domingo, noviembre 02, 2014

Batallando batallas invisibles sobre la blancura de Word


Ayer no escribí post, pero es que estuve inmerso en un problema de numeración de mi tesis (la tesis doctoral) que fue una pesadilla.
Por alguna extraña razón, la numeración de títulos de secciones al llegar al número 34 pasaba al 19. Lo lógico era hacer click sobre el número en la opción CONTINUAR NUMERACIÓN ANTERIOR. Hasta ahora eso siempre había funcionado. Ayer no.

Probé todas las posibilidades que me da conocer Word como la palma de la mano. Os aseguro que si algo conozco bien de este mundo, es el programa Word. No en vano escribo varias horas cada día desde hace años.

Probé a borrar formato, probé a buscar INICIO DE SECCIÓN, revisé todas y cada una de las opciones que podían tener relación con esa cuestión. Miré foros en Internet, en inglés y en castellano. Al final, nada.

El problema, desde luego, había surgido al pegar allí un texto con numeración de títulos de otro documento. Pero ni era posible ya volver al documento justo antes de ese momento, ni era posible ninguna otra de las muchas posibilidades que barajé.

Un día entero empleado en esos asuntos. Y encima la noche anterior sueño que me veo cadáver. Lo que faltaba.

Finalmente, decidí poner los números manualmente. Un engorro que siempre trae problemas posteriores. Pero, en este caso, no importaba porque el documento de la tesis no será el que usaré una vez que lo imprima. Usaré otro documento, porque en la tesis no se incluyen los apéndices, ni en las referencias se incluye mi archivo personal. Así que la corrupción y posteriores remiendos de ese documento no importan demasiado.


Más veces, no sólo hoy, he pensado que podría haber dedicado un día entero a escribir, y lo he empleado en asuntos de Word. Pero las cosas son así. Y encima dejé mi cadáver sobre el blog otro día más.

Eso sí, casi ha valido la pena, porque me gusta el título que hoy he puesto encima. No lo digo con vanidad, pero títulos así renuevan la confianza en mí mismo como urdidor de palabras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada