lunes, mayo 05, 2014

El rostro de un arzobispo


Continuando con el post de ayer. Podéis hacerme muchos retratos, pero reconozco que cuando le hacían una foto al anterior arzobispo de Canterbury, salía en ellas con una clase muy difícil de superar. 

No es sólo clase. Es un rostro que denota una grandísima inteligencia. Se ve en su mirada la capacidad de prudencia, el arte de gobernar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada