jueves, abril 23, 2015

Jueves















Me ha dado mucha pena comprobar, una vez más, la total decadencia de un director como Tim Burton al ver su última película Big Eyes. Todos los críticos han sido unánimes. Todos los críticos han sido rendidos admiradores de las grandes obras de ese director, pero esas grandes obras quedan lejos. Desde hace ya demasiados años, no ha producido nada potable.

Yo hoy he acabado de leer El amante de Marguerite Duras. Una gran obra. Como siempre con reparos morales. Pero hace ya tiempo que decidí en este blog hablar de libros y películas por su valor intrínseco, dejando la calificación moral a otros blogs. Es triste reconocer que las más grandes obras del cine y de la literatura del siglo XX tiene escenas deshonestas, contenidos anticristianos o mensajes filosóficos llenos de relativismo.
Pero si sólo pudiera comentar obras completamente puras y ortodoxas, dejaría de hablar de las grandes consecuciones artísticas del siglo pasado y de lo que llevamos.

Pero no todo es inmoral, como se puede comprobar en este vídeo sobre gatos:



La verdad es que si a youtube le quitáramos los vídeos sobre gatos, se quedaría como un árbol sin hojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada