jueves, febrero 28, 2013

Análisis sobre los últimos cambios acerca de las normas del Cónclave


Eran muchas las opiniones que habían sugerido la conveniencia de adelantar la convocatoria del cónclave. Las normas determinaban un tiempo de sede vacante de quince a veinte días. Pero, desde el anuncio de la renuncia, los medios de comunicación estaban ejerciendo una notable presión sobre el Vaticano con sus especulaciones y falsas noticias. Ese hecho era objetivo y estaba haciendo daño al Pueblo Fiel. No tenía sentido alargar una situación de verdadero perjuicio para la Iglesia. Cuanto antes se cerrara ese capítulo de sensación de interregno, mucho mejor.
 
Así lo creyeron muchos cardenales y así también el Papa. Razón por la cual, el Sumo Pontífice aprobó el motu proprio titulado Normas Nonnullas, que permitía adelantar el cónclave, antes de lo dictado por Universi Dominici Gregis. Este documento otorga al Colegio de Cardenales la facultad de anticipar el inicio del Cónclave si consta la presencia de todos los cardenales electores.
 
He leído el texto entero del motu proprio para ver si había otros artículos que matizaran esta disposición, pero no los hay. Me he tomado varios días para meditar acerca de ese cambio, y ahora voy a dar mi humilde opinión desde un punto de vista canónico.
 
Estimo que hubiera sido preferible un motu proprio en el que se dijera: habiendo escuchado a los cardenales, determino que la fecha del cónclave se producirá en tal fecha concreta.
 
Es cierto que es el Colegio el que determina la fecha de convocatoria del cónclave. Pero también es cierto que lo hace de acuerdo a la norma del Papa que determinó en Universi Dominici Gregis acerca de cuántos días después de la sede vacante se haría. Por ese capítulo no habría ningún problema jurídico en determinar antes de la sede vacante la fecha del inicio del cónclave. Y mucho menos con el consenso de los cardenales antes de emanar tal disposición.
 
Ahora bien, la actual norma sí que plantea, a mi modo de ver, problemas jurídicos. Imaginemos que están en Roma, tras la sede vacante, todos los cardenales electores, menos uno. Con más de un centenar de purpurados, muchos de ellos, con más de setenta años y repartidos por el mundo, no resulta difícil imaginar la posibilidad de que uno o dos estén enfermos.
 
Según la norma actual, se les llamaría por teléfono y se les preguntaría si van a asistir o no. Otra modalidad sería que el nuncio en ese país los visitara para preguntarles si van a asistir al conclave. Imaginemos que esos dos cardenales responden: Sí, no es nada grave, sólo es una gripe con fiebre. Voy a asistir, que me den unos días más.

El resultado de esa respuesta es que, según las normas actuales, el cónclave no podría convocarse hasta que esos dos cardenales estuvieran ya en Roma.
El segundo problema es que imaginemos (cosa fácil cuando uno se acerca a los ochenta años), que el cardenal con gripe no acaba de recuperarse del todo. Si se le sigue esperando, no se puede convocar todavía la fecha del inicio del cónclave. Llegaría un momento en que habría que preguntarse: ¿convocamos el comienzo del cónclave en la fecha mínima dictada por Universi Dominici Gregis, de los quince días tras el inicio de la sede vacante? ¿O mejor seguimos esperando por si viene unos días antes de esa fecha?

El resultado de esa situación perfectamente posible, sería que por esperar a uno o dos cardenales, la fecha real de convocatoria quedaría en suspenso hasta ver cómo evoluciona la salud de esos purpurados. Esto tiene su importancia, porque los cardenales en Roma conversarían y conversarían entre sí, pero sin poder hacer votaciones. Y sin hacer votaciones no podrían saber qué apoyos tiene cada candidato. Privando a los cardenales de uno de los elementos esenciales para sus deliberaciones.
Otro problema. En las anteriores normas, dos elementos estaban claros: se comienza en esta fecha, los cardenales están o no están. Punto final. Con la nueva norma, la licitud de la convocatoria del inicio del cónclave se hace depender de las conversaciones telefónicas o de lo que diga un nuncio. Pues hay que preguntar a un cardenal elector si va a venir o no. ¿Pero sería válida la respuesta de un cardenal enfebrecido? Si la pregunta se hace por teléfono, ¿y si alguien imita perfectamente su voz y no era el cardenal? Si es un nuncio el que le visita, ¿y si el nuncio no fue imparcial y no quería que ese cardenal siguiese deteniendo la convocatoria del cónclave? ¿Y si el cardenal enfermo, ya restablecido, afirma que no dijo que no iba a ir, mientras que el nuncio dice que entendió que su voluntad era no ir?
 
Estas cosas no son cuestiones sin importancia. Porque el cardenal enfermo tiene todo el derecho a asistir al cónclave desde el principio. Es decir, un solo cardenal elector tiene el derecho de que el cónclave no empiece sin él antes de la fecha marcada por Universi Dominici Gregis.
 
Y no sólo no es una cuestión de derechos. Imaginemos que un candidato es elegido sólo con los votos justos para alcanzar los dos tercios, antes de que llegue ese cardenal elector. Si ese cardenal elector llega al día siguiente a Roma, pero antes de los quince días que marca Universi Dominici Gregis, y el cardenal afirma que hubiera votado por otro candidato, pero no por él, entonces nos encontraríamos (con toda razón) con que podría impugnar esa elección. Insisto, con toda razón.
 
Démonos cuenta de que la presencia de un nuevo cardenal cambia la proporción numérica de los dos tercios para la elección válida. Un solo cardenal de estar o no presente en el cónclave, basta para que un número de votos sea suficiente o insuficiente. Como se ve la cuestión es gravísima.
 
La norma actual da lugar a muchas impugnaciones: yo no dije que no iba a ir, me entendió mal. Además de que da lugar a que la convocatoria de un cónclave quede en el aire hasta saber si un cardenal enfermo se recupera o no. En una situación como la actual, hubiera bastado un motu proprio determinando ya la fecha. Canónicamente eso hubiera sido completamente válido.
 
El cónclave es un acto espiritual, pero también jurídico. Los elementos que lo constituyen deben estar dotados de la mayor objetividad y verificabilidad posible. En nuestra opinión, la nueva norma debería ser modificada por el nuevo pontífice. Ya que si se mantuviera en vigor durante siglos, antes o después, daría lugar a graves problemas. Tan graves como que un Papa elegido antes de los quince días después de la sede vacante, pudiera ver impugnada su elección por un solo cardenal enfermo que llegó un día después de la elección.

martes, febrero 26, 2013

Nubes oscuras en el horizonte


Llueve sobre mojado, llueve sobre mojado. Si ayer, antes de la elecciones italianas, ya no tenía una visión muy optimista ni de Italia, ni del mundo, hoy mi optimismo se ha hundido por los suelos. Es más, hasta el suelo me parece demasiado alto. Y es que el 26% de los votos ha ido a parar a un partido, llamado Movimiento de las Cinco Estrellas, cuyo líder es Beppo Grillo. Hasta ayer este sujeto era un perfecto desconocido. Hoy ya sé que este país ya cuenta con su Chavez en su versión italiana.

No tiene mucho sentido que os explique el programa (o pizza más bien) de ese partido. Si podemos llamar programa a una mezcla improvisada de cosas dispares, unas supuestamente ecologistas, otras algo más disparatadas. Hasta aquí no hay ningún problema. Hay tantos partidos sin programa.

El problema es que Grillo como no tiene verdaderamente ningun programa, en una de las cosas en las que insiste una y otra vez es en el Vaticano como causa de todos los males de Italia y del universo. Y ya ha dejado claro que quiere una revisión de los Pactos Lateranenses. Esos pactos de hace casi un siglo (faltan exactamente dieciseis años), son los que reconocieron la soberanía del Estado Vaticano.

Pero Grillo ya ha dicho, en infinidad de ocasiones, frases tales como que les vende a los franceses el Vaticano si les perdonan la deuda que tienen con ellos, que él se encarga de enviarles al Papa a Francia, y cosas por el estilo. Todos reconocemos el estilo tabernario de tales afirmaciones. Lo preocupante es cuando esto se hace ante miles de personas en un mitin.

Visionarios de barra de bar hay muchos. Pero pocos tienen el 26% de los votos de una nación. En fin, otro pequeño problema para añadir a la lista. Total, uno más. Pero éste, mucho me temo, es un problema con gran capacidad de crecimiento. Si es que a perro flaco, todo son pulgas. Y encima hoy que ya no tengo fiebre, me duele la hernia discal. Y hace frío.

lunes, febrero 25, 2013

Hace frío



Hoy al despertarme en la cama, enseguida he notado que estaba algo resfriado. Tenía unas décimas de fiebre. Las cuales han continuado todo el día. No por ello he variado mi horario de trabajo habitual.

En Roma hace mucho frío. Me consta que en Madrid, incluso, un poco más. He tenido que ponerle la bufanda. Pocas veces me pongo la bufanda. Al colegio hoy ha llegado un sacerdote palestino, que vivió aquí los dos primeros años que estuve. Tiene una cara muy palestina. Como los ucranianos del colegio tienen una cara muy eslava.

Ahora el día llega a su fin. No sé si es la fiebre. Pero me invade una cierta tristeza por toda la mala imagen que están dando de la Iglesia. Esto deja consecuencias en las almas. Todavía las aparta un poco más.

La Iglesia desprestigiada ante sus hijos, la economía que va muriendo, los cinco grados de frío detrás de la ventana, la placida fiebre de mi cuerpo. Todo conspira para que yo tenga esta sensación de crepúsculo de una época, de una sociedad que se va hundiendo en su propia ciénaga moral. Esta sensación de un invierno crudo que se avecina.

La Iglesia que yo conozco



Hoy he estado por la mañana en la misa de los armenios. Tienen una liturgia verdaderamente especial. No es de extrañar. La incomunicación de ese pueblo ha sido impresionante, rodeados por todas partes por pueblos árabes. Como una isla cristiana.

Después, por la tarde me han dado ganas de ir a las vísperas del capítulo de canónigos de la Basílica de San Pedro del Vaticano. Sin duda, las más grandiosas vísperas del mundo.

Aquí todo es espiritualidad. Acogida al presbítero que quiere asistir a una liturgia. Buen ambiente en el almuerzo y la cena entre sacerdotes del colegio. Nada de lo que veo tiene que ver con las Historias de los Neo-Borgia que nos quieren vender los periodistas.

Cuando esta noche, antes de regresar a mi habitación, veía a varios sacerdotes adorar al Santísimo Sacramento en la custodia, uno ve fe, amor a Dios, sacrificio. Sacrificio porque nadie les manda cada noche dedicar el final del día a tres cuartos de oración, ni el reglamento, ni nada. Lo hacen porque son hombres creyentes verdaderamente. Ésa es la Iglesia real que yo veo cada día. No la Iglesia de los periodistas de izquierda.

sábado, febrero 23, 2013

El Colegio de Cardenales es cuadruplemente sagrado


El Colegio Cardenalicio es cuadruplemente sagrado. Sagrado, primero de todo, por estar compuesto por personas que no sólo tienen un oficio sagrado, sino que ellas mismas, las personas, se vuelven sagradas. En la consagración sacerdotal, la entera persona se torna sagrada. No es la misma persona con un oficio. Es la persona la que es consagrada. Si esto es así para los sacerdotes, mucho más para un sacerdote de sacerdotes, el obispo.

La segunda razón es por el rango.  El Colegio es sagrado, porque ya un conjunto de obispos es sagrado, pero lo es más todavía cuando está formado por los más escogidos de los escogidos sucesores de los obispos. Ellos deberían ser la flor de harina, mencionada en el Antiguo Testamento para las ofrendas. Si un obispo debe ser escogido, y un arzobispo debería serlo más, los cardenales todavía más. Ellos pueden no ser santos, los hay hasta mediocres, pero han sido elevados al más alto rango de los obispos. Son los escogidos de los escogidos. Los colocados en lo más alto del candelabro de la Iglesia.

La tercera razón es por la función que ejercitan. Ellos ayudan al Sucesor de Pedro en el gobierno de la Iglesia. En cierto modo, forman una unidad con él, en el sentido de que a través de ellos (de las delegaciones) Pedro gobierna. Le resultaría imposible hacerlo todo directamente a una sola persona. Ellos son los miembros de Pedro, en cierto modo.

La cuarta razón es porque a ellos les ha sido confiada la acción sagrada de designar un Sumo Pontífice. Jesús entregó a Pedro el poder de atar y desatar. Y los sucesores de Pedro han establecido que sea este Sacro Colegio el que designe al nuevo Pedro. El carisma petrino acompañará al que ellos elijan. Ellos son los poseedores de la capacidad para esta acción sagrada, ante la cual el mismo Dios otorga el carisma.

En el fondo estás cuatro razones son dos: la sacralidad de las personas que componen el Colegio, y las funciones que ejercen. Pero era conveniente explicitarlas. Por eso debemos entender la sacralidad de este colegio. Ellos como personas pueden no ser santos, pero son personas sagradas. Incluso los cardenales pecadores son personas sagradas. Yo besaría con toda devoción el anillo del más pecador de ellos.

viernes, febrero 22, 2013

Si los curas y monjas supieran la (...) subirían al coro y gritarían: libertad, libertad, libertad: qué triste canción. Una canción de 4.000 mártires españoles.


Mucho se está hablando de ambiciones y divisiones entre los cardenales. Con más conocimiento que la inmensa mayoría de los comentaristas de los periódicos, os diré que tenemos un Colegio de Cardenales del que sentirnos orgullosos. Los tiempos medievales ya pasaron. Y ni siquiera esos tiempos fueron como nos muestran las películas.

Los cardenales llevan una vida sencilla, sin grandes bienes materiales. Ninguno de ellos acumula el dinero que puede acumular un dentista o un director de sucursal bancaria. Dejaron todo para seguir a Jesús. Y le sirven con sus virtudes y defectos.

¿Son todos santos? No, son como los curas y obispos de nuestras diócesis. Aunque, eso sí, más escogidos. Es preciso reconocer que en ellos brilla la ciencia teológica. Son grandes eruditos, sabios cada uno en su especialidad. ¿Habrá algún Judas Iscariote? Dios quiera que no, pero nunca se puede descartar la posibilidad.

La mayor parte de los cardenales no son santos, cierto. Se mantienen en un término medio, como nuestros párrocos, vicarios y capellanes. (Yo mismo estoy en ese término medio.) En cada uno de ellos hay una parte transformada por el mensaje de Cristo, y una parte más humana. Lo mismo que entre los Doce. Exactamente lo mismo. No en vano, ellos son sucesores de esos Doce.

. Yo soy presbítero y, por tanto, soy pastor. Pero Dios puso pastores que pastorearan a los pastores. Los lobos llevan años intentando que las ovejas se separen de los pastores. Y las columnas de algunos periódicos parecen estar logrando en no pocos fieles debilitar el respeto y el amor que es lógico profesarles.

Una de las formas en que se simboliza la Iglesia es en la piña, la piña del pino. Unida, compacta. Formada por partes, pero todas en armonía. Girándo armónicamente alrededor de un centro y de un eje.

No necesito ningún mensaje de Jesús a través de ningún místico, para saber que si Él nos hablara, nos diría: Estad unidos a vuestros pastores, no les critiquéis, evitad juicios internos. No sólo eso: amadlos y reverenciadlos. Lo que les hagaís a ellos, me lo hacéis a mí.

jueves, febrero 21, 2013

Yo pondré la guerra: la única verdad es que a través de vosotros habla el Diablo


En 1989, el dibujante Frederick Remington fue enviado a Cuba para trabajar para los periódicos del magnate William R. Herst. El dibujante y periodista, una vez en Cuba, constató que todo estaba en paz y que no habría ninguna guerra con Estados Unidos. Así que le envío al millonario un telegrama: Todo está en calma. Hearts contestó en otro telegrama: Usted facilite las ilustraciones que yo pondré la guerra.

Recuerdo cómo hace ocho años el tiempo de sede vacante sirvió a la Iglesia para hacer una bella catequesis acerca del Papado. Los artículos en los medios se centraban en explicar el proceso de elección papal. No hubo casi ningún artículo-ficción en los medios. Al revés, un profundo duelo por el gran pontífice fallecido invadió el mundo. Las palabras de todos fueron de respeto y la inmensa figura de Juan Pablo II era la noticia.

Ocho años después el proceso de perversión de la sociedad ha avanzado. Como buitres y hienas se lanzan hacia la Iglesia. No importa que no tengan noticias. Yo pondré la guerra.

La Iglesia debería ser admirada. El bellísimo rostro de la Iglesia resplandece. Hasta los ateos deberían reconocer sus obras de caridad, la vida espiritual de los altos prelados, la existencia sencilla y humilde de los cardenales.

Pero la maldad de los periodistas está comenzando a penetrar en los ánimos incluso de los creyentes. Este martillear de noticias, día tras día, está haciendo dudar a muchos en el rebaño de Cristo. Estoy comprobando con tristeza como el veneno comienza a hacer sus efectos en muchos. Algo tiene que haber de verdad. No se pueden equivocar todos. En verdad, la Santa Iglesia es el cuerpo espiritual de Cristo. Y sus seguidores que dieron todo por seguir al Nazareno, ahora sufren la ignominia, la infamia en un mundo que de dar la espalda al Evangelio, ahora comienza a destilar sus venenos contra la cabeza de ese Cuerpo Místico.

Guerras de ambición, luchas de poder en un colorido Vaticano inventado. Noticias acerca de una curia a la que se desconoce. Divisiones y traiciones en un colegio cardenalicio de Los Borgia (Antena 3). Salvame De Luxe trasladado a la Santa Iglesia. La mentalidad de Gran Hermano aplicada al sacerdocio de Cristo sobre la tierra.

miércoles, febrero 20, 2013

Lo gansos que pueden ser los pinguinos


Hasta hoy hemos seguido con interés y detalle, casi con fruición, los pasos del periodismo serio en estos tiempos de presedevacante. Y nos hemos reido juntos de los artículos producto de la falta de información. Pero hoy vamos a descansar. Vamos a relajarnos y mirar hacia el horizonte. Y en concreto, más que al horizonte, vamos a mirar este vídeo. Donde comprobaréis lo gansos que pueden llegar a ser los pinguinos. De verdad que parece increíble. Relajaos y vedlo, porque vale por un post:

martes, febrero 19, 2013

Niños, mirad aquí, al experto en información religiosa




















Una notable parte de los periodistas que escriben sobre el Papa y el Vaticano en los periódicos de gran tirada, son de izquierdas. Pero me imagino que eso no tiene ninguna influencia en el modo en que dan las noticias.

La mayor parte de los periodistas que cubren las noticias sobre la Iglesia en esos grandes periódicos, no ocultan que se hallan completamente implicados en una lucha por la democratización de la Iglesia. Pero no tengo razón alguna para pensar que eso pueda deformar en algo las noticias que nos elaboran.

Una buena parte de los periodistas que cubrirán el cónclave, han dejado claro muchas veces que están a favor del sacerdocio de la mujer, los anticonceptivos, la comunión de los divorciados, etc, etc, etc. Pero indudablemente no debo ser tan mal pensado como para creer que eso pueda obnuvilar un poquito su objetividad.

Si dijera otra cosa, yo sería un radical, un fanático, un inquisidor, un hombre parcial y subjetivo. Justo lo que ellos no son.

Post Data. A las personas que quieran beber de aguas puras, les aconsejo que vayan a webs tales como Aciprensa, Aleteia, Infocatólica, Rome Reports, Religión en Libertad y otras muchas.

Post Data II. Después de estos post, qué periodista podrá ser presentado como Vaticanólogo sin sentir que un cierto rubor le sube a las mejillas.

Post Data III, 
Juez: ¿Admite entonces que es usted vaticanista? 
Periodista: Sí, señor juez, pero le aseguro que lo estoy dejando.

lunes, febrero 18, 2013

Vaticanistas del mundo, ¡uníos!


Las conocidas como Profecías de San Malaquías, tienen dos pequeños problemas: que no son de San Malaquías y que no son profecías. Entre la palabra profecías y San Malaquías, nos queda la preposición. La preposición de, completamente suelta, parece que es cierta.

La dichosa lista que tan felices ha hecho a tantos deseosos de ejercitar la imaginación, apareció cuatrocientos años después de muerto el buen San Malaquías. Apareció como una lista suelta en un monasterio, sin ninguna fiabilidad.

¿Pero qué profecía es de decir de un Papa: Cruz de cruz, o fuego ardiente, o fe intrépida, o pastor angélico? Como ésas yo me puedo inventar 400 en una hora, y dejar después a los lectores que realicen esta especie de divertido puzzle, en el que basta con encajar una pieza. Y aun se la puede forzar un poco. Porque hay piezas que se resisten sin ningún sentido. Aunque hay piezas como Pastor Angelicus que encajan de maravilla en cualquier lado, derecha y del revés. Es una pieza muy agradecida.

Nostradamus va en la misma línea. Hoy día hubiera sido un respetado vaticanista. Y en cierto modo, para todos los actuales vaticanicrólogoscomplotistas el Vaticano no ejerce acaso la fascinación de un gigantesco Test de Rorschach. ¿No se ha convertido el Vaticano en una especie de ejercicio creativo donde liberar todos sus traumas subsconscientes? Entre periodistas-escritores se ha dado una carrera por ver quién da más. Y algunos desde la profundidad del desierto de los Monegros o desde Orejilla del Sordete afirman saber con toda seguridad qué está pasando en el centro del Collegio Cardenalicio.

Una vez escuché una barbaridad a un vaticanista de un respetado periódico, una barbaridad rebozada de la más increíble ignorancia. ¿Créeis que me enfadé? ¡Pues no! Ni lo más mínimo. Le sonreí, le puse la mano sobre el hombro con bondad,  y le dije: vaticanista tenías que ser.

domingo, febrero 17, 2013

Profecías de San Malaquías sobre los vaticanólogos


Hay buenos expertos en información religiosa, pero poquísimos. Cuatro gatos. Andrés Beltramo es uno de esos pocos. Este post está dedicado a esa legión de periodistas autoproclamados expertos en información religiosa, repartidos por todas la latitudes, y cuya labor de inventar nunca dejará de sorprendernos. Periodistas que, tan a menudo, inventan descaradamente contra la Iglesia por una sencilla razón: les  pagan por historias jugosas, no por la verdad.

Los periódicos, al final, han caído en el juego de preferir un buen titular a la humilde exposición de lo que hay. La mayor parte de los vaticanólogos no tienen absolutamente a ningún conocido que trabaje para el Vaticano. Wikipedia e Internet son sus ocultas fuentes. El buen nombre de la Iglesia así es maltratado en manos de comerciantes de información. Los periódicos, que simplemente luchan por sobrevivir, no están por la labor de corroborar información alguna.

Una cosa nos aseguraron todos los expertos hace ocho años: el Cardenal Ratzinger, sin duda alguna, no tiene ninguna posibilidad. ¿Cuántos dijeron esto? Respuesta: Todos.

¿Quién nos advirtió de rumores de que iba a dimitir Benedicto XVI? Respuesta: Ninguno.

Eso sí, no sólo en los periódicos, ya lo veréis: cuando comience el cónclave, habrá, al menos, un vaticanólogo por familia. Y con la misma fiabilidad que los que cobran. Está el vaticanólogo de salón e estar, el vaticanólogo de barra de bar, la vaticanóloga de la peluquería que se hace la permanente, el bombero vaticanólogo, el panadero vaticanólogo.

Según los vaticanólogos de la tele, hay en el Vaticano un complot por cada trabajador del Vaticano. Algunos trabajadores tienen incluso dos.

 Y después hay complots que se combinan. Según algún vaticanólogo experto, un cuidador del Museo Vaticano tiene en su casa el Anillo del Poder de Frodo.

 Según un experto de información religiosa, todo ha sido un complot lo de la renuncia. El Papa está fenomenal de salud, como un chaval. Asegura que hasta participó de incógnito en el último maratón de Nueva York.

Que razón tenía mi abuela cuando me dijo en el lecho de muerte: si te fias de un vaticanólogo es que eres un majadero.

sábado, febrero 16, 2013

Lenin y Lincoln: una crítica de la película


Ya visto la película Lincoln. Una magnífica película por el río de dinero que han metido en la ambientación. Se nota que no han escatimado en gastos. Pero allí acaba todo. Lamentablemente la historia no convence.

Querían hacer una película sobre política, pero no les ha salido. A veces las cosas salen, y a veces no salen. Esta vez no les ha salido. La película está trufada de muchos momentos que no son para nada creíbles. Como cuando se nos hace creer que los votos de los congresistas acerca de la abolición de la esclavitud, se logran contratando a dos pilluelos que les ofrezcan puestos en la administración para cuando dejen el Congreso.

O como cuando se nos hace creer que varios  congresistas estaban dudando hasta el último instante como colegiales si votar a favor o en contra de la esclavitud. El guionista debió pensar que eso son cosas que se deciden en el momento.

Ah, y la historia del hijo de Lincoln es un completo pegote. Y eso sin contar con que el viaje de los delegados del sur está pésimamente tratado. La trama de la película se hace bascular en gran parte alrededor de esa delegación. Cualquiera que conozca la Historia de la Guerra de Secesión, sabe que el director se está fijando en la cuestión más anecdótica de cuantas podía escoger. Desde el principio la película hace difícil que el espectador logre la suspensión de la incredulidad.

Por último se nos presenta a un Lincoln que parece fuera del mundo. Y cuando habla, todavía parece más fuera del mundo. Para compensar su carácter sacado de Segismundo-La-vida-es-sueño, se le coloca a su lado a una espoja-enajenada-mental.  Y les pareció que para completar el cuadro familiar, nada mejor que la historia-pegote del hijo que quiere ir a la guerra. A cambio de un guión que hce aguas, hay que reconocer que los movimientos de cámara son magníficos. La música una mediocre mezcla de western y música presidencial, firmado por John Williams, algo gagá ya desde hace años en lo que a música se refiere.

Todo este error hecho película está en la tónica general de Caballo de Guerra, otra película que tal.

He sido duro con Lincoln, sí. Pero cuando te gastas 50 millones de dólares, esperas un guión mínimamente aseado, una historia que se sostenga. Eso sí, seguro que es de las mejores películas de todo este año.

viernes, febrero 15, 2013

El Tríptico de María Encinta


Hoy os pongo mi tríptico ya escaneado. Está en baja resolución, porque el original mide 1,20m de alto por 1,15m de ancho. Aunque visto desde lejos no se aprecia claramente, he dibujado al Niño Jesús en el seno de María, antes de nacer. Tampoco se ve claramente en este dibujo, pero los dos corazones están unidos. Y en el corazón del Niño ya está la Iglesia. Como María es Madre de Jesús, por ende es Madre de la Iglesia. Puesto que la Iglesia es su Cuerpo Místico.

Esta imagen que he plasmado en el tríptico, era un concepto visual que tuve muy presente al poco de llegar a Roma: la de Jesús en María, y la Iglesia en Jesús. Un concepto teológico éste de la maternidad eclesial que se transformaba en imagen. En mi dibujo, en el centro de la Iglesia está el Sagrado Corazón de Jesús.

Si continuamos la analogía de la imagen, aunque esto ya no sale en mi tríptico, el Sucesor de Pedro está en lo alto de ese edificio y Roma es su pedestal. Pedestal de la Curia y microcosmos de la Iglesia. El resto de miembros y órganos ya no está tan claro que representan en concreto, porque todos los ministerios están repartidos por el Cuerpo Místico.

Amo la Iglesia y por eso si un Papa dimite, me parece bien. Me parece bien si no dimite y me parece bien si dimite. Soy un hijo al que todo lo que haga su padre le parece bien. No es que todo me dé lo mismo, o no tenga criterio. Es que el amor hace que sinceramente todo lo que hace la Iglesia me parece muy bien. Ya sé que a estas afirmaciones se les pueden oponer mil pegas. Pero los que están enamorados saben de qué hablo.

Tened una visión pura y espiritual de la Iglesia. Los que tienen un corazón turbio, ven a la Iglesia con ojos que no son claros. 

jueves, febrero 14, 2013

Tipos de ayuno y abstinencia



Algunas personas querrían ayunar, pero nunca se encuentran con fuerzas para hacerlo. Aquí ofrecemos sugerencias de ayunos y abstinencias para que cada uno pueda ofrecer a Dios esta santa práctica. De las seis posibilidades que ofrecemos, unas son más duras y otras más leves. Lo importante es que cada uno vea qué está a la medida de sus posibilidades.

Salvo dos días en cuaresma, no es obligatorio ayunar. Pero la Iglesia nos anima a hacerlo. Las siguientes posibilidades ayudarán a que todos puedan unirse a la penitencia del ayuno o la abstinencia.

El ayuno tiene indudables efectos espirituales. Uno de ellos es que llena al alma de gusto por las cosas del Reino de los Cielos. Con una medida tan simple, es siempre sorprendente como el espíritu se fortalece.

Si quereis hacer también vosotros esta santa práctica que Jesús nos enseñó con su vida, sabed que a mi entender hay tres tipos de ayuno:

El ayuno eclesiástico: Es el de el Miércoles de Ceniza o el Viernes Santos. Consiste en hacer una sola comida normal en el día, y una frugal colación a la hora del desayuno y de la cena. Por ejemplo, una fruta, o un poco de pan, o un yogur.

El ayuno a pan: Consiste en hacer tres comidas al día, pero sólo a pan y agua.

El ayuno de la cena: Consiste en irse a la cama sin cenar. Este ayuno se puede hacer dos o tres veces a la semana. Pudiéndose tomar una fruta a la hora de la cena si se desea. Otras personas pueden preferir el ir al trabajo sin desayunar. Muchos os dirán que ir sin desayunar es una locura: que no se rinde, que después comes más, etc. Pero en las iglesias orientales ésta es una práctica común.

Este tercer ayuno es el más ligero de todos, y por tanto es un buen modo de comenzar esta práctica. Además, si vienen muchas tentaciones de romperlo, se puede huir. Es decir, se puede salir de casa a dar un paseo, o visitar a un amigo. En las grandes ciudades a veces hay iglesias con exposición del Santísimo Sacramento por la noche.

El ayuno lo hacemos por Dios. Lo importante es el agradecimiento de Dios, pero también tiene beneficios para el cuerpo. Sabed que una noche sin cenar, es medio kilo menos al levantaros por la mañana.
Si el ayuno parece una medida muy dura para empezar, se puede hacer penitencia practicando la abstinencia. Os ofrecemos tres formas de practicar la abstinencia.

Abstinencia de carne: No comer carne durante todo el día. También se puede practicar de forma más estricta, sólo comiendo vegetales ese día.

Abstinencia de pan: A algunas personas les resulta más sencillo abstenerse de pan e hidratos de carbonos, es decir, pastas y patatas. Este ayuno es recomendable para esas personas que ese día quieren perder algunas calorías.

Abstinencia de refrescos: No beber refrescos, ni café, ni nada que no sea agua. Otras personas pueden preferir el ofrecer la abstinencia de dulces. Otras pueden ofrecer el no comer nada entre horas.

El tríptico fruto de tantos ratos libres, domingos y minutos sueltos


Como pedir colaboraciones por aquí, siempre me ha resultado de gran utilidad, (de verdad que tantas veces me habéis ayudado mucho), pues me he animado a haceros una pregunta, queridos lectores. La tenía en mi mente desde hacía meses.

Resulta que tengo varios libros que desaría subirlos a Amazon. No voy a sacar casi nada de beneficio, porque las editoriales grandes que venden mis libros, casi no sacan nada por la venta online. Pero si logro que unos cuantos lean mis libros y les haga bien, ya me daría por satisfecho.

Así que si alguno de vosotros sabe de alguien que por amor a las almas (ya que este asunto no va a producir beneficios económicos) quiera hacer eso, se lo agradecería. Si alguien estuviera dispuesto a hacerlo, además de buena voluntad, tendría que saber cómo pasar un libro pdf a formato Kindle. Del ISBN yo me encargaría.

Esto era todo. Ah, os pongo el tríptico abstracto, sin enmarcar, del que os hablaba hace unos días. La foto se puede ampliar si haceís click en ella. Pondré un post un poco más tarde. Un saludo a todas partes del mundo. Ah, mi email para vuestros mensajes: fort939@gmail.com




miércoles, febrero 13, 2013

En ti, Señor, confío. Kyrie eleison.


Comienzo de la Cuaresma. Propósitos de penitencia, de pequeña penitencia que pueda razonablemente llevar a cabo. Metas concretas y moderadas, pero realistas. Haré todo lo posible para que la cuaresma no acabe en una mera colección de aspiraciones no cumplidas. Contabilidad del alma. Los consejos de San Ignacio de Loyola.

No soy un gran asceta. Y lo lamento. Tengo mis pequeños propósitos de lucha interior. Humildes batallas que mantienen el celo de la lucha por expulsar a todos los filisteos de mi alma. Batallas ganadas, batallas perdidas.

Mucha gente me admira por haber orado por posesos durante años. Pero un asceta es más valioso que un exorcista. Ser un asceta es más duro que ser exorcista. El asceta, sin embargo, no es valorado. Se le tiene por loco, tantas veces. Pero os aseguro que no se puede comparar la luz, el amor, el valor del alma de alguien que se ha crucificado con Cristo, al lado de un exorcista que no sea asceta. Y os aseguro que muchos en la Historia no lo han sido. Y aun así, el poder del sacerdocio actúa.

Dios quiera ayudarme para que en esta cuaresma, por lo menos, dé unos pasitos hacia delante. Para que Dios diluya unas gotas de ascetismo en la copa humana de mi corazón.

Hoy el santo ayuno del Miércoles de Ceniza consagrará los días por venir.

martes, febrero 12, 2013

Renuncia papal: a río revuelto ganancia de periodistas





















En ese gran sistema hidrográfico que es Internet, va pululando un fluir de profecías papales de diversa índole. Tan variada es su procedencia, como nula su credibilidad. Desde hace dos días, esos arroyos de aguas espúreas han incrementado su caudal. Por supuesto que existen profecías verdaderas. Pero Internet no discierne.

Desempolvaremos de nuevo al viejo San Pseudo-Malaquías. Nos ofrecerán la profecía de hace cuatro años de Medjugorge en su versión nigeriana y fielmente traducida por una mano anónima. Alguien reparará en que Nostradamus afirmó con toda claridad que el nuevo Papa: atravesará un río. Y que en su vida hay una nota todavía más distintiva: bajo las estrellas.

Pero este fluir tan bello de aguas revueltas, es más claro aún que los análisis de los vaticanólogos. Pues a la renuncia de un Papa, vaticanólogos cómo hongos surgen. Sus análisis muchas veces son menos objetivos que las brumas nostradamianas. Pero expertos del mundo, no os desaniméis, que donde no alcance la pericia del experto religioso, llegará la largo mano de Wikipedia a cubrir vuestras verguenzas.

Y así ahora hay quien desde el salón de su casa ha descubierto hermosos complots. Y así ahora fulanito sabe de buena tinta, porque tiene fuentes irrevelables. Menganito se ha convertido en acogedor de confidencias cardenalicias. Y nosotros le creemos, porque no hay nada como tener fe en los periodistas. Y porque la tontería 8034-Z-bis repetida miles de veces, no puede ser falsa. La han repetido mucho. Y no sólo eso, la han enriquecido con aportaciones paletas pero jugosas. De forma que la tontería 8034-Z-bis es ya como un edificio sin fundamentos, pero apuntalado por docenas de comentaristas sin fundamento también. Pero si todos se apuntalan, ¿no se puede construir en el aire?

lunes, febrero 11, 2013

Vivo este momento con la normalidad que debe tener un acto de este tipo


Como es lógico, no es lo mismo vivir esta noticia de la renuncia en Roma que en cualquier otro lado. De hecho, acabado de escribir este post me iré a la capilla a rezar un rato. Tenemos adoración del Smo. Sacramento todas las noches, tras la cena. Escribo estas líneas a las 21.30 de la noche.

Después, me daré un paseo hasta la Plaza de San Pedro, la plaza donde confluye la vida de la Iglesia. Hoy ha sido un día frío, y además se ha levantado un viento muy fuerte. Viento que ha dado lugar tras un par de horas, a una gran tormenta, con muchos rayos.

Una cuestión que quizá no os habéis planteado es cómo irá vestido después de su renuncia. Mi opinión es que irá vestido como cardenal. Y que su tratamiento será el de Cardenal Joseph Ratzinger, obispo emérito de Roma. Por lo tanto, al dirigirse a él, debería tratársele de eminencia.

Una última cuestión canónica, ¿qué sucedería si antes de las 20.00 hroas del 28 de febrero, antes de que se haga efectiva su renuncia, él cambiase de opinión? ¿Tiene poder para echarse atrás? La respuesta es sí. Hasta el día 28 sigue siendo Papa, con todo su poder y autoridad. Por tanto, si él ha desligado esto, lo puede volver a atar. Esta cuestión no es ociosa. Pues es una muestra de cómo las cuestiones canónicas tienen su importancia en la vida de la Iglesia. 
La foto del gato estaba programada hace un mes, y me había olvidado de ella. Y ahora al salir publicada me he acordado de ella. Como ya tiene 23 comentarios la dejo.

De verdad que puedo decir que este gato ha saltado (sin yo quererlo) en mitad de la noticia del Papa.

Tremenda tormenta hoy en Roma. Mucho viento primero, después tromba de agua y rayos durante un buen rato.

Gato envidioso saboteando una foto


Seguro que la jornada de hoy en el despacho del Papa, no ha sido como una aburrida jornada cualquiera.
Un cura ucraniano sentado frente a mí, nos aseguraba que un cura húngaro ayer por la tarde decía en privado que se rumoreaba esto de la dimisión.
Durante el almuerzo, por supuesto, no se ha hablado de otra cosa en el collegio. Más tarde me pasaré por la Plaza de San Pedro, a ver qué ambiente se respira.

Arriverderci


Tuve la inmensa fortuna de ver al Papa hace dos semanas, en las vísperas ecuménicas de San Pablo Extramuros. Literalmente no podía mantener la cabeza erguida. Hacía ya años que no le era posible ir andando hasta el altar en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Tenían que llevarle esos pocos cientos de metros sobre una plataforma. Sí, realmente, no tenía más fuerzas.

Ser sucesor de Pedro no es un sacramento, no supone una ordenación, es una función, un encargo, un carisma ordinario. Por lo tanto, uno puede renunciar a él. No ha sido el primer caso en la Historia de la Iglesia.

Benedicto XVI ha sido un teólogo elevado a Papa, con un pontificado marcado por la razón. No ha sido un pontífice de impulsos, movido por entusiasmos pasionales. Siempre en él ha predominado el análisis, el pensamiento académico. Fue un maestro elevado al episcopado.

Realmente echaremos de menos a este Papa tan sencillo y carente de ambiciones. Era de todos conocido que se sentía bien estando en segundo plano con Juan Pablo II. Pero tras su elección se mostraba profundamente incómodo situado en el centro de atención. Durante los primeros meses eso resultó evidente en su lengua corporal. Nunca hubo ambición en él. Su única ambición era su puesto en la universidad. Dios tuvo otros planes.

Ahora tendremos la interesantísima situación de un nuevo Romano Pontífice, y de un obispo de Roma emérito. Sin ninguna duda, él se retirará completamente de la escena pública. Siguiendo su tónica, la tónica de toda una vida, no querrá robar el más mínimo protagonismo a su sucesor. Será muy curiosa la escena futura de un Papa presidiendo el funeral de su predecesor.

Ahora le esperan unos últimos años de su vida dedicado a la creación teológica, a la oración, a los tranquilos paseos en el lugar que haya elegido. Ese lugar de retiro pudiera ser Castelgandolfo, pero casi seguro que será en Alemania. Se va con nuestra gratitud de hijos hacia un padre espiritual.

domingo, febrero 10, 2013

El día del Señor


Domingo. Por la mañana me permito un poco de chocolate a la taza (de máquina) por ser el día del Señor. Fuera en la calle hace mucho frío, pero me pongo en marcha para llegar en treinta y cinco minutos hasta el Russicum, donde escucho misa en rito bizantino celebrada en ruso. La escucho detrás del iconostasio, cerca del altar, entre nubes de incienso, procesiones en torno al altar y los cantos graves de los tres sacerdotes que celebran. Al ser sacerdote, se me permite acercarme yo mismo al altar a tomar la comunión de la patena y el cáliz.

Después del almuerzo, veo durante una hora Taxi Driver. Todos los críticos me dicen que es un clásico. Pero yo no acabo de ver donde está su genialidad.

Después paseo hasta San Stephano in Rotondo con un amigo italiano, informático. Qué maravilla de iglesia. tres círculos concéntricos de columnas en una iglesia completamente redonda.

Ahora haré mis oraciones de la tarde y después la cena. Me encantan los domingos. El reposo es también voluntad de Dios.