miércoles, octubre 09, 2013

Lo bonito que es embellecer un altar


Aunque parezca increíble, lo que aparece en la foto es un incensario de la Basílica de San Marcos de Venecia. Es de una belleza impresionante.

En el altar del hospital, cuando hago la exposición menor, tengo la intención de poner el copón bajo un velo semitrasparente, y delante un incensario. 

Tengo que ver el modo de colocar algo pequeño y bonito delante. Pienso usar barritas de incienso, porque el incienso normal de iglesia requiere encender carbón y, además, da mucho humo. Y la capilla del hospital es muy pequeña.
Como me gustaría que la capilla fuera un trozo de cielo. Desgraciadamente, contamos con muchas limitaciones. La sacristía es muy pequeña, extremadamente pequeña. 

Y si dejas las cosas en la capilla, siempre puede pasar gente no religiosa que entra por curiosidad y se lleva algo. En una capilla de otra ciudad, Torrejón, alguien se llevó una estación del via crucis.


Pero tranquilos, sólo quiero embellecer un poco el altar. No voy a hacer de esa capilla un Canterbury en pequeño. Aunque ganas no me falten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada