sábado, enero 04, 2014

Monago, ese kamizake intelectual


Hoy os ofrezco datos que ayudan a comprender a comprender qué es el Vaticano y qué es fantasía. Porque algunos creen que el Vaticano es una inmensa maquinaria, gigantesca, excesiva. Estas ideas colosales suelen estar en proporción directa con la ignorancia.

Ya dije hace tiempo que el presupuesto anual del Vaticano es igual que el del ayuntamiento de La Coruña o el ayuntamiento de una ciudad española similar en habitantes.

Para empezar, son 4.800 personas las que trabajan en el Vaticano.
De las cuales, unas 2.000 en el Governatorato. De esas 2.000, sólo unos diez son sacerdotes u obispos.

En las Congregaciones y Consejos trabajan 2.800 personas. De este número, unos 600 trabajan en el cuerpo diplomático.

En total, más o menos, hay unos 800 sacerdotes trabajando para la Santa Sede.
Sólo en Nueva York hay 11.600 bomberos. Iba a recorrer distintos oficios, carteros, peluqueros, etc, para hacer comparaciones. Pero no tiene ningún sentido. Para algunos, en el Vaticano debería sólo haber un decena de curas vestidos como mecánicos de garaje y dedicados a quién sabe qué. Para algunos lo que se haga o se deje de hacer en el Vaticano, no tiene la menor importancia. Son más importantes las novelas y películas que se han montado en su cabeza que la realidad.


Me gustaría saber qué piensa Mónago del Vaticano. Normalmente el proabortismo y las fantasías vaticanas suelen ir de la mano. Lo próximo con lo que nos puede salir Mónago es con que guardamos cadáveres en las criptas vaticanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada