domingo, marzo 02, 2014

Por esta mirada, vale la pena luchar por el mundo


Cuál sería, en mi modesta opinión, la solución ideal del problema en Crimea. Ucrania, ya antes de esta crisis, había previsto una fecha para un referendum en Crimea. Lo mejor es que este referendum tenga lugar, que sea limpio y claro, y que se acepte el resultado como la mejor decisión para Ucrania y para Crimea. Si el resultado fuera favorable a la plena independencia, es mejor concederla, y asunto concluido.

Frente a esta opción, nos encontramos con un enfrentamiento que se puede enquistar durante decenios, incluso sin la intervención de Rusia. Pero es que con Rusia no se sabe dónde pueden acabar las cosas. Pero los acontecimientos se pueden tornar muy dolorosos con un personaje de la catadura moral de Putin.

Que Crimea sea o no independiente es un asunto que hay que ver con frialdad, con la razón, no con el corazón. El nacionalismo ucraniano puede llevar a un enfrentamiento armado en el que Kiev no podrá ganar nunca, a causa de la intervención de Rusia. Ahora, por tanto, de lo que se trata es de no crear más sufrimiento. Hay que evitar la lucha a toda costa.

Hay que intentar cerrar esta herida con el menor costo posible. En el mundo ya hay mucho sufrimiento, como para añadir más todavía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada