jueves, noviembre 28, 2013

Nogueras, el poeta de ayer


Lo que me sorprende del cubano Luís Rogelio Nogueras es que fuera comunista. ¿Cómo una persona que viajó, que vio lugares como Nueva York, que recorrió el infierno comunista por varios países, pudo seguir manteniendo su colaboración con el aparato político? ¿Cómo una persona de finura literaria, inteligente, pudo colaborar con la maquinaria de opresión?

Todos entendemos el estigma que fue para alguien colaborar con las SS o el Partido Nazi en los Años de Hierro y Oscuridad. Pero no comprendo como esa misma gente es tan comprensiva con los colaboracionistas, con todos las decenas de millares de esbirros al servicio de Mordor.

Puedo ser comprensivo con un comunista de pueblo que nunca ha salido de Cogolludo de Abajo, y que cree que eso del comunismo es pedir más igualdad. Pero me resulta difícil comprender cómo Nogueras, viajando a tantos países, estuviera en el aparato político por convicción.


Son personas como ese poeta los que hicieron posible ese yugo de acero. No puedo leer sus poemas sin recordar las manchas humanas que hay sobre esas líneas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada