viernes, junio 05, 2015

Día y noche


Ayer me di un bonito paseo por el campo con un amigo. Al lado del río vimos estrellas y una luna que surgía del horizonte con poderío. Después vino el dormir y un despertarme con insomnio a las 4 de la mañana.
En esta noche de insomnio, he visto este formidable vídeo que vale mucho más que toda la aburrida película de Prometeo:


Siempre sorprende como con un presupuesto incomparablemente menor se puede hacer algo mucho mejor.

No tengo nada de sueño y ya escucho a las golondrinas por los cielos y la alborada ya ha aparecido por la ventana, a lo lejos, entre los edificios.

Hoy será otro día de escritura, visita a enfermos y recepción de algunas visitas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada