambio me parecería buen inicio el de los presbíteros con problemas menos asediados como el alcoholismo o un otro vicio que resulte más sencillo de lidiar con la sociedad.
    Me gusta el planteamiento de la descripción alrededor de esta propuesta, la vestimenta y los rezos , las horas. He de imaginar que ya hasta las Reglas de tal lugar, ya habrá imaginado. Que bien es sumirse en esa imaginación razonable que posee.

    Saludos,
    AN

    ResponderEliminar
  3. Lo siento si se ofende, pero es una sarta de sandeces lo que ha dicho. Es proteccionista e injusta a más no poder, sobre todo cuando ha dicho "sin duda habría familias que querrían ahorrarse la verguenza de un proceso penal". Supongo que está de acuerdo en que los que matan a sacerdotes, o roban y queman iglesias, deberían ser recluidos con su consentimiento en una casa especial de su grupo-partido político-comuna hippie donde poder vivir bajo la dirección de sus superiores o directores. Por no hablar de terroristas musulmanes que bien podían hacer lo mismo en mezquitas bajo la supervisión de imanes.
    No me explayo más porque es ridículo. De todas formas la ley es para todos y delitos como la agresión sexual a niños o el homicidio de curas son perseguibles de oficio, quieran o no las víctimas y los verdugos. Y ocultar pruebas e información también es perseguible por el estado.
    En lugar de montar casitas para pederastas y ocultarlos deberían centrarse en cual es el verdadero problema de que los sacerdotes católicos tengan unos índices tan altos de pederastía. O incluso aunque no sea delito: de homosexuales ocultos que condenan en público la homosexualidad y luego llevan una doble vida.
    Ya sabe, seguir el camino de la verdad en lugar de la mentira.
    Se me olvidaba que se agarra usted a eso de que el sacerdocio es cosa sagrada, pero es sagrada para algunos, para el estado y la sociedad no es más sagrada que los imanes o los salvapatrias. Por sus palabras comprendo de nuevo la tremenda importancia de la separación entre estado y religión.

    ResponderEliminar
  4. Un loable ejercicio de imaginación padre Fortea, pero mucho me temo que chocará con la justicia, si se cometió un delito, ella reclamará sin contemplaciones al culpable, sobre todo en los casos de seducción o pedofilia, se verá después de su pena, la posibilidad de entrar a esa especie de penal eclesial y por supuesto lejos de posibles víctimas.Ni Jesús fué proclive a perdonarlos, pero como no es fácil conseguir una rueda de molino, digamos que suena mejor enjaulados.Pero es verdad que ambos son víctimas , el violador y el violado, sólo que de diferente forma y grado.

    ResponderEliminar
  5. Hola...buenas noches a todos... o en todo caso buenos días!!

    Bakhita... te he dejado un comentario en el post anterior...

    De este post no puedo opinar... estoy cansadita... solo entré a saludar...

    Bendiciones de Paz y Amor para todos!!

    ResponderEliminar
  6. Eduardo4:35 a. m.

    En el caso de un sacerdote enfermo o con problemas con el alcohol me parece que su propuesta estaria perfecta, ahora en el caso de acusados de pederastia me parece más compleja porque tendrian que afrontar penas civiles.

    ResponderEliminar
  7. Padrecito Fortea tiene usted un corazoncito muy tierno. Yo digo, que los manden a la carcel a cumplir su pena, ahi ellos pueden ser evangelizados. El lugar que usted ofrece no es castigo, es gozo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:15 a. m.

    Me están entrando ganas de hacerme sacerdote y después fingir ser pederasta para vivir en un sitio así...

    ResponderEliminar
  9. Underdog7:26 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9:20 a. m.

    ¿Ahorrarse la vergüenza?. De locos.

    ResponderEliminar
  11. Underdog9:27 a. m.

    ¡Sería como la casa de Gran Hermano! ¡con un Confesionario y todo!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:11 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo10:11 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo10:13 a. m.

    ¿ Lo pongo otra vez ?
    Mónica

    ResponderEliminar
  15. Anónimo10:17 a. m.

    en el caso de la pederastia,
    No estoy de acuerdo, eso sería como premiarlos en su grave delito.
    yo soy partidario de que los lleven a la cárcel, allí también hay sacerdotes.
    ¿que le parecería a usted que todos los reclusos del mundo pasasen su condena en esos conventos que usted dice?
    El mismo derecho tienen los unos que los otros.
    Tiene usted demasiado favoritismo por los sacerdotes, aunque sean criminales.
    "Menos lobos Caperucita".
    No tenga tanta cara.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10:19 a. m.

    Padre Fortea: Comprendo su ingenuidad pero me aterra su desconocimiento de la Palabra de Dios.
    Aquel que escandalizare a uno de estos pequeños mas le valdría que le colgaran una piedra de molino al cuello y lo arrojaran al rio.

    Al río, Padre Fortea, no a una residencia de lujo a descojonarse tanto de la justicia humana como de la divina.

    ResponderEliminar
  17. Si yo fuera sacerdote y este fuera mi caso aceptaría sin dudarlo, y no sólo aceptaría sino que estaría agradecido a mi diócesis por brindarme la oportunidad de hacer penitencia el resto de mis días en un lugar santo y en mi propia casa, alejado de las tentaciones que un día me hicieron caer por el peso de la cruz.
    Excelente post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10:23 a. m.

      Menudo chollo!
      Anda que tú también, ya te vale.

      Eliminar
  18. Anónimo10:21 a. m.

    El padre Fortea tiene un morro que se lo pisa.
    Si usted fuera un sacerdote con sentimientos de pastor, a quien desearía salvar, sería a las ovejas perdidas y no a los pastores corruptos.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo10:28 a. m.

    Ese relativismo que hace usted de la religión en el asunto de los pederastas, mi querido padre Fortea, me escandaliza.

    Verá usted, permítame que le de una lección ya que hasta Dios se valió de una burra para dar su mensaje. No soy una burra ni tampoco hago de intermediario de Dios pero por si acaso.

    El quinto mandamiento de la Ley de Dios dice no ASESINARAS. Es decir, que no peca quien mata a alguien, por ejemplo en legítima defensa. Es decir matar no es pecado según que circunstancias. Asesinar, si. Siempre.

    Abusar sexualmente de una criatura ES SIEMPRE PECADO. Y un delito. Y ya sabe... A Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar. Supongo como Dios castigará a los pederastas pero tengo claro que el Cesar, o sea la sociedad, castiga con cárcel a esos hijos de puta malnacidos (y que me perdonen las prostitutas). Cárcel si, residencias de lujo para tocarse los huevos y evadir la acción de la justicia, NO.


    ResponderEliminar
  20. Anónimo10:29 a. m.

    " alejado de las tentaciones que un día me hicieron caer por el peso de la cruz..."

    Menudo morro tienes tu.

    En la cárcel también estás alejado de ese tipo de tentaciones.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo10:34 a. m.

    Respecto a: "sin duda habría familias que querrían ahorrarse la verguenza de un proceso penal".

    En mi caso no habría problema. Es cierto que yo trataría de evitar la verguenza de un proceso penal a un menor de mi familia que hubiera sido abusado por un mayor, ya fuera clérigo o seglar.

    Ya sabe, Padre, a veces Dios imparte justicia con renglones torcidos. Supongo que se imagina lo que quiero decir.

    Como decía un texano, lo bueno de la pena de muerte es que evita reincidencias. Le aseguro que ese supuesto pederasta que hiciera algo a algún familiar mío no reincidiría, jamás. Se lo aseguro.

    Si el tiene inclinaciones irreflenables, yo también. La diferencia es que la suya es reprobada socialmente y la mía no tanto. :)

    ResponderEliminar
  22. Anónimo10:47 a. m.

    A LA PUTA CARCEL!
    Cada vez entiendo más a los que están hasta los mismisimos cojones de la Iglesia!

    ResponderEliminar
  23. Anónimo10:57 a. m.

    No hay que hacer ni caso a Fortea, sin duda escandaliza con este post. Señal de que no viene de Dios, sino de satanás.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo1:06 p. m.

    El blog de foro de exorcismo esta

    Muy parado porque no hay post


    Nuevo

    ResponderEliminar
  25. Anónimo2:36 p. m.

    Es una maravillosa idea, solo que a un pederasta hay que hacerle un seguimiento siquiatrico, oracion terapias, liberacion , este procedimiento lograria cambiar una persona que ha caido en situaciones de pecado aberrantes y abominables a los ojos de Dios, estas personas que han maltratado un niño deben de permanecer encerradas por siempre, dudo que puedan llegar a socializar con la comunidad nuevamente y menos con niños, pero este lugar es ideal para estos sacerdotes y para algunos que no siendo pederastasnecesitan de este auxilio, para y encaminarse nuevamente, la oración el ayuno el trabajo santo, es un buen medio para muchos que estan perdiendo la salvación.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo2:51 p. m.

    Terapia exorcistica, no?

    ResponderEliminar
  27. Anónimo2:56 p. m.

    Pienso que, cómo idea, independientemente de la intención, que es buena, en sí la idea, es una chorrada, la verdad, de proporciones colosales. Esta idea, igual que la de la otra espiritualidad cristiana de hace unos cuantos post, recalca la urgente y perentoria necesidad de que aterrice de nuevo en el siglo, porque tanto viaje por el mundo de la imaginación ( intemporal ) no creo que sirva para nada más que para elucubrar situaciones imposibles, y no es bueno dejarse llevar por la imaginación. Ni útil.
    Mónica

    ResponderEliminar
  28. Anónimo3:01 p. m.

    Uy, no me había fijado que me había borrado el comentario. Bueno, vale, yo sé que Vd. tiene razón al hacerlo, pero es porque yo también la tengo.
    Mónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3:13 p. m.

      Fíjate que yo he leído tu comentario Monica, y en algo estás equivocada. Fijate en un semáforo, qué color de luz ves encendida? No será el amarillo?

      Eliminar
  29. sí quiero3:02 p. m.

    ya lo q faltaba!.....injusto por tu parte.Barre la basura hacia afuera y no la dejes dentro porque te enfermas.
    SECCIONARLES EL PENE,TANTO A CURAS COMO A LAICOS.CÁRCEL Y AMPUTACIÓN DE GENITALES A TODO PEDEREASTA!

    ResponderEliminar
  30. Anónimo3:05 p. m.

    Se me olvidó añadir algo a mi comentario de las 2:56. Y es esto: ... y no es bueno dejarse llevar por la imaginación. Ni útil. Que me lo digan a mí.
    Mónica

    ResponderEliminar
  31. sí quiero3:07 p. m.

    el caso bretón,debería de dejarse libre pero frente a la madre de los niños.bretón duerme,come,tal vez vea la tele,noooooo!.hay q dejarle en manos de la madre y que ella haga la justicia humana q precisa.

    ResponderEliminar
  32. sí quiero3:10 p. m.

    según este post me da por pensar q el viejo puerco ,ex-juez eclesiástico???????,pueda q esté recluído y no en la cárcel.

    ResponderEliminar
  33. Anónimo3:12 p. m.

    si quiero

    Tienes la pretensión de ser gracioso ? Pues no lo eres. No existes, y lo que no existe no hace comentarios. Yo, si fuera el Padre Blogger, te borraba de un plumazo ese comentario. ¿ Poner pedereasta para que no te borren es un truco o es porque eres tonto del culo y no sabes escribir bien, como tu mamasita maricarmensita, la buena del blog.

    ResponderEliminar
  34. sí quiero3:13 p. m.

    es tremendo este post!......si hubieses escogido la otra profesión,te aseguro yo,q pensarías al contrario de lo que has escrito.

    ResponderEliminar
  35. Anónimo3:17 p. m.

    Bretón es malo, y la abogada Porto es mala, su exmarido, el periodista es malo ( estoy segura que ha sido el inductor ) pero tú, abogadoooo, eres aún peor que ellos. Un bicho raro ( a ver si ves el anuncio de la tele donde sales, que estás muy favorecido ) y además, llevas más crímenes en la conciencia que esos tres. Pero no te pesan. Das pena.
    Mónica

    ResponderEliminar
  36. Sí Quiero3:18 p. m.

    al 3:12,disculpa gilipuertas;quise decir:PEDÓFILOS

    ResponderEliminar
  37. Anónimo3:21 p. m.

    pobre mónica.necesita ser escuchada

    ResponderEliminar
  38. sí quiero3:24 p. m.

    música por favor.objetivo:anestesiar fieras

    ResponderEliminar
  39. Anónimo3:28 p. m.

    Si me explica el sentido de su comentario, por favor ? no lo entiendo. Luz amarilla ? Mi comentario era ofensivo, acusatorio y ofensivo. Esa es la razón por la que me lo ha borrado. Porque Padre Fortea, aunque disimule, sabe a quien me refiero. Pues por eso. Y porque tiene más sentido de la compasión que Vd. Anónimo, claro que eso Vd. no lo entiende, solo sabe ver colorines de semáforo. ¿ Le parecía poco ? Pues peor me lo pone. Debería rasgarse la camisa, cubrirse de ceniza y arrastrar cadenas. Y yo hacer lo mismo.
    Mónica

    ResponderEliminar
  40. sí quiero3:29 p. m.

    http://www.youtube.com/watch?v=-No-226O0tg

    ResponderEliminar
  41. Anónimo3:34 p. m.

    Y tú ? Pues tú necesitas serlo, pero a través de las cien mil voces de tus discípulos del silencio. Total, si todos dicen lo mismo, porque todos ellos son el eco de tu pensamiento concéntrico. Estás fatal, y todos sabemos quien eres y lo que haces y cómo. Y eso te hace sentir fatal. Y mira qué bien.
    Mónica

    ResponderEliminar
  42. Anónimo3:36 p. m.

    Yo para relajarme leo a Homero. En castellano, que para eso soy española, y laica. Laica secularizada.
    Mónica

    ResponderEliminar
  43. Anónimo3:39 p. m.

    Y ahora, adios, me voy. Tengo tutoria grupal y es grave. Por menos que eso, te operan en la Quirón, y gratis total.
    Mónica

    ResponderEliminar
  44. Anónimo3:41 p. m.

    Anónimo dijo...
    Pienso que, cómo idea, independientemente de la intención, que es buena, en sí la idea, es una chorrada, la verdad, de proporciones colosales. Esta idea, igual que la de la otra espiritualidad cristiana de hace unos cuantos post, recalca la urgente y perentoria necesidad de que aterrice de nuevo en el siglo, porque tanto viaje por el mundo de la imaginación ( intemporal ) no creo que sirva para nada más que para elucubrar situaciones imposibles, y no es bueno dejarse llevar por la imaginación. Ni útil.
    Mónica
    2:56 p.m.


    La loca dice que le han borrado el comentario y yo acabo de leerlo.
    AL MANICOMIO DE UNA PUTA VEZ CON TODA LA ESCORIA ESQUIZOFRÉNICA DEL BLOG!
    BASTAAAAAAAAA!

    ResponderEliminar
  45. Anónimo4:40 p. m.

    padre...se nota q está ud acostumbrado interceder para perdonar pecados... pero hoy me deja desconcertada...
    Está claro que los pederastas necesitarían alguna rehabilitación como seres humanos q son...pero no siempre funciona, de hecho hay violadores q vuelven a caer. Y caen pq tienen un trastorno q dificilmente se puede corregir...
    Para ser breve: hoy no estoy de acuerdo con ud...ser pederasta es malo y ser cura pederasta es dos veces malo...es una gran decepción para todos. Hay gente q por menos está en la cárcel y seguro q algunos tb creen en Dios, pero están cumpliendo su condena. A mí en cierta manera tb me dan lástima los sacerdotes pederastas, pero para ello están los jueces...



    Azmara

    ResponderEliminar
  46. Anónimo6:51 p. m.

    Me parece un tanto optimista pensar que unos seres con ese nivel de depravación fueran a reunirse a rezar las horas canónicas revestidos con sotana como si fueran cartujos ejemplares. Creo que hay que tener los pies en el suelo y dejarse de poesía bucólico pastoril. Cárcel pura y dura.

    ResponderEliminar
  47. Querido hermano, esto te ha salido muy mal. Me parece oportuno recordarte lo que sobre este tema ha definido la Iglesia; recordarte la postura firme del Papa Benedicto XVI de cero tolerancia y entregar a la justicia civil todo acto que dañe a los niños. Rezo por ti y espero ayudes a tus seguidores en el blog a clarificar su justa indignación.

    ResponderEliminar
  48. Anónimo8:25 p. m.

    Ha dejado el pacharán y se ha pasado al crack padre?

    ResponderEliminar
  49. Bakhita9:50 p. m.

    Mari Carmen;
    he leido tu mensaje y lo comparto.
    gracias, que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  50. Me parece una idea fantástica. Resulta escandalosa la vida de algunos sacerdotes en ciertas Diócesis. Sería una buena solución y una salida digna a su situación gravemente pecaminosa.

    ResponderEliminar