martes, febrero 11, 2014

Éste fue uno de los reos del juez Freisler


Hace tiempo ya dediqué dos post a un personaje que descubrí en mis lecturas sobre el III Reich, me estoy refiriendo al juez Roland Freisler. Aquí se pueden leer los dos links sobre él:



Lo que he descubierto ahora, es que este juez, para humillar a sus acusados, hacía que les quitasen el cinturón del pantalón antes de comparecer ante él, en la vista pública del tribunal. Así tenían que sujetárselo con la mano para que no se les cayera.

Ante un asesino que viene con la decidida intención de matarte, uno trata de escapar, llama a la policía, se horroriza. Pero en este caso, el asesino era el juez.

He visto filmaciones de sus vistas y me ha sorprendido la dignidad con que algunos se sostenían los pantalones. Es increíble la dignidad que pueden mostrar algunas personas nobles incluso cuando se les caen los pantalones en un juicio. En esos juicios, basta ver las imágenes, el único indigno era el juez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada