jueves, junio 25, 2015

Dios lo puede todo. Sus decretos se cumplen.


Quiero agradecer a tantas personas que me han apoyado con su oración. Los que vieron ayer el programa se dieron cuenta de que había motivos. Salieron en la entrevista infinidad de cuestiones acerca de obispos y los abusos. Cualquiera de mis respuestas sacada de contexto hubiera hecho mucho daño. La aversión del entrevistador (quedó clara en el programa) me hizo temer lo peor. Pero las oraciones de la gente, de tantas personas, hicieron que las cosas salieran bien.


Hoy he recibido muchas felicitaciones. Yo las he recibido con agradecimiento sincero. Pero a sabiendas de que la diferencia entre recibir esas felicitaciones o que me hubieran llovido terribles críticas radicaba en lo que se hubiera hecho con la entrevista en una mesa de cortes y mezclas. Al final ha sido la oración lo que ha hecho que las cosas salieran bien. Gracias a todos los que me habéis ayudado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada