jueves, enero 23, 2014

Un campo donde no meter nuestra hoz


Quiero transcribir algunas palabras del Directorio para el ministerio y la vida de los presbíteros de la Congregación para el Clero. Fue publicado en el año 2013. Son palabras tan acertadas que nos hará bien leerlas, una vez más, a todos los sacerdotes:

El sacerdote estará por encima de toda parcialidad política, pues es servidor de la Iglesia: no olvidemos que la Esposa de Cristo, por su universalidad y catolicidad, no puede atarse a las contingencias históricas. No puede tomar parte activa en partidos políticos o en la conducción de asociaciones sindicales, a menos que, según el juicio de la autoridad eclesiástica competente, así lo requieran la defensa de los derechos de la Iglesia y la promoción del bien común. Las actividades políticas y sindicales son cosas en sí mismas buenas, pero son ajenas al estado clerical, ya que pueden constituir un grave peligro de ruptura de la comunión eclesial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada