jueves, agosto 21, 2014

Lo siento por vosotros, jóvenes, que comenzáis la vida


Un hombre indefenso, un hombre que habrá suplicado piedad miles de veces. Una imagen dada al mundo. Para que la vean sus padres, sus vecinos, sus amigos. La frialdad de grabar la muerte de un ser humano.

Estamos en el año 2014, eso es lo increíble. Estamos en el año en el que se hacen patente el resultado de demasiadas decisiones equivocadas del pasado. El presente es fruto de nuestros errores, de demasiados errores acumulados. Y ahora la bola de nieve es excesivamente grande, y encima hay varias bolas de nieve creciendo.


¿Qué pensar de todo esto? Leed a los profetas en la Biblia. Allí está todo dicho. Allí están nuestras equivocaciones del pasado, la descripción del presente, y la triste constatación de que ya es tarde. Se va acercando una nueva cuaresma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada