jueves, octubre 09, 2014

Parte médico de hoy


Hace cuatro días, en un recodo mal iluminado de mis arterias, dos grumos matones de colesterol dieron una paliza mortal a un virus de ébola. Cuando llegó al lugar un glóbulo blanco comentó: Estos grumos nos van a matar a todos.

Según mi médico no tengo nada que temer. Si llego a contagiarme, en mi sangre se produciría una gran batalla de Trafalgar entre el virus del ébola y mi colesterol.

O sea, que no me preocupo. Además, estudios muy contrastados demuestran que lo que más protege contra él ébola es ingerir mucho chocolate y usar Times New Roman.

Otros estudios indican que los gallegos se contagian menos de ébola. Parece ser que incluir un poco de pulpo en la dieta protege.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada