miércoles, julio 02, 2014

Y el Padre de todos dijo basta


En esta guerra, Él hace que la bala se detenga, que se desvíe. Él decide que en este caso pasará rozando, y en ese otro caso que alcance.

Fíjate, batalla tras batalla, decenas de millares de soldados disparando. Y cada bala llega a su objetivo únicamente si tiene que llegar.

Un decreto para cada bala. Cada bala un camino. Y su camino ha sido decretado en esta sinfonía que es el mundo, antes de que se crease el Universo.

Nunca has escuchado el rugido del León de Judá. Pero tres años de guerra han sido decretados para purificación de la tierra. El que tenga que comparecer, comparecerá. La paciencia de Dios ha llegado a su límite. Un basta ha sonado en el cielo: los segadores ya han sido enviados. Después, habrá un nuevo comienzo y el Evangelio será la ley suprema de esta tierra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada