martes, diciembre 10, 2013

Estimado conejito, la cazadora te ha cazado.


Hace ya varias semanas que estoy haciendo mi lectura espiritual con un precioso libro que recoge las predicaciones de un evangélico. El libro se titula El Templo de Dios de Gino Iafrancesco. Indudablemente esas páginas proceden de un hombre que bebe diariamente con fruición de las fuentes de las Sagradas Escrituras.

Cambiando de tema, estoy a 15 páginas de distancia de la conclusión de mi tesis. Increíble. Ya pensaba que esto más que una tesis era un estado permanente de vida. Algo así como una situación crónica.

Los últimos sermones míos en el convento de las úrsulas y varias de las conferencias que di en México, las he colgado en este link:

http://blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2013/05/sermonario.html

Allí tenéis horas y horas para escuchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada