lunes, mayo 18, 2015

La democracia debería haber sido el gobierno de los mejores









Como ya dije hace tiempo, he seguido con el mayor interés la gran partida griega de ajedrez. Una partida jugada con millones de seres humanos y millones de euros sobre el tablero. Qué inmensa tristeza. Ver cómo el tiempo se va agotando y cada vez hay menor capacidad para mover fichas sobre el tablero.

De momento, movimientos de fichas que son una completa pérdida de tiempo sin ninguna otra estrategia que pedir lo imposible.
A estas alturas resulta difícil imaginar la situación de emergencia nacional que van a vivir, después de marear las piezas sin lograr nada. Perder el tiempo, en este caso, ha significado perder miles de millones de euros por no tomar las medidas que finalmente tendrán que ser tomadas con un coste mucho mayor.

La tristeza de ese país la siento cercana, punzante. Pero los que toman las decisiones son otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada