domingo, febrero 01, 2015

Esos ojos que me miran


Esta foto es impresionante. ¿Por qué yo tengo un poco de sobrepeso y ese niño no tiene qué comer? 

¿Por qué yo me preocupo de mis libros, de mis estéticas, de mis liturgias, de mis construcciones mentales, y ese niño sólo puede preocuparse de sobrevivir? 

¿Por qué yo he vivido y este niño más bien ha tenido muerte? 

Yo he conocido el mundo, los siglos que me precedieron, él sólo se ha podido asomar fugazmente a la existencia para apargarse. 

Yo he conocido la risa y él el dolor en su cuerpo.

La solución, desde luego, no está en sentirme culpable de lo bueno, de lo placentero, de la risa. Pero sí en hacer algo. Hacer algo es la solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada