martes, julio 01, 2014

La Gran España frente a la balcánica tierra ibérica de la desesperanza


Yo escribo posts con palabras, pero he aquí que hoy he encontrado un vídeo que expresa con imágenes lo que he intentado decir, en otras ocasiones, sobre el desenfoque esencial de nuestra monarquía. Basta con ver los primeros tres minutos:


Un último apunte sobre el tema de la monarquía. No sabía yo que el cardenal Rouco invitó a la Casa Real al acto de beatificación de los 522 mártires.

Allí se honró a los inocentes muertos por el odio. Allí se honró a los que no quisieron inmiscuirse en bandos políticos. Sin embargo, la Casa Real no quiso, ni siquiera, enviar una representación.

Sólo un jalón más en un camino real desencaminado desde el principio. Si al Reino Unido las hordas comunistas, socialistas y anarquistas le hubieran torturado y masacrado a 4000 sacerdotes anglicanos, los homenajes anuales hubieran sido unánimes, fastuosos, en Canterbury, en Westminster y en la Catedral de San Pablo, con lores, comunes, arzobispos y con la Reina a la cabeza.

Ésa es una diferencia, una más, entre esa nación y la nuestra. Con lo grandiosa que fue nuestra historia, y cómo hemos renegado de ella. Europa ha caído en una gran apostasía. Lo peor es que no soy muy viejo y me tocará ver los frutos de todo esto durante mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada