jueves, noviembre 06, 2014

La dura vida del escritor, mas sufrimos en silencio

 













Hoy el post es este vídeo sobre el último libro que he publicado en España:



En octubre publiqué un libro en Finlandia y en noviembre mi libro sobre los ángeles en España que sólo había sido publicado en Brasil. En los próximos meses saldrán otras dos obras mías traducidas en Croacia y otro libro más debería publicarse en Colombia, este último sobre el diaconado. Una vida dedicada a la escritura da mucho de sí. Mi huerto de obras me recuerda a ciertos campos de coliflores.

Entre las sorpresas que me he llevado hoy, ha estado el ver la fotografía que han puesto de mí en la web de Radio Huesca. Aparezco en una foto de hace casi un cuarto de siglo. Mi pelo todavía es negro, peso veinte kilos menos. Hasta me ha hecho ilusión volver a ver la primera sotana que me hice.

Odio las coliflores, pero los huertos repletos de coliflores son preciosos. Pasa lo mismo con las calabazas. Más bonitas para ver que para comer. Mi vida está pletórica de coliflores y calabazas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada