miércoles, diciembre 10, 2014

Siempre ha sido así


Revisando la lejanía de los siglos y mi entorno más cercano, llego a la conclusión de que en la medida en que alguien es más tonto, más listo se cree. Y este hecho, desde luego, no está carente de lógica. Pues en la misma medida de la ignorancia hallamos el desconocimiento de nuestros propios límites.

Curiosamente, siempre suele existir una proporcionalidad entre el equivocado autoreconocimiento de nuestras propias capacidades, y la el menosprecio de la valía de aquellos que nos rodean.

Cambiando de tema, cosa que hago a propósito, hemos tenido cortado el gas en todo el edificio durante un día entero. Esta avería me ha hecho valorar algo más esos pequeños detalles de la vida como disponer de agua cliente.


Cuando un vecino me ha dicho que ya teníamos agua caliente, con gusto le hubiera dicho como broma: Ah, no me había enterado. ¿Hace cuantos días que carecemos de ella?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada