lunes, marzo 31, 2014

De flores, religiosas y concursos


Ésta es la primera foto que pongo de mi viaje a reciente viaje a El Salvador. Fui a cenar a casa de unos catalanes residentes allí, y a la entrada me sorprendió la belleza para mí inaudita de esas tubergias colgantes. Resulta increíble que la botánica pueda tener este tipo de excesos estéticos. La foto no refleja todas sus tonalidades, ni la belleza de sus formas vistas de cerca.

Cambiando de tema, varios amigos me han enviado el vídeo de la monja italiana que canta en un concurso de televisión, preguntándome qué me parecía. Tengo tal respeto al estado religioso, que no me gusta que los religiosos salgan en los medios de comunicación haciendo ese tipo de cosas. Existe una virtud en la vida religiosa y en el estado clerical: la gravedad.


Los religiosos y el clero no sólo debemos ir a los medios de comunicación con permiso de nuestros superiores, sino que, además, debemos siempre y en todo momento mostrarnos dignos y recogidos, pues mostramos un estado de vida que no es el del mundo, sino un estado de vida que ha renunciado al mundo, un estado de vida consagrado a Dios.

sábado, marzo 29, 2014

Haciendo apostolado


Al poner uno de mis inocentes posts, una persona (cuyo nombre ocultaré, soy respetuoso de la intimidad, pero a la que llamaré digamos que Vladimir) me escribió:
-Bochornoso blog. Por añorar épocas de dictadura y genocidio deberíais estar entre rejas. Ese fue el error de la transición

Padre Fortea: Tienes razón, pero no nos metisteis en la cárcel y ahora pululamos libres. Así que os chincháis.
Vladimir: Gracias, ha confirmado mis sospechas sobre su catadura moral. Fin de la cita.

Padre Fortea: Vale. Nos vemos en misa el domingo.
Vladimir: No me perdería su homilía por nada del mundo. No se me ocurre una forma mejor de retroceder en el tiempo.
 
Padre Fortea: De ningún modo debes caer en la tentación. El último que se hizo el duro ahora está de monje en una abadía cisterciense. Fuera de bromas, la misa es a las 18:00 en horario de invierno.

Conclusión mía: Criaturitas. Este tipo de anticlericales nos hacen sacar lo mejor de uno, nuestro lado más paternal.

viernes, marzo 28, 2014

Algunas palabras más (nada elogiosas) sobre la época de la transición española


Me gustaría decir algunas palabras más acerca de la transición española que vivimos en los años 70. Mis palabras dejarán aparte todo lo obvio, así como tantos aspectos positivos de buena parte de sus protagonistas.

El aspecto decisivo de esa transición para pasar de una nación creyente a un estado moralmente ruinoso, lo tuvo la jerarquía de la Iglesia. Qué duda cabe que si los pastores hubieran sido hombres santos que hubieran empuñado con gallardía sus armas espirituales, el Reino de Dios hubiera plantado cara a la secularización, al anticlericalismo y al avance de la inmoralidad. No digo que necesariamente hubiéramos vencido, pero el Reino de Dios se hubiera plantado frente al Mal como un ejército unido y poderoso. La Iglesia pudo haberse hecho respetar incluso ante los poderes políticos de nuestra nación.
En cambio, en esos años 70, llegaron al episcopado muchos sacerdotes aquejados de racionalismo. Y parte del clero joven se contagió de ideas todavía más humanas y menos rectas. El resultado fue el hundimiento que todos hemos presenciado. No solamente no se veía donde estaba el mal por parte de muchos pastores jóvenes de esa época, sino que muchos males se vieron como una modernización inevitable. Como si no se pudiese ir contra la Historia. Era un lugar común escuchar cómo hablaban mal de los tiempos precedentes de la Iglesia.

Fue el mal de la época, los espejismos de aquel tiempo. Y así la Iglesia española fue retrocediendo en silencio, sin rechistar, como un reino formado por fortalezas asediadas. Contemplando los cristianos impotentes como ese reino retrocedía en todos sus frentes, en todos los campos.

Allí donde hubo santos obispos, o al menos prudentes, que protegieron a las ovejas, se vio la diferencia entre el florecimiento de una diócesis frente a la decadencia de otra. Por citar sólo algunas, la vitalidad de Cuenca, Toledo y Valencia era envidiable. Madrid tardó en salir de su invierno, pero el cardenal Suquía enfiló la archidiócesis en la dirección correcta, dirección de la que no ha salido desde entonces, y por sus frutos se nota que la dirección ha sido la adecuada. Hubo más santos obispos en España, o al menos obispos prudentes, que percibieron este mal del que hablo. ¿Qué puedo decir de hombres de la talla del arzobispo José María García de la Higuera? ¿Qué más se le pudo pedir al férreo y aguerrido obispo García Campos? La lista podría continuar. Ellos vieron estos males.

Pero la sociedad entera, tan unida por tantos lazos, había comenzado a hacer aguas. No era posible hacer de una diócesis una isla, y menos con la televisión entrando cada día en casa. Y así el destino de la nación corrió acorde, conjuntamente. No fue posible salvaguardar moralmente incólume ninguna parte de la nación.

Desde el principio, muchos pastores diagnosticaron con certeza la enfermedad. Pero se podía hacer lo que se podía, todo tiene sus límites. Al final, el barco ya no pudo soportar el peso y comenzó a escorarse. Aquí y en toda Europa. No se salvó ni Polonia, ni Irlanda. Los medios de comunicación han extendido los mismos males por todas partes.


Ahora ya es tarde y se acerca, año a año, el tiempo de la persecución de la Iglesia, persecución que será jurídica. Tiempo que sé que verán mis ojos, en el espacio de mi vida. El tiempo en el que el Estado atacará positivamente a la Iglesia a través de los mandatos constitucionales y de las leyes subsiguientes. El tiempo no está maduro todavía, pero se acerca, sin prisa, pero como una nube oscura en el horizonte.

Bellísima imagen


Hoy he empezado a escribir un libro en el que llevo años acumulando materiales. Pocas veces he sentido la pasión que he tenido por este libro. Espero acabar el libro antes de medio año. Mis amistades más cercanas ya saben de qué libro se trata, porque les he hablado de él hace ya mucho tiempo. Pasión es la palabra que mejor define lo que siento por este libro aún no escrito.

Cambiando de tema, sobre el pasado post acerca de los políticos y la Iglesia, ved a partir del minuto 7,45 de esta película, Becket. La calidad de la imagen es de una resolución bajísima, pero es una escena que vale por cien sermones. Es una de esas escenas de una densidad admirable:


http://www.youtube.com/watch?v=7k4lSVZYftw&feature=related

miércoles, marzo 26, 2014

Ahora descansa en paz sobre una gasa, delante de la pantalla de mi ordenador


Hoy iba a hablar un poco más de la Transición, pero es que me han sacado una muela. No sé por qué, pero me imaginaba al dentista luchando por arrancarla, y yo agarrándome al sillón, oyendo crujidos. Después, todo ha sido tan poca cosa que me he quedado sorprendido, como diciendo: ¿eso ha sido todo?

En la foto muestro la muela que me han sacado. La pongo aquí porque un escritor debe mostrar su intimidad, y porque tres lectores me la habían pedido para ponerla como salvapantallas.

Si San Pablo hubiera vivido en nuestra época, tendríamos sus radiografías dentales, sus twitters, su declaración de la renta, 500 o 600 selfies, 8000 emails y quizá un blog suyo que complicaría mucho la exégesis de su pensamiento, dando lugar a varias corrientes de pensamiento paulino antagónicas entre ellas.

martes, marzo 25, 2014

El presidente Suárez y los intereses de Cristo


¿Por qué España es lo que es en el presente? ¿Por qué un país enteramente católico ha pasado en una generación a ser la ruina moral que es ahora?
No hay efecto sin causa. Las cosas pudieron haber sucedido de otra manera. Pero sucedieron como sucedieron, porque hubo personas concretas con nombres y apellidos que tomaron decisiones.

Esas personas con nombres y apellidos no fueron los culpables de la situación actual, pero ayudaron a que hoy día tengamos lo que tenemos. En vez de poner obstáculos, aceleraron el proceso de desintegración moral. No entro a juzgar lo más mínimo su labor política, mi único interés es el Reino de Dios. Pero en cuanto al avance o retroceso de ese Reino, la labor de ellos aprobando leyes (pornografía, divorcio) y permitiendo (prostitución y otras muchas cosas) fue muy mala. Y eso sin contar con la increíble corrupción que se propició de forma positiva en la televisión pública, las personas moralmente nefastas que se colocaron en todos los niveles de toma de decisión. En esa época tuvieron un inmenso poder con la televisión única. Pero usaron ese poder sólo para extender el pecado, el relativismo y la laicización.

Las cosas no son ahora como son por casualidad. En esos años decisivos del comienzo de la democracia, muchas cosas podían haberse encauzado, se podían haber impuesto unos mínimos y la población lo hubiera apoyado. Porque la población entonces todavía estaba sana. Esa población escandalizada comprobaba como un pequeño grupo de gobernantes ayudó de forma muy deliberada a corromperla. La democracia puedo haberse encauzado, pero moralmente aquellos hombres estaban desnortados.

Por eso no me sumo al homenaje a Suárez, ni jamás me sumaré a homenaje alguno al rey. Hombres moralmente desnortados que, en su época, tuvieron todo el poder imaginable y lo usaron únicamente para hacer concesión tras concesión a las izquierdas. Las cuales, una vez en el poder, sí que iniciaron una política agresivamente anticatólica.

Y así hoy somos lo que somos. 

Ya he vuelto de El Salvador


Hoy he llegado de El Salvador, donde he estado dando unas conferencias. Es la segunda vez que estoy en ese encantador país. El encuentro con sacerdotes, con fieles llenos de fe, con grupos carismáticos, me ha llenado de alegría: su fe me llena de fe. Los dos obispos con los que estuve fueron amabilísimos hacia mi pobre persona. Y sobre todo hacia los organizadores con los que tuve un trato más directo, diario, tengo una deuda de cariño. Especialmente a Heidi y Copito de Carbón. Aunque cuando yo me enfadaba a Heidi la llamaba Heydrich Himmler. Han sido días muy graciosos llenos de bromas. Especialmente emotivo fue para mí el encuentro con un compañero de mi seminario.

Tras doce horas de agradable vuelo en el que pude dormir todo el tiempo, ya estoy de nuevo en mi pequeño mundo complutense, rodeado de mis rutinas, de mis libros en construcción, de las llamadas telefónicas de los amigos.


Estos viajes me hacen comprender que mi trabajo literario y teológico ha valido la pena. El rostro de los lectores es la felicidad del escritor.

domingo, marzo 23, 2014

Más sobre la dichosa monja


Se puede ser moderna, se puede ser compasiva, se puede ser todo lo que se quiera. Pero no se puede ser monja y defender lo que no es digno de un buen cristiano. Esta monja feminista y criticadora es un buen exponente de lo que es el modernismo. Hay que elegir, querida hermana: o Roma o una secta.
O la obediencia a los pastores y el sometimiento a los sagrados dogmas, o el amable cristianismo luterano del siglo XXI.


O la veneración a las Sagradas Escrituras tal cual las hemos recibido, o su fe liberada de la Tradición.

sábado, marzo 22, 2014

Postrémonos ante el Misterio























¿Dónde se ha visto que un periodista vaya a entrevistar a una monja para que la monja ataque a la Iglesia? ¿Dónde se ha visto que una monja trabaje en la Iglesia atacando públicamente a la Iglesia? Una monja que ataca a los obispos, una monja que no se considera ligada al Magisterio.


Monjas al estilo de esta progresista ha habido muchas desde los años 70. En realidad, desde la Revolución Francesa, hemos tenido a pequeños números de clérigos que han militado en las filas del Magisterio y del Antimagisterio. La Historia ha sido muy dura con ellos, porque la Historia siempre es cruel con los anfibios. 

viernes, marzo 21, 2014

Más sobre sobre cierta religiosa












Sea dicho de paso, qué bonitas son las gárgolas. Un lector de este blog me pidió que dijera algo acerca de cierta religiosa dominica contestataria con el Magisterio. Ya he hablado de ella, pero ahora me cuesta parar. ¿Qué más puedo decir de ella? ¿Qué puedo decir de alguien que dice al mundo lo que el mundo quiere escuchar?

Tengo muy claro lo que le hubiera dicho a ella el cardenal Wojtyla, si la hubiera escuchado y hubiera sido monja en su diócesis. Tengo muy claro, clarísimo, que el mensaje de esa criticadora de obispos es contrario al de Juan Pablo II. Es una sembradora de división.

Me cuesta mucho entender cómo no hay alguien con responsabilidad en la Santa Iglesia que no le dé un ultimátum. Creo en la disciplina en la Iglesia, en el orden, en el gobierno eclesiástico, en la autoridad. No entiendo la inacción ante los socavadores del edificio eclesial, cuando lo hacen de forma tan pública.

Esta monja, en las entrevistas, se nota que se muerde la lengua, que no dice todo lo que piensa. Yo no tengo que ocultar lo que pienso: tal como está ahora esta piedra concreta, debe ser removida sin contemplaciones de la construcción. Porque la construcción no debe acoger la destrucción de la misma construcción. 

jueves, marzo 20, 2014

Un email de un lector sobre Jesús de Medinaceli

Hola padre Fortea:
Me gustaría que me contestara (si ya está un poco mejor de su operación y tiene ganas) ¿qué opinión le merece las colas del Cristo de Medinaceli? ¿Realmente son necesarias cuando tenemos en todas las Iglesias un Sagrario? Sería ideal que pudiera explayar este tema en su Blog, si le apetece.
Un Saludo:

Respuesta de mi parte: Estimado amigo. Mi vivencia de la religión siempre ha sido muy espiritual, poco vinculada a objetos. Resulta llamativo en un blog donde los objetos tienen tanto espacio. Pero el ser humano no deja de ser un sujeto de contradicciones. De hecho, en mi casa, desde hace años, va habiendo progresivamente menos objetos, libros incluidos.
Durante todo el tiempo que estuve en el seminario, la relación de mi alma fue con un Dios-Espíritu. Y ahora reconozco que esa relación con Dios pecaba de ser muy racional, excesivamente racional. Sólo profundicé con el afecto en la relación con Jesús a través de la lectura de la obra El Poema del Hombre-Dios.

Podía haber seguido leyendo el Evangelio durante toda mi vida, pero esa lectura en mí mente se hallaba muy vinculada a una lectura teológica. No descendía al corazón. Hasta el final de mi tiempo en el seminario, mi vivencia espiritual era demasiado escolástica y fría. Todas esas carencias creo que han ido siendo rectificadas con los años.

Ahora bien, a pesar de esta tendencia personal, siempre he respetado las formas populares de la religión, y no sólo las formas de la religión católica. Creo que hay maneras muy distintas de vivir la relación con Dios. Son muchos los caminos. Por eso, me parece loable que miles de personas hagan ese acto de fe esperando tantas horas en una cola para poder besar la imagen de Jesús. No siento la menor devoción hacia esa imagen en concreto, pero el sacrificio de esas personas no quedará sin recompensa. La fe nunca queda sin recompensa.
Una mujer hace dos mil años quedó curada por tocar el manto de Jesús. Estoy seguro de que Jesús (presente en la iglesia del Jesús de Medinaceli en espíritu) concederá muchas de las peticiones que se le hagan.


Lo que algunos consideran que es una fe más pura, algunas ocasiones es una religión sin corazón. 

miércoles, marzo 19, 2014

Anillo papal


Éste es el impresionante anillo papal de Pablo II (obispo de Roma durante los años 1464-1471). Leí los comentarios de un artesano joyero que escribía que ese anillo tenía un trabajo de cientos de horas. No sé si será así, pero desde luego es un impactante símbolo.


Es un anillo que desprende idea de poder espiritual, de autoridad, de fortaleza. Es un anillo para tenerlo en la mano, mientras te lo enseña un cardenal. Tenerlo en la mano, sopesarlo, valorar sus detalles, escuchar una explicación.

martes, marzo 18, 2014


Me gusta mucho esta foto. Solemos tener una visión estereotipada de la Alemania de Hitler. Hubo una culpa colectiva, por eso también descendió un castigo colectivo. Y, aunque hubo monstruos, la mayoría de los súbditos alemanes la mayor parte del tiempo eran personas normales, amantes de su mujer, cariñosos con sus hijos, bromistas, que ayudaban al vecino y que bromeaban.

Cuando recibieron por correo, hace no demasiados años, las fotos que los judíos hicieron en el ghetto de Varsovia. Se planteó la duda si era conveniente publicarlas. Porque esas fotos mostraban que, durante bastante tiempo, la vida siguió en el ghetto. La vida con sus alegrías, distracciones y buen humor. La vida se abrió paso dentro del ghetto a pesar de estar rodeados de odio.
Los miembros de la fundación, en seguida, resolvieron que sí, que había que publicar esas fotos. Porque el mejor servicio a la Historia es la verdad.


Esta foto es un detalle cotidiano de la vida en el ejército alemán, el otro bando. Y hasta es perfectamente posible que ninguno de los que aparecen en ella, hiciera nada reprobable. No lo sabemos. Pero esta instantánea vale más que un discurso. No es algo estereotipado, no es cartón piedra. 

Debemos ver a la Iglesia y a todas las religiones con ojos que sepan captar todos los matices, todas las variantes entre el Bien y el Mal, entre lo correcto y lo incorrecto. También hay fanáticos en el lado del Bien.

lunes, marzo 17, 2014

Acabo con el testamento de un cardenal


Como veo que han gustado los textos del testamento del cardenal-infante que coloqué ayer, continúo con otros fragmentos del mismo:

Creo, y confieso todo lo que cree, y confiessa la Santa Madre Iglesia Catholica Romana, en cuya fee santa he vivido, y protesto morir, con la gracia de Dios.

Suplico a su Magestad, que ya en vida no cumpli el deseo que siempre tuve de entrar en la Santa Iglesia de Toledo, se sirva de que mi cuerpo sea enterrado en ella, en la Capilla de nuestra Señora del Sagrario, fundando en ella alguna memoria, la que le pareciere a su Magestad: y pido al Dean, y Cabildo de la dicha Iglesia, recivan mi cuerpo, y le den la sepultura que digo arriba; y les encargo se acuerden de mi en sus santas oraciones; y fio lo haràn con muy buena voluntad, porque saven he sido siempre muy estimador de Comunidad tan venerable; y pues mi gobierno les ha sido grato viviendo yo, creo que en mi muerte estimarán mi memoria, rogando a Dios por mi alma.

Tambien suplico a su Magestad, mande que se funde un Aniversario de vna Missa cada año, el dia de mi muerte, en la Iglesia de Santa Maria in Porticu en Roma, que es el titulo de que soy Cardenal; y que mi cuerpo sea depositado en la Capilla Real deste Palacio, junto al deposito donde està la Señora Infanta mi Tia.

A nuestro Santissimo Padre Vrbano Octavo pido, postrado a sus pies con la reverencia que devo, que como a hijo suyo el mas humilde, me eche su Apostolica bendicion; y pues siempre me ha tratado con el amor de Padre, espero que en esta ocasión encomendarà a Dios mi alma, y intercederà por ella;


Iten mando, que lo mas presto que se pudiere, se digan por mi alma doce mil Missas, las mas que se pudieren, en altares privilegiados. La forma de mi entierro, encargo a mis Testamentarios la dispongan como les pareciere, dando las limosnas que tuvieren por bien. Y encargo a estos Estados, de que su Magestad se sirvio hacerme Governador, que conserven el zelo que deven a la Iglesia Catholica Apostholica Romana, y que siempre han mostrado tener; y assimismo el amor, y lealtad con que en todas ocasiones han servido a su Magestad, y obedecido sus Reales ordenes, de que yo en el tiempo que los he governado, tengo muchas experiencias; y les doy muchas gracias por ello; y espero lo continuaràn de aquí adelante con la misma fidelidad.

domingo, marzo 16, 2014

Qué sagrario tan bonito


Hace unos días hablé del cardenal-infante don Fernando de Austria. Hoy pongo aquí algunos fragmentos que he escogido de su testamento cuando murió a los pocos más de treinta años:

Primero los títulos
In Dei Nomine, Amen. Sepan los que vieren esta Escritura, como yo Don Fernando por la gracia de Dios, Infante de España, Cardenal de la Santa Iglesia de Roma, del titulo de Santa Maria in Porticu; Administrador perpetuo del Arzobispado de Toledo; Primado de las Españas; Canciller mayor de Castilla, Abad, y Comendatario perpetuo de la Albadia de Alcobaza; Gran Prior de Ocrato, de la Orden, y Milicia de San Juan del Hospital en los Reynos de Portugal; Lugarteniente del Rey mi Señor, su Governador, y Capitan General de los Paises Baxos, hallandome con enfermedad que Dios ha sido servido de darme, en mi entero juicio, hago, y ordeno mi Testamento, y mi vltima y postrimera voluntad, en la forma siguiente.

Después, el reconocimiento de lo que ha sido su vida

Conozco que he sido pecador miserable, y pido a Dios nuestro Señor, vse conmigo de su misericordia, por los meritos infinitos de la Passion de Christo nuestro Señor; y a la soberana Reyna de los Angeles, nuestra Señora, la suplico interceda con su preciosísimo Hijo por el perdon de mis pecados; y lo mismo pido a los Santos de mi devocion, en particular al glorioso San Ilephonso, y a los demas de la Corte del Cielo; y a mi Angel de la Guarda, y a todos los Angeles, y Espiritus Celestiales.











viernes, marzo 14, 2014

También el reloj de la Historia sigue corriendo para ese pobre hombre infeliz


Yo me pregunto si el presidente de Venezuela Nicolás Maduro albergará dudas en algún repliegue de su alma. Completamente a solas, desearía preguntarle: ¿Duda, a veces, si lo que hace es correcto? ¿Duerme bien? ¿Le remuerde la conciencia algo que haya hecho? ¿Cómo siente el sufrimiento de sus presos? ¿Se ve en el poder dentro de veinte años?

En serio, me gustaría, a solas, poder indagar en la mente y los sentimientos, en las justificaciones y subterfugios, de este tipo seres que llegan a este nivel de idolatría del yo.

Una cosa es segura, cuando este tipo de personas alcanzan la cima del poder, no disfrutan de él ni lo más mínimo. Llegan allí para sufrir, para sentirse amenazados, para ver por todas partes conjuras. Sin ninguna duda, él sufre. Es un hombre sufriente detrás de la sonrisa. No se puede causar tal cantidad de dolor, sin que ello conlleve una proporcional carga sobre sus hombros.

jueves, marzo 13, 2014

Existe un juicio de los hombres y un Juicio de Dios


Escuché hace tiempo dos elogios a dos obispos por su talante abierto, por su tolerancia con los que disentían con el Magisterio. Todos esos elogios me parecieron muy bonitos, como la primavera que entra con su noble cortejo de flores y los felices trinos de los ruiseñores.

Pero, casualmente, conocía a ese obispo norteamericano y al otro hispano. No tuve ningún suceso lamentable con ellos, prediqué en sus diócesis sin mayor novedad. Ahora bien, durante mi estancia con ellos, tuve numerosas pruebas, fehacientes, de que la tolerancia nunca es para todos.

Siempre, siempre, siempre que un prelado es tolerante con el disidente con el Magisterio, es intransigente, duro y cruel con los clérigos y laicos más espirituales y ortodoxos. La medida de la tolerancia con unos, nos da la medida de la dureza con los otros.


En cada misa, oramos por los obispos. Qué importante es rezar por ellos. Qué impresionante es la autoridad episcopal sobre los pastores. Qué inmenso poder.

Hoy, lo que os tengo que decir, os lo digo en audio


He puesto más sermones en el link habitual. Os aconsejo, de forma especial, las dos conferencias últimas: las que tratan sobre el infierno, el purgatorio y el cielo. Aunque son dos conferencias de una hora cada una. O sea que para escucharlas necesitáis tiempo y tranquilidad de espíritu:

martes, marzo 11, 2014

Los pájaros dodos de la vida monástica progresista



















Ayer escuchaba en una entrevista a una monja moderna, feminista y en abierta disensión con el Magisterio. Como siempre, sus respuestas eran previsibles ad nauseam: ese pan y circo habitual que tanto gusta a las almas progresistas. Y, encima, con la complicidad del entrevistador que no dejaba de repetirle, cada dos minutos, con diplomáticas palabras, que ella sí que era buena y no esos malos obispos que nos han tocado. Ella buena, comprensiva, caritativa. Obispos malos.

Como siempre, lo bueno era ayudar a los pobres. Esa fijación con los pobres que tienen los enemigos de la Iglesia, es sólo comparable con la terquedad de mi madre para que deje los dulces y haga más deporte.


Querida sor Lucía, danos un respiro. Déjanos disfrutar un poco de nuestras villas, nuestros lingotes y nuestras cruzadas.

lunes, marzo 10, 2014

El Cardenal-Infante Luis de Borbón o la voluntad de imponerse al destino


Ayer hablé del cardenal infante Fernando de Austria, hoy quiero escribir del segundo y último cardenal-infante Luís de Borbón, cuyo escudo permanece desde hace siglos sobre el obispado de mi diócesis. Con ocho años recibió el nombramiento de administrador de la archidiócesis de Toledo. Y pocos años después, recibió igual nombramiento de la archidiócesis de Sevilla. Desde el principio manifestó que no tenía deseos de seguir con los nombramientos que había recibido. Y con veintisiete años hizo algo muy laudable, se plantó y dijo bien claramente que no deseaba continuar con esa vida eclesiástica que no había elegido. Además, expresó sin ambages que aquella renuncia la hacía por motivos de conciencia.

Luis fue como Fernando una víctima de las ambiciones de los hombres que mezclan lo sagrado con lo profano. Pero Luis se impuso al destino que le habían marcado. Y vivió una larga vida como laico, buen esposo y amante padre de sus hijos.

Uno no puede evitar fantasear imaginando al apóstol Santiago o Bartolomé, preguntándole a Jesús acerca de estos dos cardenales infantes. El bueno de Jesús sentado junto a una barca, comiendo unos pescados y una hogaza de pan, frente a estos personajes de vestiduras de seda, condecoraciones y pelucas.
San Pedro (que, sin duda, no era un hombre carente de humor) podría haber dicho: todo esto parece sacado de una novela de Umberto Eco.

La literatura no es posible sin drama, y el drama no es posible sin el pecado. Todas estas mezclas inmundas de lo espiritual con lo terreno son deleznables, pero constituyen el paraíso de las grandes mentes (creyentes y ateas) que se han asomado a los siglos pasados simplemente para evaluar cómo es la naturaleza humana combinada con los preceptos celestiales de un reino que no es de este mundo. Ojalá que no hubiera habido nunca pecado en el mundo.

Pero no podemos dejar de admirarnos ante las formidables posibilidades estéticas que ha adquirido el pecado en sus millones de combinaciones en estos dos millares de años de cristianismo. Una historia deleznable y apasionante.

domingo, marzo 09, 2014

El Cardenal-Infante Fernando de Austria o el peso de un destino abrumador

Cada vez que entro en el obispado de mi diócesis, veo ante mis ojos el escudo del Cardenal-Infante Luís Antonio de Borbón. En la historia de España ha habido dos cardenales-infantes. El primero fue el cardenal Fernando de Austria. Lo metieron en el estado clerical sin vocación, de niño. El pobre no tuvo ni voz, ni voto. Con diez años, recibió el nombramiento de arzobispo de Toledo. Ciudad en la que no llegó a entrar como obispo nunca, pues se dedicó a cuestiones de Estado. Sus pecados posteriores de la carne debieron ser vistos con mucha misericordia desde el Cielo. Porque el pobre nunca mostró interés alguno por la vida sacerdotal. 

Al Señor no le gustó, sin duda, que se hiciera esta mezcla de su santa religión con las cosas del César: el pobre Fernando murió a los 31 años. Su padre, el rey, debió pensar que le hacía un grandísimo honor dándole la archidiócesis más importante de España, y no se dio cuenta de que le daba una maldición. Fue una víctima. Eso sí, un hombre con fe, que reconocía sus pecados. Dejó limosnas para que se celebrasen doce mil misas por su alma.


Los pecados y tejemanejes de esa época sí que tenían fuste. Y que ahora todavía haya gente que se queje de los curas. Después están los tradicionalistas que tienen una visión idílica del pasado; almas benditas y cándidas. Yo no quiero que nadie peque. Pero reconozco que en esas épocas gloriosas del catolicismo español, hasta los pecados eran pecados de tomo y lomo.

sábado, marzo 08, 2014

Cuando Europa sea Ucrania


Esta foto me parece una imagen digna de ser meditada. A mis ojos, expresa el orden y la belleza, el desorden y el colapso.

Refleja lo fácilmente que se puede pasar de lo uno a lo otro. Como nuestro orden puede ser mucho más frágil de lo que imaginamos.

Demuestra como es imposible parar los pies a unas pocas decenas de millares de personas decididas y organizadas. En el caso de Ucrania, fue para echar del poder a un dictador. Pero esa imposibilidad también se da si esas decenas de miles de personas abogar por luchar por la anarquía pura y dura. Un espejismo con cada vez más seguidores. Seguidores no menos decididos que los ucranianos.

Como si de una enfermedad se tratara, los antisistema atacan el corazón, los centros neurálgicos de la vida de un cuerpo social. Los glóbulos blancos se muestran incapaces de acabar con el problema. Sólo pueden contenerlos durante un tiempo, hasta que se reagrupan, hasta que se dispersan y aparecen de nuevo en otra zona.

Siempre he dicho con claridad que, dentro de unos años, los centros de las ciudades europeas serán esa plaza de Kiev. Sé que puedo ser acusado de ser un pájaro de mal agüero. Pero el Tiempo va a mi favor.


Recordad el comienzo de Un violinista en el tejado. Justo al comienzo de la película, el protagonista dice no literalmente: Si abandonamos la Ley de Dios, seremos como un violinista en el tejado.

Las siete vacas flacas que surgieron del Nilo


Hace tiempo que no escribo un post de economía, que es una de mis pasiones. Hoy me gustaría decir alguna cosa, a sabiendas de que, dada mi profesión, pocos tomarán en serio mis palabras.

Hay una pregunta deberíamos hacernos: ¿puede seguir creciendo China indefinidamente al ritmo que lo ha hecho estos años?

La respuesta que cualquier profesor universitario de macroeconomía sabe es que NO. La ley de los ciclos se le aplica a China, como a cualquier otro país o sistema económico. Si el ciclo expansivo fuera ilimitado, las tasas de interés de los préstamos se elevarían hasta las nubes, porque el precio del dinero seguiría creciendo de valor de forma incontenible. No hay Estado que pueda contener eso con un crecimiento sostenido del 5%. Es imposible. Así que llegaremos, antes o después, al punto de explosión de la burbuja que se formará cuando la diferencia entre el valor real y el especulativo sea insostenible.

Así que, lo sepa la gente o no, es una mera cuestión de tiempo el que China entre en recesión. El problema es que si ya ahora estamos tan mal en Europa, ¿qué va a ser de nosotros cuando China entre en una situación de destrucción del PIB prolongada durante (como mínimo) unos cinco años?

Tengamos en cuenta que si China entra en recesión (algo inevitable), nosotros los europeos nos vamos a llevar la peor parte. ¿Y cómo va a capear el temporal durante toda la recesión de China un país como España con un 20% de paro? Honestamente, creo que hay que decir claramente que no se podrá sostener el Estado ante una situación así. Nos enfrentamos a una disminución del capital en circulación sin precedentes, a una congelación absoluta del crédito.

Por eso, hay que tomar soluciones globales ante el tsunami global que se avecina. Pero ni China quiere oír hablar de soluciones globales, ni Europa ni Estados Unidos han logrado una política común para afrontar la crisis.

La economía mundial sigue ralentizándose. Ahora los medios no hablan de la burbuja china. Pero cuando ese Godzilla se despierte, no se va a hablar de otra cosa en las noticias, porque va a ser extremadamente cruel. Se requiere una labor conjunta y global ya. Cuanto más se tarde en poner los remedios, más difícil será curar al enfermo. Cuanto más tardemos, vamos a tener mucho menos margen de maniobra.


Pero escribo estas líneas a sabiendas de que el capitalismo imperante cada vez más brutal, el egoísmo, la bajeza de miras, el cortoplacismo, impiden tomar medidas. Advierto de las cosas, como advertí de que este invierno iba ser duro. ¿Cómo lo supe? Porque llevo años observando a las cigüeñas de Alcalá. Y cuando muchas se marchan en octubre, es que va a hacer más frío. Este año lo dije en el blog que iba ser mucho más frío. Pues bien, en unos cuantos años (en mi opinión, en unos cuatro o cinco como máximo) se avecina un invierno económico todavía más duro. Ojalá que me equivoque.

viernes, marzo 07, 2014

Ranking forteniano de películas





























Se acerca el fin de semana, así que os ofrezco un ranking de películas para que os lo podáis pasar bien con los amigos en el sofá, compartiendo una pizza y comentando lo que acabáis de ver:


10
...........................................................
La Misión
Un hombre para la eternidad
Blade Runner
American Beauty
Ciudadano Kane
Casablanca

9, películas óptimas
..........................................................
El curioso caso de Benjamin Button
Shakespeare in love
Ed Wood
Amadeus
Pleasantville
Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal
Amelie

8
..........................................................
2001, Odisea del espacio
Lo que queda del día
American Beauty
Shreck
El show de Truman
Metrópolis


7, películas muy buenas
..........................................................
El Padrino I, II y III
Titanic
Forrest Gump
Nebraska
Blancanieves (de Pablo Berguer)
Sleepy Hollow
La chica de la perla
Juegos Secretos (Little Children)
Pi
Agárralo como puedas (The Naked Gun)
Mars Attacks
La comunidad
August, Osage County
La gran belleza

6
..........................................................
The Artist
Becket
El milagro de P. Tinto
Agárralo como puedas 2 (The Naked Gun 2)
La Huella (1972)
La Huella (2007)
Una serie de catastróficas desdichas

5, películas buenas
..........................................................
Juno
La isla mínima
La vida de Pi
Cuentos de Tokio
Pánico Nuclear
A propósito de Schmidt
La noche Americana
La noche del cazador

4
..........................................................
El viaje de Chihiro
Inteligencia Artificial
El Discurso del Rey
Lucy
El corredor del laberinto

3, películas malas
..........................................................
El velo pintado
Copying Beethoven
Hyde Park on the Hudson
Soldados de Salamina
Mi Napoleón

2
..........................................................
Tron legacy
Agárralo como Puedas 33

1, películas pésimas
..........................................................
(Son tantas que resulta muy difícil decidirse por unas cuantas.)