sábado, septiembre 13, 2014

Dentistas del mundo, uníos


Mi muela antes de dejar este mundo me pidió ser trendingtopic. Le aseguré que el implante sería la digna tumba de su recuerdo insuperable.

Sólo deseo conservar mis dientes. Y si los pierdo que los implantes que vengan sean dignos sucesores.

Película de terror: Mi implantólogo era fanático de PODEMOS con deseo de revancha desde 1939. Resistí como un jabato.

Mi muela antes de ser extraída me dijo: Recuérdame por mis éxitos, no por mis fracasos.


Dado los malos últimos días que me dio mi muela antes de la extracción, le dije: Olvídame. Sayonara, baby.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada