jueves, marzo 19, 2015

La catedral de San Abán (7ª parte)


Las distintas edificaciones se irán colocando alrededor de la catedral. En el fondo, estas edificaciones serán los muros de la catedral. Estas edificaciones serán las siguientes.

-La residencia del clero catedralicio: Al principio, estará formado sólo por tres sacerdotes. Dado que al comienzo habrá muy poco trabajo en la catedral que todavía no se habrá acabado del todo, este clero estará formado por el párroco y dos sacerdotes que serán capellanes de otros lugares.

-La residencia del obispo: Es muy importante que el obispo viva en la catedral para que participe lo más frecuentemente que sea posible de los oficios.

-La curia diocesana: Se irán trasladando allí las oficinas. De manera que sus trabajadores podrán enriquecer con su presencia activa las distintas liturgias catedralicias.

-Una residencia de sacerdotes ancianos: Estos sacerdotes organizarán turnos de confesionarios y rezarán en el coro las horas canónicas. La residencia también admitirá ancianos laicos. Dando preferencia de admisión a los que sean muy religiosos, para que así también ellos puedan beneficiarse de los actos de la catedral.

-Los dos monasterios benedictinos: Se fomentará por parte de la diócesis la creación de un monasterio diocesano benedictino para frailes y otro para monjas. Si, al final, sólo se logra que uno tenga cuatro frailes y el otro seis monjas, no pasará nada. Lo importante es tener ese carisma en la diócesis, aunque sean pocos. Y si están en la catedral podrán enriquecer todavía más la vida de la catedral.

Con todo este clero, los religiosos y los laicos colaborando la catedral podrá florecer con una gran vida litúrgica.
La parte que habrá que ir construyendo según las necesidades será la de la cripta. Se favorecerá que la gente puede enterrarse en la cripta o, al menos, traer las cenizas para que reposen en sus columbarios. Éste es el penúltimo post sobre este tema de la catedral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada