domingo, junio 28, 2015

Donde se ve que las predicciones de este blog sobre Grecia se van cumpliendo


Las masas de gente, a veces, toman decisiones equivocadas. La población griega se equivocó otorgando el gobierno de la nación a un grupo de personas totalmente inadecuadas con un programa de gobierno que era un espejismo.

Los resultados ahora comienzan a verse y esto es sólo el principio. No ante los medios de comunicación, pero voces expertas del Ministerio de Economía alemán manifestaron su disgusto por la primera ayuda de mil millones de euros del Banco Europeo al sistema bancario griego hace unas semanas. Ahora se anuncia una nueva ayuda por parte del mismo Banco Europeo.

Esas ayudas tienen como único fin el porvenir político de Draghi y algunos de sus colaboradores: no quieren aparecer como los que hundieron el sistema financiero griego.

Pero esa ayuda y diez mil millones de euros más serían insuficientes. Es como querer parar un alud con las manos. La Unión Europea haría mejor en, a partir de ahora, dar el dinero directamente a la gente en ayuda humanitaria a través de la iglesia griega. Darlo al gobierno es una forma de usar ineficientemente ese dinero. Dígase lo mismo de dar millones de euros al agujero sin fondo del sistema bancario griego. Pero, una vez más, todo por el porvenir político de los interesados.

El sistema político-financiero-bancario-funcionarial griego es un agujero sin fondo, sin voluntad de cambiar y con la única vocación de vivir de los fondos europeos. La fiesta griega debe acabar. El Pueblo tomó una decisión y ahora debe afrontar sus propias decisiones. Si se vota un espejismo, hay que afrontar las consecuencias.


Grecia se encamina a pasos acelerados hacia el bolivarianismo. Los malos son los de fuera. Y a muchos políticos europeos, no todos, les faltan redaños para cerrar el grifo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada