jueves, marzo 20, 2014

Un email de un lector sobre Jesús de Medinaceli

Hola padre Fortea:
Me gustaría que me contestara (si ya está un poco mejor de su operación y tiene ganas) ¿qué opinión le merece las colas del Cristo de Medinaceli? ¿Realmente son necesarias cuando tenemos en todas las Iglesias un Sagrario? Sería ideal que pudiera explayar este tema en su Blog, si le apetece.
Un Saludo:

Respuesta de mi parte: Estimado amigo. Mi vivencia de la religión siempre ha sido muy espiritual, poco vinculada a objetos. Resulta llamativo en un blog donde los objetos tienen tanto espacio. Pero el ser humano no deja de ser un sujeto de contradicciones. De hecho, en mi casa, desde hace años, va habiendo progresivamente menos objetos, libros incluidos.
Durante todo el tiempo que estuve en el seminario, la relación de mi alma fue con un Dios-Espíritu. Y ahora reconozco que esa relación con Dios pecaba de ser muy racional, excesivamente racional. Sólo profundicé con el afecto en la relación con Jesús a través de la lectura de la obra El Poema del Hombre-Dios.

Podía haber seguido leyendo el Evangelio durante toda mi vida, pero esa lectura en mí mente se hallaba muy vinculada a una lectura teológica. No descendía al corazón. Hasta el final de mi tiempo en el seminario, mi vivencia espiritual era demasiado escolástica y fría. Todas esas carencias creo que han ido siendo rectificadas con los años.

Ahora bien, a pesar de esta tendencia personal, siempre he respetado las formas populares de la religión, y no sólo las formas de la religión católica. Creo que hay maneras muy distintas de vivir la relación con Dios. Son muchos los caminos. Por eso, me parece loable que miles de personas hagan ese acto de fe esperando tantas horas en una cola para poder besar la imagen de Jesús. No siento la menor devoción hacia esa imagen en concreto, pero el sacrificio de esas personas no quedará sin recompensa. La fe nunca queda sin recompensa.
Una mujer hace dos mil años quedó curada por tocar el manto de Jesús. Estoy seguro de que Jesús (presente en la iglesia del Jesús de Medinaceli en espíritu) concederá muchas de las peticiones que se le hagan.


Lo que algunos consideran que es una fe más pura, algunas ocasiones es una religión sin corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada