miércoles, noviembre 12, 2014

Viendo a Dios, algún día


(Sigue de ayer.) Además, ese Ser Infinito deberá emitir una luz finita para poder captar la visión de Dios. Será una luz finita que nos dará a conocer el Infinito. No hay otro modo de conocer el Ser Infinito más que a través de un medio adecuado a nuestro ser limitado.

El océano puede ser muy grande, pero yo sólo capto la luz que llega a mi pequeño ojo. Dios puede ser infinito, pero mi inteligencia sólo captará esa luz finita que emitirá el Ser Infinito.


Ese día qué pequeños nos parecerán nuestros pensamientos, qué miserables nuestras pequeñas ruindades, qué vergüenza sentiremos de aquellas preocupaciones y superficialidades que llenaron nuestras vidas habiéndonos podido dedicar a pensar en Él y desearle a Él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada