domingo, abril 05, 2015

Feliz Domingo de Resurrección

En este link podréis encontrar el sermón de hoy, el de la Vigilia Pascual en mi convento, así como todos los de esta semana santa:


En esta ceremonia reconozco que he tenido muchos fallos. He desafinado varias veces en el canto del pregón pascual, he rezado el Credo, olvidando que después venían las renuncias bautismales. Estos y algunos otros más me han hecho comprobar, una vez más, mis propias limitaciones.

Mañana me espera un encantador paseo por Toledo con un amigo. Participaré de la misa mayor de esa gran catedral.

Mi revisión de las 300 páginas del libro que estoy escribiendo sobre San Pablo está a punto de acabar. La próxima semana seguiré, Dios mediante, escribiendo páginas nuevas.

Tengo una sensación triste al acabar esta cuaresma. Pienso en lo que podía haber sido y no ha sido. En los propósitos que podía haber llevado a cabo y que libremente no he hecho.


Hoy no os pongo una imagen religiosa, me conformo con arrancaros una sonrisa con la foto de un niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada