martes, abril 14, 2015

Un verdadero corazón de la fe en mitad de una ciudad

Os pongo dos vídeos de Juan XXIII donde se ve cómo era la ceremonia de imposición de los galeros cardenalicios en esa época.


El clero de nuestra ciudad de Alcalá ha tenido una feliz idea que ya lleva funcionando una semana: la de dar a la gente la posibilidad de confesarse al volver del trabajo justo antes o después de la cena. Y así hay un confesor todos los días en una capilla desde las 21:30 hasta las 23:00.


Esta capilla está situada en el centro de la ciudad, en la Capilla de las Santas Formas en la que hay adoración las 24 horas del día todos los días. Cuando he ido hoy a las 21:30 había más de una veintena de personas orando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada