martes, febrero 17, 2015

Dedicado a todos mis lectores padres con un recuerdo también a todos mis lectores célibes















Me preguntaba hoy una lectora del País Vasco si el demonio es insalvable. Querida lectora, no voy a contestarte con una selección de versículos o con textos de los Padres de la Iglesia, porque me imagino que eres una buena indagadora y no esperas algo que puedes encontrar en cualquier página de la Red. Te ofrezco este pensamiento por si te sirve para su reflexión.

Incluso aquí en la tierra y entre seres humanos, un esposo varias veces perdonado por su mujer puede tomar una decisión que sabe que será irreversible. Imaginemos que ella le ha perdonado varias veces, que él ha sido un hombre irresponsable, un cabeza rota de cascos ligeros. Pero, en un momento dado, va a hacer algo que él mismo se da cuenta de que destruirá para siempre su matrimonio.

El vínculo seguirá, su mujer le podrá perdonar, pero la convivencia quedará extinguida para siempre de forma irreversible. El hombre duda, se lo piensa. Hasta él que es un perfécto imbécil se da cuenta de que esta vez va a hacer algo que resultará irrecomponible. Podrá tener el perdón de su esposa, pero jamás será posible retornar a la situación actual.

Si no lo hace, todo seguirá igual. Si lo hace, no habrá marcha atrás.

Este ejemplo por supuesto no es perfecto. Pero incluso aquí en la tierra hay cosas que si se rompen ya no admiten marcha atrás. Incluso el perdón ya resulta insuficiente para hacer revivir algo definitivamente muerto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada