viernes, diciembre 13, 2013

La Antigua Alianza II


(Este post es continuación del post de antes de ayer.) En la Antigua Alianza, muchas veces, en muchos lugares del Antiguo Testamento, se dice que tal y tal cosa es para siempre. De ahí que una parte de la Antigua Alianza es eterna, perdurará hasta el fin del mundo.

De este modo, los judíos hacen muy bien en confiar en las promesas y bendiciones de esa parte eterna de la Antigua Alianza. Pero buena parte de los judíos comprenden que hay una parte de la Alianza Antigua que ya no está vigente. 

Casi ningún judío, salvo alguna excepción extremista e irrelevante, defenderá una guerra de exterminio contra los no judíos que moran en Palestina. Son casi inexistentes los hebreos que propugnan una guerra de reconquista para volver a recobrar íntegros los territorios del antiguo Israel. ¿Quién lapidaría hasta la muerte a un blasfemo o a un homosexual? Eso ya no lo defiende ningún judío por extremista que sea.

Por eso, incluso hasta los mismos judíos, aun teniendo el mayor cuidado de obedecer a Dios, entienden que muchas partes de la Antigua Alianza ya no siguen vigentes.

Desde un punto de vista cristiano, nosotros amamos a los judíos. Los cuales viven de buena fe basados en la parte eterna de la Antigua Alianza. Sobre ellos recaen las bendiciones de esa alianza. Pero sostenemos que a la alianza con el pueblo judío ha seguido una nueva alianza para toda la Humanidad. La primera fue sólo para los judíos, la segunda es para todos los hijos de Adán.


Como se ve, no son dos alianzas indiferentes e iguales, como si cada ser humano pudiera escoger la que más le complaciera. Pero el pueblo judío es un don para nosotros los cristianos, porque así podemos ver vivo el Pueblo del Antiguo Testamento. La Antigua Alianza sigue viva en ellos. La parte eterna de esa Antigua Alianza sigue derramando bendiciones sobre ellos. Y por eso, nosotros los cristianos damos gracias a Dios de que en el mundo exista el pueblo judío. Cierto que desearíamos que entraran en la Iglesia. Pero incluso si no entran ellos son un don. El mundo es mejor con la presencia del pueblo de Israel, que si (cosa imposible) se hubiera extinguido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada