lunes, julio 21, 2014

El nudo gordiano palestino


Lamento muchísimo todo lo que está pasando en la Franja de Gaza. Pero la gente tiene que saber que Israel está haciendo una incursión allí, porque los grupos armados estaban atacando Israel con pequeños cohetes de corto alcance desde hacía tiempo desde el otro lado de la frontera.

En Palestina, ya hace mucho que la autoridad no puede contener para nada a los grupos más violentos. Es más, buena parte de la población apoya a los terroristas.

¿Qué debe hacer una nación cuando le atacan desde el otro lado de la frontera y el gobierno del otro lado ni hace nada, ni puede hacer nada? Si a eso añadimos que esos grupos usan a los civiles como escudos humanos, la cosa se complica. Sea dicho de paso, esos terroristas islámicos preferían usar las casas de los cristianos para lanzar sus cohetes.

Por eso, las imágenes de los noticiarios son muy tristes, muy lamentables, y los mensajes para lograr la paz muy bellos. Pero mientras los palestinos no se liberen de esos grupos terroristas, la paz va a ser muy difícil. El problema es que la población palestina difícilmente se va a poder liberar de los grupos armados más fanáticos. Es un problema de casi imposible solución. Lo que está claro es que Israel tiene derecho a defenderse.

Hay que dejar bien claro que el primer interesado en que el Estado Palestino saliera adelante era Israel. Israel quiere la paz ante todo, como sea, pero la paz. El problema es que el Estado Palestino hace años que ha sucumbido al poder de estos grupos terroristas.

Israel no ha hecho todo siempre bien. Pero Israel es una democracia que está defendiéndose. El caos de Palestina bien poco lo conocen todos aquellos que dan discursos desde Europa. Pero de todo ese caos tiene la culpa el dinero de ciertos países que han financiado a los grupos más fanáticos. Sin esa ayuda externa, el conflicto se hubiera acabado hace tiempo, los israelíes desean vivir en paz y la mayoría de los palestinos también.

El territorio de las dos naciones está ya perfectamente delimitado de hecho, con unos cuantos lugares sobre los que se podría discutir. Pero, insisto, está delimitado de facto. A veces escucho a algunos líderes palestinos y no son realistas. ¿De verdad piensan que les van a dar parte de Jerusalén? Aunque no me extraña, algunos creen que van a conquistar el mundo. Con lo cual, Jerusalén sólo sería la primera parada. Ése es el gran problema, que no puedes llegar a la paz con un grupo cuyo programa irrenunciable es la destrucción de Israel.

Veo las noticias europeas sobre el conflicto. Qué triunfo de lo políticamente correcto, de las bellas palabras, de los discursos huecos. Qué tendenciosidad en los medios europeos. A toda esa gente que ha demonizado a los israelíes, les aconsejaría que hablaran con los reporteros que van a esa zona. Todos prefieren cubrir el conflicto desde Israel. Porque los fanáticos musulmanes no han dudado en secuestrar incluso a occidentales que iban a Palestina a ayudar al pueblo palestino. Son muchos los palestinos que preferirían que toda Palestina, entera, pasase a ser administrada por los judíos. Pero claro esto no lo pueden decir, porque les cortan la cabeza.


Israel sabe que hay problemas que se pueden solucionar y otros no. Hay médicos que saben que hay problemas de salud enquistados que no hay forma de curar. Hoy por hoy, éste es un problema sin cura. Porque solucionarlo dependería de países que están más al este de Israel. Mientras desde fuera de Palestina se siga poniendo el dinero, mientras dentro de Palestina siga habiendo fanáticos con deseo de inmolarse, el problema seguirá como ahora en el mejor de los casos, y con evidentes posibilidades de empeorarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada