viernes, abril 25, 2014

Sólo Dios es Dios, nosotros somos niños pequeños



















Dios es el único conocedor de todos los decretos de su voluntad, presentes, pasados y futuros. Sólo Él conoce todos los posibles caminos pretéritos y venideros, y como su Voluntad tomó continuamente decisiones, intervino, permitió y no permitió.

Esos caminos posibles se combinan, se cortan entre sí, se bifurcan, sorprendentemente a veces se vuelven a unir en una misma situación final.
Dios es el único que sabe. Porque sólo Él lo sabe todo. Incluso en el Cielo, los bienaventurados se sorprenden de que allí sólo conocen una fracción del pensamiento de Dios.


Dios es el Magnífico Inmutable. Con una regia decisión, hace surgir un imperio o permite que llegue yo a tiempo de tomar un tren, permite que Hitler no muera en el seno de su madre y determina que sea vencida la Armada Invencible. Los podemos comprender o no, pero sus designios son inapelables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada