lunes, diciembre 16, 2013

Hoy no hace frío


Hoy ha venido mi madre a pasar las navidades. Qué bien. Ya no tendré que entrar en la cocina más que para tomar un vaso de agua.
Su marido vendrá para los días de navidad. Me apena no poder ir a la misa de gallo al Pilar, y al día siguiente a la catedral de La Seo. Pero las cosas son así. Es logico. Lo otro estuvo bien, mientras duró. Pero tampoco podía durar mucho más por más ilusión que me hiciese.
Una última cosa ante el email de algún lector. Honramos a Mandela por sus virtudes, no por sus defectos. El Rey David y Salomón son honrados por sus virtudes, no por todo lo malo que hicieron. Nadie ha dicho que Mandela fuera un santo canonizable. Pero muchos pensamos que fue el hombre providencial. Mandela fue la respuesta a las oraciones de muchos, para evitar una enfrentamiento social que parecía completamente inevitable.
Y la verdad es que ejerció el poder con una serenidad, con un aplomo, con una clase, que me convencen de que hay seres humanos que parecen llamados a ser conductores de masas. Hay individuos que estánd dotados de todas las virtudes para dirigir pueblos enteros.
Sea dicho de paso, mi madre no me permite poner una foto de ella en el blog por más que se lo he pedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada