viernes, febrero 20, 2015

Dos grandes verdades


En el hospital, ayer tres unciones, hoy dos. He tenido una visita de una buena amiga de París, hemos comido juntos. Por la noche, he visto un trocito de Forrest Gump. Qué película tan humilde, en el sentido de que no tiene ni un gramo de grandilocuencia. Y qué película tan soberbia, inmensa en la mera narración de una vida. No hacía falta más, sólo contar una existencia. 

Desde ayer estoy escuchando tras la cena la banda sonora de Una serie de catastróficas desdichas. Thomas Newman qué grande eres, tu música siempre es impresionante.


Sea dicho de paso y con toda caridad, si tenéis la sensación de que hay mucho tonto alrededor vuestro, recordad dos grandes verdades fortenianas: 1º Que es verdad. Es decir, la sensación se corresponde a la realidad. 2º No podéis hacer nada, estais rodeados.

Adaptaos al medio. Tratad de no hacer ruido. Si os preguntáis si son peligrosos, la respuesta es: sí, son peligrosos. Si captan vuestra presencia probablemente os atacarán. Presa de algún instinto genético, se lanzarán hacia delante como energúmenos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada