sábado, diciembre 21, 2013

Qué bonito es el sábado




















Hoy después de la cena debía haber trabajado una hora o dos en la tesis, de la que ya me quedan sólo tres días más para acabarla. (El domingo no trabajo en la tesis.) Pero hoy ya estaba un poco cansado de leer textos del siglo IV. Y me he dedicado a ver qué celebridades habían muerto en el 2013. Después, he empleado un tiempo muy lucrativo en visionar varias selecciones de los mejores anuncios ever. El tiempo, como os lo podéis imaginar, ha corrido. Pero mañana es sábado. Y aunque los sábados trabajo como cualquier otro día, tiene un sabor especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada