jueves, noviembre 13, 2014

La decadencia de las columnas jónicas


La foto es de las ordenaciones en la catedral el pasado sábado. Esta escena es de cuando los sacerdotes nos retiramos hacia el claustro a quitarnos los ornamentos. 

Uno de mis ensayos menos comentados por menos leídos, es La Decadencia de las Columnas Jónicas, y trata de cómo reformar la democracia. Esa obra breve y poco apreciada la fui haciendo y rehaciendo durante unos catorce años. Todo en ella está muy pensado. Ya entonces era patente que había que reformar algunos aspectos de nuestro modelo constitucional.

Algunos podían pensar que el problema eran las personas, pero que el sistema era bastante bueno. El modelo constitucional era bueno, pero resultaba evidente que el sistema representativo existente en la mayoría de las democracias actuales, era mejorable. O, dicho de otro modo, que el sistema actual se prestaba a ciertas corruptelas. Lo mismo cabía decir de la interacción entre el senado, el congreso y la Justicia.


Ahora, con un populismo creciente en cada vez más países, mi ensayo me resulta extraño. Como si contemplara el fruto de mi reflexión en unos tiempos más serenos, más felices, en los que nuestros problemas eran más pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada