jueves, diciembre 19, 2013

Star Wars en latín se dice Stellarum Bella. Aunque yo preferiría darle un toque más latino: De Bello Stellare


Hoy he estado leyendo por segundo día la exhortación del Papa Francisco Evangelii Gaudium. He tardado en leerla, porque no me gusta mezclar lecturas. Cuando estoy leyendo un libro, me gusta leerlo hasta el final, sin comenzar otras lecturas. Y cuando salió a la luz la exhortación, estaba leyendo otro título.

Lo que más me gusta de esta exhortación, es que descubrimos lo profundo del alma de nuestro Papa. No es un escrito frío, abstracto, fruto de consensos entre varias comisiones. La persona que hay detrás de los párrafos, late desde el principio al fin.

Leo el texto no con la pretensión de ver confirmadas mis ideas en sus líneas. Sino de ver qué cosas debo cambiar, qué nuevos enfoques aporta Pedro a mi vida. Yo veo que es un libro que está especialmente dirigido al clero. Una y otra vez, me digo que debo leer para rectificar.


Me encanta su estilo humano, directo y sincero. Santidad, ya sabe que si un día quiere hablar de demonios y ángeles mientras tomamos el té, aquí estoy. Puedo llevarme a Milhouse Van Hutten conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada