jueves, febrero 13, 2014

Ültimo post sobre el juez Freisler


No quiero abandonar el tema del juez Freisler. Me parece un tema fascinante. ¿Qué pensaría el público en la sala donde el juez Freisler interrogaba a sus reos? Yo creo saber lo que pensaba la gente presente. Freisler se convirtió en un predicador de la verdad, precisamente por el modo en el que la atacaba. Sin duda, hasta la policía que custodiaba a los reos, salía de la sala arrepintiéndose sinceramente de haber apoyado al demonio de Hitler. Bastaba asistir a un juicio, para que cualquier hombre normal, de pronto, comprendiera.


Pero el peligro del futuro no está en el fascismo. El fascismo (con todas sus variantes de dictaduras de derechas) ya está muy desprestigiado. El peligro viene de un fascismo de izquierdas, de los antisistema. De un populismo revolucionario que quiera hacer tabula rasa de los sistemas bipartidistas todavía reinantes. Cuando se hundan los partidos (con toda razón), será cuando emerjan estos gigantes mucho peores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada